La des­cla­si­fi­ca­ción de docu­men­tos sobre espio­na­je pon­dría a Uri­be con­tra la pared – Cuba­de­ba­te

Una even­tual des­cla­si­fi­ca­ción de los docu­men­tos de la agen­cia de inte­li­gen­cia colom­bia­na sobre el espio­na­je ile­gal prac­ti­ca­do a polí­ti­cos, magis­tra­dos, perio­dis­tas y defen­so­res de los dere­chos huma­nos colo­ca­ría con­tra las cuer­das al ex pre­si­den­te Álva­ro Uri­be.

Aun­que la via­bi­li­dad de la des­cla­si­fi­ca­ción está por ver­se, ya que jurí­di­ca­men­te podría topar­se con obs­tácu­los, el Gobierno se mos­tró hoy par­ti­da­rio de poner en mar­cha esa ini­cia­ti­va para acla­rar la tra­ma de espio­na­je que lle­vó a los ser­vi­cios secre­tos de Colom­bia al mayor des­pres­ti­gio de su his­to­ria en la era Uri­be (2002−2010).

El minis­tro colom­biano de Inte­rior y Jus­ti­cia, Ger­mán Var­gas Lle­ras, quien fue víc­ti­ma cuan­do era sena­dor, con­si­de­ró que “eso con­tri­bui­ría a acla­rar muchos hechos ocu­rri­dos en Colom­bia en los últi­mos años”.

La des­cla­si­fi­ca­ción de docu­men­tos del Depar­ta­men­to Admi­nis­tra­ti­vo de Segu­ri­dad (DAS) “es con­ve­nien­te siem­pre y cuan­do enten­da­mos que en estos momen­tos lo úni­co que espe­ra la socie­dad civil es cla­ri­dad sobre los ver­da­de­ros res­pon­sa­bles”, dijo a Efe el exper­to en Defen­sa y Segu­ri­dad Nacio­nal Jai­ro Libre­ros.

Y “en esta medi­da lo que pue­de encon­trar­se en el DAS es una caja de pan­do­ra por­que duran­te los ocho años de Uri­be estas accio­nes ilí­ci­tas con­du­cen a la Casa de Nari­ño (sede del Eje­cu­ti­vo)”, agre­gó.

Libre­ros, de la Uni­ver­si­dad Exter­na­do de Colom­bia, hizo refe­ren­cia así a las inves­ti­ga­cio­nes y a los docu­men­tos fil­tra­dos a los medios de comu­ni­ca­ción sobre el gran escán­da­lo que, si bien sal­tó a la luz en 2008, los deta­lles difun­di­dos por Noti­cias Uno el domin­go pusie­ron en evi­den­cia un entra­ma­do de pelí­cu­la.

El exper­to recor­dó que el DAS “depen­de úni­ca y exclu­si­va­men­te de la Pre­si­den­cia”, por eso una even­tual des­cla­si­fi­ca­ción pon­dría al ex man­da­ta­rio “con­tra la pared”, ya que “todos los cami­nos con­du­cen a Álva­ro Uri­be”.

No obs­tan­te, reco­no­ció que “el pro­ble­ma es encon­trar una prue­ba tes­ti­mo­nial en la que la res­pon­sa­bi­li­dad de Uri­be esté com­pro­me­ti­da”.

Libre­ros dejó cla­ro que la des­cla­si­fi­ca­ción supon­dría “un escán­da­lo de dimen­sio­nes mayús­cu­las”, al recor­dar que ese mate­rial tie­ne una reser­va de 30 años y que no hay ante­ce­den­tes en Colom­bia de airear docu­men­tos secre­tos.

Y tam­bién mani­fes­tó que si bien sería “polí­ti­ca­men­te via­ble, jurí­di­ca­men­te pue­den exis­tir obs­tácu­los por­que mucha infor­ma­ción reco­gi­da por el DAS tie­ne reser­va judi­cial”.

Por eso, el ana­lis­ta con­si­de­ró que la des­cla­si­fi­ca­ción “es difí­cil a menos que exis­ta un acuer­do polí­ti­co entre todos los sec­to­res” y, de dar­se, sería muy bien uti­li­za­do por la opo­si­ción.

En este sen­ti­do, el sena­dor Jor­ge Enri­que Roble­do, del Polo Demo­crá­ti­co Alter­na­ti­vo (PDA), par­ti­do izquier­dis­ta al que el DAS intro­du­jo infil­tra­dos duran­te una reu­nión de su comi­té eje­cu­ti­vo en 2007, mani­fes­tó que el últi­mo res­pon­sa­ble del espio­na­je ile­gal fue el pre­si­den­te Uri­be.

“La poli­cía secre­ta depen­de direc­ta­men­te del jefe de Esta­do” y por eso la des­cla­si­fi­ca­ción de docu­men­tos es un paso ade­lan­te, aun­que “no sufi­cien­te”, mati­zó en una entre­vis­ta con Efe.

Roble­do expli­có que aho­ra la prio­ri­dad es que la direc­ción de la agen­cia esta­tal de inte­li­gen­cia ofrez­ca garan­tías a la socie­dad colom­bia­na por­que el actual direc­tor del DAS, Feli­pe Muñoz, no fue reem­pla­za­do por el nue­vo pre­si­den­te colom­biano, Juan Manuel San­tos, sino que vie­ne del Gobierno ante­rior.

A su jui­cio, Muñoz “par­ti­ci­pa en el ocul­ta­mien­to de las prue­bas que se des­ta­pa­ron ayer” a tra­vés de Noti­cias Uno, infor­ma­ti­vo de tele­vi­sión en el que se com­pro­bó cómo el DAS espió a polí­ti­cos, inclui­dos el actual minis­tro del Inte­rior, el ex can­di­da­to pre­si­den­cial del PDA Gus­ta­vo Petro y la sena­do­ra libe­ral Pie­dad Cór­do­ba.

Y no solo a ellos, tam­bién a sus fami­lia­res y alle­ga­dos, con téc­ni­cas muy sofis­ti­ca­das den­tro y fue­ra de Colom­bia, lo que hoy gene­ró una gran polé­mi­ca.

“Que­da cla­ro que (Muñoz) está gra­ve­men­te invo­lu­cra­do”, insis­tió Roble­do.

El sena­dor pidió tam­bién refres­car la memo­ria cuan­do men­cio­nó a los cua­tro direc­to­res que pasa­ron por el DAS antes que Muñoz, siem­pre duran­te el Gobierno de Uri­be.

El pri­me­ro, Jor­ge Nogue­ra, está encar­ce­la­do por víncu­los con los para­mi­li­ta­res, mien­tras que los tres siguien­tes son inves­ti­ga­dos por el escán­da­lo de las escu­chas y segui­mien­tos ile­ga­les.

El sena­dor agre­gó que “tam­bién hay invo­lu­cra­dos altos fun­cio­na­rios de la Casa de Nari­ño”, moti­vo por el que una des­cla­si­fi­ca­ción de docu­men­tos podría apun­tar a la cús­pi­de del poder.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *