Impe­ria­lis­mo: Legis­la­do­res de EEUU pre­sen­tan pro­yec­to de ley para cerrar sitios web en otros paí­ses.

Un pro­yec­to de ley pre­sen­ta­do en el Sena­do de EEUU este lunes, le daría a las auto­ri­da­des del orden públi­co más herra­mien­tas para tomar medi­das enér­gi­cas con­tra sitios web com­pro­me­ti­dos con pira­te­ría de pelí­cu­las, pro­gra­mas de tele­vi­sión y músi­ca.

El Acta del Com­ba­te Onli­ne de Fal­si­fi­ca­ción y Vio­la­ción ha reci­bi­do apo­yo de ambos par­ti­dos y fue pre­sen­ta­da por el Sena­dor Patrick Leahy, un demó­cra­ta de Ver­mont, y el Sena­dor Orrin Hatch, un repu­bli­cano de Utah.
La ley le dará al Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia las “herra­mien­tas para ras­trear y cerrar sitios web dedi­ca­dos a pro­veer acce­so a des­car­gas no auto­ri­za­das, sacan­do o ven­dien­do con­te­ni­do con dere­chos de autor y bie­nes fal­si­fi­ca­dos”, dijo el des­pa­cho de Leahy.

Los pro­duc­tos ile­ga­les ofre­ci­dos por los sitios web, muchos de los cua­les están ubi­ca­dos fue­ra de EEUU, varían des­de pelí­cu­las, pro­gra­mas de tele­vi­sión y músi­ca has­ta pro­duc­tos far­ma­céu­ti­cos y de con­su­mo, se indi­có en un comu­ni­ca­do.

“Cada año, pira­te­ría onli­ne y la ven­ta de bie­nes fal­si­fi­ca­dos, le cues­ta a las empre­sas esta­dou­ni­den­ses miles de millo­nes de dóla­res, y resul­ta en la pér­di­da de cien­tos de miles de empleos”, dijo Leahy.
«En la eco­no­mía glo­bal de hoy, el inter­net se ha con­ver­ti­do en el pega­men­to del comer­cio inter­na­cio­nal –conec­tan­do a los con­su­mi­do­res con una amplia gama de pro­duc­tos y ser­vi­cios a nivel mun­dial”, expre­só Hatch. “Pero tam­bién se con­vier­te en herra­mien­ta para ladro­nes onli­ne para ven­der pro­duc­tos pira­tas o fal­si­fi­ca­dos, ganan­do cien­tos de millo­nes de dóla­res de pro­pie­dad inte­lec­tual esta­dou­ni­den­se roba­da.
«La legis­la­ción es crí­ti­ca para nues­tra con­tí­nua lucha en con­tra de la pira­te­ría y fal­si­fi­ca­ción onli­ne”, afir­mó Hatch.

La ley le otor­ga al Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia un pro­ce­so expe­di­to para tomar medi­das enér­gi­cas sobre los sitios web com­pro­me­ti­dos en pira­te­ría, inclu­yen­do que una Cor­te emi­ta una orden en con­tra de un nom­bre de domi­nio que tie­ne dis­po­ni­ble pro­duc­tos pira­tas.

En mayo, el Blo­que Inter­na­cio­nal Anti-Pira­te­ría del Con­gre­so, con­de­nó a Cana­dá, Chi­na, Méxi­co, Rusia y Espa­ña por no tomar medi­das enér­gi­cas sobre la pira­te­ría web y seña­ló que el robo de la pro­pie­dad inte­lec­tual en esos paí­ses esta­ba en “nive­les alar­man­tes”.

El blo­que bipar­ti­dis­ta tam­bién publi­có lo que deno­mi­nó una “lis­ta de infrac­to­res noto­rios” — sitios web invo­lu­cra­dos en tener dis­po­ni­bles copias no auto­ri­za­das de tra­ba­jos de crea­do­res esta­dou­ni­den­ses.

Los sitios web seña­la­dos por el Blo­que con­for­ma­do por 70 miem­bros del Sena­do y la Cáma­ra de Repre­sen­tan­tes, fue­ron Bai­du de Chi­na, Iso­Hunt de Cana­dá, MP3fiesta de Ucra­nia, Pira­te Bay de Sue­cia, Rapidsha­re de Ale­ma­nia y RMX4U de Luxem­bur­go.

Apo­rrea

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *