Israel recha­za que la OIEA ins­pec­cio­ne su pro­gra­ma nuclear – J.M. Alva­rez

El régi­men sio­nis­ta de Israel se ha nega­do a las peti­cio­nes del Orga­nis­mo Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca (OIEA) para que per­mi­ta que ins­pec­to­res inter­na­cio­na­les exa­mi­nen su pro­gra­ma nuclear y fir­me el pac­to de no-pro­li­fe­ra­ción de armas ató­mi­cas, que Irán si ha rubri­ca­do.

Tehe­rán acep­tó en su momen­to que la OIEA rea­li­za­ra esa ins­pec­ción a la que se opo­ne Tel Aviv. Resul­ta­do: “La OEIA no encon­tró nada gra­ve en sitio nuclear de Irán” (Moha­med El Bara­dei, ex Direc­tor Gene­ral de la Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal de Ener­gía Ató­mi­ca). Es decir, la OEIA reco­no­ció los fines pací­fi­cos del pro­gra­ma ira­ní.

Por su par­te Israel tie­ne cen­te­na­res de bom­bas que, has­ta aho­ra, no ha uti­li­za­do por­que no ha teni­do nece­si­dad. Medios occi­den­ta­les jus­ti­fi­can una tenen­cia res­pon­sa­ble de esas armas, sobre la base de un supues­to sis­te­ma “demo­crá­ti­co” en con­tra­po­si­ción con otro teo­crá­ti­co, como defi­nen al régi­men de Irán. Pero si esa apre­cia­ción la toma­mos al pie de la letra, no exis­ti­rían nota­bles dife­ren­cias con un país inven­ta­do por el sio­nis­mo (ideo­lo­gía nazi de con­quis­ta y expan­sión) que se con­si­de­ra el pue­blo ele­gi­do de Dios.

Dos pai­ses, dos situa­cio­nes. Uno no admi­te ins­pec­cio­nes, el otro sí. Uno está inmer­so en con­ti­núas gue­rras y agre­sio­nes, el otro sólo estu­vo en una gue­rra pero no la empe­zó: fue agre­di­do por Iraq con el vis­to bueno de Esta­do Uni­dos; sin embar­go uno es san­cio­na­do y el otro se ríe de las reso­lu­cio­nes en su con­tra de la ONU. Así apli­can el Dere­cho Inter­na­cio­nal los paí­ses que hablan de liber­tad y jus­ti­cia. Cla­ro que esta­mos hablan­do del Dere­cho Inter­na­cio­nal bur­gués. No hay otro… por el momen­to.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *