Noam Chomsky con­si­de­ra que EEUU ya no pue­de con­tro­lar a Lati­noa­mé­ri­ca.

Noam ChomskyNoam Chomsky

El escri­tor y filó­so­fo esta­dou­ni­den­se, Noam Chomsky, con­si­de­ró que su país ya no pue­de con­tro­lar a Amé­ri­ca Lati­na del modo que ha pre­ten­di­do des­de hace déca­das, debi­do a que la región por pri­me­ra vez está acer­cán­do­se a su total inde­pen­den­cia gra­cias a la inte­gra­ción que impul­sa en la actua­li­dad.

(EE.UU.) ya no pue­den con­tro­lar a Amé­ri­ca Lati­na. De hecho, paso por paso, Amé­ri­ca Lati­na, por pri­me­ra vez, está acer­cán­do­se a la inde­pen­den­cia y la inte­gra­ción. Esta­mos en un momen­to dra­má­ti­co por­que EE.UU. está per­dien­do en con­trol”, indi­có Chomsky en entre­vis­ta exclu­si­va para tele­SUR.

Para el escri­tor el país ya no tie­ne el poder sobre otras nacio­nes que goza­ba hace déca­das y seña­la a regio­nes como el Medio Orien­te, Chi­na y par­te del hemis­fe­rio occi­den­tal como las más impor­tan­tes en la actua­li­dad.

“Siem­pre se ha dado por sen­ta­do de que el lla­ma­do patio tra­se­ro esta­ría bajo con­trol. Si te fijas en los docu­men­tos inter­nos duran­te los años del (ex pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se, Richard) Nixon, cuan­do esta­ban pla­ni­fi­can­do el derro­ca­mien­to del Gobierno de (Sal­va­dor) Allen­de (ex pre­si­den­te chi­leno derro­ca­do por el dic­ta­dor Augus­to Pino­chet), dije­ron direc­ta­men­te si no podían con­tro­lar a Amé­ri­ca Lati­na, como iban a con­tro­lar el res­to del mun­do”, aña­dió el escri­tor esta­dou­ni­den­se.

Recor­dó que el pasa­do mes de febre­ro, se lle­vó a cabo la Cum­bre de la Uni­dad de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be, en Can­cún (este) de Méxi­co, en la que se apro­bó un orga­nis­mo regio­nal que reúne a los paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be sin la par­ti­ci­pa­ción de Esta­dos Uni­dos ni Cana­dá, con el obje­ti­vo de inte­grar a la región. Para Chomsky, ésto “fue una cache­ta­da” para ambos paí­ses nor­te­ame­ri­ca­nos.

Por aho­ra, sólo es for­mal. Pero si lle­ga a ser ope­ra­ti­vo, eli­mi­na la OEA (Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos), que es diri­gi­do por EE.UU. Es como si dije­ran a EE.UU. que se reti­re de nues­tros asun­tos. Y hay otros pasos que se están toman­do. Por ejem­plo, Chi­na ha supe­ra­do a EE.UU. como impor­ta­dor de Bra­sil y pro­ba­ble­men­te lo supe­ra­rá como socio comer­cial. Es una noti­cia gran­de”, aña­dió.

Con res­pec­to a las san­cio­nes impues­tas por el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das (ONU) a Irán por su enri­que­ci­mien­to de ura­nio con fines pací­fi­cos, Chomsky seña­ló que el Gobierno de Barack Oba­ma se está deses­pe­ran­do y aho­ra quie­re hacer pre­sión a Chi­na, que tie­ne dere­cho a veto, para que se una a las inten­cio­nes de las demás poten­cias, pero sim­ple­men­te, Pekín “no pres­ta aten­ción a las órde­nes de EE.UU.”

Si crees que eres due­ño del mun­do, esto te va a dar mie­do. De hecho, el Gobierno de (Barack) Oba­ma se está deses­pe­ran­do por esto. Ape­nas hace un par de sema­nas, el Depar­ta­men­to de Esta­do emi­tió adver­ten­cias a Chi­na, dicién­do­le si quie­re ser acep­ta­do al mun­do civi­li­za­do, tie­ne que cum­plir con sus res­pon­sa­bi­li­da­des inter­na­cio­na­les”, dijo.

El escri­tor y filó­so­fo esta­dou­ni­den­se se pre­gun­tó “¿Qué son las res­pon­sa­bi­li­da­des inter­na­cio­na­les? Seguir las órde­nes de EE.UU. Obe­de­cer las san­cio­nes de EE.UU. Esas san­cio­nes no tie­nen nin­gu­na fuer­za ni siquie­ra, excep­to tie­nen los medios de la vio­len­cia detrás de ellas”.

“EE.UU. no pue­de hacer que aprue­ben san­cio­nes serias en la ONU. Así que, Chi­na aprue­ba las san­cio­nes de la ONU y no tie­nen nin­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad de seguir las san­cio­nes de EE.UU. Lo más pro­ba­ble es que se están rien­do en la Can­ci­lle­ría chi­na por­que EE.UU. no pue­de hacer nada”.

El pasa­do mes junio, el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU apro­bó la impo­si­ción de una cuar­ta ron­da de san­cio­nes con­tra Irán por el desa­rro­llo de su pro­gra­ma nuclear, con fines medi­ci­na­les y cien­tí­fi­cos.

Tan­to Bra­sil como Tur­quía se opu­sie­ron a las san­cio­nes y con­si­de­ra­ron que se debe dar más tiem­po a la diplo­ma­cia, des­pués del acuer­do que alcan­za­ron en el pasa­do mes de mayo con Irán, en el que Tehe­rán acep­tó enviar mil 200 kilo­gra­mos de su ura­nio a Anka­ra a cam­bio de 120 kilos de ura­nio enri­que­ci­do.

Las san­cio­nes de la ONU endu­re­cen el blo­queo de armas a Irán y san­cio­na a 40 enti­da­des del país, entre ellas varias vin­cu­la­das a la navie­ra esta­tal ira­ní, así como a la Guar­dia Revo­lu­cio­na­ria. Tam­bién refuer­za el régi­men de ins­pec­cio­nes a buques y avio­nes ira­níes.

Por su par­te, Esta­dos Uni­dos, impu­so nue­vas san­cio­nes uni­la­te­ra­les con­tra los ban­cos y com­pa­ñías ener­gé­ti­cas que nego­cien con Irán, por su indus­tria nuclear, a la que Washign­ton con­si­de­ra una “ame­na­za”.

El gobierno de Tehe­rán ha insis­ti­do en que su indus­tria nuclear está dedi­ca­da a fines pací­fi­cos, mien­tras que EE.UU., el úni­co país que ha usa­do bom­bas ató­mi­cas con fines béli­cos (Hiroshi­ma y Naga­sak) con­de­na los avan­ces de Irán en mate­ria nuclear.

Tele­sur.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *