30 orga­ni­za­cio­nes vas­cas fir­man un acuer­do por un esce­na­rio de paz y dia­lo­go polí­ti­co

El acto se ha cele­bra­do en el Lizeo Antzo­kia de Ger­ni­ka, y en el mas de 30 orga­nis­mo socia­les, sin­di­ca­les y polí­ti­cos vas­cos, han fir­ma­do un docu­men­to que recla­ma un esce­na­rio de paz y de dia­lo­go polí­ti­co que des­em­bo­que en una paz con dere­chos para Eus­kal Herria.

Pre­via­men­te a la fir­ma del docu­men­to se ha leí­do en el Antzo­ki y lo han fir­ma­do Rufi Etxe­be­rria, de Ezker Aber­tza­lea, Peio Uri­zar (EA), Patxi Zaba­le­ta (Ara­lar), Jose­ba Garai (AB) y Oskar Matu­te (Alter­na­ti­ba).

Es la pri­me­ra vez des­de la épo­ca de Liza­rra-Gara­zi que un docu­men­to polí­ti­co es sus­cri­to por un núme­ro así de orga­nis­mos vas­cos. Esta vez es el PNV, mas intere­sa­do en pac­tar con el espa­ño­lis­mo, el que no lo ha sus­cri­to.

En vir­tud de este acuer­do, se con­si­de­ra impres­cin­di­ble un dia­lo­go polí­ti­co, entre todas las cul­tu­ras polí­ti­cas del país, sobre el reco­no­ci­mien­to tan­to de la reali­dad nacio­nal vas­ca como del dere­cho a deci­dir, y el res­pe­to de la volun­tad popu­lar demo­crá­ti­ca sobre el mode­lo jurí­di­co-ins­ti­tu­cio­nal interno, y sobre el tipo de rela­ción con los esta­dos, inclui­da la inde­pen­den­cia».

Como se pue­de ver, el docu­men­to no hace deja­ción de los dere­chos míni­mos demo­crá­ti­cos de Eus­kal Herria, el dere­cho a deci­dir y que en esa capa­ci­dad de deci­dir se inclu­ya la inde­pen­den­cia. No hay pues, la ren­di­ción de la que hablan algu­nos.

Sin mas os deja­mos con el docu­men­to inte­gro, fir­ma­do en Ger­ni­ka

ACUERDO PARA UN ESCENARIO DE PAZ Y SOLUCIONES DEMOCRATICAS

Eus­kal Herria está vivien­do la posi­bi­li­dad de encau­zar el con­fli cto polí­ti­co y la con­fron­ta­ción vio­len­ta hacia un esce­na­rio de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas.

En esa direc­ción, se debe­rá asen­tar en pri­mer lugar, una situa­ción de no vio­len­cia con garan­tías y un pri­mer esta­dio de nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca en base a los siguien­tes con­te­ni­dos:

- La decla­ra­ción de ETA de un alto el fue­go per­ma­nen­te, uni­la­te­ral y veri­fi­ca­ble por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal como expre­sión de volun­tad para un defi­ni­ti­vo aban­dono de su acti­vi­dad arma­da.

- El reco­no­ci­mien­to de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos per­mi­tien­do la acti­vi­dad y el desa­rro­llo de todos los pro­yec­tos polí­ti­cos, con­si­de­ran­do que el reco­no­ci­mien­to y la pro­tec­ción sin excep­ción algu­na de todos los dere­chos huma­nos es la base fun­da­men­tal de los mis­mos. En este sen­ti­do, exi­gi­mos la dero­ga­ción de la Ley de Par­ti­dos Polí­ti­cos al cons­ti­tuir un ins­tru­men­to jurí­di­co sobre el que se sus­ten­tan las vul­ne­ra­cio­nes de dere­chos fun­da­men­ta­les.

- La des­apa­ri­ción de todo tipo de ame­na­zas, pre­sio­nes, per­se­cu­cio­nes, deten­cio­nes, y tor­tu­ras con­tra toda per­so­na por razón de su acti­vi­dad o ideo­lo­gía polí­ti­ca.

- El cese de la polí­ti­ca peni­ten­cia­ria que se sigue con­tra los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas, plan­tea­da has­ta aho­ra como par­te de estra­te­gias de con­fron­ta­ción, y la adop­ción de las siguien­tes medi­das como pri­mer paso del camino hacia la amnis­tía, que con­duz­ca a la ausen­cia total de presos/​as y exiliados/​as a con­se­cuen­cia del con­flic­to polí­ti­co:

o Tras­la­do de los presos/​as a Eus­kal Herria fina­li­zan­do la prác­ti­ca de la dis­per­sión.
o Libe­ra­ción de presos/​as con gra­ves enfer­me­da­des.

o Con­ce­sión de liber­ta­des pro­vi­sio­na­les a todos los pre­sos y pre­sas pre­ven­ti­vos pen­dien­tes de jui­cio en pri­sión.

o Con­ce­sión de liber­ta­des con­di­cio­na­les a todos los pre­sos pena­dos que hayan cum­pli­do los requi­si­tos lega­les.

o Apli­ca­ción sin res­tric­cio­nes ni arbi­tra­rie­da­des de todos los bene­fi­cios peni­ten­cia­rios legal­men­te esta­ble­ci­dos.

o Dero­ga­ción de la legis­la­ción que impo­ne cua­ren­ta años de con­de­na.

- La revi­sión de los pro­ce­sos judi­cia­les con­tra per­so­nas y estruc­tu­ras orga­ni­za­ti­vas deri­va­dos de su acti­vi­dad polí­ti­ca.

- La dero­ga­ción de juris­dic­cio­nes, de tri­bu­na­les espe­cia­les, de toda legis­la­ción de excep­ción y con ella la des­apa­ri­ción de la inco­mu­ni­ca­ción.

- El levan­ta­mien­to de las medi­das res­tric­ti­vas y/​o prohi­bi­ti­vas en su acti­vi­dad polí­ti­ca impues­tas a mili­tan­tes y orga­ni­za­cio­nes inde­pen­den­tis­tas.

- Impul­sar la par­ti­ci­pa­ción de agen­tes inter­na­cio­na­les a fin de veri­fi­car que no se pro­du­ce nin­gu­na vul­ne­ra­ción de dere­chos huma­nos.

Las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, sin­di­ca­les y socia­les deman­da­mos a ETA y al Gobierno espa­ñol la toma de las deci­sio­nes e ini­cia­ti­vas que per­mi­tan con­fig urar un esce­na­rio de esta natu­ra­le­za, un esce­na­rio de no vio­len­cia con garan­tías y de nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca pro­gre­si­va.

Así mis­mo, las par­tes fir­ma ntes con­si­de­ra­mos que en el mar­co de un pro­ce­so de estas carac­te­rís­ti­cas, don­de se haya con­so­li­da­do ese esce­na­rio de paz y nor­ma­li­za­ción polí­ti­ca sufi­ci entes será impres­cin­di­ble acti­var espa­cios de dia­lo­go y nego­cia­ción polí­ti­ca para abor­dar en su inte­gri­dad las cau­sas y con­se­cuen­cias del con­flic­to.

Ese pro­ce­so de dia­lo­go y nego­cia­ción polí­ti­ca se tie­ne que sus­ten­tar en los siguien­tes prin­ci­pios y con­te­ni­dos:

- El dia­lo­go y la nego­cia­ción en todos los ámbi­tos se regi­rán por com­pro­mi­sos esta­ble­ci­dos en los lla­ma­dos “Prin­ci­pios Mit­chell”:

o Uso de medios exclu­si­va­men­te demo­crá­ti­cos y pací­fi­cos para resol­ver las cues­tio­nes polí­ti­cas.
o Opo­si­ción a cual­quier inten­to de uti­li­zar la fuer­za o ame­na­zar con uti­li­zar­la para influir en el cur­so o en los resul­ta­dos alcan­za­dos en las nego­cia­ción mul­ti­par­ti­tos.

o Com­pro­mi­so de res­pe­tar los tér­mi­nos de cual­quier acuer­do alcan­za­do en las nego­cia­cio­nes mul­ti­par­ti­tas, así como de recu­rrir solo a méto­dos exclu­si­va­men­te demo­crá­ti­cos y pací­fi­cos para tra­tar de modi­fi­car cual­quier aspec­to de esos acuer­dos.

- El pro­ce­so de nego­cia­ción para la obten­ción de acuer­dos polí­ti­cos será patri­mo­nio exclu­si­vo de los agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les.

- Los con­te­ni­dos del dia­lo­go polí­ti­co bus­ca­rán un acuer­do inclu­yen­te entre todas las cul­tu­ras polí­ti­cas del país, sobre el reco­no­ci­mien­to tan­to de la reali­dad nacio­nal vas­ca como del dere­cho a deci­dir, y el res­pe­to a la volun­tad popu­lar demo­crá­ti­ca sobre el mode­lo jurí­di­co-ins­ti­tu­cio­nal
interno, y sobre el tipo de rela­ción con los esta­dos, inclui­da la inde­pen­den­cia.

- Nece­si­dad de un reco­no­ci­mien­to, recon­ci­lia­ción y repa­ra­ción de todas las víc­ti­mas, ori­gi­na­das por el con­flic­to polí­ti­co y la reali­dad de las múl­ti­ples vio­len­cias.

Hoy por hoy, como con­se­cuen­cia del mode­lo social exis­ten­te, la par­ti­ci­pa­ción de los hom­bres y muje­res no es igual. Por ello, las muje­res deben ser suje­to acti­vo de la solu­ción ya que no son aje­nas al con­fli cto polí­ti­co.

Todos los pos­tu­la­dos abor­da­dos en este docu­men­to son asu­mi­dos por las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, sin­di­ca­les y socia­les fir­ma ntes del mis­mo, que se com­pro­me­ten a cum­plir­los y dar tras­la­do de los mis­mos a agen­tes inter­na­cio­na­les y a tra­ba­jar en la acti­va­ción popu­lar de la socie­dad vas­ca para que su ciu­da­da­nía los haga suyos, y se sitúe como úni­ca garan­te de la evo­lu­ción del pro­ce­so de solu­ción demo­crá­ti­ca.

Eus­kal Herria, 25 de sep­tiem­bre de 2010.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *