El Invierno Nuclear- Fidel Castro

Me aver­güen­za ser des­co­no­ce­dor del tema, que ni siquie­ra había oído men­cio­nar­lo. De lo con­tra­rio, habría com­pren­di­do mucho antes que los ries­gos de una gue­rra nuclear eran mucho más gra­ves de lo que ima­gi­né. Supo­nía que el pla­ne­ta podía sopor­tar el esta­lli­do de cien­tos de bom­bas nuclea­res al cal­cu­lar que, tan­to en Esta­dos Uni­dos como en la URSS, se habían rea­li­za­do incon­ta­bles prue­bas a lo lar­go de años. No había toma­do en cuen­ta una reali­dad bien sen­ci­lla: no es lo mis­mo hacer esta­llar 500 bom­bas nuclea­res en 1 000 días, que hacer­las esta­llar en un día.

Pude cono­cer­lo cuan­do soli­ci­té infor­ma­ción a varios espe­cia­lis­tas en la mate­ria. Es de supo­ner que me asom­bré cuan­do cono­cí que no hacía fal­ta una gue­rra mun­dial nuclear para que pere­cie­ra nues­tra especie.

Bas­ta­ría una con­tien­da nuclear entre dos poten­cias nuclea­res de las más débi­les, como India y Pakis­tán ―que entre ambas, sin embar­go, reúnen mucho más de 100 armas de este tipo―, y la espe­cie huma­na desaparecería.

Razo­na­ré un poco con los ele­men­tos de jui­cio que me pro­por­cio­na­ron nues­tros exper­tos en la mate­ria, toma­dos de lo que ha sido expues­to por los más pres­ti­gio­sos cien­tí­fi­cos del mundo.

Hay cosas que Oba­ma cono­ce per­fec­ta­men­te bien:

“…una gue­rra nuclear entre EE.UU. y la Unión Sovié­ti­ca pro­du­ci­ría un ‘invierno nuclear’.”

“El deba­te inter­na­cio­nal acer­ca de esa pre­dic­ción, ani­ma­do por el astró­no­mo Carl Sagan, obli­gó a los líde­res de ambas super­po­ten­cias a enfren­tar­se a la posi­bi­li­dad de que su carre­ra de arma­men­tos no sólo los pusie­ra en peli­gro a ellos, sino tam­bién a la huma­ni­dad entera.”

“…‘los mode­los ela­bo­ra­dos por cien­tí­fi­cos rusos y nor­te­ame­ri­ca­nos mos­tra­ban que una gue­rra nuclear daría por resul­ta­do un invierno nuclear tre­men­da­men­te des­truc­ti­vo para toda la vida en la tie­rra; saber eso repre­sen­tó para noso­tros, para las per­so­nas de moral y honor, un gran estímulo…’.”

“…las gue­rras nuclea­res zona­les podrían des­en­ca­de­nar una catás­tro­fe glo­bal simi­lar. Nue­vos aná­li­sis reve­lan que un con­flic­to entre India y Pakis­tán en el cual se lan­za­ran 100 bom­bas sobre ciu­da­des y áreas indus­tria­les ―sólo el 0,4 por cien­to de las más de 25 000 oji­vas que hay en el mun­do― gene­ra­rían humos sufi­cien­tes para arrui­nar la agri­cul­tu­ra mun­dial. Una gue­rra regio­nal podría cau­sar pér­di­das de vidas inclu­so en paí­ses ale­ja­dos del conflicto.”

“Con orde­na­do­res moder­nos y mode­los cli­má­ti­cos nove­do­sos, nues­tro equi­po ha demos­tra­do que no sólo eran correc­tas las ideas de los años ochen­ta, sino que los efec­tos dura­rían al menos 10 años, mucho más de lo que antes se creía […] el humo inclu­so de una gue­rra regio­nal reci­bi­ría calor del Sol y ascen­de­ría para per­ma­ne­cer sus­pen­di­do duran­te años en la atmós­fe­ra supe­rior, velan­do la luz solar y enfrian­do la Tierra.”

“India y Pakis­tán, que entre ambas reúnen más de 100 cabe­zas nucleares…”

“Creen algu­nos que la teo­ría del invierno nuclear desa­rro­lla­da en los ochen­ta ha caí­do en des­cré­di­to. Por eso qui­zá se sor­pren­dan ante nues­tra ase­ve­ra­ción de que una gue­rra nuclear zonal, entre India y Pakis­tán, por ejem­plo, podría devas­tar la agri­cul­tu­ra en todo el planeta.

“La teo­ría ori­gi­nal esta­ba rigu­ro­sa­men­te vali­da­da. Su fun­da­men­to cien­tí­fi­co tenía el res­pal­do de inves­ti­ga­cio­nes rea­li­za­das por la Aca­de­mia Nacio­nal de Cien­cias, por estu­dios patro­ci­na­dos por las Fuer­zas Arma­das de EE.UU. y por el Con­se­jo Inter­na­cio­nal de Sin­di­ca­tos Cien­tí­fi­cos, que incluían repre­sen­tan­tes de 24 aca­de­mias nacio­na­les de la cien­cia y otros orga­nis­mos científicos.”

“Qui­zás el enfria­mien­to no parez­ca cosa de par­ti­cu­lar preo­cu­pa­ción. Pero con­vie­ne saber que una leve dis­mi­nu­ción de tem­pe­ra­tu­ra pue­de aca­rrear con­se­cuen­cias graves.”

“La can­ti­dad total de cerea­les hoy alma­ce­na­da en el pla­ne­ta podría ali­men­tar a la pobla­ción mun­dial duran­te un par de meses (véa­se ‘Cri­sis ali­men­ta­rias: ¿una ame­na­za para la civi­li­za­ción?’ por Les­ter R. Brown; INVESTIGACIÓN Y CIENCIA, julio 2009).”

“A veces, el humo de los gran­des incen­dios fores­ta­les pene­tra en la tro­pos­fe­ra y en la estra­tos­fe­ra infe­rior y es arras­tra­do a gran­des dis­tan­cias, gene­ran­do enfria­mien­to. Nues­tros mode­los se aco­mo­dan tam­bién a esos efectos.”

“Hace 65 millo­nes de años, un aste­roi­de impac­tó en la penín­su­la de Yuca­tán. La nube de pol­vo resul­tan­te, mez­cla­da con el humo de los incen­dios, ocul­tó el Sol, matan­do a los dino­sau­rios. El vol­ca­nis­mo masi­vo, que a la vez se daba en la India, pudo haber agra­va­do los efectos.”

“…el cre­cien­te núme­ro de esta­dos nuclea­ri­za­dos ele­va las pro­ba­bi­li­da­des de que se ini­cie una gue­rra, deli­be­ra­da o accidentalmente.

“Corea del Nor­te ha ame­na­za­do con gue­rra si no se deja de parar e ins­pec­cio­nar sus bar­cos en bus­ca de mate­ria­les nucleares.”

“Algu­nos líde­res indios extre­mis­tas pro­pug­na­ron ata­car Pakis­tán con armas nuclea­res a raíz de los últi­mos ata­ques terro­ris­tas sobre India.”

“Irán ha ame­na­za­do con des­truir Israel, ya poten­cia nuclear, que a su vez ha jura­do no per­mi­tir jamás, que Irán se con­vier­ta en poten­cia nuclear.”

“Las dos pri­me­ras bom­bas nuclea­res con­mo­cio­na­ron tan­to al mun­do, que pese al masi­vo cre­ci­mien­to des­de enton­ces de esas armas, éstas nun­ca han vuel­to a emplearse.”

Una gue­rra nuclear es inevi­ta­ble a par­tir del momen­to en que se cum­pla el pla­zo del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la o­nU; cual­quier cosa pue­de suce­der cuan­do el pri­mer bar­co ira­ní sea inspeccionado.

“En el mar­co del Tra­ta­do Estra­té­gi­co de Reduc­ción Ofen­si­va, EE.UU. y Rusia se com­pro­me­tie­ron a dejar su arse­nal en 1 700 y 2 200 las oji­vas nuclea­res estra­té­gi­cas des­ple­ga­das para fina­les de 2012.”

“Si esas armas se emplea­ran con­tra obje­ti­vos urba­nos, mata­rían a cen­te­na­res de millo­nes de per­so­nas y una ingen­te huma­re­da de 180 Tg inun­da­ría la atmós­fe­ra del planeta.”

“El úni­co modo de eli­mi­nar las posi­bi­li­da­des de una catás­tro­fe cli­má­ti­ca es eli­mi­nar las armas nucleares.”

Estu­ve reu­ni­do hoy al medio­día con cua­tro espe­cia­lis­tas cuba­nos: Tomás Gutié­rrez Pérez, José Vidal San­ta­na Núñez, el Coro­nel José Luis Nava­rro Herre­ro, Jefe de la Secre­ta­ría de Cien­cia y Tec­no­lo­gía del MINFAR y Fidel Cas­tro Díaz-Balart, con quie­nes ana­li­cé el tema que tra­to en esta Reflexión.

Soli­ci­té la reu­nión ayer 22 de agos­to. No desea­ba per­der un minu­to. Fue sin duda fructífera.

Fidel Cas­tro Ruz

Agos­to 23 de 2010

5 y 34 p.m.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.