La gran matan­za de Bil­bao- Iña­ki Uriarte

El pro­gra­ma fes­ti­vo de Aste Nagu­sia 2010 de Bil­bo, sema­na gran­de ya que tie­ne nue­ve días, comien­za este sába­do 21 de agos­to como acto ini­cial a las 18 horas, oja­lá el tiem­po lo impi­da o cual­quier otra cir­cuns­tan­cia, con la pri­me­ra masa­cre públi­ca de seis toros de los 54 que serán mal­tra­ta­dos, mata­dos y des­cuar­ti­za­dos para rego­ci­jo de unas mana­das de indi­vi­duos ávi­dos de sangre.

El reite­ra­do cri­mi­nal ritual esta­rá pre­si­di­do por el alcal­de de la villa Sr. Iña­ki Azku­na, del PNV más espa­ñol que ha cono­ci­do la his­to­ria de tan legen­da­rio par­ti­do. Le acom­pa­ña­rán como es habi­tual en el esce­na­rio de la bar­ba­rie sus peo­nes, los con­ce­ja­les de Cul­tu­ra la Sra. Ibo­ne Ben­goetxea, y de Obras Ser­vi­cios, José Luís Sabas cono­ci­do tam­bién por su afán des­truc­tor del patri­mo­nio arqui­tec­tó­ni­co de la Villa, jun­to con la Dipu­tada de Cul­tu­ra Sra. Josu­ne Ariz­ton­do de simi­lar ins­tin­to. Es decir los pre­sun­tos máxi­mos repre­sen­tan­tes cul­tu­ra­les del terri­to­rio. Dado que el alcal­de lle­va once años de man­da­to, jun­to con algún otro per­so­na­je de su sane­drín, tie­ne la inmen­sa dicha de haber con­tem­pla­do la matan­za de 594
ino­cen­tes toros, sólo en fies­tas, más algu­nas otras deni­gran­tes con­me­mo­ra­cio­nes como las de Fun­da­ción Bil­bao 700.III Mille­nium, que se cele­bra con otra sesión de bes­tia­li­dad. Tan excep­cio­nal curri­cu­lum de este impor­tan­te impor­ta­dor de todo lo espa­ñol, espe­cial­men­te de lo madri­le­ño, no debe­ría pasar des­aper­ci­bi­do para la huma­ni­dad, que ya cono­ce Bil­bao por el Gug­genheim, y ser reco­no­ci­do uni­ver­sal­men­te por algu­na enti­dad eco­lo­gis­ta inter­na­cio­nal como Green­pea­ce con un galar­dón de “bue­nas prác­ti­cas festivas”.

Asi­mis­mo hay que recor­dar que con moti­vo de esta nove­na de terro­ris­mo mamí­fe­ro en Bil­bo se cele­bran ter­tu­lias tau­ri­nas, índi­ce de demo­cra­cia par­ti­ci­pa­ti­va, en los tem­plos del espa­ño­lis­mo los hote­les Erci­lla e Indautxu. Curio­so con­tras­te el de una ciu­dad don­de se come­ten atro­ci­da­des urba­nís­ti­cas y arqui­tec­tó­ni­cas como la Alhón­di­ga y la pla­za Arri­qui­bar, el Mer­ca­do de la Ribe­ra, etc. y no sus­ci­tan nin­gún deba­te. Este fes­tín de vio­len­cia cuen­ta con el apo­yo de BBVA, más pro­pia­men­te Ban­co Bil­bao Anti Vas­co, y el entu­sias­mo de rufia­nes, las habi­tua­les bal­du­re­tas y bas­tan­tes damas insul­sas de la villa cau­ti­vas del popu­lis­mo, que van a admi­rar, foto­gra­fiar y tocar si pue­den a los mata­ri­fes des­pués de la corrida.

Pero esta atro­ci­dad que se come­te en la villa no es más que la con­ti­nui­dad de otro verano san­gui­na­rio más con sus tore­ras tar­des de tor­tu­ra y exter­mi­nio que se extien­de por todo el país. El esper­pén­ti­co eus­ko­rue­do del exter­mi­nio empie­za en julio en Iru­ñea con su car­na­val de san­gre y alcohol duran­te diez mor­tí­fe­ras sesio­nes, sigue Tute­ra con tres para hon­rar a su patro­na San­ta Ana y poco des­pués San Inazio se home­na­jea­rá en Azpei­tia con otras tres a la vez que Liza­rra dedi­ca dos tar­des a la muer­te pro­gra­ma­da. Ya en agos­to la bar­ba­rie suce­de­rá con flui­dez en su perío­do más brutal.

Gas­teiz cele­bra las fies­tas en honor de su Vir­gen Blan­ca tiñén­do­la de rojo de san­gre ino­cen­te con 36 toros mul­ti­agre­di­dos con el patro­ci­nio de la Dipu­tacón Foral de Ala­va (PNV). Muy poco des­pués Donos­tia pro­gra­ma ocho días de fana­tis­mo fes­ti­vo des­cuar­ti­zan­do 48 toros ante el deli­rio del popu­la­cho, coin­ci­dien­do con Tafa­lla en dos días y su final, en este sába­do sádi­co, con el ini­cio de la gran matan­za de Bil­bao, cuan­do otros doce toros serán ase­si­na­dos simul­tá­nea­men­te en las dos capi­ta­les. Nue­ve tar­des cri­mi­na­les en la villa a las que acu­den inclu­so los que en otras ciu­da­des no han que­da­do toda­vía satis­fe­chos con sus dosis san­gui­na­rias, que podrán com­ple­tar su iti­ne­ra­rio san­grien­to vera­nie­go en Zangotza/​Sangüesa
en otras dos sesio­nes de bar­ba­rie en setiem­bre. Un ver­gon­zo­so jol­go­rio de entu­sias­tas de la masa­cre popu­la­che­ra que allí se mez­clan a los que en algu­nos perió­di­cos, Deia y El Correo, ensal­zan seña­lan­do con nom­bre y foto como si fue­se un méri­to social rego­ci­jar­se con el ase­si­na­to, entre ellos polí­ti­cos, depor­tis­tas, hos­te­le­ros, coci­ne­ros, empre­sa­rios, espe­cu­la­do­res, etc. en la frí­vo­la y bur­da creen­cia que toda apa­ri­ción públi­ca es váli­da, no han teni­do idea más des­gra­cia­da que asis­tir reite­ra­da­men­te a la glo­ri­fi­ca­ción como espec­tácu­lo de una matan­za. Trá­gi­co balance.

Cata­lun­ya, el pue­blo y su Par­la­ment, una vez más ha dado un ejem­plo de enor­me tras­cen­den­cia uni­ver­sal que ha sido aco­gi­do con enor­me admi­ra­ción y sim­pa­tía por la comu­ni­dad inter­na­cio­nal, al apre­ciar cómo se han des­pren­di­do de esta bar­ba­rie tan espa­ño­la, igual que sus ante­pa­sa­dos con­quis­ta­do­res res­pon­sa­bles del geno­ci­dio en Amé­ri­ca. La razón iden­ti­ta­ria tan cri­ti­ca­da es otra. Cata­lun­ya es una nación que posee una iden­ti­dad cul­tu­ral muy ele­va­da y esta admi­ra­ble con­di­ción le per­mi­te hacer pre­va­le­cer la éti­ca y la
civi­li­za­ción por enci­ma de razo­nes mucho más bana­les, cua­li­dad que pro­vo­ca la envi­dia corro­si­va y la crítica.

La reac­ción de Espa­ña ha sido la pre­vis­ta uni­ta­ria cam­pa­ña mediá­ti­ca, al que se ha suma­do el gru­po Vocen­to al obser­var como la nación cata­la­na es esen­cial­men­te euro­pea y ellos están toda­vía en una situa­ción tri­bal. La gran impul­so­ra de este per­ma­nen­te odio a Cata­lun­ya es la fas­cis­ta Espe­ran­za Agui­rre pre­si­den­ta del cam­pa­men­to man­che­go de Madrid que ya lide­ró el boi­cot al cava hace años y sus segui­do­res tuvie­ron que beber gaseosa.

Esta mal­di­ta afi­ción tan espa­ño­la repre­sen­ta la más repug­nan­te actua­ción del ser humano pre­sun­ta­men­te racio­nal fren­te a la natu­ra­le­za y los otros seres vivos con los que com­par­ti­mos el pla­ne­ta. Es una mues­tra del más bajo ins­tin­to que sub­ya­ce en el hom­bre quien se con­vier­te en un peli­gro­so indi­vi­duo, camu­fla­do dis­fra­za­do de colo­res pero que no pude ocul­tar una men­ta­li­dad tara­da, embo­rra­cha­do de vio­len­cia y mos­tran­do sus sádi­co sen­ti­do san­gui­na­rio. Estos ase­si­nos com­par­ten su mise­ra­ble tarea con una masa de gen­te que le rodea, ani­ma y home­na­jea en su cri­mi­nal labor en un des­pre­cia­ble espa­cio de vio­len­cia, mal lla­ma­do pla­za y en oca­sio­nes Vis­ta Ale­gre. Es impo­si­ble que la ale­gría, por defi­ni­ción, pue­da pro­ve­nir de la
muerte.

Es pre­ci­so recor­dar que la ante­rior pre­si­den­ta de Eus­ko Lege­bil­tza­rra, nada menos que el Par­la­men­to Vas­co, Izas­kun Bil­bao (PNV) y actual euro­par­la­men­ta­ria com­par­tien­do alian­za con Con­ver­gen­cia i Unió, como mues­tra de su cruel afi­ción tau­ri­na no tuvo otra ocu­rren­cia más irra­cio­nal que acu­dir, sien­do toda­vía pre­si­den­ta en mar­zo de 2009 a hacer publi­ci­dad, ¿desin­te­re­sa­da? de Bode­gas Faus­tino. Sinies­tro acto de patro­ci­nio para pre­miar anual­men­te al mata­dor más bes­tial de la pasa­da tem­po­ra­da. En la foto­gra­fía de tan dege­ne­ra­do acto apa­re­ció en varios medios de comu­ni­ca­ción abra­za­da por el san­gui­na­rio home­na­jea­do, embria­ga­da de espa­ño­lis­mo y tore­ría, jun­to con varios per­so­na­jes tau­ri­ci­das de la colo­nia espa­ño­la resi­den­te en Bilbo.

La excep­ción a este trá­gi­co balan­ce tan ins­tau­ra­do en el PNV fue el demo­crá­ti­co Lehen­da­ka­ri Juan Jose Iba­rretxe, un buen y doc­to hom­bre vas­co que ante las pri­me­ras crí­ti­cas por su tra­di­cio­nal pre­sen­cia en la pla­za de Bil­bo el vier­nes de dicha sema­na, supo rec­ti­fi­car y no asis­tió más dejan­do el gozo por la orgía de san­gre a quie­nes polí­ti­ca­men­te le trai­cio­na­ron, la corrien­te biz­kai­ta­rra españolista.

Este des­pre­cio por las espe­cies ani­ma­les, gus­to por la vio­len­cia y la muer­te, en sus diver­sas for­mas, encie­rros, soka­mu­tu­rrak, suel­ta de vaqui­llas, novi­lla­das, bece­rra­das, toros de fue­go, etc. todo un reper­to­rio “patri­mo­nio de la inhu­ma­ni­dad” que está espe­cial­men­te pre­ve­ni­do en la Decla­ra­ción Uni­ver­sal de los Dere­chos del Ani­mal, pro­cla­ma­da el 15 de octu­bre de 1987 por Nacio­nes Unidas.

Así lo hizo el Ayun­ta­mien­to de Sope­la­na en 2009 y en este sen­ti­do la acción popu­lar se empie­za a orga­ni­zar en Nafa­rroa con la pla­ta­for­ma abo­li­cio­nis­ta Hemen ere bai. Como pri­me­ra e inme­dia­ta medi­da de reac­ción social debe­mos abs­te­ner­nos de entrar en esta­ble­ci­mien­tos que mues­tren tan necro­ló­gi­cos car­te­les. Ha lle­ga­do ya la hora, como el fumar en los luga­res cerra­dos, de fina­li­zar cuan­to antes este tau­ri­ci­dio tam­bién en Eus­kal Herria si que­re­mos ser una nación civi­li­za­da y europea.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.