Ante un nue­vo desas­tre eco­ló­gi­co en Zilbeti

«El Plan de Ges­tión del LIC no con­tem­pla en abso­lu­to la explo­ta­ción mine­ra, a todas luces incompatible»

Pero todo lo que aquí expre­sa­mos no pasa­ría de ser una anéc­do­ta si no fue­se por el sote­rra­do apo­yo del Gobierno de Nava­rra que uti­li­za su poder para aca­llar volun­ta­des entre las admi­nis­tra­cio­nes loca­les pro­te­gien­do la crea­ción de 12 pues­tos de tra­ba­jo que ejer­ce­rán su ofi­cio detrás de los mon­to­nes de escombros.

El Gobierno nava­rro redac­tó un Plan de Ges­tión para con­ver­tir el Lugar de Inte­rés Comu­ni­ta­rio (LIC) de Mon­te Aldui­de en Zona de Espe­cial Con­ser­va­ción (ZEC) y lo hizo sin pre­sio­nes crean­do así el pri­mer espa­cio pro­te­gi­do con­so­li­da­do nava­rro de Red Natu­ra 2000, pro­te­gi­do por la Ley de Patri­mo­nio Natu­ral 422007. El Plan de ges­tión redac­ta­do sin apre­mios de nin­gún tipo seña­la las acti­vi­da­des tra­di­cio­na­les (Sil­vi­cul­tu­ra, Gana­de­ría, Caza…) que son com­pa­ti­bles con la con­ser­va­ción del terri­to­rio pero no con­tem­pla en abso­lu­to la explo­ta­ción mine­ra a todas luces incom­pa­ti­ble con el espí­ri­tu con el que se creó la ZEC Mon­te Alduide.

Prue­ba de la deja­dez con la que la Admi­nis­tra­ción Auto­nó­mi­ca tra­ta este asun­to la pode­mos ver en el esca­so inte­rés por el fun­cio­na­mien­to del Comi­té de segui­mien­to (tam­bién lla­ma­do, Comi­té de Pilo­ta­je) crea­do al ampa­ro del Decre­to Foral 1052005 de 22 de agos­to. Este Comi­té se crea para que for­men par­te de él repre­sen­tan­tes de las admi­nis­tra­cio­nes auto­nó­mi­cas y loca­les y “podrán for­mar par­te del Comi­té un exper­to téc­ni­co con for­ma­ción ambien­tal desig­na­do por las Enti­da­des loca­les” (sic), pero no pre­vé la inclu­sión de Aso­cia­cio­nes de ciu­da­da­nos evi­den­te­men­te más preo­cu­pa­das por la con­ser­va­ción de Mon­te Aldui­de que el Gobierno de Nava­rra, que pro­te­ge con su silen­cio y la admi­sión a trá­mi­te, los pro­yec­tos e intere­ses de la Empre­sa pro­pie­ta­ria de la explo­ta­ción minera.

La Coor­di­na­do­ra Mon­te Aldui­de qui­so estu­diar las Actas del Comi­té de Segui­mien­to (o de Pilo­ta­je) para ver como esta­ba enca­jan­do el pro­yec­to de explo­ta­ción a cie­lo abier­to pro­pues­to por la Empre­sa MAGNA y des­pués de ven­cer las pere­zas admi­nis­tra­ti­vas ha con­se­gui­do acce­der a la úni­ca Acta (la de Cons­ti­tu­ción) que refle­ja la esca­sa acti­vi­dad del Comi­té en estos cua­tro años.

En un momen­to en don­de el Gobierno de Nava­rra auto­ri­zó son­deos mine­ros explo­ra­to­rios sobre este lugar pro­te­gi­do, a todas luces ile­ga­les, y admi­te a trá­mi­te el pro­yec­to mine­ro total­men­te incom­pa­ti­ble con las acti­vi­da­des con­tem­pla­das en el Plan de Ges­tión de Mon­te Aldui­de, el silen­cio cóm­pli­ce del Comi­té de Segui­mien­to es algo más que significativo.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.