Las tres men­ti­ras más repe­ti­das por los medios sobre el caso Fran­klin Bri­to – Agen­cia Vene­zo­la­na de Noti­cias

Lue­go de la muer­te de Fran­klin Bri­to el pasa­do lunes en la Uni­dad de Tera­pia Inten­si­va del Hos­pi­tal Mili­tar de Cara­cas, Car­los Arve­lo, a con­se­cuen­cia de su dete­rio­ro físi­co por un pro­lon­ga­do ayuno volun­ta­rio, los medios nacio­na­les e inter­na­cio­na­les se han dedi­ca­do a repro­du­cir una serie de men­ti­ras sobre su caso para des­acre­di­tar al gobierno vene­zo­lano y ple­gar­se a la cam­pa­ña de la opo­si­ción a los comi­cios par­la­men­ta­rios del pró­xi­mo 26 de sep­tiem­bre.

La pri­me­ra men­ti­ra es que el gobierno nacio­nal “expro­pió” al pro­duc­tor agro­pe­cua­rio y por esa razón, Bri­to pro­ce­dió a ini­ciar su huel­ga de ham­bre.

“Hace sie­te años, la «revo­lu­ción cam­pe­si­na» de Chá­vez con­fis­có las tie­rras de Fran­klin Bri­to en el esta­do de Bolí­var (sur del país), argu­men­tan­do que sus títu­los de pro­pie­dad sobre 300 hec­tá­reas no eran lega­les”, reza una nota publi­ca­da este mar­tes por El Mun­do de Espa­ña.

Sin embar­go, la ver­dad es que Bri­to no era pro­pie­ta­rio legí­ti­mo de los terre­nos que decía poseer y fue en el 2003 cuan­do el gobierno Boli­va­riano le entre­gó al agri­cul­tor la titu­la­ri­dad de 290,20 hec­tá­reas pro­duc­ti­vas del fun­do La Igua­ra­ya.

La segun­da fal­se­dad es que los reque­ri­mien­tos de Bri­to «nun­ca fue­ron aten­di­dos por el gobierno de Hugo Chá­vez», tal como ase­gu­ra el gru­po espa­ñol ABC.

Cada una de los recla­mos que hizo el pro­duc­tor agro­pe­cua­rio reci­bió res­pues­ta de las ins­ti­tu­cio­nes del Esta­do vene­zo­lano.

En 2003, cuan­do Bri­to ini­ció su pri­me­ra huel­ga de ham­bre para denun­ciar la supues­ta inva­sión de sus terre­nos, una comi­sión del Ins­ti­tuo Nacio­nal de Tie­rras (INTI) acu­dió a sus pre­dios para prac­ti­car una ins­pec­ción en la que fue des­car­ta­da el sola­pa­mien­to.

En 2005, el INTI rati­fi­có la pro­pie­dad pri­va­da de Bri­to al otor­gar­le el regis­tro agra­rio corres­pon­dien­te y veri­fi­có nue­va­men­te que no exis­tie­ra sola­pa­mien­to alguno con los docu­men­tos de sus veci­nos.

No obs­tan­te, Bri­to ape­ló ante las ins­tan­cias judi­cia­les pero su reque­ri­mien­to fue decla­ra­do sin lugar al com­pro­bar­se que dis­fru­ta­ba ple­na­men­te de las garan­tías de pro­pie­dad de sus tie­rras.

La res­pues­ta del pro­duc­tor agro­pe­cua­rio a la deci­sión de la jus­ti­cia vene­zo­la­na fue muti­lar­se un dedo ante las cáma­ras de tele­vi­sión.

Al año siguien­te, Bri­to intro­du­jo un recur­so ante un juz­ga­do supe­rior que fue decla­ra­do inad­mi­si­ble. Se desig­nó al Pre­si­den­te del INTI, Juan Car­los Loyo, para que aten­die­ra el caso y al poco tiem­po se le abrie­ron nue­vos cami­nos de acce­so a su fin­ca para evi­tar las dispu­tas con los veci­nos, y se acor­dó el mejo­ra­mien­to de cer­cas, alcan­ta­ri­lla­do, entre otros bene­fi­cios a las tie­rras de su pro­pie­dad.

En 2007, la Sala Cons­ti­tu­cio­nal del Tri­bu­nal Supre­mo de Jus­ti­cia, cono­ció el caso y com­pro­bó que “no exis­tían los ele­men­tos ale­ga­dos por el ciu­da­dano (…) en cuan­to al sola­pa­mien­to de tie­rras y vio­la­ción de pro­pie­dad”.

En 2008, ante una nue­va huel­ga de ham­bre y la inmi­nen­cia de su muer­te, el gobierno boli­va­riano envía al pre­si­den­te del INTI a pres­tar­le asis­ten­cia a Bri­to para aten­der el lla­ma­do de revo­ca­to­ria a los títu­los de pro­pie­dad a sus veci­nos.

Ese mis­mo año el Gobierno nacio­nal deci­dió otor­gar de mane­ra gra­tui­ta un trac­tor y una ras­tra, repa­ró su vehícu­lo, donó insu­mos agrí­co­las y defo­res­tó 40 hec­tá­reas de sus tie­rras.

A esas altu­ras, a pesar de que el Gobierno vene­zo­lano había aten­di­do a todas sus soli­ci­tu­des, Bri­to ini­ció su ter­cer ayuno volun­ta­rio en agos­to de 2009 a las puer­tas de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA).

La ter­ce­ra men­ti­ra es que Bri­to fue “secues­tra­do” por los orga­nis­mos del Esta­do, según decla­ra­cio­nes de sec­to­res opo­si­to­res repre­sen­ta­dos por pró­fu­gos de la jus­ti­cia como Oscar Pérez.

El supues­to “secues­tro” fue una medi­da que tomó el Minis­te­rio Públi­co para garan­ti­zar la vida del agri­cul­tor, quien seguía con su seve­ro ayuno aun­que el Gobierno Boli­va­riano ‑por razo­nes huma­ni­ta­rias- ya había revo­ca­do las car­tas agra­rias de sus veci­nos.

A fina­les de 2009, se emi­tió la medi­da de ampa­ro median­te la cual se tras­la­dó a Bri­to has­ta el Hos­pi­tal Mili­tar Dr. Car­los Arve­lo, en el que reci­bió los cui­da­dos nece­sa­rios para man­te­ner­se con vida a pesar de su deci­sión de no inge­rir nin­gún tipo de ali­men­tos.

La acción fue reco­no­ci­da y aplau­di­da por orga­nis­mos inter­na­cio­na­les como Nacio­nes Uni­das, la Cruz Roja, La Media Luna Roja, la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos, la Orga­ni­za­ción Pan­ame­ri­ca­na de la Salud (OPS) y la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS), cuyos repre­sen­tan­tes asis­tie­ron en el mes de junio a una reu­nión en Cara­cas con el Vice­pre­si­den­te Eje­cu­ti­vo de la Repú­bli­ca, Elías Jaua, y el can­ci­ller vene­zo­lano, Nico­lás Madu­ro, para cono­cer el esta­do de salud de Bri­to.

«Nun­ca había vis­to a un Esta­do tan preo­cu­pa­do por la defen­sa de los dere­chos de un solo hom­bre como ha sido con el caso de Fran­klin Bri­to», fue la con­si­de­ra­ción que hizo el coor­di­na­dor resi­den­te de Nacio­nes Uni­das en Vene­zue­la, Alfre­do Mis­sair, al salir del encuen­tro con Jaua y Madu­ro.

Sin embar­go, duran­te la jor­na­da de este mar­tes, los medios loca­les como El Nacio­nal y El Uni­ver­sal, dan mayor espa­cio a noti­cias de voce­ros de la opo­si­ción que inten­tan atri­buir la res­pon­sa­bi­li­dad de la muer­te de Bri­to al Esta­do vene­zo­lano, como otra ban­de­ra de su cam­pa­ña elec­to­ral.

Es así como se leen titu­la­res como «Bri­to fue víc­ti­ma de las polí­ti­cas agra­rias del Gobierno»; «A Fran­klin Bri­to se le garan­ti­zó su muer­te»; «Esta­do pri­vó a Fran­klin Bri­to ile­gal­men­te de su liber­tad» o «Muer­te de Bri­to refle­ja inac­ción del Esta­do en DDHH».

Fuen­te: http://​avn​.info​.ve/​n​o​d​e​/​1​4​642

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *