Denun­cian abu­sos a meno­res pales­ti­nos por el Ejér­ci­to de Israel- Pales­ti­na Libre

PI20/​08/​10 El Ejér­ci­to y la Poli­cía israe­líes abu­san físi­ca y psi­co­ló­gi­ca­men­te de los meno­res pales­ti­nos dete­ni­dos en Cis­jor­da­nia para extraer­les con­fe­sio­nes, según varias orga­ni­za­cio­nes pro Dere­chos Huma­nos pales­ti­nas e israe­líes.

La filial para los terri­to­rios pales­ti­nos de la ONG Defen­ce for Chil­dren Inter­na­tio­nal (DCI) ha toma­do decla­ra­cio­nes jura­das a dece­nas de meno­res que habían sido arres­ta­dos. Así, sus tes­ti­mo­nios des­cri­ben una polí­ti­ca de abu­sos dolo­ro­sos y ruti­na­rios, inclui­das varias for­mas de pre­sión físi­ca y psi­co­ló­gi­ca, para extraer­les con­fe­sio­nes.

La Aso­cia­ción para los Dere­chos Civi­les en Israel y Yesh Din, dos gru­pos pro Dere­chos Huma­nos israe­líes, afir­man que las leyes mili­ta­res jue­gan un papel prin­ci­pal en los abu­sos con­tra los meno­res pales­ti­nos encar­ce­la­dos. Ambos gru­pos envia­ron una car­ta al fis­cal gene­ral mili­tar, gene­ral de bri­ga­da Avi­chai Men­del­blit, el pasa­do mes de junio con reco­men­da­cio­nes para cam­biar la ley, infor­ma el dia­rio “Haa­retz”.

Des­de sep­tiem­bre de 2009, el DCI ha dado a la ONU deta­lles de más de 100 casos en los que las auto­ri­da­des mili­ta­res pre­sun­ta­men­te abu­sa­ron de los meno­res que esta­ban dete­ni­dos. Muchos de estos meno­res son pre­sen­ta­dos ante un juez mili­tar cuan­do ya están asus­ta­dos y exhaus­tos por el perío­do que han pasa­do encar­ce­la­dos, a menu­do des­pués de haber sido arres­ta­dos en mitad de la noche.

Son juz­ga­dos en vir­tud de leyes mili­ta­res que, inclu­so des­pués de haber sido lige­ra­men­te cam­bia­das el año pasa­do, «vio­lan gra­ve­men­te los dere­chos de los meno­res y con­tra­vie­nen la pro­tec­ción que debe dár­se­les en pro­ce­di­mien­tos cri­mi­na­les», de acuer­do con las orga­ni­za­cio­nes.

El pasa­do 15 de agos­to, DCI y otra orga­ni­za­ción israe­lí, el Comi­té con­tra la Tor­tu­ra en Israel, pre­sen­ta­ron dos deman­das por cruel­dad y abu­so sexual con­tra A. M., de 15 años y de la aldea de Beit Umar, cer­ca­na a Hebrón. A. M. fue dete­ni­do por los sol­da­dos el pasa­do 26 de mayo, fue inte­rro­ga­do y rete­ni­do duran­te cin­co días, y pos­te­rior­men­te pues­to en liber­tad des­pués de admi­tir que había lan­za­do pie­dras.

Cable Eléc­tri­co

Duran­te la audien­cia para la pri­sión pre­ven­ti­va, el fis­cal Iyad Misk ase­gu­ró que el ado­les­cen­te había sufri­do abu­sos físi­cos y sexua­les. El juez, tenien­te coro­nel Avsha­lom Meushar, afir­mó que «no hay prue­bas en el caso» para apo­yar esta afir­ma­ción. «La esen­cia de la con­fe­sión rea­li­za­da, y la deta­lla­da natu­ra­le­za de sus res­pues­tas, cons­ti­tu­yen la prue­ba de que no dio las res­pues­tas bajo pre­sión o tor­tu­ra sino por su pro­pia volun­tad», aña­dió el juez.

En su car­ta de que­ja al fis­cal gene­ral, Yehu­da Weins­tein, y al fis­cal Herzl Sbi­ro, que diri­ge el depar­ta­men­to del Minis­te­rio de Jus­ti­cia res­pon­sa­ble de inves­ti­gar la mala con­duc­ta poli­cial, el DCI y el Comi­té Públi­co con­tra la Tor­tu­ra pidie­ron una inves­ti­ga­ción cri­mi­nal con­tra quie­nes inte­rro­ga­ron a A. M. Estas orga­ni­za­cio­nes escri­bie­ron que el ado­les­cen­te les rela­tó cómo el inves­ti­ga­dor le ató un cable eléc­tri­co a sus geni­ta­les y ame­na­zó con dar­le des­car­gas eléc­tri­cas a menos que con­fe­sa­ra que había tira­do pie­dras.

«El Comi­té con­tra la Tor­tu­ra ha reci­bi­do muchas que­jas en rela­ción a los abu­sos por par­te de los sol­da­dos y la vio­len­cia con­tra los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos», seña­la la car­ta. «Esto sugie­re la exis­ten­cia de una prác­ti­ca gra­ve y gene­ra­li­za­da de vio­len­cia y abu­so con­tra los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos por par­te de los sol­da­dos», aña­de.
En ambas car­tas, los auto­res piden que un fis­cal pue­da estar pre­sen­te mien­tras se dan tes­ti­mo­nios, ya que es natu­ral que los meno­res se sien­tan asus­ta­dos y ame­na­za­dos por los inte­rro­ga­do­res, que for­man par­te del mis­mo sis­te­ma mili­tar que los detu­vo.

Fuen­te: Pales­ti­na Libre

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *