Las cár­ce­les “Cin­co Estre­llas” del régi­men de los Bor­bo­nes- JM Alvarez

Des­de tiem­po inme­mo­rial, nos han veni­do ven­dien­do la his­to­ria de que las pri­sio­nes espa­ño­las son una espe­cie de paraí­so don­de se dis­fru­ta de gran con­fort, pero lo ocu­rri­do en la cár­cel de Estre­me­ra (Madrid), mues­tra por una par­te, la mise­ria moral de los car­ce­le­ros y por otra,la “cali­dad” de los ser­vi­cios médi­cos peni­ten­cia­rios españoles.

“Rosa, de 36 años, reco­no­ce que des­pués de tener una dispu­ta con otra inter­na, varios fun­cio­na­rios fue­ron a su cel­da, la saca­ron y se la lle­va­ron a otra de ais­la­mien­to. Tras todo tipo de ame­na­zas, como «a las kíes (mato­nas) como tú me las como con pata­tas» o «me vas a comer la polla hija de puta», lle­gó el pri­mer bofe­tón. Rosa con­tó has­ta ocho fun­cio­na­rios en la cel­da. Enton­ces comen­za­ron los gol­pes. Allí cal­cu­la que estu­vo 30 minu­tos has­ta que una fun­cio­na­ria les dijo a sus com­pa­ñe­ros que la deja­ran por­que la iban a matar” Eso suce­dió en Estre­me­ra, Espa­ña, no en Tai­lan­dia o Colombia.

Ya en 2009 El Defen­sor del Pacien­te reco­gió las que­jas de los pre­sos de ese cen­tro que denun­cia­ban la exis­ten­cia de un solo médi­co para 2.000 reclu­sos, fal­ta de medi­ca­men­tos, inte­rrup­ción de tra­ta­mien­tos médi­cos pres­cri­tos en hos­pi­ta­les y que las con­sul­tas médi­cas se redu­cían a una al mes, con un tope de 30 per­so­nas como máximo.

Estre­me­ra es sólo la pun­ta del ice­berg de lo que se cue­ce den­tro del entra­ma­do peni­ten­cia­rio espa­ñol: Sui­ci­dios, dro­gas, abu­sos, pali­zas y otros lan­ces for­man par­te del pano­ra­ma de las cár­ce­les “cin­co estre­llas” del régi­men de Juan Car­los. Y todo el mun­do sabe cómo son tra­ta­dos los pre­sos polí­ti­cos que están en régi­men FIES (“Fiche­ros de Inter­nos de Espe­cial Segui­mien­to”) por­que no renun­cian a sus ideas revolucionarias.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *