La Audien­cia Nacio­nal veta el acto de reci­bi­mien­to a Lau­ra Rie­ra en Barcelona

El juez de la Audien­cia Nacio­nal Pablo Ruz prohi­bió ayer el acto de reci­bi­mien­to a la pri­sio­ne­ra polí­ti­ca cata­la­na Lau­ra Rie­ra. Esta­ba pre­vis­to que se cele­bra­ra a las 19:00 de hoy en la Pla­za de Ras­pall del barrio bar­ce­lo­nés de Gracia.

El juez de la Audien­cia Nacio­nal orde­nó vetar el acto a ins­tan­cias de la Fis­ca­lía y tam­bién del colec­ti­vo ultra Dig­ni­dad y Jus­ti­cia, al con­si­de­rar que su cele­bra­ción supon­dría «una exal­ta­ción a su currícu­lo delic­ti­vo». Pablo Ruz, que sus­ti­tu­ye tem­po­ral­men­te a Bal­ta­sar Gar­zón al fren­te del Juz­ga­do Cen­tral de Ins­truc­ción núme­ro 5, orde­nó a la Con­se­je­ría de Inte­rior de la Gene­ra­li­tat de Cata­lu­ña y a las Fuer­zas y Cuer­pos de Segu­ri­dad del Esta­do «que adop­ten las medi­das nece­sa­rias para hacer efec­ti­va la prohibición».

El acto de reci­bi­mien­to, que tenía el apo­yo de la orga­ni­za­ción anti­rre­pre­si­va SAT, el colec­ti­vo de apo­yo a los pre­sos polí­ti­cos Res­cat o la CGT, for­ma­ba par­te del pro­gra­ma alter­na­ti­vo de las fies­tas de Gracia.

Lau­ra Rie­ra fue dete­ni­da el 27 de agos­to de 2001, cuan­do tan sólo tenía 21 años de edad. Per­te­ne­cía a la Assem­blea d’O­ku­pes de Terras­sa, esta­ba afi­lia­da a la Fede­ra­ción Local de CGT y mili­ta­ba en dife­ren­tes movi­mien­tos socia­les de la ciu­dad, como el colec­ti­vo femi­nis­ta Dones del Sac o la Pla­ta­for­ma anti­fei­xis­ta i anti­ra­cis­ta de Terrassa.

Denun­ció torturas

Según indi­có la CGT, duran­te su deten­ción estu­vo cin­co días inco­mu­ni­ca­da, en los que denun­ció «haber sufri­do tor­tu­ras y ame­na­zas que la lle­va­ron a fir­mar la decla­ra­ción auto­in­cul­pa­to­ria que la mis­ma poli­cía le dictó».

En mayo de 2004 fue con­de­na­da por la Audien­cia Nacio­nal a nue­ve años de cár­cel por «dar apo­yo a un coman­do de ETA». Según el sin­di­ca­to anar­quis­ta, el encar­ce­la­mien­to «fue uti­li­za­do por el Minis­te­rio de Inte­rior y medios de comu­ni­ca­ción para empren­der una cam­pa­ña de cri­mi­na­li­za­ción de los movi­mien­tos socia­les alter­na­ti­vos, y en con­cre­to con­tra la Assem­blea d’O­ku­pes de Terrassa».

Fuen­te: Gara

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.