Dis­cí­pu­los de la des­ver­güen­za- Ampa­ro Lashe­ras

En la anti­gua Gre­cia, el cinis­mo fue una corrien­te de pen­sa­mien­to, uti­li­za­do por Dió­ge­nes como una crí­ti­ca con­tun­den­te y excén­tri­ca al poder esta­ble­ci­do. Con el tiem­po la acep­ción del con­cep­to de cinis­mo se ha des­vir­tua­do y, en cien­cia polí­ti­ca, ha deri­va­do hacia derro­te­ros menos salu­da­bles. Hoy, los cíni­cos se dis­tin­guen y se cali­fi­can como tales por su des­ver­güen­za a la hora de men­tir y defen­der sus patra­ñas, sobre todo delan­te de cáma­ras y micró­fo­nos. Bue­na mues­tra de esa des­fa­cha­tez la han dado estos días algu­nos polí­ti­cos, meti­dos a ter­tu­lia­nos, al ana­li­zar la que­ma de con­te­ne­do­res en Eus­kal Herria.

Estos dis­cí­pu­los de la des­ver­güen­za, cono­cen de bue­na mano que esas accio­nes nada tie­nen que ver con la izquier­da aber­tza­le ni con la kale borro­ka. Saben tam­bién de bue­na mano que, a fal­ta de reali­da­des con­cre­tas de lucha arma­da con las que vapu­lear la apues­ta de Zutik Eus­kal Herria, el Esta­do ha reto­ma­do el manual de «gue­rra sucia» para soca­var la con­fian­za de la opi­nión públi­ca favo­ra­ble a un nue­vo ciclo polí­ti­co.

Aun así, en nom­bre de su dudo­so tra­ba­jo en defen­sa de Eus­kal Herria, alzan la voz e incul­pan a la izquier­da aber­tza­le des­au­to­ri­zan­do y con­de­nan­do una apues­ta polí­ti­ca, deba­ti­da por cien­tos de mili­tan­tes y acep­ta­da por una mayo­ría social que ellos se empe­ñan en igno­rar para satis­fa­cer a Madrid. Lo que no deben de cono­cer es que el úni­co dis­cur­so de la des­fa­cha­tez y de la men­ti­ra es la ver­bo­rrea, que la ver­bo­rrea pone la cabe­za como un bom­bo y lue­go se olvi­da. Por lo menos Dió­ge­nes se limi­ta­ba a cla­mar: bus­co un hom­bre hon­ra­do. ¿Hay alguno entres uste­des seño­res del PNV y Ara­lar?.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *