La Izquier­da Sin­di­cal vas­ca no secun­da el lla­ma­mien­to del Pac­to Social el 29 – Jose­ba Iza­ga (miem­bro de Boltxe Kolek­ti­boa)


La mayo­ría sin­di­cal vas­ca, lle­va dos años movi­li­zán­do­se con­tra esta cri­sis. En este tiem­po des­de CCOO y UGT se le ha acu­sa­do, entre otras cosas, de crear alar­ma social, de fal­sear la reali­dad con res­pec­to a la cri­sis, de hacer huel­gas polí­ti­cas dis­fra­za­das de recha­zo a la cri­sis, etc.

Duran­te estos dos años CCOO y UGT han esta­do nego­cian­do tan­to con el Gobierno en Madrid como con la patro­nal a espal­das de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, han ocul­ta­do deli­be­ra­da­men­te los con­te­ni­dos de esas nego­cia­cio­nes, duran­te estos dos años miles de tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras han sufri­do expe­dien­tes de regu­la­ción de empleo o han per­di­do su pues­to de tra­ba­jo y, mien­tras tan­to CCOO y UGT man­te­nían la inter­lo­cu­ción con el Esta­do y la patro­nal, hacían oidos sor­dos a los lla­ma­mien­tos a la movi­li­za­ción por par­te de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, y han silen­cia­do las huel­gas gene­ra­les en otros pai­ses de la Unión Euro­pea.

Ante la ofen­si­va orques­ta­da por la patro­nal y diri­gi­da por el Gobierno de Madrid, no les ha que­da­do otro reme­dio que con­vo­car la movi­li­za­ción del día 29. Pero, inde­pen­dien­te­men­te de dicha con­vo­ca­to­ria y su resul­ta­do, la apues­ta de CCOO y UGT por un diá­lo­go social al ser­vi­cio de los intere­ses de la patro­nal y el Gobierno es fir­me y no va a variar, care­cen de pro­pues­tas para el día des­pués y esto deter­mi­na su volun­tad polí­ti­ca de con­ti­nuar con el infa­me Pac­to Social que nos ha traí­do has­ta aquí.

Han ves­ti­do la con­vo­ca­to­ria del día 29 como una huel­ga gene­ral a nivel euro­peo con­vo­ca­da por la CES, ya que no se han atre­vi­do a decir cla­ra­men­te que esta huel­ga es en con­tra de las medi­das que nos quie­ren impo­ner la patro­nal y el Gobierno de Zapa­te­ro, sin embar­go no hay nin­gu­na huel­ga a nivel euro­peo con­vo­ca­da por el CES.

Hay que recor­dar­les que las refor­mas labo­ra­les apro­ba­das en estos últi­mos años han sido pues­tas en mar­cha con el aval de CCOO y UGT, refor­mas que han apor­ta­do a la cla­se tra­ba­ja­do­ra más pre­ca­rie­dad y pér­di­da de dere­chos; refor­mas que han ido abrien­do el camino a la que nue­va­men­te aho­ra nos quie­ren impo­ner.

Uti­li­zan el dis­cur­so de que ante estos ata­ques es impres­cin­di­ble la res­pues­ta uni­ta­ria de toda la cla­se tra­ba­ja­do­ra del Esta­do; pero lo que ver­da­de­ra­men­te están bus­can­do con la con­vo­ca­to­ria de huel­ga gene­ral es for­ta­le­cer su inter­lo­cu­ción fren­te al Gobierno espa­ñol y la patro­nal.

Es incom­pa­ti­ble rea­li­zar lla­ma­mien­tos a la huel­ga gene­ral con­tra la refor­ma labo­ral al mis­mo tiem­po que se está nego­cian­do la refor­ma de las pen­sio­nes, medi­ten acer­ca de esto los acrí­ti­cos y entu­sias­tas defen­so­res de la con­vo­ca­to­ria y medi­ten acer­ca de su fal­ta de obje­ti­vos polí­ti­cos.

Es incom­pa­ti­ble rea­li­zar lla­ma­mien­tos a la huel­ga gene­ral con­tra la refor­ma labo­ral al mis­mo tiem­po que se está nego­cian­do con la patro­nal cómo refor­mar la nego­cia­ción colec­ti­va. Dicha refor­ma supo­ne un ata­que fron­tal al actual sis­te­ma de nego­cia­ción colec­ti­va ya que limi­ta la ultrac­ti­vi­dad de los con­ve­nios y plan­tea la des­apa­ri­ción de los con­ve­nios pro­vin­cia­les en favor de la cen­tra­li­za­ción de los mis­mos, es incom­pa­ti­ble rea­li­zar lla­ma­mien­tos a la huel­ga gene­ral con­tra la refor­ma labo­ral al mis­mo tiem­po que se está, un día si y otro tam­bién, toman­do par­te en “mesas de diá­lo­go social” en las que lo úni­co que se hace es jus­ti­fi­car las polí­ti­cas neo­li­be­ra­les de los dis­tin­tos gobier­nos.

La mayo­ría sin­di­cal vas­ca, ade­más de rea­li­zar diná­mi­cas de denun­cia (mani­fes­ta­cio­nes, huel­gas gene­ra­les tan­to sec­to­ria­les como con­fe­de­ra­les,…) de la actual situa­ción, ha ela­bo­ra­do una alter­na­ti­va (decá­lo­go) en la que ha enu­me­ra­do las medi­das a adop­tar no solo de cara a supe­rar la cri­sis, sino a modi­fi­car el actual mode­lo de diá­lo­go social.

Es segu­ro que la mayo­ría sin­di­cal vas­ca, va a seguir imple­men­tan­do diná­mi­cas tan­to de denun­cia de la actual situa­ción y de las medi­das que se están adop­tan­do en torno a ella, como en favor del decá­lo­go y del mar­co vas­co de rela­cio­nes labo­ra­les y pro­tec­ción social., se va a seguir movi­li­zan­do por una socie­dad más jus­ta don­de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca ten­ga ins­tru­men­tos des­de los que abor­dar nues­tro pro­pio mode­lo de rela­cio­nes labo­ra­les y pro­tec­ción social sin estar a expen­sas de lo que deci­dan agen­tes aje­nos a la reali­dad sin­di­cal de Eus­kal Herria y de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras en gene­ral, don­de no se nos impon­gan deci­sio­nes que, no solo no res­pe­tan la volun­tad de la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca, sino que tie­nen la cla­ra inten­ción de recor­tar, neu­tra­li­zar y uni­fi­car tan­to mode­los de inter­ven­ción como espa­cios de deci­sión, supe­di­tán­do­los a los órga­nos esta­ta­les, ya sea en Madrid como en París y ver­ti­ca­li­zan­do jerar­qui­ca­men­te las deci­sio­nes y los ámbi­tos sin­di­ca­les.

La pos­tu­ra de la izquier­da sin­di­cal vas­ca ante esta con­vo­ca­to­ria de huel­ga gene­ral es cla­ra, no vamos a secun­dar una pame­ma refor­mis­ta que ama­ga por la izquier­da para asu­mir mayo­res cuo­tas de poder de la mano del esta­do y las oli­gar­quías anti obre­ras, refor­zan­do la polí­ti­ca cri­mi­nal de Pac­to Social de las buro­cra­cias sin­di­ca­les de UGT y CC.OO.

Aña­da­mos a lo dicho que UGT y CCOO con el PSN y UPN han echa­do de las ins­ti­tu­cio­nes labo­ra­les en Nafa­rroa a LAB y a ELA, igual inten­to lle­van ade­lan­te con el gobierno gol­pis­ta de Patxi López y Basa­goi­ti, es decir, con la uni­dad neo fas­cis­ta que com­po­nen PP y PSOE. En el CES CCOO y UGT han tra­ta­do de desa­rro­llar su pan­to­mi­ma de pac­to social y en Osa­lan suce­de lo mis­mo.

Apo­yan la repre­sión con­tra la izquier­da Aber­tza­le, el mar­co divi­sio­nis­ta vas­con­ga­do y naba­rro y aplau­den cada deten­ción silen­cian­do las tor­tu­ras, su papel en la nego­cia­ción colec­ti­va es el de fir­mar con­ve­nios colec­ti­vos – basu­ra que no han podi­do ir ade­lan­te en muchos casos dado su carác­ter mino­ri­ta­rio fren­te a la mayo­ría sin­di­cal vas­ca.

Pre­ten­de alguien que dice ser de la izquier­da sin­di­cal y del anti­ca­pi­ta­lis­mo que la mayo­ría sin­di­cal vas­ca rega­le el 29 una foto del movi­mien­to obre­ro vas­co pues­to a los pies de Men­dez y Toxo. Debe enten­der la izquier­da de cla­se en el esta­do que los mino­ri­ta­rios UGT y CCOO no nos van a uti­li­zar en abso­lu­to, acla­ren los del sin­di­ca­lis­mo ver­ti­cal esta­ta­lis­ta repre­sen­ta­do por la uge­té y comi­sio­nes su pro­pues­ta para nego­ciar en Eus­kal Herria y asu­man cons­truir la nece­sa­ria uni­dad sin­di­cal del total de las fuer­zas sin­di­ca­les vas­cas sobre la base de un pro­gra­ma demo­crá­ti­co común, de no ser así no tra­ba­ja­re­mos para for­ta­le­cer al esta­do median­te la acción de sus cúpu­las para – sin­di­ca­les, manio­bre­ras, corrup­tas y entre­guis­tas: no cuen­ten con la izquier­da sin­di­cal vas­ca para este fin.

En rela­ción a quie­nes sí la secun­den, hay que seña­lar que si este paro no va de la mano de la con­for­ma­ción de un fren­te esta­ble de recha­zo y movi­li­za­ción a las impo­si­cio­nes ver­ti­ca­les de las buro­cra­cias sin­di­ca­les su ges­to solo sir­ve para acom­pa­ñar en el entie­rro de la cla­se obre­ra, las limi­ta­cio­nes que la izquier­da sin­di­cal tie­ne en el ámbi­to esta­tal no las tie­ne la Mayo­ría Sin­di­cal Vas­ca, tam­po­co las polí­ti­cas, ya que la vía de la Sobe­ra­nía Nacio­nal es el nor­te dia­léc­ti­co de nues­tro hori­zon­te, rom­per el pac­to social de las mafias pseu­do­sin­di­ca­les for­ta­le­cien­do la nego­cia­ción direc­ta entre las par­tes en los ámbi­tos nacio­na­les.

Inclu­ya estos obje­ti­vos la izquier­da sin­di­cal en sus rei­vin­di­ca­cio­nes o tan solo le que­da acom­pa­ñar a las buro­cra­cias anti­obre­ras en su via­je a nin­gu­na par­te. Obvia­men­te, la reali­dad socio – polí­ti­ca vas­ca no es igual a otras, pero reca­pa­ci­ten quie­nes nos lla­man a entre­gar­nos acer­ca de lo que sig­ni­fi­ca el desa­rro­llo des­igual y com­bi­na­do de los pro­ce­sos y las reali­da­des polí­ti­cas, hagan­lo pen­san­do en tér­mi­nos polí­ti­cos y no solo des­de la debi­li­dad que ten­gan fren­te a los apa­ra­tos con­tra­re­vo­lu­cio­na­rios de UGT y CCOO ya que en Eus­kal Herria son ellos los que care­cen de fuer­za movi­li­za­do­ra. Recuer­den: pro­gra­ma, pro­gra­ma, pro­gra­ma, sin excep­cio­nes y sin rocam­bo­les­cas con­tra­dic­cio­nes ya que la buro­cra­cia anti­sin­di­cal y para­si­ta­ria lo es todos los días, incluí­do el 29 – S.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *