Hon­du­ras – En el jue­go del Lobo, el como­dín es pues­to a prue­ba – Clau­dia Ayes­tas

«Aun­que el enga­ño sea detes­ta­ble en otras acti­vi­da­des, su empleo en la gue­rra es lau­da­ble y glo­rio­so, y el que ven­ce a un enemi­go por medio del enga­ño mere­ce tan­tas ala­ban­zas como el que lo logra por la fuer­za.»

N. Maquia­ve­lo

¿Será que hemos de aplau­dir la astu­cia de Por­fi­rio Lobo por saber uti­li­zar el enga­ño como herra­mien­ta para neu­tra­li­zar la fuer­za del pue­blo? En artícu­los ante­rio­res se ha expues­to la for­ma en que Pepe Lobo jue­ga las car­tas a su favor fren­te a la comu­ni­dad inter­na­cio­nal y uti­li­za la per­fi­dia para ope­rar en con­tra del pue­blo orga­ni­za­do.

Cada juga­da de Pepe va en direc­ción a la ruta pro­gra­ma­da de ante­mano por el impe­rio; estar a favor del retorno de Manuel Zela­ya y res­pe­tar los dere­chos huma­nos fren­te a los orga­nis­mos inter­na­cio­na­les, con­tra­rio a su queha­cer fren­te a la pro­ble­má­ti­ca polí­ti­co-social que se va des­en­ma­ra­ñan­do en el dia­rio vivir hon­du­re­ño, crea un ambien­te de enga­ño y de suti­le­za maquia­vé­li­ca que a la par de una son­ri­sa gua­só­ni­ca pue­de cau­ti­var y des­ali­near al incau­to, al des­in­for­ma­do o al pací­fi­co con­for­mis­ta que –con tal de con­ser­var la paz en el país- acep­ta lo que “Dios quie­ra”. Pero quie­nes esta­mos orga­ni­za­dos en un fren­te común con­tra la tira­nía oli­gár­qui­ca no pode­mos caer en sus redes. Obser­ve­mos lo siguien­te:

El magis­te­rio se ha vol­ca­do a las calles des­de el 5 de agos­to y has­ta la fecha son mul­ti­tu­des movi­li­zán­do­se a dia­rio bajo la direc­ción de una diri­gen­cia más buró­cra­ta que revo­lu­cio­na­ria, pero que está bajo el ojo crí­ti­co de la base que, a pesar de su poca for­ma­ción polí­ti­ca ha deci­di­do que su repre­sen­ta­ción ante la comi­sión nego­cia­do­ra debe ser más amplia para ase­gu­rar­se que la actual diri­gen­cia no decli­na­rá fren­te a las pro­pues­tas ama­ña­das del gobierno. Esto está muy bien, y feli­ci­ta­mos a la base por su deter­mi­na­ción, mas no debe­mos olvi­dar que sen­ta­do en la silla pre­si­den­cial está alguien que le hace honor a su ape­lli­do; un lobo con­ver­ti­do en ove­ja ante las ins­tan­cias inter­na­cio­na­les, pero una ove­ja con garras de can sal­va­je ante la peti­ción del pue­blo.

El nom­bra­mien­to de Ale­jan­dro Ven­tu­ra como Secre­ta­rio de Edu­ca­ción fue un as bajo su man­ga. Des­de el nom­bra­mien­to del ex diri­gen­te magis­te­rial en mar­zo de 2010, en el Par­ti­do Socia­lis­ta Cen­tro­ame­ri­cano (PSOCA)adver­ti­mos que “Aun­que algu­nos maes­tros con­ser­van la espe­ran­za de que Ven­tu­ra, como ex diri­gen­te magis­te­rial sea capaz de devol­ver la tran­qui­li­dad al gre­mio man­te­nien­do bue­na comu­ni­ca­ción con los diri­gen­tes actua­les y garan­ti­ce el pago de las deu­das que adqui­rió el gobierno de fac­to con el magis­te­rio, son muchos los que no deja­mos de temer que nues­tro fla­man­te minis­tro con­ti­núe con su prác­ti­ca de actos de corrup­ción y mani­pu­le los intere­ses del gre­mio a favor del gobierno de turno, pues todos sabe­mos, que su nom­bra­mien­to no fue por con­tar con la venia del magis­te­rio en gene­ral, sino por mero par­ti­dis­mo polí­ti­co, lo que nos man­tie­ne en aler­ta.

En el PSOCA nos man­te­ne­mos expec­tan­tes ante el actuar de este per­so­na­je y su capa­ci­dad de admi­nis­tra­ción fren­te a sus intere­ses par­ti­cu­la­res y de par­ti­dis­mo, por eso nos pre­gun­ta­mos: ¿Qué hará Ven­tu­ra: juga­rá a favor del magis­te­rio o a favor del gobierno?” (www​.elso​ca​.org, Hon­du­ras. Minis­tro y Pre­si­den­te: Un recuen­to de sus accio­nes, 7 de mar­zo de 2010)

En esa oca­sión con­si­de­ra­mos a Ale­jan­dro Ven­tu­ra como el como­dín de Por­fi­rio Lobo, pues él se la esta­ba jugan­do a que­dar bien con Dios y con el dia­blo, es decir, al tener a un maes­tro, ex diri­gen­te y “ami­go” del gre­mio más com­ba­ti­vo del país en la secre­ta­ría de edu­ca­ción le daría cier­ta ven­ta­ja en los con­flic­tos que se ave­ci­na­ban por­que Ven­tu­ra cono­ce muy bien las armas y estra­te­gias del magis­te­rio, sabe cuán­do y cómo actúa su diri­gen­cia, sabe lo que dis­gus­ta a la base y le pone en aler­ta, sabe tam­bién cómo hacer­les decaer el áni­mo y, a la vez, ten­dría a un alia­do de su par­ti­do ges­tio­nan­do a su favor y con­tra las exi­gen­cias del gre­mio en men­ción. Así, Ven­tu­ra se ubi­ca en el cen­tro del jue­go, tocán­do­le el papel de como­dín en el póker del con­ti­nuis­ta gobierno de fac­to –tal como lo defi­ne el dic­cio­na­rio- “Como­dín: Per­so­na o cosa que pue­de desem­pe­ñar diver­sas fun­cio­nes según las nece­si­da­des de cada momen­to, según con­ven­ga al juga­dor que lo posee.”

Ya pasa­ron cin­co meses y Ven­tu­ra ha dado mues­tras enor­mes de su inca­pa­ci­dad como direc­ti­vo pero, a pesar de esto y de que la base del magis­te­rio pide su cabe­za, Pepe Lobo se empe­ña en man­te­ner­lo en su pues­to ¿a razón de qué? No lo sabe­mos. Qui­zás sea uno de los pocos ami­gos con los que cuen­ta en su gabi­ne­te, pues al con­ver­tir su admi­nis­tra­ción en un gobierno de uni­dad se aven­tu­ro a ser un pre­si­den­te de nom­bre y no de acto, como se ha vis­to refle­ja­do en los últi­mos acon­te­ci­mien­tos pues en las decla­ra­cio­nes que ofre­ce a los medios de comu­ni­ca­ción, sus minis­tros lo con­tra­di­cen.

Pero en esta oca­sión el tema que nos com­pe­te es ¿qué pre­ten­de Pepe Lobo man­te­nien­do a Ven­tu­ra en su pues­to? El magis­te­rio ten­drá que seguir a la expec­ta­ti­va y man­te­ner­se aler­ta ante la reac­ción de su diri­gen­cia, pues todos sabe­mos que Ven­tu­ra es un manio­bre­ro de pri­me­ra y jue­ga con astu­cia has­ta con­se­guir sus pro­pó­si­tos; entre ellos podría estar des­ar­ti­cu­lar por com­ple­to al magis­te­rio y dejar­le sin las herra­mien­tas para las luchas que se ven­gan en defen­sa de sus intere­ses o la con­quis­ta de futu­ras glo­rias.

Por eso con­clu­yo con las pala­bras del autor de El Prín­ci­pe: “Hay que ser zorra para cono­cer las tram­pas, y león para hacer huir a los lobos.» N. Maquia­ve­lo

Aler­ta magis­te­rio, las accio­nes de hoy garan­ti­zan las con­quis­tas del maña­na.

¡Has­ta la vic­to­ria siem­pre!

Publi­ca­do en El Socia­lis­ta Cen­tro­ame­ri­cano

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *