Inter­nan de emer­gen­cia a quin­to pre­so mapu­che en huel­ga de ham­bre.

chile_libertad_mapuches.jpg

Héc­tor Llai­tul, uno de los 32 comu­ne­ros mapu­che que se encuen­tra en huel­ga de ham­bre tuvo que ser tras­la­da­do este jue­ves de mane­ra urgen­te al Hos­pi­tal Regio­nal de Con­cep­ción

Uno de los 32 mapu­che que rea­li­zan en la cár­cel un ayuno volun­ta­rio para exi­gir un jui­cio jus­to y que no se les apli­que la Ley Anti­te­rro­ris­ta, Hec­tor Llai­tul, fue tras­la­da­do este jue­ves al Hos­pi­tal Regio­nal de Con­cep­ción, al sur de Chi­le, debi­do a una des­com­pen­sa­ción gene­ral tras cum­plir 53 días en huel­ga de ham­bre.

Llai­tul es uno de los mapu­che que se encuen­tra en pri­sión en la cár­cel El Man­zano (sur) por supues­ta aso­cia­ción ilí­ci­ta a gru­pos terro­ris­tas, y ade­más se le acu­só de par­ti­ci­par, jun­to a José Hue­nu­che, Luís Mena­res, Ramón Llan­qui­leo, César Parra, Víc­tor Llan­qui­leo y Jonathan Hui­lli­tal, en un ata­que a una cara­va­na en que resul­ta­ron lesio­na­dos el fis­cal Mario Elgue­ta y varios de sus cola­bo­ra­do­res.

La con­de­na apli­ca­da para Lali­tul por el tri­bu­nal esta­tal, según la Ley Anti­te­rro­ris­ta vigen­te des­de la últi­ma dic­ta­du­ra, es de 103 años de pri­sión.

Su abo­ga­do defen­sor, Pablo Orte­ga indi­có a tele­SUR que este jue­ves Llai­tul fue tras­la­da­do al Hos­pi­tal Regio­nal de Con­cep­ción por los daños físi­cos pro­vo­ca­dos por los 53 días que lle­va sin ali­men­ta­ción.

«Tan­to él como otros comu­ne­ros a esta altu­ra ya están pro­du­cién­do­se des­com­pen­sa­cio­nes que obli­gan la inter­ven­ción de los médi­cos», seña­ló.

El letra­do recal­có ade­más que aun­que la inter­ven­ción es nece­sa­ria, los huel­guis­tas la recha­zan por temor a que se reali­cen exá­me­nes cor­po­ra­les a la fuer­za y que con ellos se mani­pu­le la evi­den­cia en su con­tra.

«En Chi­le se uti­li­zan las mues­tras de san­gre y de ADN como para incul­par a los mapu­che (…) por eso es que los comu­ne­ros son tan renuen­tes a apli­car­se exá­me­nes médi­cos», dijo.

De hecho este miér­co­les Jor­ge Huen­chu­llán, her­mano de Feli­pe Huen­chu­llán, cuar­to pre­so polí­ti­co mapu­che que tuvo de ser inter­na­do por pro­ble­mas de salud, denun­ció que a su parien­te se le toma­ron prue­bas de san­gre a la fuer­za y cali­fi­có la acción como inacep­ta­ble.

«Por­que eso no lo acep­ta­mos de nin­gu­na mane­ra», mani­fes­tó.

Feli­pe Hun­chu­llán es el cuar­to huel­guis­ta hos­pi­ta­li­za­do por des­com­pen­sa­ción. El pasa­do mar­tes fue lle­va­do al hos­pi­tal de Con­cep­ción (sur) el pre­so Jonathan Hui­lli­cal Mén­dez y el pasa­do vier­nes ocu­rrió lo mis­mo, en la ciu­dad de Temu­co (cen­tro), con los comu­ne­ros Elvis Millán y Huai­ki­laf Cadín, quie­nes tam­bién pre­sen­ta­ron un cua­dro de des­com­po­si­ción y se nega­ron a la toma de mues­tras de san­gre, tras argu­men­tar que pue­den ser usa­das «para otros fines».

Pro­ble­ma his­tó­ri­co

Para Orte­ga, la com­pli­ca­ción de esta situa­ción radi­ca no sola­men­te en lo que suce­de actual­me­ne­te con la Ley Anti­te­rro­ris­ta y la inca­pa­ci­dad de diá­lo­go entre el pue­blo mapu­che y el Gobierno chi­leno, sino que exis­te «una his­to­ria com­ple­ta» de irres­pe­tos por par­te del Eje­cu­ti­vo a los acuer­dos con los ori­gi­na­rios.

«El Gobierno de Piñe­ra ha mos­tra­do una acti­tud un poco más abier­ta, pero si no da avan­ces con­cre­tos y ade­cúa la Ley Anti­te­rro­ris­ta a un con­tex­to demo­crá­ti­co, esta situa­ción podría agra­var­se y oca­sio­nar pro­ble­mas fata­les para los comu­ne­ros que están en huel­ga de ham­bre», mani­fes­tó.

De igual for­ma, Orte­ga espe­ci­fi­có una segun­da com­ple­ji­dad que hace refe­ren­cia al sis­te­ma judi­cial apli­ca­do en Chi­le.

«Aquí se vive un situa­ción anó­ma­la en la que los mapu­che deben enfren­tar los mis­mos car­gos en tri­bu­na­les civi­les y mili­ta­res (…) la para­do­ja es que en el caso de Héc­tor Lli­tul, el tri­bu­nal demo­crá­ti­co exi­ge una con­de­na de 103 años, mien­tras que la jus­ti­cia mili­tar, lo con­de­nó a sólo 25 años».

Enfa­ti­zó que «esto es fru­to de que en Chi­le se vive una dic­ta­du­ra encu­bier­ta» y reite­ró que para que la situa­ción se resuel­va, debe con­cre­tar­se un pro­yec­to de ley que res­pe­te los dere­chos de las comu­ni­da­des indí­ge­nas.

«De con­cre­tar­se el pro­yec­to sería un avan­ce no sólo para los pre­sos que están en huel­ga de ham­bre sino para todo el pue­blo mapu­che y muchos ciu­da­da­nos tam­bién que han sido con­de­na­dos por la jus­ti­cia mili­tar», expre­só el abo­ga­do defen­sor.

En el mar­co de la apli­ca­ción de la Ley Anti­te­rro­ris­ta, 32 indí­ge­nas fue­ron pues­tos a la orden de la jus­ti­cia chi­le­na, des­pués de que los ori­gi­na­rios mani­fes­ta­ran por el reco­no­ci­mien­to de sus tie­rras ances­tra­les, en manos de empre­sas fores­ta­les pri­va­das.

Des­de el 2009, la región mapu­che per­ma­ne­ce mili­ta­ri­za­da, situa­ción que es recha­za­da por los indí­ge­nas chi­le­nos. Los ori­gi­na­rios deman­dan un pro­ce­so judi­cial jus­to y recha­zan la ley la ins­ti­tui­da duran­te la dic­ta­du­ra de Augus­to Pino­chet.

La Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das (ONU) y la Unión Euro­pea (UE) le acon­se­ja­ron a Chi­le que revi­se la cues­tio­na­da legis­la­ción, por con­si­de­rar que per­si­gue «a miem­bros de las comu­ni­da­des indí­ge­nas, en par­ti­cu­lar la mapu­che».

Actual­men­te, las pro­tes­tas en defen­sa del pue­blo mapu­che y en con­tra de la Ley Anti­te­rro­ris­ta son apo­ya­das por diver­sos sec­to­res de la pobla­ción.

Resu­men Latinoamericano/​Telesur

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *