Denun­cian abu­sos a meno­res pales­ti­nos por el Ejér­ci­to de Israel- Pales­ti­na Libre

PI20/​08/​10 El Ejér­ci­to y la Poli­cía israe­líes abu­san físi­ca y psi­co­ló­gi­ca­men­te de los meno­res pales­ti­nos dete­ni­dos en Cis­jor­da­nia para extraer­les con­fe­sio­nes, según varias orga­ni­za­cio­nes pro Dere­chos Huma­nos pales­ti­nas e israelíes.

La filial para los terri­to­rios pales­ti­nos de la ONG Defen­ce for Chil­dren Inter­na­tio­nal (DCI) ha toma­do decla­ra­cio­nes jura­das a dece­nas de meno­res que habían sido arres­ta­dos. Así, sus tes­ti­mo­nios des­cri­ben una polí­ti­ca de abu­sos dolo­ro­sos y ruti­na­rios, inclui­das varias for­mas de pre­sión físi­ca y psi­co­ló­gi­ca, para extraer­les confesiones.

La Aso­cia­ción para los Dere­chos Civi­les en Israel y Yesh Din, dos gru­pos pro Dere­chos Huma­nos israe­líes, afir­man que las leyes mili­ta­res jue­gan un papel prin­ci­pal en los abu­sos con­tra los meno­res pales­ti­nos encar­ce­la­dos. Ambos gru­pos envia­ron una car­ta al fis­cal gene­ral mili­tar, gene­ral de bri­ga­da Avi­chai Men­del­blit, el pasa­do mes de junio con reco­men­da­cio­nes para cam­biar la ley, infor­ma el dia­rio “Haa­retz”.

Des­de sep­tiem­bre de 2009, el DCI ha dado a la ONU deta­lles de más de 100 casos en los que las auto­ri­da­des mili­ta­res pre­sun­ta­men­te abu­sa­ron de los meno­res que esta­ban dete­ni­dos. Muchos de estos meno­res son pre­sen­ta­dos ante un juez mili­tar cuan­do ya están asus­ta­dos y exhaus­tos por el perío­do que han pasa­do encar­ce­la­dos, a menu­do des­pués de haber sido arres­ta­dos en mitad de la noche.

Son juz­ga­dos en vir­tud de leyes mili­ta­res que, inclu­so des­pués de haber sido lige­ra­men­te cam­bia­das el año pasa­do, «vio­lan gra­ve­men­te los dere­chos de los meno­res y con­tra­vie­nen la pro­tec­ción que debe dár­se­les en pro­ce­di­mien­tos cri­mi­na­les», de acuer­do con las organizaciones.

El pasa­do 15 de agos­to, DCI y otra orga­ni­za­ción israe­lí, el Comi­té con­tra la Tor­tu­ra en Israel, pre­sen­ta­ron dos deman­das por cruel­dad y abu­so sexual con­tra A. M., de 15 años y de la aldea de Beit Umar, cer­ca­na a Hebrón. A. M. fue dete­ni­do por los sol­da­dos el pasa­do 26 de mayo, fue inte­rro­ga­do y rete­ni­do duran­te cin­co días, y pos­te­rior­men­te pues­to en liber­tad des­pués de admi­tir que había lan­za­do piedras.

Cable Eléc­tri­co

Duran­te la audien­cia para la pri­sión pre­ven­ti­va, el fis­cal Iyad Misk ase­gu­ró que el ado­les­cen­te había sufri­do abu­sos físi­cos y sexua­les. El juez, tenien­te coro­nel Avsha­lom Meushar, afir­mó que «no hay prue­bas en el caso» para apo­yar esta afir­ma­ción. «La esen­cia de la con­fe­sión rea­li­za­da, y la deta­lla­da natu­ra­le­za de sus res­pues­tas, cons­ti­tu­yen la prue­ba de que no dio las res­pues­tas bajo pre­sión o tor­tu­ra sino por su pro­pia volun­tad», aña­dió el juez.

En su car­ta de que­ja al fis­cal gene­ral, Yehu­da Weins­tein, y al fis­cal Herzl Sbi­ro, que diri­ge el depar­ta­men­to del Minis­te­rio de Jus­ti­cia res­pon­sa­ble de inves­ti­gar la mala con­duc­ta poli­cial, el DCI y el Comi­té Públi­co con­tra la Tor­tu­ra pidie­ron una inves­ti­ga­ción cri­mi­nal con­tra quie­nes inte­rro­ga­ron a A. M. Estas orga­ni­za­cio­nes escri­bie­ron que el ado­les­cen­te les rela­tó cómo el inves­ti­ga­dor le ató un cable eléc­tri­co a sus geni­ta­les y ame­na­zó con dar­le des­car­gas eléc­tri­cas a menos que con­fe­sa­ra que había tira­do piedras.

«El Comi­té con­tra la Tor­tu­ra ha reci­bi­do muchas que­jas en rela­ción a los abu­sos por par­te de los sol­da­dos y la vio­len­cia con­tra los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos», seña­la la car­ta. «Esto sugie­re la exis­ten­cia de una prác­ti­ca gra­ve y gene­ra­li­za­da de vio­len­cia y abu­so con­tra los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos por par­te de los sol­da­dos», añade.
En ambas car­tas, los auto­res piden que un fis­cal pue­da estar pre­sen­te mien­tras se dan tes­ti­mo­nios, ya que es natu­ral que los meno­res se sien­tan asus­ta­dos y ame­na­za­dos por los inte­rro­ga­do­res, que for­man par­te del mis­mo sis­te­ma mili­tar que los detuvo.

Fuen­te: Pales­ti­na Libre

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.