“El Femi­nis­mo Es Una Con­cep­ción Glo­bal De Igual­dad” – Géne­ro con clase

Con cin­cuen­ta años de lucha y once de ges­tión públi­ca en polí­ti­cas para la mujer, María León enca­be­za la lis­ta del PSUV en Aragua
JS: ¿Cuá­les son sus obje­ti­vos una vez que sea elec­ta diputada?
ML: “Cum­pli­re­mos el pro­gra­ma colec­ti­vo para pro­fun­di­zar la revo­lu­ción y desa­rro­llar la Cons­ti­tu­ción con leyes que se ade­cuen al momen­to his­tó­ri­co. Una de ellas es la nue­va Ley del Tra­ba­jo por­que es un anhe­lo de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, cla­ro que en mi caso, sien­do una per­so­na a quien Chá­vez le dio la tarea de desa­rro­llar las polí­ti­cas hacia la mujer, pien­so en leyes que aun fal­tan en este sec­tor. La pri­me­ra es el Códi­go Penal, por­que el actual tie­ne con­tra­dic­cio­nes con la Cons­ti­tu­ción y las muje­res cla­man por un nue­vo Códi­go Penal. Asi­mis­mo, la Ley sobre las amas de casa y la Ley de Igual­dad de Géne­ro, por­que la revo­lu­ción hace leyes para la igual­dad de la mujer y del hom­bre”, expli­có la expe­ri­men­ta­da dirigente.

JS: ¿Por qué un Socia­lis­mo Feminista?

ML: “Noso­tras, que siem­pre hemos defen­di­do los dere­chos de las muje­res, no lle­gá­ba­mos al plan­tea­mien­to de Chá­vez sobre el Socia­lis­mo Femi­nis­ta. Pen­sá­ba­mos en socia­lis­mo y en femi­nis­mo, pero nun­ca que el socia­lis­mo sería femi­nis­ta, por eso cuan­do se creó el Minis­te­rio para la Mujer y la Igual­dad de Géne­ro, reci­bi­mos esa orien­ta­ción. Es evi­den­te, que hay un atra­so polí­ti­co, social, eco­nó­mi­co y cul­tu­ral de la mujer, y aun­que exis­tan figu­ras des­ta­ca­das en la polí­ti­ca, en la cien­cia, en la tec­no­lo­gía, toda­vía la dife­ren­cia es mar­ca­da en aspec­tos que no se han demo­cra­ti­za­do”, indicó.

JS: ¿Por qué el machis­mo es un pro­ble­ma en Venezuela?

ML: “Hay machis­mo en el hogar y en la polí­ti­ca. La teo­ría de géne­ro ha demos­tra­do cómo la socie­dad patriar­cal no sólo ha hecho víc­ti­ma a la mujer, sino tam­bién al hom­bre. Esto ya lo decían las fran­ce­sas: No pode­mos for­mar hom­bres libres si noso­tras mis­mas somos escla­vas. Cuan­do la mujer fue mar­gi­na­da y subor­di­na­da, se le asig­nó tam­bién el papel de tras­mi­so­ra de esa mis­ma cul­tu­ra patriar­cal. La mayo­ría de indi­gen­tes y gen­te en las cár­ce­les son hom­bres, se nece­si­ta una polí­ti­ca para que no ten­gan que delin­quir, por­que si él delin­que más que ella tene­mos que bus­car la cau­sa y esa cau­sa es el machis­mo. Algu­na gen­te acos­tum­bra a con­tra­po­ner machis­mo y femi­nis­mo, pero lo con­tra­rio del machis­mo es el hem­bris­mo y ambos son des­via­cio­nes. En cam­bio el femi­nis­mo es una con­cep­ción glo­bal de igual­dad de la mujer y del hom­bre, es reden­tor y es la revo­lu­ción del siglo XXI”, resaltó.

JS: ¿En su cri­te­rio, cuál es el prin­ci­pal apor­te de Chá­vez a la Revolución?

ML: “La gran­de­za del pre­si­den­te Chá­vez está basa­da en que cree en el pue­blo como pro­ta­go­nis­ta. Él con­fía en sus pode­res crea­do­res, como decía nues­tro gran Aqui­les Nazoa. Chá­vez, como los gran­des líde­res de la his­to­ria, logra uni­fi­car al pue­blo, por­que los des­po­seí­dos de la tie­rra somos mayo­ría pero una mino­ría pri­vi­le­gia­da nos domi­na por­que tra­ba­ja en nues­tra des­unión. La gen­te bus­ca unir­se por­que eso es un ins­tin­to del ser humano, somos esen­cial­men­te socia­les por­que la huma­ni­dad se ha for­ma­do en socie­dad pero el capi­ta­lis­mo tra­ba­ja para el indi­vi­dua­lis­mo”, señaló.

JS: ¿Cómo se mani­fies­ta ese indi­vi­dua­lis­mo capitalista?

ML: Cuan­do ven­ces el indi­vi­dua­lis­mo fami­liar y entras en el colec­ti­vo de tu barrio o don­de vives, tu casa de estu­dios o don­de tra­ba­jas, enton­ces eso se con­vier­te tam­bién en una for­ma de indi­vi­dua­lis­mo, por­que ya no te impor­ta el res­to de la huma­ni­dad, sólo tu gru­po. Si per­te­nez­co a los “cabe­za calien­te” y asu­mo una posi­ción de poder u obten­go bene­fi­cios, todo es para los “cabe­za calien­te” por­que lle­vo el indi­vi­dua­lis­mo y el egoís­mo del capi­ta­lis­mo al gru­po por­que lo nece­si­to, mi indi­vi­dua­lis­mo no se pue­de rea­li­zar sin el gru­po por­que es con­tra la natu­ra­le­za. Enton­ces bus­co el gru­po pero lo con­vier­to tam­bién en un ins­tru­men­to de sepa­ra­ción de la gen­te”, enfatizó.

JS: ¿Es Chá­vez el fac­tor de la uni­dad revolucionaria?

ML: “Si, por­que Chá­vez bus­car unir a la gen­te, a todos los gru­pos. No impor­ta la ten­den­cia, mar­xis­ta, cris­tia­na o budis­ta. Es decir, él bus­ca rom­per el indi­vi­dua­lis­mo. El indi­vi­dua­lis­mo de indi­vi­duo y de gru­po, por­que ambos ter­mi­nan sien­do lo mis­mo. La gran­de­za de Chá­vez es que va con la gen­te y como decía Lenin, tene­mos que hacer la revo­lu­ción con el mate­rial humano que nos da la socie­dad bur­gue­sa por­que no tene­mos otro. Todos somos pro­duc­to de la socie­dad bur­gue­sa, pero pre­ten­de­mos que haya un gru­po de esco­gi­dos o for­ma­dos en Mar­te para hacer el par­ti­do ver­da­de­ra­men­te revo­lu­cio­na­rio. Para mí el par­ti­do que nece­si­ta­mos en Vene­zue­la es el que está crean­do Chá­vez”, concluyó.

Jesús Sil­va.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.