Es hora de com­pro­me­ter­se acti­va­men­te en la con­se­cu­ción de un esce­na­rio demo­crá­ti­co- LAB Sindikatua

Empla­za­mos a la cla­se tra­ba­ja­do­ra a que tam­bién se com­pro­me­ta acti­va­men­te en la con­se­cu­ción de un esce­na­rio democrático

El comu­ni­ca­do que ETA hizo públi­co ayer domin­go, en el que daba a cono­cer su deci­sión de no come­ter accio­nes arma­das ofen­si­vas en aras de la cons­truc­ción de un pro­ce­so demo­crá­ti­co, cons­ti­tu­ye por sí mis­mo un paso impor­tan­te y posi­ti­vo en la aper­tu­ra de un nue­vo esce­na­rio polí­ti­co en Eus­kal Herria. Sin duda, la deci­sión de ETA, ava­la­da por la ausen­cia de accio­nes arma­das, da un impul­so deci­si­vo a la apues­ta polí­ti­ca de la Izquier­da Aber­tza­le y obli­ga a posi­cio­nar­se a los dife­ren­tes agen­tes implicados.

El cam­bio de ciclo polí­ti­co que nece­si­ta y deman­da Eus­kal Herria está en mar­cha, al mar­gen del inmo­vi­lis­mo de los esta­dos y de su empe­ci­na­mien­to en estra­te­gias de gue­rra y repre­sión. Es en lo agen­tes polí­ti­cos, sin­di­ca­les y socia­les de Eus­kal Herria en quie­nes recae el peso de lle­var a cabo este pro­ce­so, y ya es hora de que cada uno asu­ma sus res­pon­sa­bi­li­da­des sin espe­rar a los movi­mien­tos de los demás. Está en nues­tra mano.

No pode­mos obviar, a tenor de las reac­cio­nes al comu­ni­ca­do y la deci­sión de ETA, que la nula dis­po­si­ción del Esta­do espa­ñol y todos los agen­tes impli­ca­dos en su estra­te­gia, es una más en el nefas­to balan­ce que pre­sen­tan tras un año tor­pe­dean­do toda ini­cia­ti­va enca­mi­na­da a una solu­ción cons­trui­da des­de el diá­lo­go y la nego­cia­ción. Se equi­vo­can. La socie­dad vas­ca deman­da solu­cio­nes, deman­da liber­tad para deci­dir sobre nues­tro futu­ro, deman­da nego­cia­ción y acuer­do. Los Esta­dos no pue­den seguir hacien­do oídos sor­dos a esta rei­vin­di­ca­ción, por lo cual les exi­gi­mos el res­pe­to a los míni­mos demo­crá­ti­cos impres­cin­di­bles para reco­rrer este camino.

La Izquier­da Aber­tza­le, en su con­jun­to debe y va a abor­dar los com­pro­mi­sos y pasos nece­sa­rios para con­se­guir un nue­vo mar­co polí­ti­co que per­mi­ta, de mane­ra demo­crá­ti­ca, la cons­ti­tu­ción de un Esta­do vasco.

LAB com­pro­me­te su ini­cia­ti­va y fuer­za en ese obje­ti­vo. Empla­za­mos a la cla­se tra­ba­ja­do­ra a que tam­bién se com­pro­me­ta acti­va­men­te en la con­se­cu­ción de un esce­na­rio demo­crá­ti­co. El cam­bio polí­ti­co y social que nece­si­tan los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de Eus­kal Herria es posi­ble y es el momen­to de concretarlo.

Eus­kal Herria, 6 de sep­tiem­bre de 2010
Comi­té Nacio­nal de LAB

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.