A paso de ven­ce­do­res – Hugo Chá­vez Frías

La sema­na pasa­da, en la últi­ma entre­ga de Las líneas de Chá­vez, refle­xio­na­ba yo sobre el ata­que por dis­tin­tos flan­cos de la con­tra­rre­vo­lu­ción para crear un caos en el país como preám­bu­lo a las elec­cio­nes de sep­tiem­bre. Aun­que no han podi­do ni podrán con noso­tros, ellos y sus amos extran­je­ros siguen y segui­rán en lo mis­mo: sus pro­pó­si­tos no han varia­do en lo más míni­mo.

Lla­ma la aten­ción la estra­te­gia de difa­ma­ción e intri­ga que han pues­to en mar­cha en la are­na mediá­ti­ca inter­na­cio­nal. Aler­to al pue­blo: ellos cuen­tan con pode­ro­sas herra­mien­tas y las van a uti­li­zar, a fon­do, en la mis­ma medi­da en que nos acer­que­mos al 26 de sep­tiem­bre.

No hace mucho, en junio, lan­za­ron al aire un docu­men­tal lla­ma­do Los guar­dia­nes de Chá­vez, rea­li­za­do por gen­te vin­cu­la­da al Gru­po Pri­sa de Espa­ña. Se tra­tó de la pre­sen­ta­ción de un con­jun­to de gro­se­ras men­ti­ras, con el fin de crear y exten­der una matriz de opi­nión para que se decla­re a Vene­zue­la país fora­ji­do. Lue­go del estreno en los cana­les espa­ño­les Cua­tro y CNN Plus, inme­dia­ta­men­te CNN en espa­ñol se puso en sin­to­nía y lo emi­tió en hora­rio este­lar, amén de rea­li­zar pos­te­rior­men­te varios pro­gra­mas espe­cia­les. Final­men­te lo col­ga­ron en You­tu­be y en 24 horas ya se regis­tra­ban 45.530 repro­duc­cio­nes. Aque­llo fue una ver­da­de­ra con­fla­gra­ción espe­cia­li­za­da y pode­ro­sí­si­ma, orien­ta­da a hacer­le creer al mun­do que el Gobierno Boli­va­riano es ile­gí­ti­mo y terro­ris­ta.

En este mis­mo orden de ata­que, el fin de sema­na pasa­do, la mis­ma cade­na CNN pasó varias veces un repor­ta­je acer­ca de nues­tra línea aérea Con­via­sa y sus vue­los tan­to a Damas­co como a Tehe­rán. De nue­vo un rosa­rio de fal­se­da­des: que no tie­nen en el Medio Orien­te con­trol en las adua­nas y, por eso mis­mo, via­jan sos­pe­cho­sos que vie­nen a pre­pa­rar­nos en accio­nes terro­ris­tas; que Vene­zue­la es la ruta per­fec­ta para ingre­sar ára­bes islá­mi­cos en Nues­tra Amé­ri­ca; que des­de Mai­que­tía los avio­nes par­ten car­ga­dos de ura­nio nues­tro para abas­te­cer las plan­tas ira­níes, y pare usted de con­tar.

Aun­que este espu­rio repor­ta­je es de apa­ri­ción recien­te, ya la línea edi­to­rial había sido difun­di­da el 3 de agos­to pasa­do por una pági­na web lla­ma­da Pain­ki­ller. Allí el artícu­loHez­bo­llah y las are­pas: Terro­ris­mo islá­mi­co en Vene­zue­la da cuen­ta de una entre­vis­ta rea­li­za­da por el dia­rio bogo­tano El Tiem­po en la que la direc­to­ra gene­ral para Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be del Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Israel, Dorit Sha­vit,orien­tó sus des­ca­li­fi­ca­cio­nes hacia nues­tro país por el supues­to apo­yo que aquí reci­ben “orga­ni­za­cio­nes terro­ris­tas”. Este mis­mo artícu­lo se hace eco de una noti­cia publi­ca­da en el dia­rio ita­liano La Stam­pa, que repor­tó que “los vue­los Cara­cas-Tehe­rán ser­vían para trans­por­tar mate­rial mili­tar y tec­no­lo­gía nuclear a Siria, evi­tan­do los con­tro­les de Nacio­nes Uni­das y, a cam­bio, Cara­cas esta­ría reci­bien­do de Tehe­rán arma­men­to béli­co y apo­yo para acti­vi­da­des de inte­li­gen­cia. De la mis­ma mane­ra otros medios han repor­ta­do que se están repar­tien­do pasa­por­tes vene­zo­la­nos a ciu­da­da­nos ára­bes para que estos pue­dan entrar y salir del país con mayor faci­li­dad”. Vean uste­des, com­pa­trio­tas, por dón­de vie­nen los tiros y qué duro nos están ata­can­do inter­na­cio­nal­men­te.

Y como si esta des­ca­ra­da anda­na­da de calum­nias fue­ra poco, el lunes pasa­do nos lan­zan otro misil des­de The New York Times, evi­den­te­men­te en sin­to­nía con la cam­pa­ña inter­na que vie­nen ade­lan­tan­do los des­es­ta­bi­li­za­do­res medios pri­va­dos vene­zo­la­nos en rela­ción con el tema de la inse­gu­ri­dad. Un señor que se hace lla­mar Simón Rome­ro y que pare­ce ser corres­pon­sal de ese dia­rio en nues­tro país titu­la su entre­ga: Vene­zue­la es más peli­gro­sa que Irak. En qué cabe­za cabe com­pa­rar la dimen­sión de la vio­len­cia des­ata­da en Irak, pro­duc­to de una inva­sión geno­ci­da, don­de el llan­to de los sobre­vi­vien­tes no alcan­za­rá, jamás ni nun­ca, para apla­car sus penas, con el pro­ble­ma estruc­tu­ral de la inse­gu­ri­dad en nues­tro país, ori­gi­na­do por las bru­ta­les des­igual­da­des que here­dó nues­tro gobierno, y que hoy esta­mos enfren­tan­do con la mayor fir­me­za y rigor, des­de una visión pre­ven­ti­va y no repre­si­va. Pero evi­den­te­men­te no se le pue­de pedir un míni­mo de obje­ti­vi­dad a cier­to perio­dis­mo de baja esto­fa que no hace sino acen­tuar el ama­ri­llis­mo más gro­tes­co.

Pon­de­ran­do el mes de bata­lla elec­to­ral que se ave­ci­na, y reca­pi­tu­lan­do todo lo dicho has­ta aquí, debe­mos tener la dimen­sión exac­ta de cómo se están com­por­tan­do los intere­ses que quie­ren ver a Vene­zue­la de nue­vo pos­tra­da ante las órde­nes del impe­rio yan­qui. Las fuer­zas con­tra­rias a la Revo­lu­ción no sólo están en casa, tam­bién mero­dean por sus lin­de­ros y tie­nen la mira pues­ta en sep­tiem­bre.

II

El jue­ves 26 de agos­to asis­ti­mos a un mara­vi­llo­so acto de gra­dua­ción en el Tea­tro Tere­sa Carre­ño: Vene­zue­la cuen­ta con 189 nue­vos médi­cos ciru­ja­nos, de ambos géne­ros, como fru­to del con­ve­nio entre la Escue­la Lati­no­ame­ri­ca­na de Medi­ci­na y la Uni­ver­si­dad Rómu­lo Galle­gos, esto es, se gra­dua­ron en Cuba y han reva­li­da­do su títu­lo aquí; a ellos hay que agre­gar­les 86 médi­cos espe­cia­lis­tas en Medi­ci­na Gene­ral Inte­gral, vene­zo­la­nos y de todas par­tes de Nues­tra Amé­ri­ca, y 95 médi­cos ciru­ja­nos reva­li­dan­tes nues­tro­ame­ri­ca­nos. Son, en total, 370 sol­da­das y sol­da­dos de la salud y la vida. Es un lumi­no­so con­tin­gen­te que es expre­sión de la Vene­zue­la fra­ter­na y soli­da­ria que bata­lla por la cau­sa de la huma­ni­dad.

Me con­mo­vió el inmen­so fer­vor huma­nis­ta y revo­lu­cio­na­rio de estos mucha­chos y mucha­chas: su infi­ni­ta ale­gría por­que aho­ra les toca comen­zar a ejer­cer, for­mal­men­te, el más her­mo­so apos­to­la­do en Medi­ci­na Inte­gral Comu­ni­ta­ria. Sé que ellas y ellos, lo digo con Bolí­var, van a ser pacien­tes y cons­tan­tes en el tra­ba­jo, para que la diná­mi­ca de socia­li­za­ción de la Medi­ci­na se con­so­li­de y pro­fun­di­ce por toda nues­tra geo­gra­fía. El ejem­plo pre­cla­ro y señe­ro del Bata­llón 51 les mar­ca el camino a seguir, jun­to con la gran refe­ren­cia for­ma­ti­va y éti­ca de la Cuba revo­lu­cio­na­ria a la que la gra­ti­tud le es tan debi­da como la admi­ra­ción.

En mi inter­ven­ción del jue­ves hice énfa­sis en la nece­si­dad de ace­le­rar Barrio Aden­tro 3 y 4. Ace­le­rar en la repo­ten­cia­ción de los hos­pi­ta­les que ya tene­mos y en la cons­truc­ción de los nue­vos hos­pi­ta­les espe­cia­li­za­dos que nece­si­ta­mos: es inad­mi­si­ble la menor demo­ra por­que se tra­ta de la salud de nues­tro pue­blo. Aho­ra bien, com­pa­trio­ta que me lees, ten la cer­te­za de que lo hecho en 10 años es muy peque­ño en com­pa­ra­ción con lo que vamos a hacer los pró­xi­mos 10, los pró­xi­mos 20 años.

III

El vier­nes 27 de agos­to se reali­zó la quin­ta entre­ga de recur­sos del Fon­do Bicen­te­na­rio Pro­duc­ti­vo Socia­lis­ta: fir­ma­mos sie­te acuer­dos para la crea­ción de empre­sas con­jun­tas con el fin de con­ti­nuar acom­pa­ñan­do y apo­yan­do a los ver­da­de­ros empren­de­do­res y empren­de­do­ras de Vene­zue­la. A tra­vés del Fon­do hemos inver­ti­do has­ta aho­ra 2 mil 37 millo­nes de bolí­va­res, para finan­ciar 234 pro­yec­tos socio­pro­duc­ti­vos que se orien­tan hacia la satis­fac­ción de las nece­si­da­des bási­cas de nues­tro pue­blo. Se tra­ta de pro­du­cir colec­ti­va­men­te lo que nece­si­ta­mos para que todos poda­mos vivir mejor.

IV

El miér­co­les 25 de agos­to arran­có la cam­pa­ña elec­to­ral: se ini­ció una bata­lla polí­ti­ca tan tras­cen­den­te como deci­si­va, que debe defi­nir­se a favor de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na el 26 de sep­tiem­bre. Tene­mos que impe­dir, a toda cos­ta, que la con­tra­rre­vo­lu­ción con­vier­ta a la Asam­blea Nacio­nal en un espa­cio para des­es­ta­bi­li­zar y sabo­tear la diná­mi­ca trans­for­ma­do­ra. Blin­dar revo­lu­cio­na­ria­men­te la Asam­blea es, por el con­tra­rio, ase­gu­rar la con­ti­nui­dad del pro­yec­to socia­lis­ta que nece­si­ta tra­du­cir­se, como ya lo está hacien­do, en una nue­va lega­li­dad; y es, tam­bién, abrir­le los cami­nos al ejer­ci­cio del pue­blo legis­la­dor.

Nece­si­ta­mos una vic­to­ria cate­gó­ri­ca e indis­cu­ti­ble por­que, vuel­vo a repe­tir­lo, está en jue­go la suer­te de nues­tra Revo­lu­ción y la vida mis­ma de la Patria. Se tra­ta enton­ces de una prue­ba de fue­go para el PSUV y para todas las fuer­zas revo­lu­cio­na­rias.

La pode­ro­sa ener­gía del pue­blo movi­li­za­do y orga­ni­za­do ya se sien­te por todas par­tes: una fuer­za mili­tan­te de 2 millo­nes de com­pa­trio­tas ya está des­ple­ga­da en los 87 cir­cui­tos elec­to­ra­les. Aho­ra bien, nues­tra supe­rio­ri­dad numé­ri­ca tie­ne que tra­du­cir­se en la mayor efi­ca­cia polí­ti­ca y en la más alta cali­dad revo­lu­cio­na­ria duran­te todo el desa­rro­llo de la cam­pa­ña: debe­mos con­so­li­dar el voto revo­lu­cio­na­rio duro y, sobre todo, ganar el cora­zón y la con­cien­cia de quie­nes toda­vía dudan o no se han con­ven­ci­do de las bon­da­des de la vía vene­zo­la­na hacia el socia­lis­mo. Quie­ro hacer énfa­sis en una tarea de la mayor impor­tan­cia para los patru­lle­ros y las patru­lle­ras: hay que recu­pe­rar, con inte­li­gen­cia y tesón, un cau­dal de votos nues­tros que pasa­ron a engro­sar las filas de la abs­ten­ción, expre­san­do a hom­bres y muje­res que no son con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rios ni con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rias.

Quie­ro para­fra­sear al Maris­cal Sucre: de los esfuer­zos que haga­mos cada día depen­de­rá la ampli­tud de la vic­to­ria popu­lar del 26 de sep­tiem­bre. Y ten­go la cer­te­za de que vamos a ven­cer.

Patru­lle­ros y patru­lle­ras: ¡A la car­ga!

¡A paso de Ven­ce­do­res!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *