[Valla­do­lid] Tras las fies­tas – Yesca

Des­de la asam­blea de Yes­ca Valla­do­lid, una vez aca­ba­das las fies­tas de la ciu­dad, que­ría­mos hacer hin­ca­pié de nue­vo en el sec­ta­ris­mo polí­ti­co a la hora de esta­ble­cer el calen­da­rio de acti­vi­da­des. Des­de hacía varios años se venían orga­ni­zan­do des­de nues­tro colec­ti­vo una serie de actos des­ti­na­dos a dar voz y cabi­da a la juven­tud de izquier­das de Valla­do­lid, de dotar a la gen­te de algo dife­ren­te a lo ofre­ci­do por el Ayun­ta­mien­to de León de la Riva. El pasa­do año, la repre­sión se cebó con­tra nues­tra orga­ni­za­ción en for­ma de mul­tas y ade­más se impi­dió la cele­bra­ción del tra­di­cio­nal con­cier­to popu­lar de Cantarranas.

La polí­ti­ca muni­ci­pal con­sis­te en arrin­co­nar cual­quier tipo de opo­si­ción, en que no se esta­blez­can unas fies­tas alter­na­ti­vas al mar­gen de las ofi­cia­les como pasa en muchas otras ciu­da­des; así, Mer­ce­des Can­ta­la­pie­dra (Con­ce­ja­la de Cul­tu­ra y Turis­mo de la ciu­dad) decía que este año “los radi­ca­les esta­rían más con­tro­la­dos que nun­ca”. Por su par­te el Ayun­ta­mien­to ha con­tra­ta­do a gru­pos veta­dos has­ta enton­ces por ser en cier­to modo polí­ti­ca­men­te crí­ti­cos. El cla­ro ejem­plo del inten­to de nor­ma­li­za­ción de la situa­ción fue la pre­sen­cia de los empre­sa­rios del Vino y de Can­ta­la­pie­dra en el esce­na­rio jun­to a los Cel­tas Cor­tos, acción amplia­men­te abu­chea­da y sil­ba­da por el públi­co. Por lo demás, unas fies­tas igual de cas­po­sas que en años ante­rio­res con dos nove­da­des desagra­da­bles: el rebau­ti­zo de Valla­do­lid como “ciu­dad tau­ri­na” aus­pi­cia­do por el Par­ti­do Popu­lar en un cla­rí­si­mo acto polí­ti­co de ven­gan­za a lo ocu­rri­do en Cata­lu­ña res­pec­to a las corri­das de toros; y, por otra par­te, el absur­do récord de ondeo de roji­gual­das. Como siem­pre, cual­quier excu­sa es bue­na para ensal­zar el cho­vi­nis­mo espa­ñol y man­te­ner la fama inme­re­ci­da de Valla­do­lid como una ciu­dad ran­cia y tardofranquista.

Des­de Yes­ca este año nos hemos cen­tra­do en la agi­ta­ción y pro­pa­gan­da, pero nues­tra inten­ción es poder con­ti­nuar con la orga­ni­za­ción de unas fies­tas alter­na­ti­vas en los pró­xi­mos años, que vayan más allá que el ocio pro­pues­to por el sis­te­ma y que sean ver­da­de­ra­men­te popu­la­res. Éstas son más nece­sa­rias que nunca.

Fies­tas popu­la­res sí, fies­tas del PP ¡n0!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.