La gran matan­za de Bil­bao- Iña­ki Uriar­te

El pro­gra­ma fes­ti­vo de Aste Nagu­sia 2010 de Bil­bo, sema­na gran­de ya que tie­ne nue­ve días, comien­za este sába­do 21 de agos­to como acto ini­cial a las 18 horas, oja­lá el tiem­po lo impi­da o cual­quier otra cir­cuns­tan­cia, con la pri­me­ra masa­cre públi­ca de seis toros de los 54 que serán mal­tra­ta­dos, mata­dos y des­cuar­ti­za­dos para rego­ci­jo de unas mana­das de indi­vi­duos ávi­dos de san­gre.

El reite­ra­do cri­mi­nal ritual esta­rá pre­si­di­do por el alcal­de de la villa Sr. Iña­ki Azku­na, del PNV más espa­ñol que ha cono­ci­do la his­to­ria de tan legen­da­rio par­ti­do. Le acom­pa­ña­rán como es habi­tual en el esce­na­rio de la bar­ba­rie sus peo­nes, los con­ce­ja­les de Cul­tu­ra la Sra. Ibo­ne Ben­goetxea, y de Obras Ser­vi­cios, José Luís Sabas cono­ci­do tam­bién por su afán des­truc­tor del patri­mo­nio arqui­tec­tó­ni­co de la Villa, jun­to con la Dipu­tada de Cul­tu­ra Sra. Josu­ne Ariz­ton­do de simi­lar ins­tin­to. Es decir los pre­sun­tos máxi­mos repre­sen­tan­tes cul­tu­ra­les del terri­to­rio. Dado que el alcal­de lle­va once años de man­da­to, jun­to con algún otro per­so­na­je de su sane­drín, tie­ne la inmen­sa dicha de haber con­tem­pla­do la matan­za de 594
ino­cen­tes toros, sólo en fies­tas, más algu­nas otras deni­gran­tes con­me­mo­ra­cio­nes como las de Fun­da­ción Bil­bao 700.III Mille­nium, que se cele­bra con otra sesión de bes­tia­li­dad. Tan excep­cio­nal curri­cu­lum de este impor­tan­te impor­ta­dor de todo lo espa­ñol, espe­cial­men­te de lo madri­le­ño, no debe­ría pasar des­aper­ci­bi­do para la huma­ni­dad, que ya cono­ce Bil­bao por el Gug­genheim, y ser reco­no­ci­do uni­ver­sal­men­te por algu­na enti­dad eco­lo­gis­ta inter­na­cio­nal como Green­pea­ce con un galar­dón de “bue­nas prác­ti­cas fes­ti­vas”.

Asi­mis­mo hay que recor­dar que con moti­vo de esta nove­na de terro­ris­mo mamí­fe­ro en Bil­bo se cele­bran ter­tu­lias tau­ri­nas, índi­ce de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, en los tem­plos del espa­ño­lis­mo los hote­les Erci­lla e Indautxu. Curio­so con­tras­te el de una ciu­dad don­de se come­ten atro­ci­da­des urba­nís­ti­cas y arqui­tec­tó­ni­cas como la Alhón­di­ga y la pla­za Arri­qui­bar, el Mer­ca­do de la Ribe­ra, etc. y no sus­ci­tan nin­gún deba­te. Este fes­tín de vio­len­cia cuen­ta con el apo­yo de BBVA, más pro­pia­men­te Ban­co Bil­bao Anti Vas­co, y el entu­sias­mo de rufia­nes, las habi­tua­les bal­du­re­tas y bas­tan­tes damas insul­sas de la villa cau­ti­vas del popu­lis­mo, que van a admi­rar, foto­gra­fiar y tocar si pue­den a los mata­ri­fes des­pués de la corri­da.

Pero esta atro­ci­dad que se come­te en la villa no es más que la con­ti­nui­dad de otro verano san­gui­na­rio más con sus tore­ras tar­des de tor­tu­ra y exter­mi­nio que se extien­de por todo el país. El esper­pén­ti­co eus­ko­rue­do del exter­mi­nio empie­za en julio en Iru­ñea con su car­na­val de san­gre y alcohol duran­te diez mor­tí­fe­ras sesio­nes, sigue Tute­ra con tres para hon­rar a su patro­na San­ta Ana y poco des­pués San Inazio se home­na­jea­rá en Azpei­tia con otras tres a la vez que Liza­rra dedi­ca dos tar­des a la muer­te pro­gra­ma­da. Ya en agos­to la bar­ba­rie suce­de­rá con flui­dez en su perío­do más bru­tal.

Gas­teiz cele­bra las fies­tas en honor de su Vir­gen Blan­ca tiñén­do­la de rojo de san­gre ino­cen­te con 36 toros mul­ti­agre­di­dos con el patro­ci­nio de la Dipu­tacón Foral de Ala­va (PNV). Muy poco des­pués Donos­tia pro­gra­ma ocho días de fana­tis­mo fes­ti­vo des­cuar­ti­zan­do 48 toros ante el deli­rio del popu­la­cho, coin­ci­dien­do con Tafa­lla en dos días y su final, en este sába­do sádi­co, con el ini­cio de la gran matan­za de Bil­bao, cuan­do otros doce toros serán ase­si­na­dos simul­tá­nea­men­te en las dos capi­ta­les. Nue­ve tar­des cri­mi­na­les en la villa a las que acu­den inclu­so los que en otras ciu­da­des no han que­da­do toda­vía satis­fe­chos con sus dosis san­gui­na­rias, que podrán com­ple­tar su iti­ne­ra­rio san­grien­to vera­nie­go en Zangotza/​Sangüesa
en otras dos sesio­nes de bar­ba­rie en setiem­bre. Un ver­gon­zo­so jol­go­rio de entu­sias­tas de la masa­cre popu­la­che­ra que allí se mez­clan a los que en algu­nos perió­di­cos, Deia y El Correo, ensal­zan seña­lan­do con nom­bre y foto como si fue­se un méri­to social rego­ci­jar­se con el ase­si­na­to, entre ellos polí­ti­cos, depor­tis­tas, hos­te­le­ros, coci­ne­ros, empre­sa­rios, espe­cu­la­do­res, etc. en la frí­vo­la y bur­da creen­cia que toda apa­ri­ción públi­ca es váli­da, no han teni­do idea más des­gra­cia­da que asis­tir reite­ra­da­men­te a la glo­ri­fi­ca­ción como espec­tácu­lo de una matan­za. Trá­gi­co balan­ce.

Cata­lun­ya, el pue­blo y su Par­la­ment, una vez más ha dado un ejem­plo de enor­me tras­cen­den­cia uni­ver­sal que ha sido aco­gi­do con enor­me admi­ra­ción y sim­pa­tía por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, al apre­ciar cómo se han des­pren­di­do de esta bar­ba­rie tan espa­ño­la, igual que sus ante­pa­sa­dos con­quis­ta­do­res res­pon­sa­bles del geno­ci­dio en Amé­ri­ca. La razón iden­ti­ta­ria tan cri­ti­ca­da es otra. Cata­lun­ya es una nación que posee una iden­ti­dad cul­tu­ral muy ele­va­da y esta admi­ra­ble con­di­ción le per­mi­te hacer pre­va­le­cer la éti­ca y la
civi­li­za­ción por enci­ma de razo­nes mucho más bana­les, cua­li­dad que pro­vo­ca la envi­dia corro­si­va y la crí­ti­ca.

La reac­ción de Espa­ña ha sido la pre­vis­ta uni­ta­ria cam­pa­ña mediá­ti­ca, al que se ha suma­do el gru­po Vocen­to al obser­var como la nación cata­la­na es esen­cial­men­te euro­pea y ellos están toda­vía en una situa­ción tri­bal. La gran impul­so­ra de este per­ma­nen­te odio a Cata­lun­ya es la fas­cis­ta Espe­ran­za Agui­rre pre­si­den­ta del cam­pa­men­to man­che­go de Madrid que ya lide­ró el boi­cot al cava hace años y sus segui­do­res tuvie­ron que beber gaseo­sa.

Esta mal­di­ta afi­ción tan espa­ño­la repre­sen­ta la más repug­nan­te actua­ción del ser humano pre­sun­ta­men­te racio­nal fren­te a la natu­ra­le­za y los otros seres vivos con los que com­par­ti­mos el pla­ne­ta. Es una mues­tra del más bajo ins­tin­to que sub­ya­ce en el hom­bre quien se con­vier­te en un peli­gro­so indi­vi­duo, camu­fla­do dis­fra­za­do de colo­res pero que no pude ocul­tar una men­ta­li­dad tara­da, embo­rra­cha­do de vio­len­cia y mos­tran­do sus sádi­co sen­ti­do san­gui­na­rio. Estos ase­si­nos com­par­ten su mise­ra­ble tarea con una masa de gen­te que le rodea, ani­ma y home­na­jea en su cri­mi­nal labor en un des­pre­cia­ble espa­cio de vio­len­cia, mal lla­ma­do pla­za y en oca­sio­nes Vis­ta Ale­gre. Es impo­si­ble que la ale­gría, por defi­ni­ción, pue­da pro­ve­nir de la
muer­te.

Es pre­ci­so recor­dar que la ante­rior pre­si­den­ta de Eus­ko Lege­bil­tza­rra, nada menos que el Par­la­men­to Vas­co, Izas­kun Bil­bao (PNV) y actual euro­par­la­men­ta­ria com­par­tien­do alian­za con Con­ver­gen­cia i Unió, como mues­tra de su cruel afi­ción tau­ri­na no tuvo otra ocu­rren­cia más irra­cio­nal que acu­dir, sien­do toda­vía pre­si­den­ta en mar­zo de 2009 a hacer publi­ci­dad, ¿desin­te­re­sa­da? de Bode­gas Faus­tino. Sinies­tro acto de patro­ci­nio para pre­miar anual­men­te al mata­dor más bes­tial de la pasa­da tem­po­ra­da. En la foto­gra­fía de tan dege­ne­ra­do acto apa­re­ció en varios medios de comu­ni­ca­ción abra­za­da por el san­gui­na­rio home­na­jea­do, embria­ga­da de espa­ño­lis­mo y tore­ría, jun­to con varios per­so­na­jes tau­ri­ci­das de la colo­nia espa­ño­la resi­den­te en Bil­bo.

La excep­ción a este trá­gi­co balan­ce tan ins­tau­ra­do en el PNV fue el demo­crá­ti­co Lehen­da­ka­ri Juan Jose Iba­rretxe, un buen y doc­to hom­bre vas­co que ante las pri­me­ras crí­ti­cas por su tra­di­cio­nal pre­sen­cia en la pla­za de Bil­bo el vier­nes de dicha sema­na, supo rec­ti­fi­car y no asis­tió más dejan­do el gozo por la orgía de san­gre a quie­nes polí­ti­ca­men­te le trai­cio­na­ron, la corrien­te biz­kai­ta­rra espa­ño­lis­ta.

Este des­pre­cio por las espe­cies ani­ma­les, gus­to por la vio­len­cia y la muer­te, en sus diver­sas for­mas, encie­rros, soka­mu­tu­rrak, suel­ta de vaqui­llas, novi­lla­das, bece­rra­das, toros de fue­go, etc. todo un reper­to­rio “patri­mo­nio de la inhu­ma­ni­dad” que está espe­cial­men­te pre­ve­ni­do en la Decla­ra­ción Uni­ver­sal de los Dere­chos del Ani­mal, pro­cla­ma­da el 15 de octu­bre de 1987 por Nacio­nes Uni­das.

Así lo hizo el Ayun­ta­mien­to de Sope­la­na en 2009 y en este sen­ti­do la acción popu­lar se empie­za a orga­ni­zar en Nafa­rroa con la pla­ta­for­ma abo­li­cio­nis­ta Hemen ere bai. Como pri­me­ra e inme­dia­ta medi­da de reac­ción social debe­mos abs­te­ner­nos de entrar en esta­ble­ci­mien­tos que mues­tren tan necro­ló­gi­cos car­te­les. Ha lle­ga­do ya la hora, como el fumar en los luga­res cerra­dos, de fina­li­zar cuan­to antes este tau­ri­ci­dio tam­bién en Eus­kal Herria si que­re­mos ser una nación civi­li­za­da y euro­pea.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *