No pasa­rán!!! (Bri­ga­da de Méxi­co des­de Chia­pas)- Askapena

Des­de Chia­pas, des­de don­de la memo­ria colec­ti­va está pre­sen­te, se aso­man las garras del capi­ta­lis­mo por todos los rin­co­nes con­tra los pue­blos indí­ge­nas del país. El Tra­ta­do de Libre Comer­cio, uno de los impul­so­res del levan­ta­mien­to zapa­tis­ta del 94, aún sigue enmas­ca­ra­do bajo la polí­ti­ca de las tie­rras. Actos de impo­si­ción, expro­pia­ción y ocu­pa­ción inun­dan los terre­nos comu­na­les de la Madre Tierra.

Lo que en su día fue ven­di­do como un plan de segu­ri­dad, actúa una vez más bajo las estra­te­gias del colo­nia­lis­mo y su capi­ta­lis­mo neoliberal.

En este esce­na­rio de inva­sión, los terri­to­rios indí­ge­nas sufren un con­flic­to arma­do laten­te, que es impo­si­ble de enten­der sin mapear el terri­to­rio. Recur­sos acuí­fe­ros, made­ra, su bio­di­ver­si­dad bio­ló­gi­ca, el petró­leo y el ura­nio sote­rra­do jun­to con su situa­ción estra­té­gi­ca, hacen de la zona un atrac­ti­vo motín. Un ali­jo para las indus­trias far­ma­céu­ti­cas, mul­ti­na­cio­na­les, turís­ti­cas y gran­des poten­cias como EEUU y la UE.

Poli­cías fron­te­ri­zas, FBI, cuer­pos de la segu­ri­dad Israe­lí ade­más de las dis­tin­tas for­mas de ocu­pa­ción guber­na­men­tal aso­man sus deseos de pose­sión uti­li­zan­do estra­te­gias repre­si­vas bajo una ame­na­za mili­tar y bélica.

En este con­tex­to de segu­ri­dad de defen­sa terri­to­rial, se sitúa la resis­ten­cia de los com­pas zapa­tis­tas con su mode­lo de insur­gen­cia y resis­ten­cia civil.

Bajo un com­po­nen­te mili­tar se hallan los más de 70 asen­ta­mien­tos, accio­nes de un Esta­do mili­ta­ri­za­do que se trans­for­man en estra­te­gia Inte­gral de Con­tra Insur­gen­cia. Por otra par­te, los para­mi­li­ta­res o gru­pos arma­dos arti­cu­la­dos con el ejér­ci­to, hos­ti­gan y pre­sio­nan a la pobla­ción indí­ge­na chia­pa­ne­ca. En tér­mi­nos estra­té­gi­cos, un alto com­po­nen­te resi­de en lo civil, apli­can­do repre­sio­nes psi­co­ló­gi­cas, eco­ló­gi­cas y polí­ti­cas que invi­si­bi­li­zan las accio­nes del gobierno pasan­do de lo para­mi­li­tar a lo civil.

Aquí se sitúa la cam­pa­ña mediá­ti­ca con­tra el pue­blo y sus obser­va­do­res inter­na­cio­na­les, así como las ame­na­zas sufri­das por el Cen­tro de Dere­chos Huma­nos Fray­ba que tra­ba­ja en pro de la defen­sa social inte­gral. La orga­ni­za­ción Fray­ba con su ges­tión de mez­cla entre prác­ti­cas jurí­di­cas y polí­ti­cas, inci­de en la inter­ven­ción de los colec­ti­vos inter­na­cio­na­les. Ante el temor de des­en­mas­ca­re del gobierno y sus agen­tes, estos inten­tan paliar por todos los medios, cual­quier méto­do de difu­sión de la realidad.

Varias son las cam­pa­ñas de des­pres­ti­gio y pro­vo­ca­ción de enfren­ta­mien­tos para seguir argu­men­tan­do de que el Ejér­ci­to Zapa­tis­ta de Libe­ra­ción Nacio­nal mata.

Las vías de agua del gobierno, como es el señor gober­na­dor de Chia­pas Sabi­nes, ejer­ce su poder y tra­ba­jo mediá­ti­co bajo las accio­nes de publi­ci­dad encu­bier­ta y sus tareas de maqui­lla­ción de la pobreza.

ONGs pro­mo­cio­na­das por la Agen­cia de Ayu­da al Desa­rro­llo de EEUU, gru­pos arma­dos y la Igle­sia en su com­po­si­ción mili­tar como es ALAS DE AGUILA inter­ac­túan como rapa­ces con­tra una socie­dad orga­ni­za­da y levan­ta­da que no cede ante las arti­ma­ñas neoliberales.

Es así como en un pai­sa­je mun­dial, esos tec­nó­cra­tas con ros­tro social, inten­tan rom­per con un teji­do social, vio­lan­do la inte­gri­dad, los dere­chos huma­nos y la iden­ti­dad comu­ni­ta­ria. Los mis­mos perros con dis­tin­tos colla­res que bus­can la pose­sión y la vic­to­ria bajo un esta­lli­do armado.

Mien­tras tan­to, ante el silen­cio del EZLN, la con­me­mo­ra­ción del dicho­so vicen­te­na­rio de la «Inde­pen­den­cia» mexi­ca­na y cen­te­na­rio de la Revo­lu­ción corroe las entra­ñas del gobierno por fal­ta de argu­men­tos para poder actuar en la masa­cre colectiva.

Pero la resis­ten­cia, una vez más nos ense­ña que la dig­ni­dad no se ven­de, que el pue­blo resis­te y que .…..

ZAPATA VIVE Y LA LUCHA SIGUE!!!

Aska­pe­na. Mexi­ko Arloa
[email protected]​askapena.​org

www​.aska​pe​na​.org

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.