Nue­vo impul­so- Tasio Erkizia

El últi­mo comu­ni­ca­do de ETA supo­ne un nue­vo impul­so al Pro­ce­so Demo­crá­ti­co, aus­pi­cia­do por la izquier­da aber­tza­le y poten­cia­do por nume­ro­sos agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les. Supo­ne un alda­ba­na­zo al reco­rri­do de los últi­mos ocho meses. Evi­den­te­men­te no esta­mos al final del camino, pero es un paso posi­ti­vo y de gran fuer­za motriz.

Ante todo, valo­ro como una impor­tan­te apor­ta­ción por cuan­to que es un cese de su acti­vi­dad arma­da de mane­ra uni­la­te­ral e incon­di­cio­nal. Se pue­de con­si­de­rar insu­fi­cien­te, es líci­to opi­nar que debía haber sido de otro cali­bre, pero entien­do que obje­ti­va­men­te nadie pue­de negar el valor de un comu­ni­ca­do de ETA anun­cian­do el cese de su accio­nar arma­do y menos cuan­do plan­tea sin con­tra­par­ti­das. En ese sen­ti­do, es nece­sa­rio resal­tar que es la pri­me­ra vez que ETA adop­ta una deci­sión de esta dimen­sión sin con­di­cio­nes pre­vias, pues­to que el año 88 fue tras un acuer­do con el Gobierno, en Liza­rra-Gara­zi tras com­pro­mi­sos adop­ta­dos por la orga­ni­za­ción arma­da con la direc­ción del PNV y EA y el últi­mo del año 2005 tam­bién la con­ce­dió tras com­pro­mi­sos obte­ni­dos por par­te del Gobierno de Madrid.

Por otra par­te, es de gran trans­cen­den­cia por la ayu­da, con­fian­za y segu­ri­dad que supo­ne para todos los agen­tes socia­les y polí­ti­cos con volun­tad de sacar a esta país del blo­queo polí­ti­co al que se le some­te . Tras este comu­ni­ca­do, nues­tra con­vic­ción, en nume­ro­sas oca­sio­nes expli­ci­ta­da de que ETA apo­ya­ba fir­me­men­te el pro­ce­so demo­crá­ti­co impul­sa­do por las bases de la izquier­da aber­tza­le, se ha con­ver­ti­do en cer­te­za abso­lu­ta. No cabe duda que supo­ne un nue­vo paso en el camino por con­ver­tir en irre­ver­si­ble la apues­ta y el esfuer­zo por abrir un nue­vo ciclo polí­ti­co en Eus­kal Herria.

Ade­más tie­ne una espe­cial mag­ni­tud his­tó­ri­ca por cuan­to supo­ne un espal­da­ra­zo a un pro­ce­so que tuvo su pun­to de par­ti­da en un deba­te y reso­lu­ción de las bases de la izquier­da aber­tza­le. Es decir, la orga­ni­za­ción ETA ha res­pe­ta­do escru­pu­lo­sa­men­te la deci­sión adop­ta­da por los mili­tan­tes con­sul­ta­dos sobre la estra­te­gia más idó­nea para ganar la volun­tad popu­lar y obli­gar al Gobierno de Madrid a res­pe­tar los dere­chos demo­crá­ti­cos que nos corres­pon­de como Nación dife­ren­cia­da. Y es más, este cese de hos­ti­li­da­des la debe­mos de situar en unas coor­de­na­das y pre­ce­den­tes polí­ti­cos cla­ros, en los que dis­tin­tos agen­tes polí­ti­cos y socia­les han teni­do un peso espe­ci­fi­co, sino deter­mi­nan­te. Así, el mani­fies­to de Altsa­sua e Iru­ñea; las reso­lu­cio­nes del deba­te resu­mi­das en el docu­men­to “Zutik Eus­kal Herria”; ini­cia­ti­vas impor­tan­tes de la mayo­ría sin­di­cal vas­ca; acuer­dos entre EA y la IA para ela­bo­rar una estra­te­gia con­du­ci­da a la con­se­cu­ción del Esta­do vas­co; pla­ta­for­mas popu­la­res como las de “adie­ra­zi EH” y en gene­ral, dis­tin­tas pro­pues­tas que apues­tan resuel­ta­men­te por la sus­ti­tu­ción del enfren­ta­mien­to por el camino del diá­lo­go y la nego­cia­ción, están en el ori­gen de la apor­ta­ción de ETA.

Sien­do cier­to que en la socie­dad vas­ca no todos han reci­bi­do la ini­cia­ti­va de la orga­ni­za­ción arma­da con el mis­mo opti­mis­mo, no es menos cier­to que para la gran mayo­ría de la masa social ha sido una bue­na noti­cia. Sin duda es un ali­vio para todas y todos los que han esta­do obli­ga­dos a vivir con escol­tas y en gene­ral para todos los hom­bres y muje­res de bue­na volun­tad. Este anun­cio es para la mayo­ría moti­vo de una nue­va espe­ran­za para lograr la paz que tan­to desea­mos para esta tierra.

En ese mis­mo sen­ti­do ha sido sig­ni­fi­ca­ti­vo el buen núme­ro de par­ti­dos y sin­di­ca­tos de Eus­kal Herria, que con dis­tin­tos mati­ces, han reci­bi­do con agra­do este comu­ni­ca­do. Repre­sen­tan­tes cua­li­fi­ca­dos de la mayo­ria sin­di­cal vas­ca, como LAB o ELA y par­ti­dos como ARALAR, EA, ALTERNATIVA Y la Izquier­da aber­tza­le han reci­bi­do la noti­cia de mane­ra positiva.

No ha sido ése el caso del PNV, quien ha defrau­da­do de mane­ra preo­cu­pan­te. El Sr. Urku­llu leia el lunes por la tar­de una nota muy agre­si­va y trans­mi­tía una ima­gen de cris­pa­ción. En un tono, inclu­so más duro y des­pre­cia­ti­vo que el pro­pio Minis­tro del Inte­rior Espa­ñol, qui­ta­ba todo valor al comu­ni­ca­do de la orga­ni­za­ción arma­da y arre­me­tía dura­men­te con­tra la izquier­da aber­tza­le. Una actua­ción, me cons­ta, reci­bi­da con extra­ñe­za y con alar­ma por mili­tan­tes de su pro­pio par­ti­do. Hoy la socie­dad vas­ca, tan­to al PNV como a la izquier­da aber­tza­le pide y nos exi­ge solu­cio­nes, nos deman­da pro­pues­tas con­cre­tas para supe­rar el actual fase de enfren­ta­mien­to. Y la pre­gun­ta es obvia: el PNV, tan intere­sa­do en cola­bo­rar con el PSOE, está dis­pues­to a tra­ba­jar con­jun­ta­men­te con el res­to de los aber­tza­les ? No es sufi­cien­te con exi­gir a otros, es nece­sa­rio la impli­ca­ción de todos.

La reac­ción de la cla­se polí­ti­ca espa­ño­la, como era de pre­ver, ha sido de un tono agrio y ame­na­zan­te. Una vez más la impre­sión que se per­ci­be en la calle dis­ta mucho de lo que se escu­cha de boca de muchos de los polí­ti­cos de turno y mucho más si de espa­ño­les se tra­ta. Es más, a tenor de las reac­cio­nes ante el comu­ni­ca­do de ETA, algu­nos pare­cen estar enor­me­men­te con­tra­ria­dos. Escu­chán­do­les, cual­quie­ra podría pen­sar que están valo­ran­do una decla­ra­ción de ame­na­za por par­te de ETA.

Esa cara de con­tra­rie­dad y preo­cu­pa­ción tie­ne “sus razo­nes” evi­den­te­men­te. Hay quien ve en peli­gro el nego­cio redon­do orga­ni­za­do con el tema de los guar­da­es­pal­das. Los alle­ga­dos del Sr. Mayor Ore­ja y otros gran­des bene­fi­cia­rios lógi­ca­men­te están muy preo­cu­pa­dos por­que se les va al cara­jo su cho­llo. Así mis­mo, el PP que encuen­tra en la ile­ga­li­za­ción el caba­llo de Tro­ya para ocu­par ins­ti­tu­cio­nes y pues­tos polí­ti­cos que no les corres­pon­de y una cen­tra­li­dad polí­ti­ca que no pue­den obte­ner en elec­cio­nes libres, siguen con la can­ti­ne­la de “ojo, ojo, ojo… es una tram­pa para colar­se en las elec­cio­nes.” Para dichos seño­res sus res­pec­ti­vos nego­cios es el úni­co obje­ti­vo, poco les impor­ta el sufri­mien­to que con­lle­va para muchos-as ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas una situa­ción de enfren­ta­mien­to arma­do, más bien pare­cen encantados.

Asi­mis­mo, la reac­ción del PSOE, curio­sa­men­te trans­mi­ti­do por medio de sus corres­pon­dien­tes minis­te­rios del inte­rior, ha coin­ci­di­do pun­to por pun­to con el guión tra­za­do hace dos años. Nada nue­vo, anun­cian más repre­sión y más ile­ga­li­za­cio­nes. A cada nue­va ini­cia­ti­va polí­ti­ca res­pon­den con nue­vas ame­na­zas. Su reac­ción no es pre­ci­sa­men­te mues­tra de for­ta­le­za sino expre­sión de su mie­do a con­fron­tar pro­yec­tos polí­ti­cos en igual­dad de condiciones.

Para ter­mi­nar, aña­dir que este pro­ce­so demo­crá­ti­co, con el que la izquier­da aber­tza­le se com­pro­me­te con deter­mi­na­ción, será lar­go y cos­to­so. Y que dicho pro­ce­so sola­men­te será irre­ver­si­ble si la socie­dad en gene­ral, se impli­ca acti­va­men­te y en el que los dife­ren­tes agen­tes, inclui­da ETA, tie­nen que ir dan­do nue­vos e impor­tan­tes pasos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.