La opi­nión de un exper­to- Fidel Cas­tro

Si me pre­gun­ta­ran quién es el más cono­ce­dor del pen­sa­mien­to israe­li­ta, res­pon­de­ría sin vaci­lar que es Jef­frey Gold­berg. Incan­sa­ble perio­dis­ta, capaz de reu­nir­se dece­nas de veces para inda­gar sobre el pen­sa­mien­to de un líder o un inte­lec­tual israe­li­ta.

No es neu­tral, des­de lue­go, es pro israe­li­ta sin vaci­la­ción algu­na. Cuan­do alguno de ellos no está de acuer­do con la polí­ti­ca de ese país tam­po­co lo es en tér­mino medio.

Para mi obje­ti­vo, lo que intere­sa es cono­cer el pen­sa­mien­to que guía a los prin­ci­pa­les líde­res polí­ti­cos y mili­ta­res de ese Esta­do.

Me sien­to con auto­ri­dad para opi­nar, por­que nun­ca fui anti judío y com­par­to con él, un pro­fun­do odio al nazi­fas­cis­mo y el geno­ci­dio come­ti­do con niños, muje­res y hom­bres, jóve­nes o ancia­nos judíos con­tra los que Hitler, la Ges­ta­po y los nazis, sacia­ron su odio con­tra ese pue­blo.

Por la mis­ma cau­sa, abo­rrez­co los crí­me­nes del gobierno fas­cis­ta de Netan­yahu, que ase­si­na niños, muje­res y hom­bres, jóve­nes y ancia­nos en la fran­ja de Gaza y en Cis­jor­da­nia.

En su ilus­tra­do artícu­lo “El pun­to tras el que no hay vuel­ta atrás”, que se publi­ca­rá en la revis­ta The Atlan­tic, en sep­tiem­bre de 2010, ya cono­ci­do a tra­vés de Inter­net, Jef­frey Gold­berg ini­cia su tra­ba­jo de más de 40 pági­nas del cual extrai­go las ideas esen­cia­les para cono­ci­mien­to de los lec­to­res.

“Es posi­ble que en algún momen­to duran­te los pró­xi­mos doce meses la impo­si­ción de san­cio­nes eco­nó­mi­cas devas­ta­do­ras con­tra la Repú­bli­ca Islá­mi­ca de Irán con­ven­za a sus líde­res para que aban­do­nen los esfuer­zos por obte­ner armas nuclea­res. […] Es posi­ble asi­mis­mo que las ‘ope­ra­cio­nes de frus­tra­ción’ lle­va­das a cabo por los orga­nis­mos de inte­li­gen­cia de Israel, los Esta­dos Uni­dos, Gran Bre­ta­ña y otras poten­cias occi­den­ta­les […] lle­guen a des­ace­le­rar en algu­na medi­da con­si­de­ra­ble el avan­ce de Irán. Tam­bién pue­de que el Pre­si­den­te Oba­ma, quien ha decla­ra­do en bas­tan­tes oca­sio­nes que con­si­de­ra la pers­pec­ti­va de un Irán nuclear como algo ‘inacep­ta­ble’, orde­ne un gol­pe mili­tar con­tra las prin­ci­pa­les ins­ta­la­cio­nes de arma­men­tos y enri­que­ci­mien­to de ura­nio del país.”

“Al ana­li­zar la plau­si­bi­li­dad y las posi­bles con­se­cuen­cias de un gol­pe israe­lí con­tra Irán, no me dedi­co a un ejer­ci­cio men­tal ni a un jue­go de gue­rra de un hom­bre. Israel ya ha ata­ca­do y des­trui­do con éxi­to en dos oca­sio­nes el pro­gra­ma nuclear de un enemi­go. En 1981, los avio­nes de gue­rra israe­líes bom­bar­dea­ron el reac­tor ira­quí en Osi­rak y detu­vie­ron (para siem­pre, según resul­tó) las ambi­cio­nes nuclea­res de Sadam Hus­sein; y en 2007 los avio­nes israe­líes des­tru­ye­ron un reac­tor de fabri­ca­ción nor­co­rea­na en Siria. Por lo tan­to, un ata­que con­tra Irán sería sin pre­ce­den­tes sólo en cuan­to al alcan­ce y la com­ple­ji­dad.”

“Por más de sie­te años he esta­do estu­dian­do la posi­bi­li­dad de que al final se pro­duz­ca ese gol­pe […] En los meses trans­cu­rri­dos des­de enton­ces (mar­zo de 2009), he entre­vis­ta­do a alre­de­dor de 40 deci­so­res israe­líes actua­les y ante­rio­res sobre un gol­pe mili­tar, así como a muchos fun­cio­na­rios esta­dou­ni­den­ses y ára­bes. En la mayo­ría de estas entre­vis­tas he for­mu­la­do una pre­gun­ta sen­ci­lla: ¿Cuá­les son las posi­bi­li­da­des por­cen­tua­les de que Israel ata­que el pro­gra­ma nuclear ira­ní en el futu­ro cer­cano? No todos res­pon­die­ron esta pre­gun­ta, pero hubo un con­sen­so de que hay posi­bi­li­da­des por enci­ma del 50% de que Israel lan­za­rá un ata­que en julio pró­xi­mo. […] puse a prue­ba el con­sen­so hablan­do con muchas fuen­tes tan­to den­tro como fue­ra del gobierno y per­te­ne­cien­tes a dis­tin­tos par­ti­dos polí­ti­cos. Tras men­cio­nar la sen­si­bi­li­dad extra­or­di­na­ria del tema, muchos habla­ron sólo a rega­ña­dien­tes y con la con­di­ción de que no se reve­la­ran sus nom­bres […] El razo­na­mien­to dado por los deci­so­res israe­líes no fue com­pli­ca­do: Irán, cuan­do más, nece­si­ta entre uno y tres años para lograr una capa­ci­dad nuclear real. […] Y el ele­men­to más esen­cial de la doc­tri­na de segu­ri­dad nacio­nal israe­lí, un prin­ci­pio que data del dece­nio de 1960 […] es que no se debe per­mi­tir a nin­gún adver­sa­rio regio­nal alcan­zar la pari­dad nuclear con el esta­do judío rena­ci­do y aún ase­dia­do.”

“En nues­tra con­ver­sa­ción antes de su toma de pose­sión, Netan­yahu no abor­dó el tema en tér­mi­nos de la pari­dad nuclear […] Por el con­tra­rio, defi­nió el pro­gra­ma ira­ní como una ame­na­za no sólo para Israel sino para toda la civi­li­za­ción occi­den­tal.”

“‘…Cuan­do el cre­yen­te de ojos desor­bi­ta­dos se hace de las rien­das del poder y las armas de muer­te masi­va, enton­ces el mun­do debe empe­zar a preo­cu­par­se y eso es lo que está suce­dien­do en Irán’.”

“En nues­tra con­ver­sa­ción, Netan­yahu se negó a ana­li­zar su cro­no­gra­ma para la acción, ni siquie­ra si pen­sa­ba en la acción mili­tar pre­ven­ti­va con­tra el pro­gra­ma nuclear ira­ní. […] La con­vic­ción de Netan­yahu es que Irán no es sólo el pro­ble­ma de Israel sino que es el pro­ble­ma del mun­do y el mun­do, enca­be­za­do por los Esta­dos Uni­dos, tie­ne el deber de enfren­tar­lo. Pero Netan­yahu no tie­ne mucha fe en las san­cio­nes, no en las san­cio­nes rela­ti­va­men­te débi­les con­tra Irán apro­ba­das recien­te­men­te por el Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das ni en las más fuer­tes impues­tas por los Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos euro­peos.”

“Pero, según mis con­ver­sa­cio­nes con los deci­so­res israe­líes, este perío­do de pacien­cia, duran­te el que Netan­yahu espe­ra para ver si los méto­dos no mili­ta­res de Occi­den­te pue­den dete­ner a Irán, ter­mi­na­rá este diciem­bre.”

“El gobierno de Netan­yahu ya inten­si­fi­ca sus esfuer­zos ana­lí­ti­cos no sólo con res­pec­to a Irán, sino en lo tocan­te a un tema que a muchos israe­líes les resul­ta difí­cil com­pren­der: el Pre­si­den­te Oba­ma. Los israe­líes se esme­ran en res­pon­der lo que cons­ti­tu­ye la pre­gun­ta más acu­cian­te para ellos: ¿Exis­ten cua­les­quie­ra cir­cuns­tan­cias en las que el Pre­si­den­te Oba­ma des­ple­ga­ría la fuer­za para impe­dir que Irán adqui­rie­ra una capa­ci­dad nuclear? Todo depen­de de la res­pues­ta.”

“Irán exi­ge la aten­ción urgen­te de toda la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, y la de los Esta­dos Uni­dos en par­ti­cu­lar, debi­do su habi­li­dad sin igual para pro­yec­tar la fuer­za mili­tar. Esta es tam­bién la posi­ción de muchos líde­res ára­bes mode­ra­dos. Hace unas sema­nas, en decla­ra­cio­nes inusual­men­te direc­tas el emba­ja­dor de los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos ante los Esta­dos Uni­dos You­sef al-Otai­ba me dijo […] que su país apo­ya­ría un gol­pe mili­tar con­tra las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res de Irán […] dijo. ‘Los paí­ses peque­ños, ricos y vul­ne­ra­bles de la región no quie­ren ser los que pro­vo­quen al gran bra­vu­cón si nadie va a venir a apo­yar­los’.”

“Varios líde­res ára­bes han dicho que la posi­ción de los Esta­dos Uni­dos en el Medio Orien­te depen­de de su dis­po­si­ción de enfren­tar a Irán. Expli­can, pen­san­do en sus intere­ses, que un ata­que aéreo con­tra un puña­do de ins­ta­la­cio­nes ira­níes no sería tan com­pli­ca­do ni pro­ble­má­ti­co como, diga­mos, inva­dir Irak. ‘Esto no es un deba­te sobre la inva­sión a Irán’, me dijo un minis­tro de rela­cio­nes exte­rio­res ára­be. ‘Espe­ra­mos la rea­li­za­ción de gol­pes espe­cí­fi­cos con­tra varias ins­ta­la­cio­nes peli­gro­sas. Los Esta­dos Uni­dos podrían hacer esto con mucha faci­li­dad’.”

“Barack Oba­ma ha dicho en incon­ta­bles oca­sio­nes que un Irán nuclear le resul­ta­ría ‘inacep­ta­ble’. […] Un Irán nuclear sería una situa­ción que cam­bia­ría el jue­go, no sólo en el Medio Orien­te sino en todo el mun­do. Pien­so que cual­quier cosa que que­da­ra de nues­tro mar­co de no pro­li­fe­ra­ción nuclear comen­za­ría a desin­te­grar­se. Habría paí­ses en el Medio Orien­te que verían la posi­ble nece­si­dad de obte­ner armas nuclea­res tam­bién’.”

“Pero los israe­líes tie­nen dudas de que un hom­bre que se situó como la antí­te­sis de Geor­ge W. Bush, el autor de las inva­sio­nes tan­to de Afga­nis­tán como Irak, lan­za­ría un ata­que pre­ven­ti­vo con­tra una nación musul­ma­na.”

“‘Todos escu­cha­mos su dis­cur­so en El Cai­ro’, me dijo un alto fun­cio­na­rio israe­lí refi­rién­do­se al dis­cur­so de junio de 2009 don­de Oba­ma tra­tó de rede­fi­nir las rela­cio­nes con los musul­ma­nes recal­can­do el espí­ri­tu de coope­ra­ción y el res­pe­to de los Esta­dos Uni­dos hacia el Islam. ‘No cree­mos que sea el tipo de per­so­na que lan­za­ría un gol­pe osa­do con­tra Irán. Teme­mos que segui­ría una polí­ti­ca de con­ten­ción hacia un Irán nuclear en vez de ata­car­lo’.”

“El fun­cio­na­rio israe­lí me dijo que ‘lo de Bush ocu­rrió hace dos años, pero el pro­gra­ma ira­ní era el mis­mo y la inten­ción era la mis­ma. Así que, per­so­nal­men­te, no espe­ro que Oba­ma sea más Bush que Bush’.”

“Si los israe­líes lle­gan a la con­clu­sión defi­ni­ti­va de que Oba­ma bajo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia lan­za­rá un gol­pe con­tra Irán enton­ces comen­za­rá la cuen­ta regre­si­va hacia un ata­que uni­la­te­ral israe­lí.”

“Los fun­cio­na­rios de inte­li­gen­cia israe­líes con­si­de­ran que un gol­pe con­tra Irán podría pro­vo­car una repre­sa­lia total por par­te del par­ti­da­rio de Irán en el Líbano, Hez­bo­llah, el cual según la mayo­ría de las esti­ma­cio­nes de inte­li­gen­cia posee aho­ra has­ta 45 000 cohe­tes (no menos de tres veces los que tenía en el verano de 2006, duran­te la últi­ma serie de enfren­ta­mien­tos entre el gru­po e Israel.).”

“…Netan­yahu no es el úni­co que com­pren­de este reto; varios pri­me­ros minis­tros ante­rio­res a él abor­da­ron la ame­na­za de Irán en tér­mi­nos exis­ten­cia­les simi­la­res. […] Michael Oren, el emba­ja­dor de Israel ante los Esta­dos Uni­dos me dijo que ‘él tie­ne un sen­ti­do pro­fun­do de su papel en la his­to­ria judía’.”

A con­ti­nua­ción Jef­frey Gold­berg emplea varias pági­nas rela­tan­do la his­to­ria del padre de Netan­yahu, Ben-Sión a quien con­si­de­ra el his­to­ria­dor más des­ta­ca­do del mun­do sobre la inqui­si­ción espa­ño­la y otros des­ta­ca­dos méri­tos, que recién cum­plió 100 años de edad.

“Ben­ja­mín Netan­yahu no es cono­ci­do en la mayo­ría de los círcu­los por su fle­xi­bi­li­dad en cuan­to a los asun­tos rela­cio­na­dos con los pales­ti­nos, si bien últi­ma­men­te ha esta­do tra­tan­do de satis­fa­cer algu­nas de las exi­gen­cias de Barack Oba­ma de que haga avan­zar el pro­ce­so de paz.”

Con­clui­da esta par­te de su artícu­lo, Gold­berg pro­si­gue al aná­li­sis de la com­ple­ja situa­ción. En oca­sio­nes es bas­tan­te duro ana­li­zan­do un comen­ta­rio del ex pre­si­den­te ira­ní Hashe­mi-Raf­san­ja­ni el año 2001, en el que cier­ta­men­te éste habla de una bom­ba que des­trui­ría a Israel; una ame­na­za que fue cri­ti­ca­da inclu­so por fuer­zas de izquier­da que son enemi­gos de Netan­yahu.

“Los desa­fíos que repre­sen­ta un Irán con capa­ci­dad nuclear son más suti­les que la pro­pia posi­bi­li­dad de un ata­que direc­to, me comen­tó Netan­yahu. […] ‘los acto­res agre­si­vos den­tro de Irán podrían dis­pa­rar cohe­tes y par­ti­ci­par en otras acti­vi­da­des terro­ris­tas a la vez que ten­drían cober­tu­ra para el uso del mate­rial nuclear. […] En lugar de ser un suce­so local, inde­pen­dien­te­men­te de lo dolo­ro­so que pue­da ser, esto se con­ver­ti­ría tam­bién en un acon­te­ci­mien­to de carác­ter mun­dial. En segun­do lugar, este acon­te­ci­mien­to enva­len­to­na­ría a los acti­vis­tas islá­mi­cos en todos los con­fi­nes, en muchos con­ti­nen­tes, que cree­rían que esto es una señal pro­vi­den­cial, que este fana­tis­mo con­du­ce al camino supre­mo del triun­fo’.”

“‘Se pro­vo­ca­ría un gran cam­bio radi­cal en la balan­za de poder en nues­tra zona’, aña­dió.”

“Otros diri­gen­tes israe­líes con­si­de­ran que el sólo hecho de la ame­na­za de un ata­que nuclear por par­te de Irán, com­bi­na­do con las ame­na­zas cró­ni­cas que viven las ciu­da­des israe­líes hechas por las fuer­zas cohe­te­ri­les de Hamas y el Hez­bo­llah, soca­va­rá gra­dual­men­te la capa­ci­dad del país de pro­te­ger a sus ciu­da­da­nos más crea­ti­vos y pro­duc­ti­vos. […] ‘La ver­da­de­ra prue­ba que tene­mos es lograr que Israel sea ese lugar tan atrac­ti­vo, ese lugar de van­guar­dia en las esfe­ras de la socie­dad huma­na, la edu­ca­ción, la cul­tu­ra, la cien­cia, la cali­dad de vida, al cual inclu­so los jóve­nes judíos que viven en los Esta­dos Uni­dos quie­ran venir’.”

“Según varias encues­tas, el patrio­tis­mo es un sen­ti­mien­to que se lle­va muy en alto en Israel, y me pare­ce poco pro­ba­ble que el temor a Irán obli­gue a los judíos de Israel a bus­car refu­gio en otro sitio. No obs­tan­te, uno de los prin­ci­pa­les pro­mo­to­res de un ata­que israe­lí con­tra las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res ira­níes, Eph­raim Sneh, otro­ra gene­ral y ex vice­mi­nis­tro de defen­sa, está con­ven­ci­do de que si Irán cru­za­ra el umbral nuclear, la pro­pia idea de Israel se vería en peli­gro. ‘Estas per­so­nas son ciu­da­da­nos bue­nos y valien­tes, pero la diná­mi­ca de la vida es tal que si alguien tie­ne una beca para estu­diar en una uni­ver­si­dad de los Esta­dos Uni­dos duran­te dos años y la uni­ver­si­dad le ofre­ce per­ma­ne­cer un ter­cer año, los padres le dirán: ‘no hay pro­ble­mas, qué­da­te’,’ me comen­tó Sneh cuan­do me reu­ní con él no hace tan­to tiem­po en su ofi­ci­na fue­ra de Tel Aviv. ‘Si alguien ter­mi­na un doc­to­ra­do y le ofre­cen una pla­za en los Esta­dos Uni­dos, esa per­so­na pudie­ra que­dar­se. Eso no quie­re decir que la gen­te sal­drá corrien­do para el aero­puer­to […] Lo impor­tan­te es que ten­dre­mos un robo ace­le­ra­do de cere­bros, y un Israel que no se fun­da­men­te en el empren­di­mien­to, que no se base en la exce­len­cia, no será el Israel de hoy’.”

“UN LUNES POR LA NOCHE a prin­ci­pios del verano, me sen­té en la ofi­ci­na del deci­di­da­men­te detrac­tor de los goyim, Rahm Ema­nuel, jefe de des­pa­cho de la Casa Blan­ca, y escu­ché a varios fun­cio­na­rios del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal reu­ni­dos en su mesa de con­fe­ren­cias expli­car ‑en muchí­si­mas pala­bras- por qué el esta­do judío debe con­fiar en el pre­si­den­te no judío de los Esta­dos Uni­dos para que estos evi­ten que Irán cru­ce el umbral nuclear.”

“Una de las per­so­nas sen­ta­das a la mesa, Ben Rho­des, ase­sor adjun­to de segu­ri­dad nacio­nal quien par­ti­ci­pó como autor prin­ci­pal del recien­te mate­rial ‘Estra­te­gia de segu­ri­dad nacio­nal para los Esta­dos Uni­dos’ así como en la pre­pa­ra­ción del dis­cur­so con­ci­lia­to­rio del Pre­si­den­te en el Cai­ro, indi­có que el pro­gra­ma nuclear de Irán cons­ti­tuía una ame­na­za cla­ra para la segu­ri­dad esta­dou­ni­den­se y que el gobierno de Oba­ma res­pon­de a las ame­na­zas a la segu­ri­dad nacio­nal de la mis­ma for­ma en que han res­pon­di­do otras admi­nis­tra­cio­nes. ‘Esta­mos coor­di­nan­do una estra­te­gia mul­ti­fa­cé­ti­ca para ele­var la pre­sión con­tra Irán, pero eso no sig­ni­fi­ca que haya­mos reti­ra­do algu­na de las car­tas de la mesa de dis­cu­sión’, afir­mó Rho­des. ‘Este pre­si­den­te ha demos­tra­do una y otra vez que cuan­do él con­si­de­ra que es nece­sa­rio uti­li­zar la fuer­za para pro­te­ger los intere­ses esta­dou­ni­den­ses de segu­ri­dad nacio­nal, él lo ha hecho. No vamos a uti­li­zar fra­ses hipo­té­ti­cas sobre cuán­do uti­li­za­ría­mos la fuer­za mili­tar o si vamos a usar­la, pero sí hemos deja­do bien cla­ro que no hemos eli­mi­na­do la opción del uso de la fuer­za para nin­gu­na situa­ción en la que se afec­te nues­tra segu­ri­dad nacio­nal’.”

“…Ema­nuel, cuyo esta­do de áni­mo por defec­to es exas­pe­ra­do. […] (Un ex fun­cio­na­rio de la admi­nis­tra­ción Bush me dijo que su pre­si­den­te enfren­tó el pro­ble­ma con­tra­rio, atas­ca­do en dos gue­rras y cre­yen­do que Irán no esta­ba tan cer­ca de cru­zar el umbral nuclear, se opu­so al empleo de la fuer­za con­tra el pro­gra­ma de Irán y dejo bien cla­ro su pun­to de vis­ta, ‘pero nadie le cre­yó’).”

“En un momen­to, expre­sé la idea de que debi­do a razo­nes suma­men­te obvias, pocas per­so­nas creían que Barack Oba­ma abri­ría un ter­cer fren­te en el gran Orien­te Medio. Uno de los fun­cio­na­rios res­pon­dió aca­lo­ra­da­men­te: ‘¿Qué hemos hecho que te per­mi­ta lle­gar a la con­clu­sión de que pen­sa­mos que un Irán con capa­ci­dad nuclear sería una situa­ción tole­ra­ble para noso­tros?’”

“Los fun­cio­na­rios de la admi­nis­tra­ción de Oba­ma, en par­ti­cu­lar los del Pen­tá­gono, han seña­la­do en varias oca­sio­nes que no están con­for­mes con la posi­bi­li­dad de pre­fe­rir un ata­que mili­tar. En abril, la sub­se­cre­ta­ria de defen­sa para temas de polí­ti­ca, Miche­le Flour­noy, dijo a los perio­dis­tas que el uso de la fuer­za mili­tar con­tra Irán esta­ba ‘fue­ra de la mesa de nego­cia­cio­nes en un futu­ro cer­cano’. Ella se retrac­tó des­pués, pero el Almi­ran­te Michael Mullen, jefe del Esta­do Mayor Gene­ral con­jun­to, ha cri­ti­ca­do tam­bién la idea de ata­car a Irán. […] “En una región que es tan ines­ta­ble en estos momen­tos, ya no nece­si­ta­mos más ines­ta­bi­li­dad’.”

“…bajo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia el pre­si­den­te ha des­car­ta­do la idea de evi­tar la pro­li­fe­ra­ción median­te el uso de la fuer­za. […] Gary Samo­re, fun­cio­na­rio del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal que super­vi­sa el pro­gra­ma de la admi­nis­tra­ción con­tra la pro­li­fe­ra­ción, me dijo que los israe­líes están de acuer­do con las eva­lua­cio­nes esta­dou­ni­den­ses de que el pro­gra­ma ira­ní de enri­que­ci­mien­to de ura­nio está pla­ga­do de pro­ble­mas.”

“‘…pode­mos deter­mi­nar, tenien­do en cuen­ta los infor­mes del OIEA, que a los ira­níes no les va bien,’ expre­só Samo­re. En par­ti­cu­lar, las máqui­nas cen­tri­fu­gas que están ope­ran­do se basan en el uso de una tec­no­lo­gía infe­rior. Están enfren­tan­do difi­cul­ta­des téc­ni­cas, en par­te por la labor que hemos des­ple­ga­do para negar­les el acce­so a los com­po­nen­tes extran­je­ros. Cuan­do ellos hacen las pie­zas, fabri­can pie­zas que no son some­ti­das a nin­gún tipo de con­trol de la cali­dad.’”

“Den­nis Ross, ex nego­cia­dor de paz en el Orien­te Medio, quien se desem­pe­ña en la actua­li­dad como fun­cio­na­rio de alto ran­go den­tro del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal, afir­mó duran­te la reu­nión que él cree que los israe­líes entien­dan aho­ra que las medi­das ins­ti­ga­das por los Esta­dos Uni­dos han des­ace­le­ra­do el avan­ce de Irán y que la admi­nis­tra­ción está tra­ba­jan­do para con­ven­cer a los israe­líes ­─y a otras par­tes en la región─ de que la estra­te­gia de san­cio­nes ‘tie­ne posi­bi­li­da­des de fun­cio­nar’.”

‘”El pre­si­den­te ha dicho que él no ha reti­ra­do nin­gu­na car­ta de la mesa de dis­cu­sión, pero vea­mos por qué noso­tros pen­sa­mos que esta estra­te­gia podría fun­cio­nar’. […] El pasa­do mes de junio ─como no habían res­pon­di­do a nues­tro lla­ma­do bila­te­ral─ el pre­si­den­te dijo que toma­ría­mos medi­das en sep­tiem­bre.”

“Ross […] las san­cio­nes que enfren­ta Irán en la actua­li­dad pudie­ran modi­fi­car la for­ma de pen­sar del régi­men. ‘Las san­cio­nes van a tras­cen­der. Están tenien­do lugar en un momen­to en que los ira­níes están tenien­do una mala admi­nis­tra­ción: los ira­níes ten­drán que recor­tar los sub­si­dios [para los ali­men­tos y el com­bus­ti­ble]; ya están enfren­tan­do la ena­je­na­ción del pue­blo; tie­nen divi­sión den­tro de la éli­te y entre la éli­te y el res­to del país…’”

“Una pre­gun­ta que al pare­cer nin­gún fun­cio­na­rio de la admi­nis­tra­ción desea con­tes­tar es la siguien­te: ¿qué harán los Esta­dos Uni­dos si fra­ca­san las san­cio­nes? Varios fun­cio­na­rios ára­bes se que­ja­ron con­mi­go por­que la admi­nis­tra­ción de Oba­ma no les ha comu­ni­ca­do cuá­les son sus inten­cio­nes, ni siquie­ra de mane­ra gene­ral.”

“‘A los elec­to­res de Oba­ma les gus­ta saber que la admi­nis­tra­ción haya demos­tra­do que no desea ini­ciar una pelea con Irán, pero ese no es asun­to de polí­ti­ca inter­na’, expre­só dicho can­ci­ller. ‘Irán se man­ten­drá en ese camino teme­ra­rio a menos que la admi­nis­tra­ción comien­ce a hablar de for­ma no razo­na­ble. La mejor for­ma de evi­tar un ata­que con­tra Irán es hacien­do creer a Irán que los Esta­dos Uni­dos están a pun­to de ata­car­los. Tene­mos que cono­cer cuá­les son las inten­cio­nes del pre­si­den­te en este asun­to. Somos sus alia­dos’. De acuer­do con dos fuen­tes den­tro de la admi­nis­tra­ción, este asun­to pro­vo­có ten­sio­nes entre el Pre­si­den­te Oba­ma y el recien­te­men­te depues­to direc­tor de inte­li­gen­cia nacio­nal, Almi­ran­te Den­nis Blair. Según estas fuen­tes, Blair, quien se decía hizo mucho hin­ca­pié en la ame­na­za que repre­sen­ta Irán, le dijo al pre­si­den­te que los alia­dos ára­bes de los Esta­dos Uni­dos nece­si­ta­ban más pala­bras tran­qui­li­za­do­ras. Se dice que a Oba­ma no le gus­tó el con­se­jo.”

“En Israel, por supues­to, a los fun­cio­na­rios les cues­ta mucho tra­ba­jo enten­der al Pre­si­den­te Oba­ma, a pesar de las pala­bras tran­qui­li­za­do­ras que han reci­bi­do de Ema­nuel, de Ross, y de otros.”

“Hace poco tiem­po, el jefe de la inte­li­gen­cia mili­tar israe­lí, Mayor Gene­ral Amos Yad­lin, hizo una visi­ta secre­ta a Chica­go para reu­nir­se con Les­ter Crown, el mul­ti­mi­llo­na­rio cuya fami­lia es due­ña de una par­te impor­tan­te de Gene­ral Dyna­mics, un con­tra­tis­ta mili­tar. Crown […] ‘Com­par­to con los israe­líes el sen­ti­mien­to de que con toda segu­ri­dad noso­tros con­ta­mos con la capa­ci­dad mili­tar y que tene­mos que tener la volun­tad de uti­li­zar­la. El ascen­so de Irán no es algo que le con­ven­ga para nada a los Esta­dos Uni­dos’.”

“‘Apo­yo al pre­si­den­te’, dijo Crown, ‘pero me gus­ta­ría que [los fun­cio­na­rios de la admi­nis­tra­ción] fue­ran un poco más extro­ver­ti­dos a la hora de hablar. Me sen­ti­ría más cómo­do si supie­ra que ellos tie­nen la dis­po­si­ción de usar la fuer­za mili­tar, como últi­mo recur­so. No se pue­de ame­na­zar a alguien hacién­do­le creer un enga­ño. Tie­ne que haber dis­po­si­ción para hacer­lo’.”

“Varios fun­cio­na­rios inclu­so me pre­gun­ta­ron si yo con­si­de­ra­ba que Oba­ma era anti­se­mi­ta. Les res­pon­dí esta pre­gun­ta uti­li­zan­do una cita de Abner Mik­va, otro­ra Con­gre­sis­ta, juez fede­ral y men­tor de Oba­ma, quien afir­mó en 2008: ‘Pien­so que cuan­do todo esto ter­mi­ne, la gen­te dirá que Barack Oba­ma fue el pri­mer pre­si­den­te judío’. Les expli­qué que Oba­ma esta­ba muy empa­pa­do con la obra de escri­to­res, aca­dé­mi­cos lega­les y pen­sa­do­res judíos y que una gran can­ti­dad de sus ami­gos, par­ti­da­rios y ase­so­res era judíos. Sin embar­go, el filo­se­mi­tis­mo no es nece­sa­ria­men­te lo mis­mo que estar de acuer­do con el Par­ti­do Likud de Netan­yahu; por cier­to, no es lo mis­mo tam­po­co entre los judíos que viven en los Esta­dos Uni­dos que ‑al igual que el pre­si­den­te por el que vota­ron en can­ti­da­des abru­ma­do­ras- apo­yan, por lo gene­ral, la solu­ción de la exis­ten­cia de dos esta­dos y tie­nen sus reser­vas en cuan­to a los asen­ta­mien­tos judíos en la Ribe­ra Occi­den­tal.”

“Rahm Ema­nuel indi­có que la admi­nis­tra­ción esta­ba inten­tan­do enhe­brar una agu­ja: brin­dan­do un apo­yo ‘inque­bran­ta­ble’ a Israel; pro­te­gién­do­lo de las con­se­cuen­cias de una bom­ba nuclear ira­ní; pero pre­sio­nán­do­lo para que bus­que una fór­mu­la con­ci­lia­to­ria con los pales­ti­nos. […] los últi­mos seis pri­me­ros minis­tros de Israel, inclui­do Netan­yahu que ─en su pri­mer perío­do elec­to­ral a fina­les del dece­nio de 1990, para dis­gus­to de su padre─ bus­có una fór­mu­la con­ci­lia­to­ria con los pales­ti­nos, para defen­der su caso. ‘Rabin, Peres, Netan­yahu, Barak, Sha­ron, Olmert ─cada uno de ellos bus­có algún tipo de solu­ción nego­cia­da que fue­ra con­ve­nien­te para Israel des­de el pun­to de vis­ta estra­té­gi­co’, apun­tó. Ha habi­do muchas otras ame­na­zas mien­tras los suce­si­vos gobier­nos de Israel han inten­ta­do seguir un pro­ce­so de paz.”

“…Israel debe ana­li­zar cui­da­do­sa­men­te si un gol­pe mili­tar val­dría la pena por el gran pro­ble­ma que ello des­ata­ría. ‘No estoy segu­ro por el momen­to en que están, cual­quie­ra que sea el momen­to, inde­pen­dien­te­men­te de lo que hagan, ellos no para­rían’ el pro­gra­ma nuclear, aña­dió. ‘Ellos solo lo pos­pon­drían’.”

“Fue enton­ces cuan­do me di cuen­ta que, en algu­nos temas, los israe­líes y los esta­dou­ni­den­ses no esta­ban hablan­do el mis­mo idio­ma.”

“EN MIS CONVERSACIONES con ex gene­ra­les de la fuer­za aérea y estra­te­gas israe­líes, pre­va­le­ció un tono mode­ra­do. Muchas de las per­so­nas que entre­vis­té estu­vie­ron dis­pues­tas, en con­di­ción de ano­ni­ma­to, a decir por qué sería difí­cil para Israel ata­car las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res ira­níes. Algu­nos gene­ra­les israe­líes, al igual que sus cole­gas esta­dou­ni­den­ses, cues­tio­na­ban la pro­pia idea de empren­der un ata­que. ‘Emplea­ría­mos mejor nues­tro tiem­po si nos dedi­ca­mos a hacer cabil­deo con Barack Oba­ma para que él lo haga, en lugar de inten­tar hacer­lo nosotros’,afirmó un gene­ral. ‘Somos muy bue­nos en este tipo de ope­ra­cio­nes, pero es un paso muy gran­de para noso­tros. Sin embar­go, los esta­dou­ni­den­ses pue­den hacer esto con un míni­mo de difi­cul­ta­des. Es dema­sia­do para noso­tros’.”

“Estos avio­nes ten­drían que regre­sar a su país con rapi­dez, en par­te por­que la inte­li­gen­cia israe­lí con­si­de­ra que Irán le orde­na­ría de inme­dia­to al Hez­bo­llah que lan­ce los cohe­tes con­tra ciu­da­des israe­líes, y se nece­si­ta­rían los recur­sos de la fuer­za aérea israe­lí para per­se­guir los gru­pos de cohe­tes del Hez­bo­llah.”

“…en caso de un ata­que uni­la­te­ral israe­lí con­tra Irán, su misión sería com­ba­tir con­tra las fuer­zas cohe­te­ri­les del Hez­bo­llah. […] man­te­ner en reser­va aho­ra al Hez­bo­llah has­ta que Irán pue­da cru­zar el umbral nuclear.”

“…Hez­bo­llah ‘per­dió a muchos de sus hom­bres. […] Esa es una de las razo­nes por las que hemos teni­do cua­tro años de tran­qui­li­dad. Lo que ha cam­bia­do duran­te los últi­mos cua­tro años es que el Hez­bo­llah ha aumen­ta­do su capa­ci­dad cohe­te­ril, pero noso­tros hemos ele­va­do tam­bién nues­tra capa­ci­dad’. En rela­ción con un posi­ble ata­que israe­lí con­tra Irán, Eisen­kot ter­mi­nó dicien­do: ‘Nues­tra dis­po­si­ción com­ba­ti­va sig­ni­fi­ca que Israel tie­ne liber­tad de acción’.”

“Los Esta­dos Uni­dos se verían tam­bién como cóm­pli­ces de un ata­que israe­lí, aún cuan­do estos no hubie­ran sido adver­ti­dos con ante­la­ción. La hipó­te­sis -─que no siem­pre es correc­ta─ de que Israel sólo actúa con la apro­ba­ción de los Esta­dos Uni­dos es un pun­to de vis­ta habi­tual en el Orien­te Medio, que los israe­líes dicen que están tenien­do en cuen­ta aho­ra. Con­ver­sé con varios fun­cio­na­rios israe­líes que están deba­tien­do esta inte­rro­gan­te, entre otras: ¿Qué pasa si los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia esta­dou­ni­den­se se ente­ran de las inten­cio­nes israe­líes unas horas antes del ini­cio pro­gra­ma­do de un ata­que? ‘Es una pesa­di­lla para noso­tros’, me infor­mó uno de estos fun­cio­na­rios. Qué pasa si el Pre­si­den­te Oba­ma lla­ma a Bibi y le dice: ’sabe­mos lo que están hacien­do. Paren eso inme­dia­ta­men­te’ ¿Aca­so para­mos? Pudie­ra ser que ten­ga­mos que parar. Se ha toma­do la deci­sión de no men­tir­les a los esta­dou­ni­den­ses sobre nues­tros pla­nes. No que­re­mos infor­mar­les de ante­mano. Es por el pro­pio bien de ellos y por nues­tro bien. Enton­ces, ¿qué hace­mos? Estas son las pre­gun­tas difí­ci­les.”

“‘Muchos israe­líes pien­san que los ira­níes están cons­tru­yen­do un Ausch­witz. Tene­mos que hacer­les saber que hemos des­trui­do ese Ausch­witz, o tene­mos que hacer­les saber que lo inten­ta­mos, pero fra­ca­sa­mos’.”

“Por supues­to, hay diri­gen­tes israe­líes que pien­san que un ata­que con­tra Irán es dema­sia­do arries­ga­do. […] ‘No que­re­mos que los polí­ti­cos nos colo­quen en una posi­ción difí­cil debi­do a la pala­bra Shoah‘, dijo un gene­ral.”

“Des­pués de haber obser­va­do, más de una dece­na de veces dife­ren­tes en más de una dece­na de ofi­ci­nas dife­ren­tes, la foto­gra­fía de los avio­nes de la fuer­za aérea israe­lí sobre­vo­lan­do Ausch­witz, fue que pude enten­der la con­tra­dic­ción que ello ence­rra­ba. Si los físi­cos judíos que crea­ron el arse­nal nuclear israe­lí hubie­ran podi­do hacer un via­je en tiem­po y espa­cio y enviar un escua­drón de caza­bom­bar­de­ros en 1942…”

“Ben­ja­mín Netan­yahu con­si­de­ra, por razo­nes de segu­ri­dad nacio­nal, que si las san­cio­nes fra­ca­san, él se verá obli­ga­do a tomar medi­das. Sin embar­go, un ata­que israe­lí con­tra las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res ira­níes ─sea exi­to­so o no─ pue­de hacer que Irán redo­ble sus esfuer­zos ─esta vez con­tan­do con la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal─ para desa­rro­llar un arse­nal nuclear. Ello pudie­ra pro­vo­car tam­bién el caos para los Esta­dos Uni­dos en el Orien­te Medio. […] Peres con­si­de­ra el pro­gra­ma nuclear ira­ní como algo poten­cial­men­te catas­tró­fi­co. […] Cuan­do le pre­gun­té si él creía en la opción mili­tar, me dijo: ‘¿Por qué yo debo decla­rar algo como eso?’.”

“Sobre la base de meses de entre­vis­tas, he lle­ga­do a creer que la admi­nis­tra­ción sabe que casi segu­ro que Israel pron­to empren­de­rá accio­nes con­tra Irán si nada o nadie más detie­ne su pro­gra­ma nuclear […] A prin­ci­pios de este año, yo esta­ba de acuer­do con muchos israe­líes, ára­bes ─e ira­níes─ que creían que no había posi­bi­li­da­des de que Oba­ma recu­rrie­ra al uso de la fuer­za para dete­ner a Irán: aún no creo que haya muchas posi­bi­li­da­des de que él recu­rra a las accio­nes mili­ta­res en el futu­ro inme­dia­to; por una sola razón: el Pen­tá­gono se ha mos­tra­do par­ti­cu­lar­men­te poco entu­sias­ta en torno a esa idea. No obs­tan­te, es evi­den­te que Oba­ma está atra­pa­do en medio de este pro­ble­ma. […] Denis McDo­nough, jefe del esta­do mayor del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal, me dijo: ‘lo que ves en Irán es el encuen­tro de una serie de prio­ri­da­des impor­tan­tes del pre­si­den­te, quien ve una seria ame­na­za para el sis­te­ma de no pro­li­fe­ra­ción a nivel mun­dial, una ame­na­za que pue­de con­du­cir a otras acti­vi­da­des nuclea­res en una región tan volá­til, y una ame­na­za para un ami­go cer­cano de los Esta­dos Uni­dos: Israel. Pien­so que pue­den ver­se varias corrien­tes que se están unien­do, lo cual res­pon­de a la inte­rro­gan­te de por qué esto es tan impor­tan­te para noso­tros’.”

“Cuan­do le pre­gun­té a Peres lo que él pen­sa­ba sobre el esfuer­zo de Netan­yahu por pre­sen­tar este caso ante la admi­nis­tra­ción de Oba­ma, Peres me res­pon­dió […] que su país sabe cuál es su lugar, y que eso depen­día del pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se y que sólo el pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos podía deci­dir final­men­te cómo sal­va­guar­dar mejor el futu­ro de Occi­den­te. Toda esta his­to­ria tie­ne más rela­ción con su men­tor: David Ben-Gurion.

“‘Poco des­pués que John F. Ken­nedy fue elec­to pre­si­den­te, Ben-Gurion se reu­nió con él en el hotel Wal­dorf-Asto­ria’ en Nue­va York, me con­tó Peres. ‘Des­pués de la reu­nión, Ken­nedy acom­pa­ñó a Ben-Gurion al ele­va­dor y le dijo: ‘Señor Pri­mer Minis­tro, quie­ro decir­le que resul­té elec­to pre­si­den­te gra­cias a su gen­te, por eso, ¿qué pue­do hacer por usted a cam­bio?’ Ben-Gurion se insul­tó por la pre­gun­ta y le dijo: ‘lo que pue­de hacer es ser un gran pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos. Usted debe enten­der que tener un gran pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos es un gran suce­so”.”

“Peres con­ti­nuó expli­can­do lo que él veía como inte­rés ver­da­de­ro de Israel. ‘No que­re­mos ganar­le al pre­si­den­te’, me dijo. ‘Que­re­mos que el pre­si­den­te gane’.”

“Jef­frey Gold­berg”

“Jef­frey Mark Gold­berg es un perio­dis­ta nor­te­ame­ri­cano-israe­lí. Es uno de los auto­res y perio­dis­tas del staff de la revis­ta The Atlan­tic. Tra­ba­jó pre­via­men­te para la revis­ta The New Yor­ker. Gold­berg escri­be prin­ci­pal­men­te sobre temas inter­na­cio­na­les, con pre­fe­ren­cia sobre el Medio Orien­te y Áfri­ca. Algu­nos lo deno­mi­nan como el más influ­yen­te perio­dis­ta-blog­guer en asun­tos rela­cio­na­dos con Israel.”

Fidel Cas­tro Ruz

Agos­to 25 de 2010

6 y 18 p.m.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *