Ha com­pa­re­ci­do Ezker Aber­tza­lea para valo­rar el anun­cio de ETA

El anun­cio de ETA de una deci­sión uni­la­te­ral de cese de acti­vi­da­des arma­das tie­ne una gran impor­tan­cia para tran­si­tar hacia un mar­co de paz y solu­cio­nes demo­crá­ti­cas en Eus­kal Herria.

Este anun­cio se sitúa en un con­tex­to de hechos rele­van­tes acae­ci­dos en los últi­mos meses: reso­lu­ción de “Zutik Eus­kal Herria” pre­sen­ta­da por la Izquier­da Aber­tza­le, Acuer­do estra­té­gi­co Lor­tu Arte entre EA y la izquier­da aber­tza­le, pues­ta en mar­cha de un movi­mien­to social por los dere­chos civi­les y polí­ti­cos, el Abe­rri Egu­na y pos­te­rior desa­rro­llo de un espa­cio social plu­ral inde­pen­den­tis­ta, la Huel­ga gene­ral rea­li­za­da por los sin­di­ca­tos aber­tza­le por un cam­bio social… son refe­ren­cias que tras­mi­ten un deseo de cam­bio y solu­cio­nes estruc­tu­ra­les por par­te de la socie­dad vas­ca.

En este con­tex­to y ante la deman­da de “res­pues­tas cons­truc­ti­vas”, rea­li­za­da por la Izquier­da Aber­tza­le en Iru­ñea, enten­de­mos que la mis­ma ha sido posi­ti­va­men­te con­si­de­ra­da por ETA abrién­do­se un esce­na­rio que per­mi­te avan­zar en la con­so­li­da­ción esta­ble e irre­ver­si­ble de un pro­ce­so demo­crá­ti­co.

Por ello, la izquier­da aber­tza­le no entra a cuan­ti­fi­car sufi­cien­cias e insu­fi­cien­cias en esta deci­sión sino su valor para avan­zar en la con­so­li­da­ción de un esce­na­rio de no vio­len­cia y nor­ma­li­za­ción polí­ti­co-demo­crá­ti­ca como ante­sa­la a un pro­ce­so de dia­lo­go y nego­cia­ción. Y eso es incues­tio­na­ble.

Para la izquier­da aber­tza­le, pues, este cese de acti­vi­dad arma­da de ETA se sitúa en la orien­ta­ción ade­cua­da mar­ca­da por la decla­ra­ción de Bru­se­las como refe­ren­te para abrir un pro­ce­so de dia­lo­go y nego­cia­ción en con­di­cio­nes de no vio­len­cia esta­ble y veri­fi­ca­ble y res­ta­ble­ci­mien­to de con­di­cio­nes demo­crá­ti­cas bási­cas.

Por tan­to, esta deci­sión de ETA no elu­de el empla­za­mien­to rea­li­za­do por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal a todas las par­tes, inclui­da ETA y el Gobierno Espa­ñol. Al con­tra­rio, la refuer­za en sus exi­gen­cias y con­te­ni­dos. En este sen­ti­do la izquier­da aber­tza­le segui­rá tra­ba­jan­do con agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les por un mar­co de dis­ten­sión mul­ti­la­te­ral y de con­sen­so sobre con­di­cio­nes bási­cas para un pro­ce­so demo­crá­ti­co.

En cuan­to a las reac­cio­nes sus­ci­ta­das por el anun­cio de esta deci­sión de ETA seña­lar en pri­mer lugar la bue­na aco­gi­da por par­te de nume­ro­sos par­ti­dos polí­ti­cos, sin­di­ca­tos y agen­tes socia­les vas­cos que han hecho hin­ca­pié en la impor­tan­cia de la deci­sión de ETA, así como el impor­tan­te eco inter­na­cio­nal que ha alcan­za­do la publi­ca­ción de la decla­ra­ción de ETA.

De otra par­te, las reac­cio­nes que nie­gan su valor, la des­ca­li­fi­can o pre­ten­den des­vir­tuar­la, siguien­do la iner­cia de estra­te­gias polí­ti­cas cómo­das en el esce­na­rio de enfren­ta­mien­to y blo­queo, son un ejer­ci­cio de irres­pon­sa­bi­li­dad ajeno a los deseos y espe­ran­zas de la gran mayo­ría de la socie­dad vas­ca. La socie­dad vas­ca en su glo­ba­li­dad ha reci­bi­do con espe­ran­za esta deci­sión espe­ran­do apor­ta­cio­nes cons­truc­ti­vas de todos los agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les.

La izquier­da aber­tza­le, en cohe­ren­cia a sus reso­lu­cio­nes sobe­ra­nas, segui­rá impul­san­do ini­cia­ti­vas e incen­ti­van­do su com­pro­mi­so para dotar de irre­ver­si­bi­li­dad a los impor­tan­tes pasos que se están dan­do en la socie­dad vas­ca hacia una nue­va fase polí­ti­ca.

La izquier­da aber­tza­le con­si­de­ra en este sen­ti­do que se están abrien­do las puer­tas de una nue­va fase polí­ti­ca y no ceja­ra en sus esfuer­zos por con­se­guir­la. Tene­mos la deter­mi­na­ción y con­fian­za de lle­var este pro­ce­so has­ta el final.

Nadie ni nada nos saca­ra del carril que con­duz­ca a un esce­na­rio de cam­bio y solu­cio­nes polí­ti­cas en Eus­kal Herria.

Por ello, la izquier­da aber­tza­le ani­ma a su base social a imple­men­tar su esfuer­zo de tra­ba­jo, lucha y orga­ni­za­ción para impul­sar posi­ti­va­men­te el pro­ce­so demo­crá­ti­co y opor­tu­ni­dad abier­ta. La mani­fes­ta­ción de este sába­do en Bil­bo con­vo­ca­da por Adie­ra­zi EH debe ser refle­jo de la masi­va apues­ta de la izquier­da aber­tza­le y la socie­dad vas­ca en su con­jun­to a los nue­vos tiem­pos polí­ti­cos.

Para­le­la­men­te que­re­mos incen­ti­var a sec­to­res socia­les y eco­nó­mi­cos a ser acti­vos en la con­so­li­da­ción de esta nue­va situa­ción. Es y será la mejor inver­sión polí­ti­ca y eco­nó­mi­ca para el con­jun­to de la ciu­da­da­nía de EH.

En ese sen­ti­do, la socie­dad vas­ca con su movi­li­za­ción y deter­mi­na­ción tie­ne que ser auten­ti­co garan­te y quien tute­le un pro­ce­so demo­crá­ti­co que nece­si­ta de for­ma inelu­di­ble la apor­ta­ción de los Gobier­nos, agen­tes polí­ti­cos y comu­ni­dad inter­na­cio­nal.

Para la izquier­da aber­tza­le un pro­ce­so demo­crá­ti­co tie­ne que asen­tar­se en un esce­na­rio de no vio­len­cia con garan­tías, de dis­ten­sio­nes reci­pro­cas y res­ta­ble­ci­mien­to de dere­chos civi­les y polí­ti­cos bási­cos. La deci­sión de ETA es una apor­ta­ción uni­la­te­ral en esa direc­ción.

Final­men­te, vol­ve­mos a ape­lar a todos los agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les, al Gobierno de Madrid y al de París y a la Comu­ni­dad inter­na­cio­nal, a la corres­pon­sa­bi­li­dad para res­pon­der de mane­ra cons­truc­ti­va a esta nue­va situa­ción.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *