30 orga­ni­za­cio­nes vas­cas fir­man un acuer­do por un esce­na­rio de paz y dia­lo­go político

El acto se ha cele­bra­do en el Lizeo Antzo­kia de Ger­ni­ka, y en el mas de 30 orga­nis­mo socia­les, sin­di­ca­les y polí­ti­cos vas­cos, han fir­ma­do un docu­men­to que recla­ma un esce­na­rio de paz y de dia­lo­go polí­ti­co que des­em­bo­que en una paz con dere­chos para Eus­kal Herria.

Pre­via­men­te a la fir­ma del docu­men­to se ha leí­do en el Antzo­ki y lo han fir­ma­do Rufi Etxe­be­rria, de Ezker Aber­tza­lea, Peio Uri­zar (EA), Patxi Zaba­le­ta (Ara­lar), Jose­ba Garai (AB) y Oskar Matu­te (Alter­na­ti­ba).

Es la pri­me­ra vez des­de la épo­ca de Liza­rra-Gara­zi que un docu­men­to polí­ti­co es sus­cri­to por un núme­ro así de orga­nis­mos vas­cos. Esta vez es el PNV, mas intere­sa­do en pac­tar con el espa­ño­lis­mo, el que no lo ha suscrito.

En vir­tud de este acuer­do, se con­si­de­ra impres­cin­di­ble un dia­lo­go polí­ti­co, entre todas las cul­tu­ras polí­ti­cas del país, sobre el reco­no­ci­mien­to tan­to de la reali­dad nacio­nal vas­ca como del dere­cho a deci­dir, y el res­pe­to de la volun­tad popu­lar demo­crá­ti­ca sobre el mode­lo jurí­di­co-ins­ti­tu­cio­nal interno, y sobre el tipo de rela­ción con los esta­dos, inclui­da la independencia».

Como se pue­de ver, el docu­men­to no hace deja­ción de los dere­chos míni­mos demo­crá­ti­cos de Eus­kal Herria, el dere­cho a deci­dir y que en esa capa­ci­dad de deci­dir se inclu­ya la inde­pen­den­cia. No hay pues, la ren­di­ción de la que hablan algunos.

Sin mas os deja­mos con el docu­men­to inte­gro, fir­ma­do en Gernika

ACUERDO PARA UN ESCENARIO DE PAZ Y SOLUCIONES DEMOCRATICAS

Eus­kal Herria está vivien­do la posi­bi­li­dad de encau­zar el con­fli cto polí­ti­co y la con­fron­ta­ción vio­len­ta hacia un esce­na­rio de paz y solu­cio­nes democráticas.

En esa direc­ción, se debe­rá asen­tar en pri­mer lugar, una situa­ción de no vio­len­cia con garan­tías y un pri­mer esta­dio de nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca en base a los siguien­tes contenidos:

- La decla­ra­ción de ETA de un alto el fue­go per­ma­nen­te, uni­la­te­ral y veri­fi­ca­ble por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal como expre­sión de volun­tad para un defi­ni­ti­vo aban­dono de su acti­vi­dad armada.

- El reco­no­ci­mien­to de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos per­mi­tien­do la acti­vi­dad y el desa­rro­llo de todos los pro­yec­tos polí­ti­cos, con­si­de­ran­do que el reco­no­ci­mien­to y la pro­tec­ción sin excep­ción algu­na de todos los dere­chos huma­nos es la base fun­da­men­tal de los mis­mos. En este sen­ti­do, exi­gi­mos la dero­ga­ción de la Ley de Par­ti­dos Polí­ti­cos al cons­ti­tuir un ins­tru­men­to jurí­di­co sobre el que se sus­ten­tan las vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos fundamentales.

- La des­apa­ri­ción de todo tipo de ame­na­zas, pre­sio­nes, per­se­cu­cio­nes, deten­cio­nes, y tor­tu­ras con­tra toda per­so­na por razón de su acti­vi­dad o ideo­lo­gía política.

- El cese de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que se sigue con­tra los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas, plan­tea­da has­ta aho­ra como par­te de estra­te­gias de con­fron­ta­ción, y la adop­ción de las siguien­tes medi­das como pri­mer paso del camino hacia la amnis­tía, que con­duz­ca a la ausen­cia total de presos/​as y exiliados/​as a con­se­cuen­cia del con­flic­to político:

o Tras­la­do de los presos/​as a Eus­kal Herria fina­li­zan­do la prác­ti­ca de la dispersión.
o Libe­ra­ción de presos/​as con gra­ves enfermedades.

o Con­ce­sión de liber­ta­des pro­vi­sio­na­les a todos los pre­sos y pre­sas pre­ven­ti­vos pen­dien­tes de jui­cio en prisión.

o Con­ce­sión de liber­ta­des con­di­cio­na­les a todos los pre­sos pena­dos que hayan cum­pli­do los requi­si­tos legales.

o Apli­ca­ción sin res­tric­cio­nes ni arbi­tra­rie­da­des de todos los bene­fi­cios peni­ten­cia­rios legal­men­te establecidos.

o Dero­ga­ción de la legis­la­ción que impo­ne cua­ren­ta años de condena.

- La revi­sión de los pro­ce­sos judi­cia­les con­tra per­so­nas y estruc­tu­ras orga­ni­za­ti­vas deri­va­dos de su acti­vi­dad política.

- La dero­ga­ción de juris­dic­cio­nes, de tri­bu­na­les espe­cia­les, de toda legis­la­ción de excep­ción y con ella la des­apa­ri­ción de la incomunicación.

- El levan­ta­mien­to de las medi­das res­tric­ti­vas y/​o prohi­bi­ti­vas en su acti­vi­dad polí­ti­ca impues­tas a mili­tan­tes y orga­ni­za­cio­nes independentistas.

- Impul­sar la par­ti­ci­pa­ción de agen­tes inter­na­cio­na­les a fin de veri­fi­car que no se pro­du­ce nin­gu­na vul­ne­ra­ción de dere­chos humanos.

Las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, sin­di­ca­les y socia­les deman­da­mos a ETA y al Gobierno espa­ñol la toma de las deci­sio­nes e ini­cia­ti­vas que per­mi­tan con­fig urar un esce­na­rio de esta natu­ra­le­za, un esce­na­rio de no vio­len­cia con garan­tías y de nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca progresiva.

Así mis­mo, las par­tes fir­ma ntes con­si­de­ra­mos que en el mar­co de un pro­ce­so de estas carac­te­rís­ti­cas, don­de se haya con­so­li­da­do ese esce­na­rio de paz y nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca sufi­ci entes será impres­cin­di­ble acti­var espa­cios de dia­lo­go y nego­cia­ción polí­ti­ca para abor­dar en su inte­gri­dad las cau­sas y con­se­cuen­cias del conflicto.

Ese pro­ce­so de dia­lo­go y nego­cia­ción polí­ti­ca se tie­ne que sus­ten­tar en los siguien­tes prin­ci­pios y contenidos:

- El dia­lo­go y la nego­cia­ción en todos los ámbi­tos se regi­rán por com­pro­mi­sos esta­ble­ci­dos en los lla­ma­dos “Prin­ci­pios Mitchell”:

o Uso de medios exclu­si­va­men­te demo­crá­ti­cos y pací­fi­cos para resol­ver las cues­tio­nes políticas.
o Opo­si­ción a cual­quier inten­to de uti­li­zar la fuer­za o ame­na­zar con uti­li­zar­la para influir en el cur­so o en los resul­ta­dos alcan­za­dos en las nego­cia­ción multipartitos.

o Com­pro­mi­so de res­pe­tar los tér­mi­nos de cual­quier acuer­do alcan­za­do en las nego­cia­cio­nes mul­ti­par­ti­tas, así como de recu­rrir solo a méto­dos exclu­si­va­men­te demo­crá­ti­cos y pací­fi­cos para tra­tar de modi­fi­car cual­quier aspec­to de esos acuerdos.

- El pro­ce­so de nego­cia­ción para la obten­ción de acuer­dos polí­ti­cos será patri­mo­nio exclu­si­vo de los agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y sociales.

- Los con­te­ni­dos del dia­lo­go polí­ti­co bus­ca­rán un acuer­do inclu­yen­te entre todas las cul­tu­ras polí­ti­cas del país, sobre el reco­no­ci­mien­to tan­to de la reali­dad nacio­nal vas­ca como del dere­cho a deci­dir, y el res­pe­to a la volun­tad popu­lar demo­crá­ti­ca sobre el mode­lo jurídico-institucional
interno, y sobre el tipo de rela­ción con los esta­dos, inclui­da la independencia.

- Nece­si­dad de un reco­no­ci­mien­to, recon­ci­lia­ción y repa­ra­ción de todas las víc­ti­mas, ori­gi­na­das por el con­flic­to polí­ti­co y la reali­dad de las múl­ti­ples violencias.

Hoy por hoy, como con­se­cuen­cia del mode­lo social exis­ten­te, la par­ti­ci­pa­ción de los hom­bres y muje­res no es igual. Por ello, las muje­res deben ser suje­to acti­vo de la solu­ción ya que no son aje­nas al con­fli cto político.

Todos los pos­tu­la­dos abor­da­dos en este docu­men­to son asu­mi­dos por las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, sin­di­ca­les y socia­les fir­ma ntes del mis­mo, que se com­pro­me­ten a cum­plir­los y dar tras­la­do de los mis­mos a agen­tes inter­na­cio­na­les y a tra­ba­jar en la acti­va­ción popu­lar de la socie­dad vas­ca para que su ciu­da­da­nía los haga suyos, y se sitúe como úni­ca garan­te de la evo­lu­ción del pro­ce­so de solu­ción democrática.

Eus­kal Herria, 25 de sep­tiem­bre de 2010.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.