Nue­vo impul­so- Tasio Erki­zia

El últi­mo comu­ni­ca­do de ETA supo­ne un nue­vo impul­so al Pro­ce­so Demo­crá­ti­co, aus­pi­cia­do por la izquier­da aber­tza­le y poten­cia­do por nume­ro­sos agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les. Supo­ne un alda­ba­na­zo al reco­rri­do de los últi­mos ocho meses. Evi­den­te­men­te no esta­mos al final del camino, pero es un paso posi­ti­vo y de gran fuer­za motriz.

Ante todo, valo­ro como una impor­tan­te apor­ta­ción por cuan­to que es un cese de su acti­vi­dad arma­da de mane­ra uni­la­te­ral e incon­di­cio­nal. Se pue­de con­si­de­rar insu­fi­cien­te, es líci­to opi­nar que debía haber sido de otro cali­bre, pero entien­do que obje­ti­va­men­te nadie pue­de negar el valor de un comu­ni­ca­do de ETA anun­cian­do el cese de su accio­nar arma­do y menos cuan­do plan­tea sin con­tra­par­ti­das. En ese sen­ti­do, es nece­sa­rio resal­tar que es la pri­me­ra vez que ETA adop­ta una deci­sión de esta dimen­sión sin con­di­cio­nes pre­vias, pues­to que el año 88 fue tras un acuer­do con el Gobierno, en Liza­rra-Gara­zi tras com­pro­mi­sos adop­ta­dos por la orga­ni­za­ción arma­da con la direc­ción del PNV y EA y el últi­mo del año 2005 tam­bién la con­ce­dió tras com­pro­mi­sos obte­ni­dos por par­te del Gobierno de Madrid.

Por otra par­te, es de gran trans­cen­den­cia por la ayu­da, con­fian­za y segu­ri­dad que supo­ne para todos los agen­tes socia­les y polí­ti­cos con volun­tad de sacar a esta país del blo­queo polí­ti­co al que se le some­te . Tras este comu­ni­ca­do, nues­tra con­vic­ción, en nume­ro­sas oca­sio­nes expli­ci­ta­da de que ETA apo­ya­ba fir­me­men­te el pro­ce­so demo­crá­ti­co impul­sa­do por las bases de la izquier­da aber­tza­le, se ha con­ver­ti­do en cer­te­za abso­lu­ta. No cabe duda que supo­ne un nue­vo paso en el camino por con­ver­tir en irre­ver­si­ble la apues­ta y el esfuer­zo por abrir un nue­vo ciclo polí­ti­co en Eus­kal Herria.

Ade­más tie­ne una espe­cial mag­ni­tud his­tó­ri­ca por cuan­to supo­ne un espal­da­ra­zo a un pro­ce­so que tuvo su pun­to de par­ti­da en un deba­te y reso­lu­ción de las bases de la izquier­da aber­tza­le. Es decir, la orga­ni­za­ción ETA ha res­pe­ta­do escru­pu­lo­sa­men­te la deci­sión adop­ta­da por los mili­tan­tes con­sul­ta­dos sobre la estra­te­gia más idó­nea para ganar la volun­tad popu­lar y obli­gar al Gobierno de Madrid a res­pe­tar los dere­chos demo­crá­ti­cos que nos corres­pon­de como Nación dife­ren­cia­da. Y es más, este cese de hos­ti­li­da­des la debe­mos de situar en unas coor­de­na­das y pre­ce­den­tes polí­ti­cos cla­ros, en los que dis­tin­tos agen­tes polí­ti­cos y socia­les han teni­do un peso espe­ci­fi­co, sino deter­mi­nan­te. Así, el mani­fies­to de Altsa­sua e Iru­ñea; las reso­lu­cio­nes del deba­te resu­mi­das en el docu­men­to “Zutik Eus­kal Herria”; ini­cia­ti­vas impor­tan­tes de la mayo­ría sin­di­cal vas­ca; acuer­dos entre EA y la IA para ela­bo­rar una estra­te­gia con­du­ci­da a la con­se­cu­ción del Esta­do vas­co; pla­ta­for­mas popu­la­res como las de “adie­ra­zi EH” y en gene­ral, dis­tin­tas pro­pues­tas que apues­tan resuel­ta­men­te por la sus­ti­tu­ción del enfren­ta­mien­to por el camino del diá­lo­go y la nego­cia­ción, están en el ori­gen de la apor­ta­ción de ETA.

Sien­do cier­to que en la socie­dad vas­ca no todos han reci­bi­do la ini­cia­ti­va de la orga­ni­za­ción arma­da con el mis­mo opti­mis­mo, no es menos cier­to que para la gran mayo­ría de la masa social ha sido una bue­na noti­cia. Sin duda es un ali­vio para todas y todos los que han esta­do obli­ga­dos a vivir con escol­tas y en gene­ral para todos los hom­bres y muje­res de bue­na volun­tad. Este anun­cio es para la mayo­ría moti­vo de una nue­va espe­ran­za para lograr la paz que tan­to desea­mos para esta tie­rra.

En ese mis­mo sen­ti­do ha sido sig­ni­fi­ca­ti­vo el buen núme­ro de par­ti­dos y sin­di­ca­tos de Eus­kal Herria, que con dis­tin­tos mati­ces, han reci­bi­do con agra­do este comu­ni­ca­do. Repre­sen­tan­tes cua­li­fi­ca­dos de la mayo­ria sin­di­cal vas­ca, como LAB o ELA y par­ti­dos como ARALAR, EA, ALTERNATIVA Y la Izquier­da aber­tza­le han reci­bi­do la noti­cia de mane­ra posi­ti­va.

No ha sido ése el caso del PNV, quien ha defrau­da­do de mane­ra preo­cu­pan­te. El Sr. Urku­llu leia el lunes por la tar­de una nota muy agre­si­va y trans­mi­tía una ima­gen de cris­pa­ción. En un tono, inclu­so más duro y des­pre­cia­ti­vo que el pro­pio Minis­tro del Inte­rior Espa­ñol, qui­ta­ba todo valor al comu­ni­ca­do de la orga­ni­za­ción arma­da y arre­me­tía dura­men­te con­tra la izquier­da aber­tza­le. Una actua­ción, me cons­ta, reci­bi­da con extra­ñe­za y con alar­ma por mili­tan­tes de su pro­pio par­ti­do. Hoy la socie­dad vas­ca, tan­to al PNV como a la izquier­da aber­tza­le pide y nos exi­ge solu­cio­nes, nos deman­da pro­pues­tas con­cre­tas para supe­rar el actual fase de enfren­ta­mien­to. Y la pre­gun­ta es obvia: el PNV, tan intere­sa­do en cola­bo­rar con el PSOE, está dis­pues­to a tra­ba­jar con­jun­ta­men­te con el res­to de los aber­tza­les ? No es sufi­cien­te con exi­gir a otros, es nece­sa­rio la impli­ca­ción de todos.

La reac­ción de la cla­se polí­ti­ca espa­ño­la, como era de pre­ver, ha sido de un tono agrio y ame­na­zan­te. Una vez más la impre­sión que se per­ci­be en la calle dis­ta mucho de lo que se escu­cha de boca de muchos de los polí­ti­cos de turno y mucho más si de espa­ño­les se tra­ta. Es más, a tenor de las reac­cio­nes ante el comu­ni­ca­do de ETA, algu­nos pare­cen estar enor­me­men­te con­tra­ria­dos. Escu­chán­do­les, cual­quie­ra podría pen­sar que están valo­ran­do una decla­ra­ción de ame­na­za por par­te de ETA.

Esa cara de con­tra­rie­dad y preo­cu­pa­ción tie­ne “sus razo­nes” evi­den­te­men­te. Hay quien ve en peli­gro el nego­cio redon­do orga­ni­za­do con el tema de los guar­da­es­pal­das. Los alle­ga­dos del Sr. Mayor Ore­ja y otros gran­des bene­fi­cia­rios lógi­ca­men­te están muy preo­cu­pa­dos por­que se les va al cara­jo su cho­llo. Así mis­mo, el PP que encuen­tra en la ile­ga­li­za­ción el caba­llo de Tro­ya para ocu­par ins­ti­tu­cio­nes y pues­tos polí­ti­cos que no les corres­pon­de y una cen­tra­li­dad polí­ti­ca que no pue­den obte­ner en elec­cio­nes libres, siguen con la can­ti­ne­la de “ojo, ojo, ojo… es una tram­pa para colar­se en las elec­cio­nes.” Para dichos seño­res sus res­pec­ti­vos nego­cios es el úni­co obje­ti­vo, poco les impor­ta el sufri­mien­to que con­lle­va para muchos-as ciu­da­da­nos y ciu­da­da­nas una situa­ción de enfren­ta­mien­to arma­do, más bien pare­cen encan­ta­dos.

Asi­mis­mo, la reac­ción del PSOE, curio­sa­men­te trans­mi­ti­do por medio de sus corres­pon­dien­tes minis­te­rios del inte­rior, ha coin­ci­di­do pun­to por pun­to con el guión tra­za­do hace dos años. Nada nue­vo, anun­cian más repre­sión y más ile­ga­li­za­cio­nes. A cada nue­va ini­cia­ti­va polí­ti­ca res­pon­den con nue­vas ame­na­zas. Su reac­ción no es pre­ci­sa­men­te mues­tra de for­ta­le­za sino expre­sión de su mie­do a con­fron­tar pro­yec­tos polí­ti­cos en igual­dad de con­di­cio­nes.

Para ter­mi­nar, aña­dir que este pro­ce­so demo­crá­ti­co, con el que la izquier­da aber­tza­le se com­pro­me­te con deter­mi­na­ción, será lar­go y cos­to­so. Y que dicho pro­ce­so sola­men­te será irre­ver­si­ble si la socie­dad en gene­ral, se impli­ca acti­va­men­te y en el que los dife­ren­tes agen­tes, inclui­da ETA, tie­nen que ir dan­do nue­vos e impor­tan­tes pasos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *