No caer en pro­vo­ca­cio­nes, no ir a la mani. Dejar solos a Ares, la Audien­cia Nacio­nal y los mer­ce­na­rios de la plu­ma hoy.

Esta­mos ante una nue­va vuel­ta de tuer­ca del apa­ra­to polí­ti­co, mediá­ti­co, repre­si­vo, para – judi­cial. Su últi­ma aza­ña hoy es la prohi­bi­ción de un acto con­vo­ca­do por el cono­ci­do miem­bro de Eus­ko Alkar­ta­su­na Sabin Intxau­rra­ga. Ya ni los miem­bros de EA pue­den con­vo­car a mani­fes­tar­se. En la Espa­ña cañí solo se pue­de salir a la calle con­tra ETA o a favor de sus selec­cio­nes depor­ti­vas, la inte­li­gen­cia nun­ca ha sido el fuer­te del espa­ño­lis­mo así que ha deci­di­do cavar su fosa al gri­to de ¡Arri­ba España!.

Cre­cen los ner­vios en el nacio­nal – cato­li­cis­mo espa­ñol, sacan de paseo al gol­pis­ta López mien­tras su mano dere­cha, el neo fas­cis­ta Ares ame­na­za con la vio­len­cia pro­pia de los rene­ga­dos de la demo­cra­cia que han opta­do por la tran­sac­ción con el fas­cis­mo. El PSOE apun­ta polí­ti­ca­men­te para que la Audien­cia Nacio­nal, tri­bu­nal de excep­ción prohí­ba moverse.

Demues­tren quie­nes les toca que en la Eus­kal Herria ocu­pa­da por la ultra­de­re­cha espa­ño­la gol­pis­ta se pue­den defen­der de for­ma pací­fi­ca, todas las ideas…a uste­des corres­pon­de la car­ga de la prueba.

Por [email protected], no nos espe­ren para su show, nos vere­mos en una mani­fes­ta­ción de masas, no les que­pa duda algu­na. El men­sa­je de Eus­kal Herria lle­ga­rá a la tar­de, [email protected] a las noticias. 

Un abra­zo espe­cial para el Pue­blo Tra­ba­ja­dor y la juven­tud de Cata­lun­ya, el día en que los pode­res fác­ti­cos espa­ño­les han deci­di­do por las armas evi­tar que nues­tros dos pue­blos cami­nen jun­tos el 11 de sep­tiem­bre por las liber­ta­des demo­crá­ti­cas, otro para quie­nes des­de cual­quier lugar del mun­do asis­ten per­ple­jos a la invo­lu­ción neo fran­quis­ta espa­ño­la, es tiem­po de lucha para alcan­zar las liber­ta­des cer­ce­na­das por el fran­quis­mo maqui­lla­do, esta prohi­bi­ción es una prue­ba más del carác­ter anti­de­mo­crá­ti­co de la monar­quía espa­ño­la y de quie­nes la apoyan.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *