¿Por qué en el Saha­ra sí y en el País Vas­co no? – J.M. Alva­rez

¿Por qué en el Saha­ra sí y en el País Vas­co no?

El sába­do pasa­do un gru­po de acti­vis­tas cana­rios se mani­fes­tó pací­fi­ca­men­te en El Aaiún, la ciu­dad más impor­tan­te del Saha­ra Occi­den­tal, ocu­pa­do mili­tar­men­te por Marrue­cos. De esa mane­ra mos­tra­ban su apo­yo al pue­blo saha­raui y exi­gían a Rabat que cum­pla con la obli­ga­ción de cele­brar el refe­rén­dum (pos­pues­to inde­fi­ni­da­men­te), que deci­da el futu­ro de la anti­gua colo­nia espa­ño­la. Su acti­tud es dig­na de res­pe­to y admi­ra­ción, máxi­me si con­si­de­ra­mos que eran cons­cien­tes de que podrían ser repri­mi­dos, como así suce­dió.

Cada vez que veo situa­cio­nes como estas, me pre­gun­to por qué los gru­pos pro­gre­sis­tas pelean por una cau­sa jus­ta como la del Saha­ra, y ape­nas mue­ven un dedo por otra, no menos jus­ta, como la del País Vas­co, don­de prác­ti­ca­men­te nadie acu­de a unir­se con ese pue­blo en las mani­fes­ta­cio­nes don­de deman­dan una solu­ción nego­cia­da al con­flic­to y la cele­bra­ción de un refe­rén­dum sobre la sobe­ra­nía. Es evi­den­te que soli­da­ri­zar­se públi­ca­men­te con el País Vas­co, resul­ta más com­pro­me­ti­do.

No obs­tan­te, pare­ce que algo cam­bia. En el XVI encuen­tro del Foro de Sao Pau­lo, cele­bra­do en Bue­nos Aires, Izquier­da Cas­te­lla­na pre­sen­tó una pro­pues­ta deman­dan­do la liber­tad del pre­so polí­ti­co vas­co Arnal­do Ote­gi, que fue res­pal­da­da por la mayo­ría de las for­ma­cio­nes pre­sen­tes como el Par­ti­do Comu­nis­ta de Cuba y otras for­ma­cio­nes polí­ti­cas que osten­tan el Gobierno en Nica­ra­gua, El Sal­va­dor, Uru­guay y Bra­sil. Oja­la que la valien­te acti­tud de Izquier­da Cas­te­lla­na, haga refle­xio­nar a algu­nos, en el sen­ti­do de que hay que ser soli­da­rios fue­ra de casa pero tam­bién den­tro.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *