Las tres men­ti­ras más repe­ti­das por los medios sobre el caso Fran­klin Bri­to – Agen­cia Vene­zo­la­na de Noticias

Lue­go de la muer­te de Fran­klin Bri­to el pasa­do lunes en la Uni­dad de Tera­pia Inten­si­va del Hos­pi­tal Mili­tar de Cara­cas, Car­los Arve­lo, a con­se­cuen­cia de su dete­rio­ro físi­co por un pro­lon­ga­do ayuno volun­ta­rio, los medios nacio­na­les e inter­na­cio­na­les se han dedi­ca­do a repro­du­cir una serie de men­ti­ras sobre su caso para des­acre­di­tar al gobierno vene­zo­lano y ple­gar­se a la cam­pa­ña de la opo­si­ción a los comi­cios par­la­men­ta­rios del pró­xi­mo 26 de septiembre.

La pri­me­ra men­ti­ra es que el gobierno nacio­nal “expro­pió” al pro­duc­tor agro­pe­cua­rio y por esa razón, Bri­to pro­ce­dió a ini­ciar su huel­ga de hambre.

“Hace sie­te años, la «revo­lu­ción cam­pe­si­na» de Chá­vez con­fis­có las tie­rras de Fran­klin Bri­to en el esta­do de Bolí­var (sur del país), argu­men­tan­do que sus títu­los de pro­pie­dad sobre 300 hec­tá­reas no eran lega­les”, reza una nota publi­ca­da este mar­tes por El Mun­do de España.

Sin embar­go, la ver­dad es que Bri­to no era pro­pie­ta­rio legí­ti­mo de los terre­nos que decía poseer y fue en el 2003 cuan­do el gobierno Boli­va­riano le entre­gó al agri­cul­tor la titu­la­ri­dad de 290,20 hec­tá­reas pro­duc­ti­vas del fun­do La Iguaraya.

La segun­da fal­se­dad es que los reque­ri­mien­tos de Bri­to «nun­ca fue­ron aten­di­dos por el gobierno de Hugo Chá­vez», tal como ase­gu­ra el gru­po espa­ñol ABC.

Cada una de los recla­mos que hizo el pro­duc­tor agro­pe­cua­rio reci­bió res­pues­ta de las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do venezolano.

En 2003, cuan­do Bri­to ini­ció su pri­me­ra huel­ga de ham­bre para denun­ciar la supues­ta inva­sión de sus terre­nos, una comi­sión del Ins­ti­tuo Nacio­nal de Tie­rras (INTI) acu­dió a sus pre­dios para prac­ti­car una ins­pec­ción en la que fue des­car­ta­da el solapamiento.

En 2005, el INTI rati­fi­có la pro­pie­dad pri­va­da de Bri­to al otor­gar­le el regis­tro agra­rio corres­pon­dien­te y veri­fi­có nue­va­men­te que no exis­tie­ra sola­pa­mien­to alguno con los docu­men­tos de sus vecinos.

No obs­tan­te, Bri­to ape­ló ante las ins­tan­cias judi­cia­les pero su reque­ri­mien­to fue decla­ra­do sin lugar al com­pro­bar­se que dis­fru­ta­ba ple­na­men­te de las garan­tías de pro­pie­dad de sus tierras.

La res­pues­ta del pro­duc­tor agro­pe­cua­rio a la deci­sión de la jus­ti­cia vene­zo­la­na fue muti­lar­se un dedo ante las cáma­ras de televisión.

Al año siguien­te, Bri­to intro­du­jo un recur­so ante un juz­ga­do supe­rior que fue decla­ra­do inad­mi­si­ble. Se desig­nó al Pre­si­den­te del INTI, Juan Car­los Loyo, para que aten­die­ra el caso y al poco tiem­po se le abrie­ron nue­vos cami­nos de acce­so a su fin­ca para evi­tar las dispu­tas con los veci­nos, y se acor­dó el mejo­ra­mien­to de cer­cas, alcan­ta­ri­lla­do, entre otros bene­fi­cios a las tie­rras de su propiedad.

En 2007, la Sala Cons­ti­tu­cio­nal del Tri­bu­nal Supre­mo de Jus­ti­cia, cono­ció el caso y com­pro­bó que “no exis­tían los ele­men­tos ale­ga­dos por el ciu­da­dano (…) en cuan­to al sola­pa­mien­to de tie­rras y vio­la­ción de propiedad”.

En 2008, ante una nue­va huel­ga de ham­bre y la inmi­nen­cia de su muer­te, el gobierno boli­va­riano envía al pre­si­den­te del INTI a pres­tar­le asis­ten­cia a Bri­to para aten­der el lla­ma­do de revo­ca­to­ria a los títu­los de pro­pie­dad a sus vecinos.

Ese mis­mo año el Gobierno nacio­nal deci­dió otor­gar de mane­ra gra­tui­ta un trac­tor y una ras­tra, repa­ró su vehícu­lo, donó insu­mos agrí­co­las y defo­res­tó 40 hec­tá­reas de sus tierras.

A esas altu­ras, a pesar de que el Gobierno vene­zo­lano había aten­di­do a todas sus soli­ci­tu­des, Bri­to ini­ció su ter­cer ayuno volun­ta­rio en agos­to de 2009 a las puer­tas de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA).

La ter­ce­ra men­ti­ra es que Bri­to fue “secues­tra­do” por los orga­nis­mos del Esta­do, según decla­ra­cio­nes de sec­to­res opo­si­to­res repre­sen­ta­dos por pró­fu­gos de la jus­ti­cia como Oscar Pérez.

El supues­to “secues­tro” fue una medi­da que tomó el Minis­te­rio Públi­co para garan­ti­zar la vida del agri­cul­tor, quien seguía con su seve­ro ayuno aun­que el Gobierno Boli­va­riano ‑por razo­nes huma­ni­ta­rias- ya había revo­ca­do las car­tas agra­rias de sus vecinos.

A fina­les de 2009, se emi­tió la medi­da de ampa­ro median­te la cual se tras­la­dó a Bri­to has­ta el Hos­pi­tal Mili­tar Dr. Car­los Arve­lo, en el que reci­bió los cui­da­dos nece­sa­rios para man­te­ner­se con vida a pesar de su deci­sión de no inge­rir nin­gún tipo de alimentos.

La acción fue reco­no­ci­da y aplau­di­da por orga­nis­mos inter­na­cio­na­les como Nacio­nes Uni­das, la Cruz Roja, La Media Luna Roja, la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos, la Orga­ni­za­ción Pan­ame­ri­ca­na de la Salud (OPS) y la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS), cuyos repre­sen­tan­tes asis­tie­ron en el mes de junio a una reu­nión en Cara­cas con el Vice­pre­si­den­te Eje­cu­ti­vo de la Repú­bli­ca, Elías Jaua, y el can­ci­ller vene­zo­lano, Nico­lás Madu­ro, para cono­cer el esta­do de salud de Brito.

«Nun­ca había vis­to a un Esta­do tan preo­cu­pa­do por la defen­sa de los dere­chos de un solo hom­bre como ha sido con el caso de Fran­klin Bri­to», fue la con­si­de­ra­ción que hizo el coor­di­na­dor resi­den­te de Nacio­nes Uni­das en Vene­zue­la, Alfre­do Mis­sair, al salir del encuen­tro con Jaua y Maduro.

Sin embar­go, duran­te la jor­na­da de este mar­tes, los medios loca­les como El Nacio­nal y El Uni­ver­sal, dan mayor espa­cio a noti­cias de voce­ros de la opo­si­ción que inten­tan atri­buir la res­pon­sa­bi­li­dad de la muer­te de Bri­to al Esta­do vene­zo­lano, como otra ban­de­ra de su cam­pa­ña electoral.

Es así como se leen titu­la­res como «Bri­to fue víc­ti­ma de las polí­ti­cas agra­rias del Gobierno»; «A Fran­klin Bri­to se le garan­ti­zó su muer­te»; «Esta­do pri­vó a Fran­klin Bri­to ile­gal­men­te de su liber­tad» o «Muer­te de Bri­to refle­ja inac­ción del Esta­do en DDHH».

Fuen­te: http://​avn​.info​.ve/​n​o​d​e​/​1​4​642

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.