Israel recha­za que la OIEA ins­pec­cio­ne su pro­gra­ma nuclear – J.M. Alvarez

El régi­men sio­nis­ta de Israel se ha nega­do a las peti­cio­nes del Orga­nis­mo Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca (OIEA) para que per­mi­ta que ins­pec­to­res inter­na­cio­na­les exa­mi­nen su pro­gra­ma nuclear y fir­me el pac­to de no-pro­li­fe­ra­ción de armas ató­mi­cas, que Irán si ha rubricado.

Tehe­rán acep­tó en su momen­to que la OIEA rea­li­za­ra esa ins­pec­ción a la que se opo­ne Tel Aviv. Resul­ta­do: “La OEIA no encon­tró nada gra­ve en sitio nuclear de Irán” (Moha­med El Bara­dei, ex Direc­tor Gene­ral de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca). Es decir, la OEIA reco­no­ció los fines pací­fi­cos del pro­gra­ma iraní.

Por su par­te Israel tie­ne cen­te­na­res de bom­bas que, has­ta aho­ra, no ha uti­li­za­do por­que no ha teni­do nece­si­dad. Medios occi­den­ta­les jus­ti­fi­can una tenen­cia res­pon­sa­ble de esas armas, sobre la base de un supues­to sis­te­ma “demo­crá­ti­co” en con­tra­po­si­ción con otro teo­crá­ti­co, como defi­nen al régi­men de Irán. Pero si esa apre­cia­ción la toma­mos al pie de la letra, no exis­ti­rían nota­bles dife­ren­cias con un país inven­ta­do por el sio­nis­mo (ideo­lo­gía nazi de con­quis­ta y expan­sión) que se con­si­de­ra el pue­blo ele­gi­do de Dios.

Dos pai­ses, dos situa­cio­nes. Uno no admi­te ins­pec­cio­nes, el otro sí. Uno está inmer­so en con­ti­núas gue­rras y agre­sio­nes, el otro sólo estu­vo en una gue­rra pero no la empe­zó: fue agre­di­do por Iraq con el vis­to bueno de Esta­do Uni­dos; sin embar­go uno es san­cio­na­do y el otro se ríe de las reso­lu­cio­nes en su con­tra de la ONU. Así apli­can el Dere­cho Inter­na­cio­nal los paí­ses que hablan de liber­tad y jus­ti­cia. Cla­ro que esta­mos hablan­do del Dere­cho Inter­na­cio­nal bur­gués. No hay otro… por el momento.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.