La des­cla­si­fi­ca­ción de docu­men­tos sobre espio­na­je pon­dría a Uri­be con­tra la pared – Cubadebate

Una even­tual des­cla­si­fi­ca­ción de los docu­men­tos de la agen­cia de inte­li­gen­cia colom­bia­na sobre el espio­na­je ile­gal prac­ti­ca­do a polí­ti­cos, magis­tra­dos, perio­dis­tas y defen­so­res de los dere­chos huma­nos colo­ca­ría con­tra las cuer­das al ex pre­si­den­te Álva­ro Uribe.

Aun­que la via­bi­li­dad de la des­cla­si­fi­ca­ción está por ver­se, ya que jurí­di­ca­men­te podría topar­se con obs­tácu­los, el Gobierno se mos­tró hoy par­ti­da­rio de poner en mar­cha esa ini­cia­ti­va para acla­rar la tra­ma de espio­na­je que lle­vó a los ser­vi­cios secre­tos de Colom­bia al mayor des­pres­ti­gio de su his­to­ria en la era Uri­be (2002−2010).

El minis­tro colom­biano de Inte­rior y Jus­ti­cia, Ger­mán Var­gas Lle­ras, quien fue víc­ti­ma cuan­do era sena­dor, con­si­de­ró que “eso con­tri­bui­ría a acla­rar muchos hechos ocu­rri­dos en Colom­bia en los últi­mos años”.

La des­cla­si­fi­ca­ción de docu­men­tos del Depar­ta­men­to Admi­nis­tra­ti­vo de Segu­ri­dad (DAS) “es con­ve­nien­te siem­pre y cuan­do enten­da­mos que en estos momen­tos lo úni­co que espe­ra la socie­dad civil es cla­ri­dad sobre los ver­da­de­ros res­pon­sa­bles”, dijo a Efe el exper­to en Defen­sa y Segu­ri­dad Nacio­nal Jai­ro Libreros.

Y “en esta medi­da lo que pue­de encon­trar­se en el DAS es una caja de pan­do­ra por­que duran­te los ocho años de Uri­be estas accio­nes ilí­ci­tas con­du­cen a la Casa de Nari­ño (sede del Eje­cu­ti­vo)”, agregó.

Libre­ros, de la Uni­ver­si­dad Exter­na­do de Colom­bia, hizo refe­ren­cia así a las inves­ti­ga­cio­nes y a los docu­men­tos fil­tra­dos a los medios de comu­ni­ca­ción sobre el gran escán­da­lo que, si bien sal­tó a la luz en 2008, los deta­lles difun­di­dos por Noti­cias Uno el domin­go pusie­ron en evi­den­cia un entra­ma­do de película.

El exper­to recor­dó que el DAS “depen­de úni­ca y exclu­si­va­men­te de la Pre­si­den­cia”, por eso una even­tual des­cla­si­fi­ca­ción pon­dría al ex man­da­ta­rio “con­tra la pared”, ya que “todos los cami­nos con­du­cen a Álva­ro Uribe”.

No obs­tan­te, reco­no­ció que “el pro­ble­ma es encon­trar una prue­ba tes­ti­mo­nial en la que la res­pon­sa­bi­li­dad de Uri­be esté comprometida”.

Libre­ros dejó cla­ro que la des­cla­si­fi­ca­ción supon­dría “un escán­da­lo de dimen­sio­nes mayús­cu­las”, al recor­dar que ese mate­rial tie­ne una reser­va de 30 años y que no hay ante­ce­den­tes en Colom­bia de airear docu­men­tos secretos.

Y tam­bién mani­fes­tó que si bien sería “polí­ti­ca­men­te via­ble, jurí­di­ca­men­te pue­den exis­tir obs­tácu­los por­que mucha infor­ma­ción reco­gi­da por el DAS tie­ne reser­va judicial”.

Por eso, el ana­lis­ta con­si­de­ró que la des­cla­si­fi­ca­ción “es difí­cil a menos que exis­ta un acuer­do polí­ti­co entre todos los sec­to­res” y, de dar­se, sería muy bien uti­li­za­do por la oposición.

En este sen­ti­do, el sena­dor Jor­ge Enri­que Roble­do, del Polo Demo­crá­ti­co Alter­na­ti­vo (PDA), par­ti­do izquier­dis­ta al que el DAS intro­du­jo infil­tra­dos duran­te una reu­nión de su comi­té eje­cu­ti­vo en 2007, mani­fes­tó que el últi­mo res­pon­sa­ble del espio­na­je ile­gal fue el pre­si­den­te Uribe.

“La poli­cía secre­ta depen­de direc­ta­men­te del jefe de Esta­do” y por eso la des­cla­si­fi­ca­ción de docu­men­tos es un paso ade­lan­te, aun­que “no sufi­cien­te”, mati­zó en una entre­vis­ta con Efe.

Roble­do expli­có que aho­ra la prio­ri­dad es que la direc­ción de la agen­cia esta­tal de inte­li­gen­cia ofrez­ca garan­tías a la socie­dad colom­bia­na por­que el actual direc­tor del DAS, Feli­pe Muñoz, no fue reem­pla­za­do por el nue­vo pre­si­den­te colom­biano, Juan Manuel San­tos, sino que vie­ne del Gobierno anterior.

A su jui­cio, Muñoz “par­ti­ci­pa en el ocul­ta­mien­to de las prue­bas que se des­ta­pa­ron ayer” a tra­vés de Noti­cias Uno, infor­ma­ti­vo de tele­vi­sión en el que se com­pro­bó cómo el DAS espió a polí­ti­cos, inclui­dos el actual minis­tro del Inte­rior, el ex can­di­da­to pre­si­den­cial del PDA Gus­ta­vo Petro y la sena­do­ra libe­ral Pie­dad Córdoba.

Y no solo a ellos, tam­bién a sus fami­lia­res y alle­ga­dos, con téc­ni­cas muy sofis­ti­ca­das den­tro y fue­ra de Colom­bia, lo que hoy gene­ró una gran polémica.

“Que­da cla­ro que (Muñoz) está gra­ve­men­te invo­lu­cra­do”, insis­tió Robledo.

El sena­dor pidió tam­bién refres­car la memo­ria cuan­do men­cio­nó a los cua­tro direc­to­res que pasa­ron por el DAS antes que Muñoz, siem­pre duran­te el Gobierno de Uribe.

El pri­me­ro, Jor­ge Nogue­ra, está encar­ce­la­do por víncu­los con los para­mi­li­ta­res, mien­tras que los tres siguien­tes son inves­ti­ga­dos por el escán­da­lo de las escu­chas y segui­mien­tos ilegales.

El sena­dor agre­gó que “tam­bién hay invo­lu­cra­dos altos fun­cio­na­rios de la Casa de Nari­ño”, moti­vo por el que una des­cla­si­fi­ca­ción de docu­men­tos podría apun­tar a la cús­pi­de del poder.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.