Honor a quien honor mere­ce- JM Alva­rez

Jor­ge Bri­ce­ño, «el Mono Jojoy», coman­dan­te de las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia (FARC), cam­pe­sino, revo­lu­cio­na­rio, hijo de padre gue­rri­lle­ro y de madre gue­rri­lle­ra, fue aba­ti­do hoy en una ope­ra­ción del ejér­ci­to de la oli­gar­quía en la zona cen­tral de Colom­bia. Trein­ta avio­nes, vein­ti­sie­te heli­cóp­te­ros y cin­cuen­ta años de gue­rra han nece­si­ta­do para aca­bar con un solo revo­lu­cio­na­rio.

En lo que va de sep­tiem­bre el ejér­ci­to y la poli­cía colom­bia­na han sufri­do 90 bajas con­fir­ma­das, las FARC 22, no con­fir­ma­das. Sea como fue­re, muchos muer­tos por ambos ban­dos. Hoy, hablan­do de este ope­ra­ti­vo, el minis­tro de Defen­sa colom­biano lamen­tó la pér­di­da de una perri­ta anti-explo­si­vos lla­ma­da “Sacha”. Noso­tros lamen­ta­mos la pér­di­da de un ser humano. Esa es la dife­ren­cia entre ellos y noso­tros.

Pero la vida sigue. Otro toma­rá el fusil que hoy deja el Mono Jojoy, mien­tras dure el con­flic­to que nega­ba Uri­be y que este mes está mos­tran­do toda su cru­de­za. Y no hay con­flic­to que no ter­mi­ne con un papel fir­ma­do por los con­ten­dien­tes.

Honor a quien honor mere­ce. Des­can­se en paz Jor­ge Bri­ce­ño. Has­ta la vic­to­ria siem­pre, cama­ra­da.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *