Soy opti­mis­ta sobre bases racio­na­les- Fidel Castro

Los días trans­cu­rren. Unos tras otros corren velo­ces. Algu­nos se inquietan.

Yo, en cam­bio, estoy tranquilo.

Com­par­to con nues­tros tra­ba­ja­do­res los resul­ta­dos que van obte­nien­do en sus labo­res, en medio del blo­queo y otras nece­si­da­des acumuladas.

Nues­tro país es uno de los que más pre­pa­ra­do está para enfren­tar obs­tácu­los, y no sólo ha dado prue­bas de gran abne­ga­ción sino tam­bién de soli­da­ri­dad con otros pue­blos, como los esfuer­zos que reali­zó en Hai­tí antes del terre­mo­to, y mucho mayo­res des­pués. Hace unos días tuve el honor de reci­bir a los inte­gran­tes de la heroi­ca Misión Soli­da­ria Moto Mén­dez, que com­ple­men­tó el tra­ba­jo de la Bri­ga­da Médi­ca Cuba­na en Boli­via, que ha ofre­ci­do más de 40 millo­nes de con­sul­tas y ha ope­ra­do de la vis­ta, has­ta ayer, 543 mil 629 pacien­tes. Ellos supe­ran los gol­pes del cam­bio cli­má­ti­co, don­de se alter­nan los mayo­res calo­res y los fríos más intensos.

Sabe­mos bien lo que está sufrien­do Rusia con el calor y los cien­tos de incen­dios en los bos­ques y en la tur­ba, la huma­re­da asfi­xian­te, las llu­vias tar­días y, para col­mo, nie­ve en verano. Vimos las imá­ge­nes de los ríos des­bor­da­dos en Pakis­tán, y el gigan­tes­co tém­pano des­pren­di­do de Groen­lan­dia. Todo es con­se­cuen­cia de la alte­ra­ción de las con­di­cio­nes natu­ra­les, pro­vo­ca­da por los pro­pios seres humanos.

Soy opti­mis­ta. Pero soy opti­mis­ta sobre bases racio­na­les y sóli­das. Me inquie­ta el futu­ro, pero tam­bién creo cada vez más que la solu­ción está al alcan­ce de nues­tras manos, si logra­mos hacer lle­gar la ver­dad a un núme­ro sufi­cien­te de per­so­nas entre los miles de millo­nes que pue­blan el planeta.

Fidel Cas­tro Ruz

Agos­to 20 de 2010

1 y 17 p.m.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.