¿Des­co­lo­ca­dos o sabo­tea­do­res?- Tasio Erkizia

Des­co­lo­ca­dos y con el paso cam­bia­do les ha pilla­do ETA a la gran mayo­ría de los repre­sen­tan­tes polí­ti­cos e ins­ti­tu­cio­na­les cuan­do hace quin­ce días anun­cia­ba la para­li­za­ción de su accio­nar arma­do, y vuel­ve a coger­les fue­ra de jue­go cuan­do este fin de sema­na da un nue­vo paso cua­li­ta­ti­vo al mos­trar su total dis­po­si­ción a hablar con las per­so­na­li­da­des que impul­sa­ron la Decla­ra­ción de Bru­se­las al obje­to de con­cre­tar los pasos a dar para dise­ñar un pro­ce­so demo­crá­ti­co en toda su dimen­sión, inclu­yen­do expre­sa­men­te los com­pro­mi­sos que le incum­ben a la pro­pia orga­ni­za­ción armada.

Las pri­me­ras reac­cio­nes ins­ti­tu­cio­na­les son más de lo mis­mo. Repi­ten, como lori­tos las mis­mas pala­bras de hace 12 meses, como si nada hubie­ra cam­bia­do en Eus­kal Herria duran­te este últi­mo año. Teme­ro­sos de las exi­gen­cias que les com­por­ta un reco­no­ci­mien­to del nue­vo ciclo polí­ti­co que esta sur­gien­do, sen­ci­lla­men­te apues­tan por negar la mayor. Ocul­tan o silen­cian los cam­bios que están lide­ran­do tan­to la orga­ni­za­ción arma­da como un amplio espec­tro polí­ti­co y social de izquier­das y aber­tza­le, para de esa mane­ra ocul­tar la inca­pa­ci­dad de las ins­ti­tu­cio­nes para res­pon­der a las nue­vas coor­de­na­das polí­ti­cas a las que nos enfrentamos.

Con el paso cam­bia­do le pilló a Rubal­ca­ba la ini­cia­ti­va adop­ta­da por la izquier­da aber­tza­le hace aho­ra un año y des­de enton­ces está obse­sio­na­do con boi­co­tear y obs­truir el inci­pien­te pro­ce­so demo­crá­ti­co con nue­vas y masi­vas deten­cio­nes, pro­tec­ción a nume­ro­sos casos de tor­tu­ra, o la cam­pa­ña mediá­ti­ca, diri­gi­da expre­sa­men­te des­de el Minis­te­rio del Inte­rior, a silen­ciar, o en su caso ter­gi­ver­sar, el con­te­ni­do y el sig­ni­fi­ca­do de todas las ini­cia­ti­vas impul­sa­das por los que apos­ta­mos por un cam­bio de mar­co jurídico-político.

Des­co­lo­ca­do le ha pilla­do al Sr. López, quien lejos de lide­rar una pro­pues­ta cons­truc­ti­va, esta ins­ta­la­do en el «no». No a todo lo que pue­de sig­ni­fi­car des­blo­quear la situa­ción de enfren­ta­mien­to. ¿Un gober­nan­te que blo­quea pro­pues­tas de abrir un pro­ce­so demo­crá­ti­co, que se pone his­té­ri­co ante cual­quier pro­pues­ta de diá­lo­go inter­par­ti­dos adu­cien­do que no hay que mover­se por­que pue­den sur­gir «rece­los», que des­pre­cia las voces que le recla­man ini­cia­ti­va, inclu­so las que pro­vie­nen des­de den­tro de su par­ti­do, es mucho lla­mar­le inep­to e indigno para diri­gir este terri­to­rio? ¿Cabe mayor sabo­ta­je y obs­truc­ción a un esfuer­zo sin­ce­ro por cons­truir un nue­vo esce­na­rio en coor­de­na­das estric­ta­men­te democráticas?

Con el paso cam­bia­do le ha pilla­do tam­bién a la direc­ción del PNV y muy espe­cial­men­te al Sr. Urku­llu o a Ortu­zar. Ante la pri­me­ra decla­ra­ción de ETA, la reac­ción del supues­ta­men­te máxi­mo man­da­ta­rio del PNV fue incom­pren­si­ble e hirien­te para muchos de sus pro­pios mili­tan­tes, y no diga­mos nada para la mayo­ría de la socie­dad vas­ca. Tras haber habla­do, según los medios de comu­ni­ca­ción, has­ta dos veces con el Sr. Rubal­ca­ba, se pre­sen­tó ante la pren­sa como des­en­ca­ja­do y furio­so. Se ali­nea­ba cla­ra­men­te con el Gobierno de Espa­ña y hacía una decla­ra­ción de gue­rra abier­ta con­tra la izquier­da aber­tza­le. Deja­ba en evi­den­cia, aun­que parez­ca incom­pren­si­ble, que no le agra­da­ba la direc­ción que adop­ta­ba ETA. Sen­ci­lla­men­te pare­cía decir que no eran esos los pasos que que­ría dar su par­ti­do, que era otro el camino que les con­ve­nía para sus intere­ses par­ti­dis­tas. El enfren­ta­mien­to y el sufri­mien­to de muchos pare­cen preo­cu­par­les poco, están cómo­dos en el blo­queo actual. Pre­fie­ren seguir enquis­ta­dos a abrir un nue­vo tiem­po de espe­ran­za. Ante el segun­do comu­ni­ca­do, Ortu­zar repi­te el dis­co duro hace tiem­po gra­ba­do en Madrid: «el pro­ble­ma es de la izquier­da aber­tza­le, tie­ne que des­mar­car­se de ETA». ¡Es irres­pon­sa­bi­li­dad supi­na el que un man­da­ta­rio ante opor­tu­ni­da­des his­tó­ri­cas, lejos de asu­mir el com­pro­mi­so que las cir­cuns­tan­cias le exi­gen, inten­te des­viar la aten­ción echán­do­le la cul­pa a los otros.!

¿Por qué les ha pilla­do con el paso cam­bia­do cuan­do tenían infor­ma­ción de pri­me­ra mano del camino que está abrien­do la izquier­da aber­tza­le y de su volun­tad ine­quí­vo­ca de lle­var has­ta sus últi­mas con­se­cuen­cias los acuer­dos adop­ta­dos por la mili­tan­cia? ¿No le intere­sa­ba creer esa ver­sión o pre­fe­ría escu­char las teo­rías del Sr. Rubal­ca­ba? ¿Aca­so ante­po­ne apo­yar la pos­tu­ra sabo­tea­do­ra del Gobierno espa­ñol que la cons­truc­ti­va de la izquier­da aber­tza­le ? ¿No cree la direc­ción del PNV que se está equi­vo­can­do de camino? Ten­gan en cuen­ta que la deman­da de un pro­ce­so demo­crá­ti­co res­pon­de al deseo de la mayo­ría social y polí­ti­ca de Eus­kal Herria, y que va a salir ade­lan­te, cues­te lo que cues­te, por­que hay total deter­mi­na­ción para ello y capa­ci­dad mili­tan­te para supe­rar las pro­vo­ca­cio­nes. Su acti­tud actual de cola­bo­rar con los espa­ño­les en el sabo­ta­je a una sali­da dig­na, jus­ta y dia­lo­ga­da es evi­den­te que nos difi­cul­ta por­que es dema­sia­do fácil meter palos en la rue­da. Pero que nadie se lle­ve a enga­ño, la his­to­ria colo­ca en su lugar a los que apues­tan con gene­ro­si­dad por abrir un futu­ro espe­ran­za­dor y a los que tor­pe­dean el camino por intere­ses par­ti­cu­la­res. Sabe­mos que es más fácil seguir ins­ta­la­do en el blo­queo, pero el futu­ro no se cons­tru­ye des­de la pasi­vi­dad, el mie­do ni la comodidad.

Veni­mos repi­tien­do cons­tan­te­men­te que el pro­ce­so que impul­sa­mos va ser lar­go y difí­cil. Pero para lle­var­lo a buen tér­mino es el momen­to de reorien­tar los pasos, de esco­ger el camino ade­cua­do. El PNV, tan­to en el acuer­do de Liza­rra-Gara­zi como en las con­ver­sa­cio­nes de Loio­la, y de mane­ra espe­cial en el Plan Iba­rretxe, reco­no­cía que exis­te un pro­ble­ma polí­ti­co de fon­do entre Eus­kal Herria y el Esta­do espa­ñol, pero nun­ca ha sido capaz de enfren­tar­se en los momen­tos cla­ves. Le ha lle­ga­do el momen­to de defi­nir­se: ¿apues­ta por una estra­te­gia vas­ca para que nues­tros dere­chos como nación dife­ren­cia­da sean reco­no­ci­dos o sen­ci­lla­men­te se une a la estra­te­gia espa­ño­la de PSOE y PP para anu­lar­nos y barrer­nos del mapa? No valen medias tintas.

A las ins­ti­tu­cio­nes y muchos par­ti­dos polí­ti­cos les cogen con el paso cam­bia­do por­que ellos úni­ca­men­te con­tem­pla­ban dos esce­na­rios posi­bles para los pró­xi­mos años: ETA derro­ta­da mili­tar y polí­ti­ca­men­te y la izquier­da aber­tza­le lite­ral­men­te encar­ce­la­da y macha­ca­da o, la segun­da posi­bi­li­dad, una izquier­da aber­tza­le pro­fun­da­men­te divi­di­da y enfren­ta­da inter­na­men­te. Pero la valen­tía y la ima­gi­na­ción de un amplio sec­tor polí­ti­co y social de nues­tro pue­blo ha abier­to otra posi­bi­li­dad no con­tem­pla­da por todos estos, cual es el camino de un pro­ce­so demo­crá­ti­co y con ello un gran boque­te en la estra­te­gia del blo­queo, con la con­si­guien­te cri­sis y des­orien­ta­ción de la estra­te­gia del «no». No hay nin­gu­na impo­si­ción, sen­ci­lla­men­te exi­gi­mos un pro­ce­so demo­crá­ti­co para que todos los pro­yec­tos polí­ti­cos ten­gan las mis­mas posi­bi­li­da­des en un esce­na­rio sin vio­len­cia ni impo­si­cio­nes externas.

Las acti­tu­des irres­pon­sa­bles no nos lle­van a nin­gu­na par­te. Rec­ti­fi­car es de sabios. Y sobre todo los agen­tes polí­ti­cos y socia­les de Eus­kal Herria tene­mos y tie­nen una espe­cial res­pon­sa­bi­li­dad. No vale la polí­ti­ca de echar siem­pre las cul­pas a otros. Es hora de asu­mir cada uno su compromiso.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.