Inter­nan de emer­gen­cia a quin­to pre­so mapu­che en huel­ga de hambre.

chile_libertad_mapuches.jpg

Héc­tor Llai­tul, uno de los 32 comu­ne­ros mapu­che que se encuen­tra en huel­ga de ham­bre tuvo que ser tras­la­da­do este jue­ves de mane­ra urgen­te al Hos­pi­tal Regio­nal de Concepción

Uno de los 32 mapu­che que rea­li­zan en la cár­cel un ayuno volun­ta­rio para exi­gir un jui­cio jus­to y que no se les apli­que la Ley Anti­te­rro­ris­ta, Hec­tor Llai­tul, fue tras­la­da­do este jue­ves al Hos­pi­tal Regio­nal de Con­cep­ción, al sur de Chi­le, debi­do a una des­com­pen­sa­ción gene­ral tras cum­plir 53 días en huel­ga de hambre.

Llai­tul es uno de los mapu­che que se encuen­tra en pri­sión en la cár­cel El Man­zano (sur) por supues­ta aso­cia­ción ilí­ci­ta a gru­pos terro­ris­tas, y ade­más se le acu­só de par­ti­ci­par, jun­to a José Hue­nu­che, Luís Mena­res, Ramón Llan­qui­leo, César Parra, Víc­tor Llan­qui­leo y Jonathan Hui­lli­tal, en un ata­que a una cara­va­na en que resul­ta­ron lesio­na­dos el fis­cal Mario Elgue­ta y varios de sus colaboradores.

La con­de­na apli­ca­da para Lali­tul por el tri­bu­nal esta­tal, según la Ley Anti­te­rro­ris­ta vigen­te des­de la últi­ma dic­ta­du­ra, es de 103 años de prisión.

Su abo­ga­do defen­sor, Pablo Orte­ga indi­có a tele­SUR que este jue­ves Llai­tul fue tras­la­da­do al Hos­pi­tal Regio­nal de Con­cep­ción por los daños físi­cos pro­vo­ca­dos por los 53 días que lle­va sin alimentación.

«Tan­to él como otros comu­ne­ros a esta altu­ra ya están pro­du­cién­do­se des­com­pen­sa­cio­nes que obli­gan la inter­ven­ción de los médi­cos», señaló.

El letra­do recal­có ade­más que aun­que la inter­ven­ción es nece­sa­ria, los huel­guis­tas la recha­zan por temor a que se reali­cen exá­me­nes cor­po­ra­les a la fuer­za y que con ellos se mani­pu­le la evi­den­cia en su contra.

«En Chi­le se uti­li­zan las mues­tras de san­gre y de ADN como para incul­par a los mapu­che (…) por eso es que los comu­ne­ros son tan renuen­tes a apli­car­se exá­me­nes médi­cos», dijo.

De hecho este miér­co­les Jor­ge Huen­chu­llán, her­mano de Feli­pe Huen­chu­llán, cuar­to pre­so polí­ti­co mapu­che que tuvo de ser inter­na­do por pro­ble­mas de salud, denun­ció que a su parien­te se le toma­ron prue­bas de san­gre a la fuer­za y cali­fi­có la acción como inaceptable.

«Por­que eso no lo acep­ta­mos de nin­gu­na mane­ra», manifestó.

Feli­pe Hun­chu­llán es el cuar­to huel­guis­ta hos­pi­ta­li­za­do por des­com­pen­sa­ción. El pasa­do mar­tes fue lle­va­do al hos­pi­tal de Con­cep­ción (sur) el pre­so Jonathan Hui­lli­cal Mén­dez y el pasa­do vier­nes ocu­rrió lo mis­mo, en la ciu­dad de Temu­co (cen­tro), con los comu­ne­ros Elvis Millán y Huai­ki­laf Cadín, quie­nes tam­bién pre­sen­ta­ron un cua­dro de des­com­po­si­ción y se nega­ron a la toma de mues­tras de san­gre, tras argu­men­tar que pue­den ser usa­das «para otros fines».

Pro­ble­ma histórico

Para Orte­ga, la com­pli­ca­ción de esta situa­ción radi­ca no sola­men­te en lo que suce­de actual­me­ne­te con la Ley Anti­te­rro­ris­ta y la inca­pa­ci­dad de diá­lo­go entre el pue­blo mapu­che y el Gobierno chi­leno, sino que exis­te «una his­to­ria com­ple­ta» de irres­pe­tos por par­te del Eje­cu­ti­vo a los acuer­dos con los originarios.

«El Gobierno de Piñe­ra ha mos­tra­do una acti­tud un poco más abier­ta, pero si no da avan­ces con­cre­tos y ade­cúa la Ley Anti­te­rro­ris­ta a un con­tex­to demo­crá­ti­co, esta situa­ción podría agra­var­se y oca­sio­nar pro­ble­mas fata­les para los comu­ne­ros que están en huel­ga de ham­bre», manifestó.

De igual for­ma, Orte­ga espe­ci­fi­có una segun­da com­ple­ji­dad que hace refe­ren­cia al sis­te­ma judi­cial apli­ca­do en Chile.

«Aquí se vive un situa­ción anó­ma­la en la que los mapu­che deben enfren­tar los mis­mos car­gos en tri­bu­na­les civi­les y mili­ta­res (…) la para­do­ja es que en el caso de Héc­tor Lli­tul, el tri­bu­nal demo­crá­ti­co exi­ge una con­de­na de 103 años, mien­tras que la jus­ti­cia mili­tar, lo con­de­nó a sólo 25 años».

Enfa­ti­zó que «esto es fru­to de que en Chi­le se vive una dic­ta­du­ra encu­bier­ta» y reite­ró que para que la situa­ción se resuel­va, debe con­cre­tar­se un pro­yec­to de ley que res­pe­te los dere­chos de las comu­ni­da­des indígenas.

«De con­cre­tar­se el pro­yec­to sería un avan­ce no sólo para los pre­sos que están en huel­ga de ham­bre sino para todo el pue­blo mapu­che y muchos ciu­da­da­nos tam­bién que han sido con­de­na­dos por la jus­ti­cia mili­tar», expre­só el abo­ga­do defensor.

En el mar­co de la apli­ca­ción de la Ley Anti­te­rro­ris­ta, 32 indí­ge­nas fue­ron pues­tos a la orden de la jus­ti­cia chi­le­na, des­pués de que los ori­gi­na­rios mani­fes­ta­ran por el reco­no­ci­mien­to de sus tie­rras ances­tra­les, en manos de empre­sas fores­ta­les privadas.

Des­de el 2009, la región mapu­che per­ma­ne­ce mili­ta­ri­za­da, situa­ción que es recha­za­da por los indí­ge­nas chi­le­nos. Los ori­gi­na­rios deman­dan un pro­ce­so judi­cial jus­to y recha­zan la ley la ins­ti­tui­da duran­te la dic­ta­du­ra de Augus­to Pinochet.

La Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das (ONU) y la Unión Euro­pea (UE) le acon­se­ja­ron a Chi­le que revi­se la cues­tio­na­da legis­la­ción, por con­si­de­rar que per­si­gue «a miem­bros de las comu­ni­da­des indí­ge­nas, en par­ti­cu­lar la mapuche».

Actual­men­te, las pro­tes­tas en defen­sa del pue­blo mapu­che y en con­tra de la Ley Anti­te­rro­ris­ta son apo­ya­das por diver­sos sec­to­res de la población.

Resu­men Latinoamericano/​Telesur

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.