[Valla­do­lid] Tras las fies­tas – Yes­ca

Des­de la asam­blea de Yes­ca Valla­do­lid, una vez aca­ba­das las fies­tas de la ciu­dad, que­ría­mos hacer hin­ca­pié de nue­vo en el sec­ta­ris­mo polí­ti­co a la hora de esta­ble­cer el calen­da­rio de acti­vi­da­des. Des­de hacía varios años se venían orga­ni­zan­do des­de nues­tro colec­ti­vo una serie de actos des­ti­na­dos a dar voz y cabi­da a la juven­tud de izquier­das de Valla­do­lid, de dotar a la gen­te de algo dife­ren­te a lo ofre­ci­do por el Ayun­ta­mien­to de León de la Riva. El pasa­do año, la repre­sión se cebó con­tra nues­tra orga­ni­za­ción en for­ma de mul­tas y ade­más se impi­dió la cele­bra­ción del tra­di­cio­nal con­cier­to popu­lar de Can­ta­rra­nas.

La polí­ti­ca muni­ci­pal con­sis­te en arrin­co­nar cual­quier tipo de opo­si­ción, en que no se esta­blez­can unas fies­tas alter­na­ti­vas al mar­gen de las ofi­cia­les como pasa en muchas otras ciu­da­des; así, Mer­ce­des Can­ta­la­pie­dra (Con­ce­ja­la de Cul­tu­ra y Turis­mo de la ciu­dad) decía que este año “los radi­ca­les esta­rían más con­tro­la­dos que nun­ca”. Por su par­te el Ayun­ta­mien­to ha con­tra­ta­do a gru­pos veta­dos has­ta enton­ces por ser en cier­to modo polí­ti­ca­men­te crí­ti­cos. El cla­ro ejem­plo del inten­to de nor­ma­li­za­ción de la situa­ción fue la pre­sen­cia de los empre­sa­rios del Vino y de Can­ta­la­pie­dra en el esce­na­rio jun­to a los Cel­tas Cor­tos, acción amplia­men­te abu­chea­da y sil­ba­da por el públi­co. Por lo demás, unas fies­tas igual de cas­po­sas que en años ante­rio­res con dos nove­da­des desagra­da­bles: el rebau­ti­zo de Valla­do­lid como “ciu­dad tau­ri­na” aus­pi­cia­do por el Par­ti­do Popu­lar en un cla­rí­si­mo acto polí­ti­co de ven­gan­za a lo ocu­rri­do en Cata­lu­ña res­pec­to a las corri­das de toros; y, por otra par­te, el absur­do récord de ondeo de roji­gual­das. Como siem­pre, cual­quier excu­sa es bue­na para ensal­zar el cho­vi­nis­mo espa­ñol y man­te­ner la fama inme­re­ci­da de Valla­do­lid como una ciu­dad ran­cia y tar­do­fran­quis­ta.

Des­de Yes­ca este año nos hemos cen­tra­do en la agi­ta­ción y pro­pa­gan­da, pero nues­tra inten­ción es poder con­ti­nuar con la orga­ni­za­ción de unas fies­tas alter­na­ti­vas en los pró­xi­mos años, que vayan más allá que el ocio pro­pues­to por el sis­te­ma y que sean ver­da­de­ra­men­te popu­la­res. Éstas son más nece­sa­rias que nun­ca.

Fies­tas popu­la­res sí, fies­tas del PP ¡n0!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *