La opi­nión de un exper­to- Fidel Castro

Si me pre­gun­ta­ran quién es el más cono­ce­dor del pen­sa­mien­to israe­li­ta, res­pon­de­ría sin vaci­lar que es Jef­frey Gold­berg. Incan­sa­ble perio­dis­ta, capaz de reu­nir­se dece­nas de veces para inda­gar sobre el pen­sa­mien­to de un líder o un inte­lec­tual israelita.

No es neu­tral, des­de lue­go, es pro israe­li­ta sin vaci­la­ción algu­na. Cuan­do alguno de ellos no está de acuer­do con la polí­ti­ca de ese país tam­po­co lo es en tér­mino medio.

Para mi obje­ti­vo, lo que intere­sa es cono­cer el pen­sa­mien­to que guía a los prin­ci­pa­les líde­res polí­ti­cos y mili­ta­res de ese Estado.

Me sien­to con auto­ri­dad para opi­nar, por­que nun­ca fui anti judío y com­par­to con él, un pro­fun­do odio al nazi­fas­cis­mo y el geno­ci­dio come­ti­do con niños, muje­res y hom­bres, jóve­nes o ancia­nos judíos con­tra los que Hitler, la Ges­ta­po y los nazis, sacia­ron su odio con­tra ese pueblo.

Por la mis­ma cau­sa, abo­rrez­co los crí­me­nes del gobierno fas­cis­ta de Netan­yahu, que ase­si­na niños, muje­res y hom­bres, jóve­nes y ancia­nos en la fran­ja de Gaza y en Cisjordania.

En su ilus­tra­do artícu­lo “El pun­to tras el que no hay vuel­ta atrás”, que se publi­ca­rá en la revis­ta The Atlan­tic, en sep­tiem­bre de 2010, ya cono­ci­do a tra­vés de Inter­net, Jef­frey Gold­berg ini­cia su tra­ba­jo de más de 40 pági­nas del cual extrai­go las ideas esen­cia­les para cono­ci­mien­to de los lectores.

“Es posi­ble que en algún momen­to duran­te los pró­xi­mos doce meses la impo­si­ción de san­cio­nes eco­nó­mi­cas devas­ta­do­ras con­tra la Repú­bli­ca Islá­mi­ca de Irán con­ven­za a sus líde­res para que aban­do­nen los esfuer­zos por obte­ner armas nuclea­res. […] Es posi­ble asi­mis­mo que las ‘ope­ra­cio­nes de frus­tra­ción’ lle­va­das a cabo por los orga­nis­mos de inte­li­gen­cia de Israel, los Esta­dos Uni­dos, Gran Bre­ta­ña y otras poten­cias occi­den­ta­les […] lle­guen a des­ace­le­rar en algu­na medi­da con­si­de­ra­ble el avan­ce de Irán. Tam­bién pue­de que el Pre­si­den­te Oba­ma, quien ha decla­ra­do en bas­tan­tes oca­sio­nes que con­si­de­ra la pers­pec­ti­va de un Irán nuclear como algo ‘inacep­ta­ble’, orde­ne un gol­pe mili­tar con­tra las prin­ci­pa­les ins­ta­la­cio­nes de arma­men­tos y enri­que­ci­mien­to de ura­nio del país.”

“Al ana­li­zar la plau­si­bi­li­dad y las posi­bles con­se­cuen­cias de un gol­pe israe­lí con­tra Irán, no me dedi­co a un ejer­ci­cio men­tal ni a un jue­go de gue­rra de un hom­bre. Israel ya ha ata­ca­do y des­trui­do con éxi­to en dos oca­sio­nes el pro­gra­ma nuclear de un enemi­go. En 1981, los avio­nes de gue­rra israe­líes bom­bar­dea­ron el reac­tor ira­quí en Osi­rak y detu­vie­ron (para siem­pre, según resul­tó) las ambi­cio­nes nuclea­res de Sadam Hus­sein; y en 2007 los avio­nes israe­líes des­tru­ye­ron un reac­tor de fabri­ca­ción nor­co­rea­na en Siria. Por lo tan­to, un ata­que con­tra Irán sería sin pre­ce­den­tes sólo en cuan­to al alcan­ce y la complejidad.”

“Por más de sie­te años he esta­do estu­dian­do la posi­bi­li­dad de que al final se pro­duz­ca ese gol­pe […] En los meses trans­cu­rri­dos des­de enton­ces (mar­zo de 2009), he entre­vis­ta­do a alre­de­dor de 40 deci­so­res israe­líes actua­les y ante­rio­res sobre un gol­pe mili­tar, así como a muchos fun­cio­na­rios esta­dou­ni­den­ses y ára­bes. En la mayo­ría de estas entre­vis­tas he for­mu­la­do una pre­gun­ta sen­ci­lla: ¿Cuá­les son las posi­bi­li­da­des por­cen­tua­les de que Israel ata­que el pro­gra­ma nuclear ira­ní en el futu­ro cer­cano? No todos res­pon­die­ron esta pre­gun­ta, pero hubo un con­sen­so de que hay posi­bi­li­da­des por enci­ma del 50% de que Israel lan­za­rá un ata­que en julio pró­xi­mo. […] puse a prue­ba el con­sen­so hablan­do con muchas fuen­tes tan­to den­tro como fue­ra del gobierno y per­te­ne­cien­tes a dis­tin­tos par­ti­dos polí­ti­cos. Tras men­cio­nar la sen­si­bi­li­dad extra­or­di­na­ria del tema, muchos habla­ron sólo a rega­ña­dien­tes y con la con­di­ción de que no se reve­la­ran sus nom­bres […] El razo­na­mien­to dado por los deci­so­res israe­líes no fue com­pli­ca­do: Irán, cuan­do más, nece­si­ta entre uno y tres años para lograr una capa­ci­dad nuclear real. […] Y el ele­men­to más esen­cial de la doc­tri­na de segu­ri­dad nacio­nal israe­lí, un prin­ci­pio que data del dece­nio de 1960 […] es que no se debe per­mi­tir a nin­gún adver­sa­rio regio­nal alcan­zar la pari­dad nuclear con el esta­do judío rena­ci­do y aún asediado.”

“En nues­tra con­ver­sa­ción antes de su toma de pose­sión, Netan­yahu no abor­dó el tema en tér­mi­nos de la pari­dad nuclear […] Por el con­tra­rio, defi­nió el pro­gra­ma ira­ní como una ame­na­za no sólo para Israel sino para toda la civi­li­za­ción occidental.”

“‘…Cuan­do el cre­yen­te de ojos desor­bi­ta­dos se hace de las rien­das del poder y las armas de muer­te masi­va, enton­ces el mun­do debe empe­zar a preo­cu­par­se y eso es lo que está suce­dien­do en Irán’.”

“En nues­tra con­ver­sa­ción, Netan­yahu se negó a ana­li­zar su cro­no­gra­ma para la acción, ni siquie­ra si pen­sa­ba en la acción mili­tar pre­ven­ti­va con­tra el pro­gra­ma nuclear ira­ní. […] La con­vic­ción de Netan­yahu es que Irán no es sólo el pro­ble­ma de Israel sino que es el pro­ble­ma del mun­do y el mun­do, enca­be­za­do por los Esta­dos Uni­dos, tie­ne el deber de enfren­tar­lo. Pero Netan­yahu no tie­ne mucha fe en las san­cio­nes, no en las san­cio­nes rela­ti­va­men­te débi­les con­tra Irán apro­ba­das recien­te­men­te por el Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das ni en las más fuer­tes impues­tas por los Esta­dos Uni­dos y sus alia­dos europeos.”

“Pero, según mis con­ver­sa­cio­nes con los deci­so­res israe­líes, este perío­do de pacien­cia, duran­te el que Netan­yahu espe­ra para ver si los méto­dos no mili­ta­res de Occi­den­te pue­den dete­ner a Irán, ter­mi­na­rá este diciembre.”

“El gobierno de Netan­yahu ya inten­si­fi­ca sus esfuer­zos ana­lí­ti­cos no sólo con res­pec­to a Irán, sino en lo tocan­te a un tema que a muchos israe­líes les resul­ta difí­cil com­pren­der: el Pre­si­den­te Oba­ma. Los israe­líes se esme­ran en res­pon­der lo que cons­ti­tu­ye la pre­gun­ta más acu­cian­te para ellos: ¿Exis­ten cua­les­quie­ra cir­cuns­tan­cias en las que el Pre­si­den­te Oba­ma des­ple­ga­ría la fuer­za para impe­dir que Irán adqui­rie­ra una capa­ci­dad nuclear? Todo depen­de de la respuesta.”

“Irán exi­ge la aten­ción urgen­te de toda la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, y la de los Esta­dos Uni­dos en par­ti­cu­lar, debi­do su habi­li­dad sin igual para pro­yec­tar la fuer­za mili­tar. Esta es tam­bién la posi­ción de muchos líde­res ára­bes mode­ra­dos. Hace unas sema­nas, en decla­ra­cio­nes inusual­men­te direc­tas el emba­ja­dor de los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos ante los Esta­dos Uni­dos You­sef al-Otai­ba me dijo […] que su país apo­ya­ría un gol­pe mili­tar con­tra las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res de Irán […] dijo. ‘Los paí­ses peque­ños, ricos y vul­ne­ra­bles de la región no quie­ren ser los que pro­vo­quen al gran bra­vu­cón si nadie va a venir a apoyarlos’.”

“Varios líde­res ára­bes han dicho que la posi­ción de los Esta­dos Uni­dos en el Medio Orien­te depen­de de su dis­po­si­ción de enfren­tar a Irán. Expli­can, pen­san­do en sus intere­ses, que un ata­que aéreo con­tra un puña­do de ins­ta­la­cio­nes ira­níes no sería tan com­pli­ca­do ni pro­ble­má­ti­co como, diga­mos, inva­dir Irak. ‘Esto no es un deba­te sobre la inva­sión a Irán’, me dijo un minis­tro de rela­cio­nes exte­rio­res ára­be. ‘Espe­ra­mos la rea­li­za­ción de gol­pes espe­cí­fi­cos con­tra varias ins­ta­la­cio­nes peli­gro­sas. Los Esta­dos Uni­dos podrían hacer esto con mucha facilidad’.”

“Barack Oba­ma ha dicho en incon­ta­bles oca­sio­nes que un Irán nuclear le resul­ta­ría ‘inacep­ta­ble’. […] Un Irán nuclear sería una situa­ción que cam­bia­ría el jue­go, no sólo en el Medio Orien­te sino en todo el mun­do. Pien­so que cual­quier cosa que que­da­ra de nues­tro mar­co de no pro­li­fe­ra­ción nuclear comen­za­ría a desin­te­grar­se. Habría paí­ses en el Medio Orien­te que verían la posi­ble nece­si­dad de obte­ner armas nuclea­res también’.”

“Pero los israe­líes tie­nen dudas de que un hom­bre que se situó como la antí­te­sis de Geor­ge W. Bush, el autor de las inva­sio­nes tan­to de Afga­nis­tán como Irak, lan­za­ría un ata­que pre­ven­ti­vo con­tra una nación musulmana.”

“‘Todos escu­cha­mos su dis­cur­so en El Cai­ro’, me dijo un alto fun­cio­na­rio israe­lí refi­rién­do­se al dis­cur­so de junio de 2009 don­de Oba­ma tra­tó de rede­fi­nir las rela­cio­nes con los musul­ma­nes recal­can­do el espí­ri­tu de coope­ra­ción y el res­pe­to de los Esta­dos Uni­dos hacia el Islam. ‘No cree­mos que sea el tipo de per­so­na que lan­za­ría un gol­pe osa­do con­tra Irán. Teme­mos que segui­ría una polí­ti­ca de con­ten­ción hacia un Irán nuclear en vez de atacarlo’.”

“El fun­cio­na­rio israe­lí me dijo que ‘lo de Bush ocu­rrió hace dos años, pero el pro­gra­ma ira­ní era el mis­mo y la inten­ción era la mis­ma. Así que, per­so­nal­men­te, no espe­ro que Oba­ma sea más Bush que Bush’.”

“Si los israe­líes lle­gan a la con­clu­sión defi­ni­ti­va de que Oba­ma bajo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia lan­za­rá un gol­pe con­tra Irán enton­ces comen­za­rá la cuen­ta regre­si­va hacia un ata­que uni­la­te­ral israelí.”

“Los fun­cio­na­rios de inte­li­gen­cia israe­líes con­si­de­ran que un gol­pe con­tra Irán podría pro­vo­car una repre­sa­lia total por par­te del par­ti­da­rio de Irán en el Líbano, Hez­bo­llah, el cual según la mayo­ría de las esti­ma­cio­nes de inte­li­gen­cia posee aho­ra has­ta 45 000 cohe­tes (no menos de tres veces los que tenía en el verano de 2006, duran­te la últi­ma serie de enfren­ta­mien­tos entre el gru­po e Israel.).”

“…Netan­yahu no es el úni­co que com­pren­de este reto; varios pri­me­ros minis­tros ante­rio­res a él abor­da­ron la ame­na­za de Irán en tér­mi­nos exis­ten­cia­les simi­la­res. […] Michael Oren, el emba­ja­dor de Israel ante los Esta­dos Uni­dos me dijo que ‘él tie­ne un sen­ti­do pro­fun­do de su papel en la his­to­ria judía’.”

A con­ti­nua­ción Jef­frey Gold­berg emplea varias pági­nas rela­tan­do la his­to­ria del padre de Netan­yahu, Ben-Sión a quien con­si­de­ra el his­to­ria­dor más des­ta­ca­do del mun­do sobre la inqui­si­ción espa­ño­la y otros des­ta­ca­dos méri­tos, que recién cum­plió 100 años de edad.

“Ben­ja­mín Netan­yahu no es cono­ci­do en la mayo­ría de los círcu­los por su fle­xi­bi­li­dad en cuan­to a los asun­tos rela­cio­na­dos con los pales­ti­nos, si bien últi­ma­men­te ha esta­do tra­tan­do de satis­fa­cer algu­nas de las exi­gen­cias de Barack Oba­ma de que haga avan­zar el pro­ce­so de paz.”

Con­clui­da esta par­te de su artícu­lo, Gold­berg pro­si­gue al aná­li­sis de la com­ple­ja situa­ción. En oca­sio­nes es bas­tan­te duro ana­li­zan­do un comen­ta­rio del ex pre­si­den­te ira­ní Hashe­mi-Raf­san­ja­ni el año 2001, en el que cier­ta­men­te éste habla de una bom­ba que des­trui­ría a Israel; una ame­na­za que fue cri­ti­ca­da inclu­so por fuer­zas de izquier­da que son enemi­gos de Netanyahu.

“Los desa­fíos que repre­sen­ta un Irán con capa­ci­dad nuclear son más suti­les que la pro­pia posi­bi­li­dad de un ata­que direc­to, me comen­tó Netan­yahu. […] ‘los acto­res agre­si­vos den­tro de Irán podrían dis­pa­rar cohe­tes y par­ti­ci­par en otras acti­vi­da­des terro­ris­tas a la vez que ten­drían cober­tu­ra para el uso del mate­rial nuclear. […] En lugar de ser un suce­so local, inde­pen­dien­te­men­te de lo dolo­ro­so que pue­da ser, esto se con­ver­ti­ría tam­bién en un acon­te­ci­mien­to de carác­ter mun­dial. En segun­do lugar, este acon­te­ci­mien­to enva­len­to­na­ría a los acti­vis­tas islá­mi­cos en todos los con­fi­nes, en muchos con­ti­nen­tes, que cree­rían que esto es una señal pro­vi­den­cial, que este fana­tis­mo con­du­ce al camino supre­mo del triunfo’.”

“‘Se pro­vo­ca­ría un gran cam­bio radi­cal en la balan­za de poder en nues­tra zona’, añadió.”

“Otros diri­gen­tes israe­líes con­si­de­ran que el sólo hecho de la ame­na­za de un ata­que nuclear por par­te de Irán, com­bi­na­do con las ame­na­zas cró­ni­cas que viven las ciu­da­des israe­líes hechas por las fuer­zas cohe­te­ri­les de Hamas y el Hez­bo­llah, soca­va­rá gra­dual­men­te la capa­ci­dad del país de pro­te­ger a sus ciu­da­da­nos más crea­ti­vos y pro­duc­ti­vos. […] ‘La ver­da­de­ra prue­ba que tene­mos es lograr que Israel sea ese lugar tan atrac­ti­vo, ese lugar de van­guar­dia en las esfe­ras de la socie­dad huma­na, la edu­ca­ción, la cul­tu­ra, la cien­cia, la cali­dad de vida, al cual inclu­so los jóve­nes judíos que viven en los Esta­dos Uni­dos quie­ran venir’.”

“Según varias encues­tas, el patrio­tis­mo es un sen­ti­mien­to que se lle­va muy en alto en Israel, y me pare­ce poco pro­ba­ble que el temor a Irán obli­gue a los judíos de Israel a bus­car refu­gio en otro sitio. No obs­tan­te, uno de los prin­ci­pa­les pro­mo­to­res de un ata­que israe­lí con­tra las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res ira­níes, Eph­raim Sneh, otro­ra gene­ral y ex vice­mi­nis­tro de defen­sa, está con­ven­ci­do de que si Irán cru­za­ra el umbral nuclear, la pro­pia idea de Israel se vería en peli­gro. ‘Estas per­so­nas son ciu­da­da­nos bue­nos y valien­tes, pero la diná­mi­ca de la vida es tal que si alguien tie­ne una beca para estu­diar en una uni­ver­si­dad de los Esta­dos Uni­dos duran­te dos años y la uni­ver­si­dad le ofre­ce per­ma­ne­cer un ter­cer año, los padres le dirán: ‘no hay pro­ble­mas, qué­da­te’,’ me comen­tó Sneh cuan­do me reu­ní con él no hace tan­to tiem­po en su ofi­ci­na fue­ra de Tel Aviv. ‘Si alguien ter­mi­na un doc­to­ra­do y le ofre­cen una pla­za en los Esta­dos Uni­dos, esa per­so­na pudie­ra que­dar­se. Eso no quie­re decir que la gen­te sal­drá corrien­do para el aero­puer­to […] Lo impor­tan­te es que ten­dre­mos un robo ace­le­ra­do de cere­bros, y un Israel que no se fun­da­men­te en el empren­di­mien­to, que no se base en la exce­len­cia, no será el Israel de hoy’.”

“UN LUNES POR LA NOCHE a prin­ci­pios del verano, me sen­té en la ofi­ci­na del deci­di­da­men­te detrac­tor de los goyim, Rahm Ema­nuel, jefe de des­pa­cho de la Casa Blan­ca, y escu­ché a varios fun­cio­na­rios del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal reu­ni­dos en su mesa de con­fe­ren­cias expli­car ‑en muchí­si­mas pala­bras- por qué el esta­do judío debe con­fiar en el pre­si­den­te no judío de los Esta­dos Uni­dos para que estos evi­ten que Irán cru­ce el umbral nuclear.”

“Una de las per­so­nas sen­ta­das a la mesa, Ben Rho­des, ase­sor adjun­to de segu­ri­dad nacio­nal quien par­ti­ci­pó como autor prin­ci­pal del recien­te mate­rial ‘Estra­te­gia de segu­ri­dad nacio­nal para los Esta­dos Uni­dos’ así como en la pre­pa­ra­ción del dis­cur­so con­ci­lia­to­rio del Pre­si­den­te en el Cai­ro, indi­có que el pro­gra­ma nuclear de Irán cons­ti­tuía una ame­na­za cla­ra para la segu­ri­dad esta­dou­ni­den­se y que el gobierno de Oba­ma res­pon­de a las ame­na­zas a la segu­ri­dad nacio­nal de la mis­ma for­ma en que han res­pon­di­do otras admi­nis­tra­cio­nes. ‘Esta­mos coor­di­nan­do una estra­te­gia mul­ti­fa­cé­ti­ca para ele­var la pre­sión con­tra Irán, pero eso no sig­ni­fi­ca que haya­mos reti­ra­do algu­na de las car­tas de la mesa de dis­cu­sión’, afir­mó Rho­des. ‘Este pre­si­den­te ha demos­tra­do una y otra vez que cuan­do él con­si­de­ra que es nece­sa­rio uti­li­zar la fuer­za para pro­te­ger los intere­ses esta­dou­ni­den­ses de segu­ri­dad nacio­nal, él lo ha hecho. No vamos a uti­li­zar fra­ses hipo­té­ti­cas sobre cuán­do uti­li­za­ría­mos la fuer­za mili­tar o si vamos a usar­la, pero sí hemos deja­do bien cla­ro que no hemos eli­mi­na­do la opción del uso de la fuer­za para nin­gu­na situa­ción en la que se afec­te nues­tra segu­ri­dad nacional’.”

“…Ema­nuel, cuyo esta­do de áni­mo por defec­to es exas­pe­ra­do. […] (Un ex fun­cio­na­rio de la admi­nis­tra­ción Bush me dijo que su pre­si­den­te enfren­tó el pro­ble­ma con­tra­rio, atas­ca­do en dos gue­rras y cre­yen­do que Irán no esta­ba tan cer­ca de cru­zar el umbral nuclear, se opu­so al empleo de la fuer­za con­tra el pro­gra­ma de Irán y dejo bien cla­ro su pun­to de vis­ta, ‘pero nadie le creyó’).”

“En un momen­to, expre­sé la idea de que debi­do a razo­nes suma­men­te obvias, pocas per­so­nas creían que Barack Oba­ma abri­ría un ter­cer fren­te en el gran Orien­te Medio. Uno de los fun­cio­na­rios res­pon­dió aca­lo­ra­da­men­te: ‘¿Qué hemos hecho que te per­mi­ta lle­gar a la con­clu­sión de que pen­sa­mos que un Irán con capa­ci­dad nuclear sería una situa­ción tole­ra­ble para nosotros?’”

“Los fun­cio­na­rios de la admi­nis­tra­ción de Oba­ma, en par­ti­cu­lar los del Pen­tá­gono, han seña­la­do en varias oca­sio­nes que no están con­for­mes con la posi­bi­li­dad de pre­fe­rir un ata­que mili­tar. En abril, la sub­se­cre­ta­ria de defen­sa para temas de polí­ti­ca, Miche­le Flour­noy, dijo a los perio­dis­tas que el uso de la fuer­za mili­tar con­tra Irán esta­ba ‘fue­ra de la mesa de nego­cia­cio­nes en un futu­ro cer­cano’. Ella se retrac­tó des­pués, pero el Almi­ran­te Michael Mullen, jefe del Esta­do Mayor Gene­ral con­jun­to, ha cri­ti­ca­do tam­bién la idea de ata­car a Irán. […] “En una región que es tan ines­ta­ble en estos momen­tos, ya no nece­si­ta­mos más inestabilidad’.”

“…bajo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia el pre­si­den­te ha des­car­ta­do la idea de evi­tar la pro­li­fe­ra­ción median­te el uso de la fuer­za. […] Gary Samo­re, fun­cio­na­rio del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal que super­vi­sa el pro­gra­ma de la admi­nis­tra­ción con­tra la pro­li­fe­ra­ción, me dijo que los israe­líes están de acuer­do con las eva­lua­cio­nes esta­dou­ni­den­ses de que el pro­gra­ma ira­ní de enri­que­ci­mien­to de ura­nio está pla­ga­do de problemas.”

“‘…pode­mos deter­mi­nar, tenien­do en cuen­ta los infor­mes del OIEA, que a los ira­níes no les va bien,’ expre­só Samo­re. En par­ti­cu­lar, las máqui­nas cen­tri­fu­gas que están ope­ran­do se basan en el uso de una tec­no­lo­gía infe­rior. Están enfren­tan­do difi­cul­ta­des téc­ni­cas, en par­te por la labor que hemos des­ple­ga­do para negar­les el acce­so a los com­po­nen­tes extran­je­ros. Cuan­do ellos hacen las pie­zas, fabri­can pie­zas que no son some­ti­das a nin­gún tipo de con­trol de la calidad.’”

“Den­nis Ross, ex nego­cia­dor de paz en el Orien­te Medio, quien se desem­pe­ña en la actua­li­dad como fun­cio­na­rio de alto ran­go den­tro del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal, afir­mó duran­te la reu­nión que él cree que los israe­líes entien­dan aho­ra que las medi­das ins­ti­ga­das por los Esta­dos Uni­dos han des­ace­le­ra­do el avan­ce de Irán y que la admi­nis­tra­ción está tra­ba­jan­do para con­ven­cer a los israe­líes ­─y a otras par­tes en la región─ de que la estra­te­gia de san­cio­nes ‘tie­ne posi­bi­li­da­des de funcionar’.”

‘”El pre­si­den­te ha dicho que él no ha reti­ra­do nin­gu­na car­ta de la mesa de dis­cu­sión, pero vea­mos por qué noso­tros pen­sa­mos que esta estra­te­gia podría fun­cio­nar’. […] El pasa­do mes de junio ─como no habían res­pon­di­do a nues­tro lla­ma­do bila­te­ral─ el pre­si­den­te dijo que toma­ría­mos medi­das en septiembre.”

“Ross […] las san­cio­nes que enfren­ta Irán en la actua­li­dad pudie­ran modi­fi­car la for­ma de pen­sar del régi­men. ‘Las san­cio­nes van a tras­cen­der. Están tenien­do lugar en un momen­to en que los ira­níes están tenien­do una mala admi­nis­tra­ción: los ira­níes ten­drán que recor­tar los sub­si­dios [para los ali­men­tos y el com­bus­ti­ble]; ya están enfren­tan­do la ena­je­na­ción del pue­blo; tie­nen divi­sión den­tro de la éli­te y entre la éli­te y el res­to del país…’”

“Una pre­gun­ta que al pare­cer nin­gún fun­cio­na­rio de la admi­nis­tra­ción desea con­tes­tar es la siguien­te: ¿qué harán los Esta­dos Uni­dos si fra­ca­san las san­cio­nes? Varios fun­cio­na­rios ára­bes se que­ja­ron con­mi­go por­que la admi­nis­tra­ción de Oba­ma no les ha comu­ni­ca­do cuá­les son sus inten­cio­nes, ni siquie­ra de mane­ra general.”

“‘A los elec­to­res de Oba­ma les gus­ta saber que la admi­nis­tra­ción haya demos­tra­do que no desea ini­ciar una pelea con Irán, pero ese no es asun­to de polí­ti­ca inter­na’, expre­só dicho can­ci­ller. ‘Irán se man­ten­drá en ese camino teme­ra­rio a menos que la admi­nis­tra­ción comien­ce a hablar de for­ma no razo­na­ble. La mejor for­ma de evi­tar un ata­que con­tra Irán es hacien­do creer a Irán que los Esta­dos Uni­dos están a pun­to de ata­car­los. Tene­mos que cono­cer cuá­les son las inten­cio­nes del pre­si­den­te en este asun­to. Somos sus alia­dos’. De acuer­do con dos fuen­tes den­tro de la admi­nis­tra­ción, este asun­to pro­vo­có ten­sio­nes entre el Pre­si­den­te Oba­ma y el recien­te­men­te depues­to direc­tor de inte­li­gen­cia nacio­nal, Almi­ran­te Den­nis Blair. Según estas fuen­tes, Blair, quien se decía hizo mucho hin­ca­pié en la ame­na­za que repre­sen­ta Irán, le dijo al pre­si­den­te que los alia­dos ára­bes de los Esta­dos Uni­dos nece­si­ta­ban más pala­bras tran­qui­li­za­do­ras. Se dice que a Oba­ma no le gus­tó el consejo.”

“En Israel, por supues­to, a los fun­cio­na­rios les cues­ta mucho tra­ba­jo enten­der al Pre­si­den­te Oba­ma, a pesar de las pala­bras tran­qui­li­za­do­ras que han reci­bi­do de Ema­nuel, de Ross, y de otros.”

“Hace poco tiem­po, el jefe de la inte­li­gen­cia mili­tar israe­lí, Mayor Gene­ral Amos Yad­lin, hizo una visi­ta secre­ta a Chica­go para reu­nir­se con Les­ter Crown, el mul­ti­mi­llo­na­rio cuya fami­lia es due­ña de una par­te impor­tan­te de Gene­ral Dyna­mics, un con­tra­tis­ta mili­tar. Crown […] ‘Com­par­to con los israe­líes el sen­ti­mien­to de que con toda segu­ri­dad noso­tros con­ta­mos con la capa­ci­dad mili­tar y que tene­mos que tener la volun­tad de uti­li­zar­la. El ascen­so de Irán no es algo que le con­ven­ga para nada a los Esta­dos Unidos’.”

“‘Apo­yo al pre­si­den­te’, dijo Crown, ‘pero me gus­ta­ría que [los fun­cio­na­rios de la admi­nis­tra­ción] fue­ran un poco más extro­ver­ti­dos a la hora de hablar. Me sen­ti­ría más cómo­do si supie­ra que ellos tie­nen la dis­po­si­ción de usar la fuer­za mili­tar, como últi­mo recur­so. No se pue­de ame­na­zar a alguien hacién­do­le creer un enga­ño. Tie­ne que haber dis­po­si­ción para hacerlo’.”

“Varios fun­cio­na­rios inclu­so me pre­gun­ta­ron si yo con­si­de­ra­ba que Oba­ma era anti­se­mi­ta. Les res­pon­dí esta pre­gun­ta uti­li­zan­do una cita de Abner Mik­va, otro­ra Con­gre­sis­ta, juez fede­ral y men­tor de Oba­ma, quien afir­mó en 2008: ‘Pien­so que cuan­do todo esto ter­mi­ne, la gen­te dirá que Barack Oba­ma fue el pri­mer pre­si­den­te judío’. Les expli­qué que Oba­ma esta­ba muy empa­pa­do con la obra de escri­to­res, aca­dé­mi­cos lega­les y pen­sa­do­res judíos y que una gran can­ti­dad de sus ami­gos, par­ti­da­rios y ase­so­res era judíos. Sin embar­go, el filo­se­mi­tis­mo no es nece­sa­ria­men­te lo mis­mo que estar de acuer­do con el Par­ti­do Likud de Netan­yahu; por cier­to, no es lo mis­mo tam­po­co entre los judíos que viven en los Esta­dos Uni­dos que ‑al igual que el pre­si­den­te por el que vota­ron en can­ti­da­des abru­ma­do­ras- apo­yan, por lo gene­ral, la solu­ción de la exis­ten­cia de dos esta­dos y tie­nen sus reser­vas en cuan­to a los asen­ta­mien­tos judíos en la Ribe­ra Occidental.”

“Rahm Ema­nuel indi­có que la admi­nis­tra­ción esta­ba inten­tan­do enhe­brar una agu­ja: brin­dan­do un apo­yo ‘inque­bran­ta­ble’ a Israel; pro­te­gién­do­lo de las con­se­cuen­cias de una bom­ba nuclear ira­ní; pero pre­sio­nán­do­lo para que bus­que una fór­mu­la con­ci­lia­to­ria con los pales­ti­nos. […] los últi­mos seis pri­me­ros minis­tros de Israel, inclui­do Netan­yahu que ─en su pri­mer perío­do elec­to­ral a fina­les del dece­nio de 1990, para dis­gus­to de su padre─ bus­có una fór­mu­la con­ci­lia­to­ria con los pales­ti­nos, para defen­der su caso. ‘Rabin, Peres, Netan­yahu, Barak, Sha­ron, Olmert ─cada uno de ellos bus­có algún tipo de solu­ción nego­cia­da que fue­ra con­ve­nien­te para Israel des­de el pun­to de vis­ta estra­té­gi­co’, apun­tó. Ha habi­do muchas otras ame­na­zas mien­tras los suce­si­vos gobier­nos de Israel han inten­ta­do seguir un pro­ce­so de paz.”

“…Israel debe ana­li­zar cui­da­do­sa­men­te si un gol­pe mili­tar val­dría la pena por el gran pro­ble­ma que ello des­ata­ría. ‘No estoy segu­ro por el momen­to en que están, cual­quie­ra que sea el momen­to, inde­pen­dien­te­men­te de lo que hagan, ellos no para­rían’ el pro­gra­ma nuclear, aña­dió. ‘Ellos solo lo pospondrían’.”

“Fue enton­ces cuan­do me di cuen­ta que, en algu­nos temas, los israe­líes y los esta­dou­ni­den­ses no esta­ban hablan­do el mis­mo idioma.”

“EN MIS CONVERSACIONES con ex gene­ra­les de la fuer­za aérea y estra­te­gas israe­líes, pre­va­le­ció un tono mode­ra­do. Muchas de las per­so­nas que entre­vis­té estu­vie­ron dis­pues­tas, en con­di­ción de ano­ni­ma­to, a decir por qué sería difí­cil para Israel ata­car las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res ira­níes. Algu­nos gene­ra­les israe­líes, al igual que sus cole­gas esta­dou­ni­den­ses, cues­tio­na­ban la pro­pia idea de empren­der un ata­que. ‘Emplea­ría­mos mejor nues­tro tiem­po si nos dedi­ca­mos a hacer cabil­deo con Barack Oba­ma para que él lo haga, en lugar de inten­tar hacer­lo nosotros’,afirmó un gene­ral. ‘Somos muy bue­nos en este tipo de ope­ra­cio­nes, pero es un paso muy gran­de para noso­tros. Sin embar­go, los esta­dou­ni­den­ses pue­den hacer esto con un míni­mo de difi­cul­ta­des. Es dema­sia­do para nosotros’.”

“Estos avio­nes ten­drían que regre­sar a su país con rapi­dez, en par­te por­que la inte­li­gen­cia israe­lí con­si­de­ra que Irán le orde­na­ría de inme­dia­to al Hez­bo­llah que lan­ce los cohe­tes con­tra ciu­da­des israe­líes, y se nece­si­ta­rían los recur­sos de la fuer­za aérea israe­lí para per­se­guir los gru­pos de cohe­tes del Hezbollah.”

“…en caso de un ata­que uni­la­te­ral israe­lí con­tra Irán, su misión sería com­ba­tir con­tra las fuer­zas cohe­te­ri­les del Hez­bo­llah. […] man­te­ner en reser­va aho­ra al Hez­bo­llah has­ta que Irán pue­da cru­zar el umbral nuclear.”

“…Hez­bo­llah ‘per­dió a muchos de sus hom­bres. […] Esa es una de las razo­nes por las que hemos teni­do cua­tro años de tran­qui­li­dad. Lo que ha cam­bia­do duran­te los últi­mos cua­tro años es que el Hez­bo­llah ha aumen­ta­do su capa­ci­dad cohe­te­ril, pero noso­tros hemos ele­va­do tam­bién nues­tra capa­ci­dad’. En rela­ción con un posi­ble ata­que israe­lí con­tra Irán, Eisen­kot ter­mi­nó dicien­do: ‘Nues­tra dis­po­si­ción com­ba­ti­va sig­ni­fi­ca que Israel tie­ne liber­tad de acción’.”

“Los Esta­dos Uni­dos se verían tam­bién como cóm­pli­ces de un ata­que israe­lí, aún cuan­do estos no hubie­ran sido adver­ti­dos con ante­la­ción. La hipó­te­sis -─que no siem­pre es correc­ta─ de que Israel sólo actúa con la apro­ba­ción de los Esta­dos Uni­dos es un pun­to de vis­ta habi­tual en el Orien­te Medio, que los israe­líes dicen que están tenien­do en cuen­ta aho­ra. Con­ver­sé con varios fun­cio­na­rios israe­líes que están deba­tien­do esta inte­rro­gan­te, entre otras: ¿Qué pasa si los ser­vi­cios de inte­li­gen­cia esta­dou­ni­den­se se ente­ran de las inten­cio­nes israe­líes unas horas antes del ini­cio pro­gra­ma­do de un ata­que? ‘Es una pesa­di­lla para noso­tros’, me infor­mó uno de estos fun­cio­na­rios. Qué pasa si el Pre­si­den­te Oba­ma lla­ma a Bibi y le dice: ’sabe­mos lo que están hacien­do. Paren eso inme­dia­ta­men­te’ ¿Aca­so para­mos? Pudie­ra ser que ten­ga­mos que parar. Se ha toma­do la deci­sión de no men­tir­les a los esta­dou­ni­den­ses sobre nues­tros pla­nes. No que­re­mos infor­mar­les de ante­mano. Es por el pro­pio bien de ellos y por nues­tro bien. Enton­ces, ¿qué hace­mos? Estas son las pre­gun­tas difíciles.”

“‘Muchos israe­líes pien­san que los ira­níes están cons­tru­yen­do un Ausch­witz. Tene­mos que hacer­les saber que hemos des­trui­do ese Ausch­witz, o tene­mos que hacer­les saber que lo inten­ta­mos, pero fracasamos’.”

“Por supues­to, hay diri­gen­tes israe­líes que pien­san que un ata­que con­tra Irán es dema­sia­do arries­ga­do. […] ‘No que­re­mos que los polí­ti­cos nos colo­quen en una posi­ción difí­cil debi­do a la pala­bra Shoah‘, dijo un general.”

“Des­pués de haber obser­va­do, más de una dece­na de veces dife­ren­tes en más de una dece­na de ofi­ci­nas dife­ren­tes, la foto­gra­fía de los avio­nes de la fuer­za aérea israe­lí sobre­vo­lan­do Ausch­witz, fue que pude enten­der la con­tra­dic­ción que ello ence­rra­ba. Si los físi­cos judíos que crea­ron el arse­nal nuclear israe­lí hubie­ran podi­do hacer un via­je en tiem­po y espa­cio y enviar un escua­drón de caza­bom­bar­de­ros en 1942…”

“Ben­ja­mín Netan­yahu con­si­de­ra, por razo­nes de segu­ri­dad nacio­nal, que si las san­cio­nes fra­ca­san, él se verá obli­ga­do a tomar medi­das. Sin embar­go, un ata­que israe­lí con­tra las ins­ta­la­cio­nes nuclea­res ira­níes ─sea exi­to­so o no─ pue­de hacer que Irán redo­ble sus esfuer­zos ─esta vez con­tan­do con la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal─ para desa­rro­llar un arse­nal nuclear. Ello pudie­ra pro­vo­car tam­bién el caos para los Esta­dos Uni­dos en el Orien­te Medio. […] Peres con­si­de­ra el pro­gra­ma nuclear ira­ní como algo poten­cial­men­te catas­tró­fi­co. […] Cuan­do le pre­gun­té si él creía en la opción mili­tar, me dijo: ‘¿Por qué yo debo decla­rar algo como eso?’.”

“Sobre la base de meses de entre­vis­tas, he lle­ga­do a creer que la admi­nis­tra­ción sabe que casi segu­ro que Israel pron­to empren­de­rá accio­nes con­tra Irán si nada o nadie más detie­ne su pro­gra­ma nuclear […] A prin­ci­pios de este año, yo esta­ba de acuer­do con muchos israe­líes, ára­bes ─e ira­níes─ que creían que no había posi­bi­li­da­des de que Oba­ma recu­rrie­ra al uso de la fuer­za para dete­ner a Irán: aún no creo que haya muchas posi­bi­li­da­des de que él recu­rra a las accio­nes mili­ta­res en el futu­ro inme­dia­to; por una sola razón: el Pen­tá­gono se ha mos­tra­do par­ti­cu­lar­men­te poco entu­sias­ta en torno a esa idea. No obs­tan­te, es evi­den­te que Oba­ma está atra­pa­do en medio de este pro­ble­ma. […] Denis McDo­nough, jefe del esta­do mayor del Con­se­jo de Segu­ri­dad Nacio­nal, me dijo: ‘lo que ves en Irán es el encuen­tro de una serie de prio­ri­da­des impor­tan­tes del pre­si­den­te, quien ve una seria ame­na­za para el sis­te­ma de no pro­li­fe­ra­ción a nivel mun­dial, una ame­na­za que pue­de con­du­cir a otras acti­vi­da­des nuclea­res en una región tan volá­til, y una ame­na­za para un ami­go cer­cano de los Esta­dos Uni­dos: Israel. Pien­so que pue­den ver­se varias corrien­tes que se están unien­do, lo cual res­pon­de a la inte­rro­gan­te de por qué esto es tan impor­tan­te para nosotros’.”

“Cuan­do le pre­gun­té a Peres lo que él pen­sa­ba sobre el esfuer­zo de Netan­yahu por pre­sen­tar este caso ante la admi­nis­tra­ción de Oba­ma, Peres me res­pon­dió […] que su país sabe cuál es su lugar, y que eso depen­día del pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se y que sólo el pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos podía deci­dir final­men­te cómo sal­va­guar­dar mejor el futu­ro de Occi­den­te. Toda esta his­to­ria tie­ne más rela­ción con su men­tor: David Ben-Gurion.

“‘Poco des­pués que John F. Ken­nedy fue elec­to pre­si­den­te, Ben-Gurion se reu­nió con él en el hotel Wal­dorf-Asto­ria’ en Nue­va York, me con­tó Peres. ‘Des­pués de la reu­nión, Ken­nedy acom­pa­ñó a Ben-Gurion al ele­va­dor y le dijo: ‘Señor Pri­mer Minis­tro, quie­ro decir­le que resul­té elec­to pre­si­den­te gra­cias a su gen­te, por eso, ¿qué pue­do hacer por usted a cam­bio?’ Ben-Gurion se insul­tó por la pre­gun­ta y le dijo: ‘lo que pue­de hacer es ser un gran pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos. Usted debe enten­der que tener un gran pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos es un gran suceso”.”

“Peres con­ti­nuó expli­can­do lo que él veía como inte­rés ver­da­de­ro de Israel. ‘No que­re­mos ganar­le al pre­si­den­te’, me dijo. ‘Que­re­mos que el pre­si­den­te gane’.”

“Jef­frey Goldberg”

“Jef­frey Mark Gold­berg es un perio­dis­ta nor­te­ame­ri­cano-israe­lí. Es uno de los auto­res y perio­dis­tas del staff de la revis­ta The Atlan­tic. Tra­ba­jó pre­via­men­te para la revis­ta The New Yor­ker. Gold­berg escri­be prin­ci­pal­men­te sobre temas inter­na­cio­na­les, con pre­fe­ren­cia sobre el Medio Orien­te y Áfri­ca. Algu­nos lo deno­mi­nan como el más influ­yen­te perio­dis­ta-blog­guer en asun­tos rela­cio­na­dos con Israel.”

Fidel Cas­tro Ruz

Agos­to 25 de 2010

6 y 18 p.m.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.