¿Se van como héroes? – William Blum

“Se van como héroes. Quie­ro que vuel­van a casa con orgu­llo en sus cora­zo­nes,” dijo el coro­nel John Norris, jefe de una bri­ga­da del ejér­ci­to de EE.UU. en Iraq. (1)

Bas­ta para cubrir de lágri­mas el ros­tro de un esta­dou­ni­den­se, para hacer que se atore.

Bas­ta para hacer que olvide.

Pero no se debe­ría per­mi­tir que nin­gún esta­dou­ni­den­se olvi­de que la nación de Iraq, la socie­dad de Iraq, han sido des­trui­das, arrui­na­das: un Esta­do falli­do. Los esta­dou­ni­den­ses, des­de comien­zos de 1991, bom­bar­dea­ron duran­te 12 años, con una u otra excu­sa; lue­go inva­die­ron, ocu­pa­ron, derro­ca­ron al gobierno, mata­ron desen­fre­na­da­men­te, tor­tu­ra­ron… el pue­blo de ese país infe­liz lo ha per­di­do todo –sus casas, sus escue­las, su elec­tri­ci­dad, su agua pota­ble, su entorno, sus vecin­da­rios, sus mez­qui­tas, su arqueo­lo­gía, sus pues­tos de tra­ba­jo, sus carre­ras, sus pro­fe­sio­na­les, sus empre­sas esta­ta­les, su salud físi­ca, su salud men­tal, su aten­ción sani­ta­ria, su Esta­do de bien­es­tar, los dere­chos de sus muje­res, su tole­ran­cia reli­gio­sa, su segu­ri­dad, sus hijos, sus padres, su pasa­do, su pre­sen­te, su futu­ro, sus vidas… Más de la mitad de la pobla­ción muer­ta, heri­da, trau­ma­ti­za­da, encar­ce­la­da, des­pla­za­da en el inte­rior, o en el exi­lio extran­je­ro… El aire, el sue­lo, el agua, la san­gre y los genes con­ta­mi­na­dos con ura­nio empo­bre­ci­do… los más horren­dos defec­tos al nacer… bom­bas de raci­mo sin esta­llar espe­ran que los niños las reco­jan… un ejér­ci­to de jóve­nes islá­mi­cos fue­ron a Iraq a com­ba­tir a los inva­so­res esta­dou­ni­den­ses; aban­do­na­ron el país más mili­tan­tes, más endu­re­ci­dos por la gue­rra para repar­tir­se por todo Orien­te Pró­xi­mo, Euro­pa y Asia Cen­tral… un río de san­gre corre a lo lar­go del Éufra­tes y del Tigris… por un país que posi­ble­men­te jamás será reconstituido.

“Es un refrán común entre ira­quíes can­sa­dos de la gue­rra que las cosas eran mejo­res antes de la inva­sión diri­gi­da por EE.UU. en 2003”, infor­mó el Washing­ton Post el 5 de mayo de 2007.

No impor­ta… que resue­nen los tam­bo­res… ¡Con la fren­te en alto, sol­da­do héroe esta­dou­ni­den­se! Y ni pien­ses en pedir dis­cul­pas. Iraq es obli­ga­do por EE.UU. a seguir pagan­do repa­ra­cio­nes por su pro­pia inva­sión de Kuwait en 1990. ¿Cuán­to paga­rán los héroes esta­dou­ni­den­ses al pue­blo de Iraq?

“Infe­liz el pue­blo que no tie­ne héroes…

No. Infe­liz el pue­blo que nece­si­ta héroes.”

– Ber­tolt Brecht, Vida de Galileo

“Lo que tene­mos que des­cu­brir en el cam­po social es el equi­va­len­te moral de la gue­rra; algo heroi­co que hable al cora­zón de los hom­bres de un modo tan uni­ver­sal como la gue­rra, y que no obs­tan­te sea tan com­pa­ti­ble con sus egos espi­ri­tua­les como la gue­rra ha pro­ba­do ser incompatible.”

–William James, Las varie­da­des de la expe­rien­cia religiosa

Es posi­ble que la base para ese heroís­mo ya exis­ta… el 15 de febre­ro de 2003, un mes antes de la inva­sión esta­dou­ni­den­se de Iraq, tuvo lugar lo que es pro­ba­ble­men­te la mayor mani­fes­ta­ción de pro­tes­ta en la his­to­ria huma­na, entre seis y diez millo­nes de mani­fes­tan­tes salie­ron a las calles en unas 800 ciu­da­des en casi sesen­ta paí­ses en todo el globo.

PanAm 103

El gobierno bri­tá­ni­co advir­tió recien­te­men­te a Libia con­tra la cele­bra­ción del pri­mer ani­ver­sa­rio de la libe­ra­ción por Esco­cia de Abdel Baset al-Megrahi, el libio es la úni­ca per­so­na con­de­na­da por el aten­ta­do de 1988 sobre Esco­cia con­tra el vue­lo 103 de PanAm que cos­tó la vida a 270 per­so­nas en su mayo­ría esta­dou­ni­den­ses y bri­tá­ni­cos. El Foreign Offi­ce [Minis­te­rio de Exte­rio­res bri­tá­ni­co] decla­ró: “En este ani­ver­sa­rio com­pren­de­mos la con­ti­nua angus­tia que la libe­ra­ción de al-Megrahi ha cau­sa­do a sus víc­ti­mas en el Rei­no Uni­do y en EE.UU. Fue con­de­na­do por el peor acto de terro­ris­mo en la his­to­ria bri­tá­ni­ca. Toda cele­bra­ción de la libe­ra­ción al-Megrahi sería de mal gus­to, ofen­si­va y pro­fun­da­men­te cruel hacia las fami­lias de las víctimas.”

John Bren­nan, el con­se­je­ro para con­tra­te­rro­ris­mo del pre­si­den­te Oba­ma, decla­ró que EE.UU. ha “expre­sa­do nues­tra fuer­te con­vic­ción” a fun­cio­na­rios esco­ce­ses de que Megrahi no debe­ría seguir en liber­tad. Bren­nan cri­ti­có lo que cali­fi­có de “deci­sión infor­tu­na­da e inapro­pia­da y erró­nea” que se haya per­mi­ti­do el retorno de Megrahi a Libia por moti­vos huma­ni­ta­rios el 20 de agos­to de 2009 por­que tenía cán­cer y no se espe­ra­ba que vivie­ra más de unos tres meses. La secre­ta­ria de Esta­do Hillary Clin­ton emi­tió una decla­ra­ción dicien­do que EE.UU. “man­tie­ne su cate­gó­ri­co des­acuer­do” con la deci­sión de Esco­cia de libe­rar a Megrahi hace un año. “Como hemos expre­sa­do repe­ti­da­men­te a las auto­ri­da­des esco­ce­sas, man­te­ne­mos que Megrahi debe­ría cum­plir la tota­li­dad de su sen­ten­cia en pri­sión en Esco­cia” (2). El Sena­do de EE.UU. ha pedi­do una inves­ti­ga­ción y miem­bros de la fami­lia de las víc­ti­mas del aten­ta­do han exi­gi­do que los ante­ce­den­tes médi­cos de Megrahi se publi­quen. El hecho de que el libio no haya muer­to como habían afir­ma­do ha moles­ta­do a muchas personas.

¿Pero cuán­tos de nues­tros mara­vi­llo­sos diri­gen­tes están moles­tos por el hecho de que Abdel Baset al-Megrahi haya pasa­do ocho años en pri­sión a pesar del hecho de que no hubo, ni exis­te, evi­den­cia algu­na de que haya teni­do algo que ver con el aten­ta­do con­tra el vue­lo 103? El tri­bu­nal esco­cés que lo con­de­nó sabía que era ino­cen­te. Para com­pren­der­lo bas­ta con leer su “Opi­nión del Tri­bu­nal” de 2001, o mi aná­li­sis de ese docu­men­to [en inglés] en www​.killingho​pe​.org/​b​b​l​u​m​6​/​p​a​n​a​m​.​htm

En cuan­to a que el gobierno bri­tá­ni­co esté tan moles­to por la cele­bra­ción de la libe­ra­ción de Megrahi en Libia –con­si­de­ran­do que es muy pro­ba­ble que acuer­dos petro­le­ros del Rei­no Uni­do con Libia hayan juga­do un papel más impor­tan­te en su libe­ra­ción que su con­di­ción médi­ca– debe­ría­mos recor­dar que en julio de 1988 el Vin­cen­nes, un bar­co de la Arma­da de EE.UU. derri­bó en el Gol­fo Pér­si­co un avión de pasa­je­ros ira­ní, cobran­do las vidas de 290 per­so­nas, es decir más que las muer­tas en el vue­lo 103. Y mien­tras el pue­blo ira­ní llo­ra­ba la muer­te de sus seres que­ri­dos, EE.UU. cele­bra­ba, dis­tri­bu­yen­do meda­llas y galo­nes al capi­tán y a la tri­pu­la­ción del Vin­cen­nes (3). El derri­bo tuvo otra con­se­cuen­cia: Ins­pi­ró a Irán a ven­gar­se, lo que hizo en diciem­bre de ese año, finan­cian­do la ope­ra­ción para derri­bar el vue­lo PanAm 103 (rea­li­za­da por el Fren­te Popu­lar por la Libe­ra­ción de Pales­ti­na – Coman­do General).

¿Por qué nos odian?

Las pasio­nes se exci­tan por todas par­tes por la pro­pues­ta de cons­truir un cen­tro cul­tu­ral islá­mi­co y una mez­qui­ta a dos man­za­nas de la Zona Cero del 11‑S en Nue­va York. Inclu­so gen­te que no es par­ti­cu­lar­men­te anti­mu­sul­ma­na pien­sa que sería de mal gus­to, ofen­si­va. Pero implí­ci­ta en toda la hos­ti­li­dad está la idea de que lo que suce­dió en ese acia­go día en 2001 fue un acto reli­gio­so, musul­ma­nes faná­ti­cos actuan­do como musul­ma­nes ata­can­do a infie­les. Sin embar­go –inclu­so si uno acep­ta la ver­sión ofi­cial del gobierno de 19 musul­ma­nes que secues­tra­ron cua­tro avio­nes comer­cia­les– sigue exis­tien­do la pre­gun­ta: ¿Por qué eli­gie­ron los obje­ti­vos que eli­gie­ron? Si que­rían matar a muchos infie­les esta­dou­ni­den­ses ¿por qué no diri­gie­ron los avio­nes con­tra las tri­bu­nas reple­tas de esta­dios de foot­ball o béis­bol en la región cen­tral de EE.UU. o el sur? Cier­ta­men­te mucho menos pro­te­gi­das que el Pen­tá­gono o el cen­tro finan­cie­ro del cen­tro de Manhat­tan. ¿Por qué eli­gie­ron sím­bo­los del poder mili­tar y del impe­ria­lis­mo de EE.UU.? Por­que no fue un acto reli­gio­so, fue un acto polí­ti­co. Fue una ven­gan­za por déca­das de abu­so polí­ti­co y mili­tar esta­dou­ni­den­se en Orien­te Pró­xi­mo (4). Es lo mis­mo en todo el mun­do. En el perío­do de los años cin­cuen­ta a los ochen­ta en Lati­noa­mé­ri­ca, como reac­ción a las con­ti­nuas polí­ti­cas odio­sas de Washing­ton, hubo innu­me­ra­bles actos de terro­ris­mo con­tra obje­ti­vos diplo­má­ti­cos y mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses así como con­tra ofi­ci­nas de cor­po­ra­cio­nes de EE.UU.; no tuvo nada que ver con la religión.

De algu­na mane­ra, los diri­gen­tes esta­dou­ni­den­ses tie­nen que apren­der que su país no está exi­mi­do de la his­to­ria, que sus accio­nes tie­nen consecuencias.

Afga­nis­tán

Ante la nece­si­dad de defen­der la ocu­pa­ción esta­dou­ni­den­se de Afga­nis­tán, muchos esta­dou­ni­den­ses han cita­do la seve­ra opre­sión de las muje­res en ese país deses­pe­ra­do y qui­sie­ran que se cre­ye­ra que EE.UU. es la últi­ma gran espe­ran­za para esas pobres muje­res. Sin embar­go, en los años ochen­ta EE.UU. jugó un papel indis­pen­sa­ble en el derro­ca­mien­to de un gobierno afgano secu­lar y rela­ti­va­men­te pro­gre­sis­ta, que se había esfor­za­do por otor­gar a las muje­res mucha más liber­tad que la que lle­ga­rán a tener algún día bajo el actual gobierno, más pro­ba­ble­men­te que la que nun­ca jamás lle­guen a obte­ner. Lo que sigue son algu­nos pasa­jes de un manual del ejér­ci­to de EE.UU. de 1986 sobre Afga­nis­tán que se refie­ren a las polí­ti­cas de ese gobierno res­pec­to a las muje­res: “pro­vi­sio­nes de liber­tad total en la elec­ción de la pare­ja de matri­mo­nio, y fija­ción de una edad míni­ma de matri­mo­nio de 16 para muje­res y 18 para hom­bres”; “abo­li­ción de los matri­mo­nios for­za­dos”; “sacar [a las muje­res] de la reclu­sión e ini­ciar pro­gra­mas socia­les”; “amplios pro­gra­mas de alfa­be­ti­za­ción, espe­cial­men­te para muje­res”; “colo­ca­ción de niñas y niños en la mis­ma sala de cla­ses”; “preo­cu­pa­ción por el cam­bio de los roles de géne­ro y ase­gu­rar a las muje­res un papel más acti­vo en la polí­ti­ca”. (5)

El derro­ca­mien­to de ese gobierno alla­nó el camino para la lle­ga­da al poder de un régi­men fun­da­men­ta­lis­ta islá­mi­co, segui­do por los horren­dos tali­ba­nes. ¿Y por qué deci­dió EE.UU., en su infi­ni­ta sabi­du­ría, hacer algo seme­jan­te? Sobre todo por­que el gobierno afgano esta­ba alia­do con la Unión Sovié­ti­ca y Washing­ton que­ría atraer a los rusos a un cena­gal mili­tar irre­me­dia­ble “Aho­ra tene­mos la opor­tu­ni­dad de dar a la Unión Sovié­ti­ca su Gue­rra de Viet­nam” dijo Zbig­niew Brze­zins­ki, con­se­je­ro nacio­nal de segu­ri­dad del pre­si­den­te Car­ter. (6)

Las muje­res de Afga­nis­tán nun­ca sabrán qué resul­ta­dos habría teni­do la cam­pa­ña para ele­var­las al esta­tus de seres huma­nos por par­te ente­ra, pero hay quie­nes argu­men­ta­rán que es sólo un peque­ño pre­cio a pagar por una mara­vi­llo­sa vic­to­ria en la Gue­rra Fría.

Cuba

¿Por qué se refie­ren ruti­na­ria­men­te los medios domi­nan­tes a Cuba como dic­ta­du­ra? ¿Por qué no es poco común que inclu­so gen­te de izquier­das haga lo mis­mo? Pien­so que muchos de estos últi­mos lo hacen por­que creen que si no lo hicie­ran corre­rían ries­go de no ser toma­dos en serio, en gran par­te un ves­ti­gio de la Gue­rra Fría cuan­do comu­nis­tas de todo el mun­do eran ridi­cu­li­za­dos por seguir la línea del par­ti­do de Mos­cú. ¿Pero qué hace o de qué care­ce Cuba para con­ver­tir­la en una dic­ta­du­ra? ¿Nin­gu­na “pren­sa libre”? Apar­te del tema de cuán libres son los medios occi­den­ta­les, si ése ha de ser el están­dar, ¿qué pasa­ría si Cuba anun­cia­ra que de aho­ra en ade­lan­te cual­quie­ra en el país podría ser pro­pie­ta­rio de cual­quier tipo de medio de infor­ma­ción? ¿Cuán­to tar­da­ría antes de el que dine­ro de la CIA –dine­ro secre­to e ili­mi­ta­do de la CIA finan­cian­do todo tipo de facha­das en Cuba– fue­ra due­ño o con­tro­la­ra la mayor par­te de los medios dig­nos de ser apro­pia­dos o controlados?

¿Lo que le fal­tan a Cuba son “elec­cio­nes libres”? Tie­ne regu­lar­men­te elec­cio­nes libres en los ámbi­tos muni­ci­pal, regio­nal y nacio­nal. El dine­ro no jue­ga vir­tual­men­te nin­gún papel en esas elec­cio­nes; tam­po­co la polí­ti­ca par­ti­da­ria, inclui­do el Par­ti­do Comu­nis­ta, ya que los can­di­da­tos se pre­sen­tan como indi­vi­duos (7). De nue­vo, ¿cuál es el están­dar según el cual hay que juz­gar las elec­cio­nes cuba­nas? La mayo­ría de los esta­dou­ni­den­ses, si pen­sa­ran en ello, podrían tener difi­cul­ta­des para lle­gar a ima­gi­nar lo que sería una elec­ción libre y demo­crá­ti­ca, sin gran­des con­cen­tra­cio­nes de dine­ro cor­po­ra­ti­vo, o cómo fun­cio­na­ría. ¿Logra­ría final­men­te Ralph Nader apa­re­cer en todas las pape­le­tas de vota­ción en los 50 Esta­dos, par­ti­ci­par en los deba­tes nacio­na­les en la tele­vi­sión, poder equi­pa­rar­se a los dos par­ti­dos mono­po­lis­tas en la publi­ci­dad en los medios? Si ése fue­ra el caso, creo que es pro­ba­ble que gana­ra; y es el moti­vo para que no sea el caso. O tal vez Cuba care­ce de nues­tro mara­vi­llo­so sis­te­ma de “cole­gio elec­to­ral”, en el cual el can­di­da­to pre­si­den­cial con más votos no es nece­sa­ria­men­te el ven­ce­dor. Si pen­sa­mos real­men­te que este sis­te­ma es un buen ejem­plo de demo­cra­cia, ¿por qué no lo uti­li­za­mos tam­bién para elec­cio­nes loca­les y estatales?

¿Es Cuba una dic­ta­du­ra por­que arres­ta a disi­den­tes? Miles de mani­fes­tan­tes con­tra la gue­rra y otros temas han sido arres­ta­dos en EE.UU. en los últi­mos años, como en cada perío­do en la his­to­ria de EE.UU. Y recor­dad: EE.UU. es para el gobierno cubano lo que al Qai­da es para Washing­ton, sólo mucho más pode­ro­so y más cer­cano. Des­de la revo­lu­ción cuba­na, EE.UU. y exi­lia­dos cuba­nos anti­cas­tris­tas en EE.UU. han infli­gi­do a Cuba más daño y más pér­di­da de vidas que lo que ocu­rrió en Nue­va York y Washing­ton el 11 de sep­tiem­bre de 2001. (Esto ha sido docu­men­ta­do por Cuba en un jui­cio de 1999 con­tra EE.UU, en el que deta­lla 181.100 millo­nes de dóla­res en com­pen­sa­ción para las víc­ti­mas: la muer­te de 3.478 cuba­nos y las heri­das o muti­la­cio­nes de otros 2.099. El jui­cio cubano ha esta­do en manos del Comi­té de Con­tra­te­rro­ris­mo de la ONU des­de 2001, un comi­té com­pues­to por todos los 15 miem­bros del Con­se­jo de Segu­ri­dad, que por cier­to inclu­yen a EE.UU., lo que pue­de expli­car la fal­ta de acción al respecto.)

Los disi­den­tes cuba­nos han teni­do gene­ral­men­te cone­xio­nes muy cer­ca­nas, por cier­to ínti­mas, polí­ti­cas y finan­cie­ras, con agen­tes del gobierno de EE.UU. ¿Igno­ra­ría el gobierno de EE.UU. a un gru­po de esta­dou­ni­den­ses que reci­bie­ra fon­dos de al Qai­da y se dedi­ca­ra a repe­ti­das reunio­nes con miem­bros cono­ci­dos de esa orga­ni­za­ción? En los últi­mos años EE.UU. ha arres­ta­do a muchí­si­ma gen­te en EE.UU. y en el exte­rior sólo sobre la base de pre­sun­tos víncu­los con al Qai­da, con mucha menos evi­den­cia que la que Cuba ha teni­do sobre los víncu­los de sus disi­den­tes con EE.UU. Vir­tual­men­te todos los “pri­sio­ne­ros polí­ti­cos” de Cuba son seme­jan­tes disi­den­tes. Mien­tras otros podrán cali­fi­car de dic­ta­du­ra las polí­ti­cas de segu­ri­dad de Cuba, yo las lla­mo auto­de­fen­sa. (8)

La lis­ta de terroristas

De un modo tan casual como ruti­na­rio como el de cali­fi­car a Cuba de dic­ta­du­ra, los medios domi­nan­tes lo uti­li­zan en infor­ma­cio­nes de que “Hiz­bu­lá [o Hamás, o las FARC, etc.] es con­si­de­ra­do un gru­po terro­ris­ta por EE.UU.”, decla­ra­do con tan­ta natu­ra­li­dad como decir que Hiz­bu­lá se encuen­tra en el Líbano. La inclu­sión en la lis­ta limi­ta a una orga­ni­za­ción de diver­sas mane­ras, como su capa­ci­dad de reu­nir fon­dos y de via­jar inter­na­cio­nal­men­te. Y la inclu­sión es ape­nas más que una deci­sión polí­ti­ca hecha por el gobierno de EE.UU. Quién sea colo­ca­do o no en la lis­ta terro­ris­ta del Depar­ta­men­to de Esta­do tie­ne mucho que ver con la medi­da en que el gru­po apo­ye las polí­ti­cas de EE.UU. o de Israel. La lis­ta, por ejem­plo, nun­ca inclu­ye a nin­guno de los gru­pos o indi­vi­duos anti­cas­tris­tas en Flo­ri­da, aun­que esa gen­te ha rea­li­za­do lite­ral­men­te cien­tos de actos terro­ris­tas en las últi­mas déca­das, en Lati­noa­mé­ri­ca, en EE.UU. y en Euro­pa. Y mien­tras leéis esto, los dos hom­bres res­pon­sa­bles por hacer volar un avión comer­cial cubano en 1976, cobran­do 73 vidas, Orlan­do Bosch y Luis Posa­da, cami­nan libres bajo el sol de la Flo­ri­da. Ima­gi­nad que Osa­ma bin Laden cami­na­ra libre­men­te por las calles de una ciu­dad afga­na o paquis­ta­ní, par­ti­ci­pan­do en mani­fes­ta­cio­nes polí­ti­cas como lo hace Posa­da en Flo­ri­da. Vene­zue­la soli­ci­tó a EE.UU. que extra­di­ta­ra a Posa­da hace cin­co años y toda­vía espera.

Bosch y Posa­da son sólo dos de cien­tos de terro­ris­tas lati­no­ame­ri­ca­nos que han reci­bi­do refu­gio en EE.UU. con el pasar de los años (9). Varios gobier­nos, demó­cra­tas y repu­bli­ca­nos, tam­bién han sumi­nis­tra­do un apo­yo cer­cano a terro­ris­tas en Koso­vo, Bos­nia, Irán, Iraq, Che­che­nia, Afga­nis­tán, Pakis­tán y otros sitios, inclui­dos los que tie­nen cone­xio­nes cono­ci­das con al Qai­da. Sin embar­go, en las gran­dio­sas ofi­ci­nas del Depar­ta­men­to de Esta­do hay hom­bres exper­tos que men­cio­nan a Cuba como “patro­ci­na­do­ra esta­tal de terro­ris­mo”, jun­to con Siria, Sudán e Irán (10). Es la lis­ta completa.

Mien­tras tan­to, los cin­co cuba­nos envia­dos a Mia­mi para moni­to­rear a los terro­ris­tas anti­cas­tris­tas pasan su duo­dé­ci­mo año en pri­sio­nes de EE.UU. El gobierno cubano come­tió el error extre­ma­da­men­te impru­den­te de entre­gar al FBI la evi­den­cia sobre las acti­vi­da­des terro­ris­tas reu­ni­da por los cin­co cuba­nos. En lugar de arres­tar a los terro­ris­tas, el FBI arres­tó a los cin­co cuba­nos (sic).

Notas

1. Washing­ton Post, 19 de agos­to de 2010

2. Asso­cia­ted Press, 21 de agos­to de 2010

3. News­week, 13 de julio de 1992

4. Véa­se capí­tu­lo uno del libro de Blum Rogue Sta­te: A Gui­de to the Worl­d’s Only Superpower

5. US Depart­ment of the Army, Afgha­nis­tan, A Country Study (1986), pp.121, 128, 130, 223, 232

6. Véa­se la ano­ta­ción sobre Brze­zins­ki en Wikipedia

7. Véa­se Anti-Empi­re Report del 25 de sep­tiem­bre de 2006, Ter­cer ítem, para más infor­ma­ción sobre el pro­ce­so elec­to­ral cubano.

8. Para una dis­cu­sión deta­lla­do de los pre­sun­tos pri­sio­ne­ros polí­ti­cos de Cuba véa­se el artícu­lo “Cuba and the Num­ber of «Poli­ti­cal Pri­so­ners« “, Huf­fing­ton Post, 24 de agos­to de 2010

9. Rogue Sta­te, capí­tu­lo 9

10. Véa­se Sta­te Depart­ment: www​.sta​te​.gov/​s​/​c​t​/​c​1​4​1​5​1​.​htm

11. The Exa­mi­ner (Washing­ton, DC), 20 de agos­to de 2010

William Blum es autor de:

* Killing Hope: US Mili­tary and CIA Inter­ven­tions Sin­ce World War 2

* Rogue Sta­te: A Gui­de to the Worl­d’s Only Superpower

* West-Bloc Dis­si­dent: A Cold War Memoir

* Freeing the World to Death: Essays on the Ame­ri­can Empire

Fuen­te: http://​www​.infor​ma​tion​clea​ringhou​se​.info/​a​r​t​i​c​l​e​2​6​2​8​0​.​htm

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.