FARC : «Mien­tras haya gue­rra, habrán actos de gue­rra de par­te y parte»

Lea­mos par­te Ofi­cial de las Farc:

Uni­da­des de “Misio­nes Espe­cia­les” del Blo­que Sur, a las 19:30 horas, en la carre­te­ra Rio Negro- Don­ce­llo, en la vere­da La Tri­ni­dad, embos­ca­ron con car­gas explo­si­vas y fue­go de ame­tra­lla­do­ra a un con­voy de la Poli­cía com­pues­to por 3 camio­ne­tas 4 puer­tas y un camión turbo.

La acción duró 30 minu­tos. Resul­ta­dos: 14 poli­cías muer­tos y 7 heri­dos; el camión total­men­te des­trui­do. Mate­rial recu­pe­ra­do: 11 fusi­les M‑16, entre ellos, dos con lan­za­gra­na­das M203 de 40mm, y 40 pro­vee­do­res para los mis­mos; una ame­tra­lla­do­ra M‑60 y un cañón de repues­to; una pis­to­la P.B. 9m.m con dos pro­vee­do­res; 1.770 car­tu­chos cali­bre 5,56; una cana­na con 100 car­tu­chos cal.7,72; 30 car­tu­chos 9m.m; 3 cha­le­cos, 4 pavas, 4 ria­tas, dos relo­jes, 2 celu­la­res, una cáma­ra de foto­gra­fiar y una nava­ja. Pro­pios sin novedad.

BASTA YA DE MANIPULACIÓN Y DOBLE MORAL

1.- Que los agen­tes de la poli­cía inci­ne­ra­dos en la embos­ca­da del Don­ce­llo (Caque­tá) fue oca­sio­na­do por el incen­dio, resul­ta­do del efec­to de la explo­sión sobre la gaso­li­na del vehícu­lo; y no un hecho inten­cio­nal y per­ver­so de la Gue­rri­lla, como mani­pu­la­do­ra­men­te lo está pre­sen­tan­do el Gobierno a tra­vés de los gran­des medios habla­dos y escri­tos a su disposición.

2.- Que lo suce­di­do en El Don­ce­llo es mucho menos gra­ve que las matan­zas de gue­rri­lle­ros mien­tras duer­men, por cau­sa de bom­bas has­ta de 500 kg lan­za­das por los avio­nes de la Fuer­za Aérea, don­de los altos man­dos mili­ta­res en sus “par­tes de vic­to­ria” a la opi­nión públi­ca, sin rubo­ri­zar­se siquie­ra, dicen eufe­mís­ti­ca­men­te: “Dados de baja tan­tos gue­rri­lle­ros”; mien­tras que “per­so­na­jes impor­tan­tes de la vida públi­ca del país”, antes estos hechos con­tra la Gue­rri­lla, guar­dan un ale­gre, ver­gon­zo­so y cri­mi­nal silen­cio cóm­pli­ce. ¡Nadie de ellos dice nada!

3.- Cuan­do el ata­can­te es la Gue­rri­lla y la víc­ti­ma la Fuer­za Públi­ca, ense­gui­da se escu­chan los ladri­dos de una jau­ría de tuer­tos, por­que sola­men­te cap­tan la mitad de la reali­dad cir­cun­dan­te que a ellos les con­vie­ne, y expre­san sus ses­ga­das opi­nio­nes fru­to de su doble moral; y por lo mis­mo, de su doble rase­ro para valo­rar unos mis­mos hechos de mane­ra mani­quea, en bue­nos o malos, depen­dien­do de don­de pro­ven­gan estos: si del gobierno o de la guerrilla.

4.- Son pocas las voces sen­sa­tas de jui­cio lógi­co e impar­cial, don­de vale la pena des­ta­car entre otras, la del pre­si­den­te de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal Mon­se­ñor Rubén Sala­zar que dijo: “Para que se aca­ben estos hechos dolo­ro­sos de par­te y par­te, la úni­ca solu­ción es dia­lo­gar para encon­trar­le una sali­da polí­ti­ca al con­flic­to”; opi­nión esta, que las FARC com­par­ten en su totalidad.

5.- Para la pose­sión del señor San­tos nues­tro coman­dan­te Alfon­so Cano le hizo una invi­ta­ción públi­ca para sen­tar­se a con­ver­sar entorno a la paz, y la res­pues­ta de éste fue, en su dis­cur­so de pose­sión, inacep­ta­ble, arro­gan­te y triun­fa­lis­ta, dejan­do entre­ver que él sola­men­te esta­rá dis­pues­to a sen­tar­se con una Gue­rri­lla derro­ta­da, no para escu­char­la, sino para impo­ner­le la volun­tad del ven­ce­dor, que se supo­ne sea él. Tan­to él como su Minis­tro de Defen­sa Rodri­go Rive­ra, el país es tes­ti­go, sola­men­te le ofre­cen a la Insur­gen­cia la paz de los sepul­cros, pax roma­na, y por ello, la repe­ti­ti­va orden a la Fuer­za Públi­ca: “Arre­ciar, arre­ciar, arre­ciar”. Lo que es enten­di­ble, por­que nin­guno de ellos dos están expo­nien­do el pelle­jo, ni tam­po­co tie­nen a sus hijos com­pro­me­ti­dos en la gue­rra; si lo estu­vie­ran, enton­ces la divi­sa fue­ra: “Con­ci­liar, con­ci­liar, conciliar”.

6.- Mien­tras haya gue­rra, habrán actos de gue­rra de par­te y parte.

7.- El Blo­que Sur una vez más reite­ra ante la opi­nión públi­ca nacio­nal e inter­na­cio­nal la dis­po­si­ción de las FARC- EP para con­ver­sar con el actual Gobierno y encon­trar­le una sali­da polí­ti­ca al con­flic­to social y arma­do que vive el país, pero sin nin­gún tipo de con­di­cio­na­mien­to. Lo que el Pre­si­den­te está exi­gien­do para con­ver­sar debe­rá ser el resul­ta­do de un acuer­do de paz y no la con­di­ción pre­via al diá­lo­go. Sep­tiem­bre de 2010

Esta­do Mayor del Blo­que Sur, de las FARC-EP

Mon­ta­ñas del Caquetá

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.