Cre­di­bi­li­dad- Edi­to­rial Eus­kal Herri­ko Komu­nis­tak

La cata­du­ra moral de la cla­se polí­ti­ca espa­ño­lis­ta, fran­ce­sa y regio­na­lis­ta (que le pre­gun­ten al gris Urku­llu) no cono­ce lími­tes. Lími­tes que si exis­tie­ran ya se encar­ga­rían de rom­per los medios perio­dís­ti­cos que sir­ven al poder esta­ble­ci­do con tal de man­te­ner el Sta­tus Quo.

Siguien­do la doc­tri­na ofi­cial del impe­rio, todos al uní­sono, gri­tan que no hay nove­dad en el comu­ni­ca­do de la Orga­ni­za­ción ETA. Repi­ten, uno tras otro, des­de sus gari­tas de guar­dia: “sin nove­dad en el fren­te”.

Jus­ti­fi­can así un inmo­vi­lis­mo que des­de lue­go deja paten­te a quién le intere­sa la per­pe­tua­ción del con­flic­to socio-polí­ti­co en el solar vas­co por su libe­ra­ción. Inmo­vi­lis­mo sus­ten­ta­do sobre la base de una valo­ra­ción cen­tra­da en algo muy con­cre­to: la inca­pa­ci­dad de ETA, la Izquier­da Aber­tza­le y del sin­di­ca­lis­mo aber­tza­le para modi­fi­car el esce­na­rio socio-eco­nó­mi­co y polí­ti­co. Un esce­na­rio catas­tró­fi­co para la cla­se tra­ba­ja­do­ra y los sec­to­res popu­la­res y en el que el refor­mis­mo más reac­cio­na­rio tan­to espa­ño­lis­ta como regio­na­lis­ta vas­co sobre todo, se sien­te más fuer­te y cómo­do, man­te­nien­do a su vez la uni­dad de mer­ca­do espa­ño­la que, aun­que “toca­da” por la cues­tión del Esta­tu­to cata­lán, pue­de seguir cami­nan­do al son que mar­ca el FMI y el BM.

Pero… real­men­te ¿quién no tie­ne nove­da­des que ofre­cer? Mire­mos atrás por un ins­tan­te y encon­tra­re­mos la res­pues­ta, cla­ra y con­ci­sa: pre­ci­sa­men­te aque­llos que nie­gan la exis­ten­cia de un con­flic­to nacio­nal y social en Eus­kal Herria y jus­ti­fi­can la uni­dad de Espa­ña y Fran­cia, aque­llos que han nega­do la exis­ten­cia de una cri­sis del sis­te­ma capi­ta­lis­ta o plan­tean refun­da­cio­nes del capi­ta­lis­mo, aque­llos que se apo­yan en la men­ti­ra para rea­li­zar refor­mas labo­ra­les bru­ta­les, aque­llos que uti­li­zan la polí­ti­ca para sacar taja­da (¿ver­dad señor Erco­re­ca miem­bro del PNV?). En defi­ni­ti­va, aque­llos que nie­gan que el motor de la his­to­ria es la lucha de cla­ses, la lucha de los Impe­rios con­tra los pue­blos.

Men­ti­ro­sos como Zapa­te­ro y su Par­ti­do “socia­lis­ta”, exper­tos comer­cian­tes de esta­tu­tos incum­pli­dos como el PNV de Urku­llu, radi­ca­les y vio­len­tos como el Señor Sar­kozy o Rubal­ca­ba, Minis­tro de inte­rior al que la poli­cía gala siem­pre le deja en el más abso­lu­to de los ridícu­los, perio­dis­tas y medios de infor­ma­ción sin escrú­pu­los, capa­ces de adju­di­car accio­nes arma­das fal­sas o a orga­ni­za­cio­nes que no las rea­li­za­ron, negar des­apa­ri­cio­nes de mili­tan­tes aber­tza­les así como auto­in­mo­la­cio­nes inexis­ten­tes en tre­nes de muer­te, Éstos y no otros son los que hablan de demo­cra­cia y de paz social, de dere­chos ciu­da­da­nos y de cohe­sión social, de con­de­nas y de ile­ga­li­za­cio­nes para tapar y ocul­tar la situa­ción eco­nó­mi­ca y de recor­tar los dere­chos de la cla­se tra­ba­ja­do­ra como medio para sus­ten­tar al capi­ta­lis­mo neo­li­be­ral.

Y mien­tras este pano­ra­ma de cinis­mo polí­ti­co se per­pe­túa, siguen murien­do tra­ba­ja­do­res el tajo cuyos nom­bres que­da­rán en el más abso­lu­to de los olvi­dos. Los úni­cos que de ver­dad pagan pre­cio polí­ti­co en la situa­ción actual capi­ta­lis­ta son la cla­se tra­ba­ja­do­ra y los sec­to­res popu­la­res que están pade­cien­do la lucha sin cuar­tel entre capi­tal y tra­ba­jo.

La cre­di­bi­li­dad es algo de lo que care­ce la cla­se polí­ti­ca espa­ño­la, fran­ce­sa y regio­na­lis­ta vas­ca. Se miran en el espe­jo y acha­can a otros sus pro­pios defec­tos.

Lejos de las opi­nio­nes en reali­dad el aná­li­sis de la situa­ción polí­ti­ca y social actual en Eus­kal Herria tie­ne dos lec­tu­ras con­tra­pues­tas:

  1. Los que pien­san que la pre­sión del Esta­do espa­ñol y fran­cés sobre ETA y la Izquier­da Aber­tza­le lle­va­rá como resul­ta­do la clau­di­ca­ción del MLNV en su con­jun­to, que su inca­pa­ci­dad de acción mili­tar por un lado y socio-polí­ti­ca por otro, es fru­to de la acer­ta­da polí­ti­ca repre­si­va del impe­ria­lis­mo espa­ñol y fran­cés y que es una cues­tión de tiem­po la eli­mi­na­ción del pro­yec­to polí­ti­co his­tó­ri­co de la Izquier­da Aber­tza­le de “inde­pen­den­tzia ta sozia­lis­moa”. Por ende, este aplas­ta­mien­to de la insur­gen­cia vas­ca trae­rá con­si­go mejo­ras en la eco­no­mía vas­ca para la bur­gue­sía regio­na­lis­ta ya que será más fácil com­ba­tir la resis­ten­cia sin­di­cal y ace­le­ra­rá el recor­te de los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res vas­cos.
  2. La segun­da lec­tu­ra gira en torno al nece­sa­rio aná­li­sis y pues­ta en prác­ti­ca que rea­li­za la Izquier­da Aber­tza­le sobre lo que está suce­dien­do a nivel mun­dial, cua­les son los efec­tos de la cri­sis capi­ta­lis­ta neo­li­be­ral que esta­mos pade­cien­do y su refle­jo en Eus­kal Herria. La acción repre­si­va de los Esta­dos espa­ñol y fran­cés ha ace­le­ra­do la nece­si­dad de pro­fun­di­zar en ese deba­te que ya se venía tra­tan­do des­de las falli­das nego­cia­cio­nes de Argel. La acción repre­si­va de ambos esta­dos a su vez pre­ten­de con­di­cio­nar al máxi­mo ese deba­te pero la Izquier­da Aber­tza­le es cons­cien­te de ello.

Debe­mos de tener cla­ro que para enten­der la pro­fun­di­dad y el cariz del deba­te que afron­ta la Izquier­da revo­lu­cio­na­ria vas­ca en par­ti­cu­lar y el con­jun­to de la Izquier­da Aber­tza­le en gene­ral en el pre­sen­te caó­ti­co de Eus­kal Herria se hace nece­sa­rio com­pren­der cua­les son las cla­ves o fuer­zas his­tó­ri­cas deter­mi­nan­tes en el pro­ce­so de libe­ra­ción:

  1. El desa­rro­llo del modo pro­duc­ti­vo capi­ta­lis­ta, en su doble ver­tien­te exte­rior e inte­rior.
  2. La estruc­tu­ra repre­si­va de los Esta­dos impe­ria­lis­tas espa­ñol y fran­cés como fuer­za defi­ni­da para com­ba­tir a los enemi­gos inte­rio­res del espa­ño­lis­mo y del jaco­bi­nis­mo.
  3. La lucha de cla­ses entre vas­cos, es decir, el cho­que entre pro­yec­tos nacio­na­les y socia­les anta­gó­ni­cos.

Las tres cla­ves cita­das, cen­tra­les en la his­to­ria del pue­blo vas­co, se rela­cio­nan de for­ma espe­cí­fi­ca en las dis­tin­tas épo­cas y ciclos. His­tó­ri­ca­men­te las tres cla­ves res­pon­den ante dos intere­ses enfren­ta­dos:

  1. De un lado, el con­jun­to de fuer­zas bur­gue­sas, con su blo­que social y humano de apo­yo, sus Esta­dos e ins­tru­men­tos de poder.
  2. De otro lado, el con­jun­to de fuer­zas popu­la­res que luchan por la libe­ra­ción nacio­nal y social.

Sus evo­lu­cio­nes, fuer­zas res­pec­ti­vas, alian­zas inter­nas e inter­na­cio­na­les y demás, son inse­pa­ra­bles de la evo­lu­ción glo­bal del con­flic­to en Eus­kal Herria.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *