La Audien­cia Nacio­nal apli­ca la cade­na per­pe­tua a la pre­sa gra­ve­men­te enfer­ma Gotzo­ne Lopez de Luzuriaga

Gotzo­ne Lopez De Luzu­ria­ga Fer­nan­dez (Agu­rain), naci­da en 1959 y encar­ce­la­da en el año 1989. Hoy en día se encuen­tra en la cár­cel de Valla­do­lid (Villa­nu­bla). Apli­cán­do­le el cri­te­rio de la sen­ten­cia 1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo, la Audien­cia Nacio­nal Espa­ño­la ha deci­di­do retra­sar su sali­da de pri­sión has­ta el año 2019. Luzu­ria­ga cum­plió la tota­li­dad de la con­de­na impues­ta el 11 de agos­to del 2010.

Esta­do de salud: En junio del 2007 le diag­nos­ti­ca­ron un cán­cer de mama (car­ci­no­ma duc­tal infil­tran­te en pri­mer gra­do). El 26 de junio le inter­vi­nie­ron en el hos­pi­tal de Jaén y le extra­je­ron el ade­no­car­ci­no­ma. El 18 de sep­tiem­bre de 2007 comen­zó un tra­ta­mien­to de radio­te­ra­pia de 35 sesio­nes. Con muchos obs­tácu­los con­si­guió fina­li­zar el tratamiento.

Situa­ción jurí­di­ca: Con­de­na­da a 30 años de pri­sión. La Direc­ción Gene­ral de Ins­ti­tu­cio­nes Peni­ten­cia­rias le apli­có el artícu­lo 104.4. a soli­ci­tud de la pri­sión, por lo que Gotzo­ne pasó de 2º a 3er gra­do. El 2 de agos­to del 2007, la Jun­ta de Tra­ta­mien­to de la cár­cel de Jaén, por una­ni­mi­dad, deci­dió enviar al Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria el expe­dien­te para su liber­tad con­di­cio­nal. Pero el 9 de agos­to, la mis­ma Jun­ta de Tra­ta­mien­to, con el úni­co voto en con­tra del sub­di­rec­tor médi­co, cam­bió de opi­nión y deci­dió hacer con­tra a la liber­tad con­di­cio­nal de Gotzone.

El 16 de noviem­bre del 2007, el Juz­ga­do Cen­tral de Vigi­lan­cia Peni­ten­cia­ria de la Audien­cia Nacio­nal dene­gó la soli­ci­tud de liber­tad con­di­cio­nal, por no renun­ciar a sus ideas políticas.

11/​08/​2010: Apli­cán­do­le el cri­te­rio de la sen­ten­cia 1972006 del Tri­bu­nal Supre­mo, la Audien­cia Nacio­nal Espa­ño­la deci­de retra­sar su sali­da de pri­sión has­ta el año 2019. Luzu­ria­ga cum­plió la tota­li­dad de la con­de­na impues­ta el 11 de agos­to del 2010.

Influen­cia de la car­cel en la enfer­me­dad: En el caso de Gotzo­ne, se evi­den­cia una vez mas lo per­ju­di­cial de la cár­cel para una per­so­na que sufre una enfer­me­dad gra­ve e incu­ra­ble. Des­de el comien­zo de su enfer­me­dad los retra­sos y sus­pen­sio­nes en el tras­la­do a las con­sul­tas hos­pi­ta­la­rias han sido cons­tan­tes. Des­de que se le diag­nos­ti­co la enfer­me­dad y comen­zó el tra­ta­mien­to de radio­te­ra­pia (sep­tiem­bre de 2007) se han ido suce­dien­do una y otra vez los retra­sos, sus­pen­sio­nes y pro­ble­mas: sesio­nes sus­pen­di­das por la incom­pa­re­cen­cia de los poli­cías des­ti­na­dos a tras­la­dar­le al hos­pi­tal; con­duc­ción a la con­sul­ta con la enfer­ma espo­sa­da por detrás de la espal­da; pre­sen­cia de la poli­cía en la con­sul­ta medi­ca, sin res­pe­tar la inti­mi­dad y con­fi­den­cia­li­dad de la con­sul­ta; tra­to vio­len­to por par­te de los poli­cías encar­ga­dos de la cus­to­dia; sesio­nes de radio­te­ra­pia sus­pen­di­das con el pre­tex­to de la «ave­ría» de la maquina…

Todos los pro­to­co­los inter­na­cio­na­les sobre el Cán­cer de Mama esta­ble­cen la nece­si­dad de con­tro­les de segui­mien­to para detec­tar cual­quier reci­di­va, con­tro­les que deben rea­li­zar­se con una perio­di­ci­dad exhaus­ti­va en cuan­to a prue­bas de detec­ción y con­trol, por lo que los con­ti­nuos tras­la­dos a las con­sul­tas des­de la pri­sión, con los retra­sos y las con­di­cio­nes de segu­ri­dad que se esta­ble­cen por la cus­to­dia hacen invia­ble un con­trol ade­cua­do. Hay que aña­dir a ello la estruc­tu­ra mis­ma y la fun­ción de la cár­cel, don­de no se halla una depen­den­cia ade­cua­da para este tipo de enfer­me­dad. Más aun, las ten­sio­nes que con­lle­va la cár­cel y su régi­men dis­ci­pli­na­rio son cam­po abo­na­do para el resur­gi­mien­to o el agra­va­mien­to de la enfer­me­dad, ya que el buen pro­nós­ti­co de la enfer­me­dad está uni­do a un entorno ade­cua­do del enfer­mo o la enfer­ma y a su auto cui­da­do. Son nece­sa­rias unas con­di­cio­nes ade­cua­das para poder hacer­le fren­te a esta enfer­me­dad, con­di­cio­nes que no se dan en la cár­cel en nin­gu­na de las maneras.

La Audiencia Nacional aplica la cadena perpetua a la presa gravemente enferma Gotzone Lopez de Luzuriaga

Gotzo­ne Lopez de Luzu­ria­ga, enfer­ma gra­ve y encar­ce­la­da; 18 años de lucha y com­pro­mi­so con los dere­chos de su pueblo

Agu­rain, 7÷126÷2007
La agu­rain­da­rra Gotzo­ne Lopez de Luzu­ria­ga Fer­nan­dez lle­va en pri­sión des­de 1989, 18 años de lucha y com­pro­mi­so con los dere­chos de su pue­blo. Gotzo­ne está pre­sa en la cár­cel de Jaén, a más de 700 kiló­me­tros de su pue­blo, fami­la y [email protected] Estos últi­mos meses hemos sabi­do que le han diag­nos­ti­ca­do cán­cer de mama y que ha sido ope­ra­da. Sor­gi­netxe ha esta­do con dos de sus fami­lia­res Jose Luis y Nago­re Lopez de Luzu­ria­ga (her­mano y sobri­na), para que nos infor­men del esta­do actual de nues­tra vecina.

Estos días se está hablan­do bas­tan­te en algu­nos medios de comu­ni­ca­ción sobre el esta­do de salud de Gotzone…¿desde cuán­do sabéis que está enferma?

Jose Luis: En junio le diag­nos­ti­ca­ron el cán­cer de mama, pero noso­tros nos ente­ra­mos 8 días antes de la ope­ra­ción, por­que ella no que­ría que la fami­lia se die­se un dis­gus­to. Enton­ces yo mis­mo fui a Jaén y estu­ve allá tres días para la ope­ra­ción y nos vol­vie­ron locos ade­más de men­tir­nos. En el hos­pi­tal don­de la ope­ra­ron, estu­vie­ron 6 u 8 poli­cías, con una enfer­ma de esas con­di­cio­nes, o sea que se armó un revue­lo enor­me. El médi­co me dijo que iba a estar con­mi­go al día siguien­te, pero pare­ce que le lla­ma­ron a casa para que ese mis­mo día le die­ran el alta, el mis­mo día de la ope­ra­ción, aun­que aún esta­ba sin salir de la reani­ma­ción (sin salir de la anes­te­sia). Mon­ta­ron un tin­gla­do de la ostia y la mis­ma tar­de de la ope­ra­ción se la lle­va­ron sin repo­so al otro hos­pi­tal, al hos­pi­tal peni­ten­cia­rio que está en otra par­te de Jaén. En el camino devol­vió y per­dió el cono­ci­mien­to, lue­go allá otra vez devol­vió y no le hicie­ron ni caso en toda la noche. Yo tenía per­mi­so para pasar la noche con ella, pero en el segun­do hos­pi­tal no me deja­ron, sólo 10 minu­tos o así a las diez de la noche. Ella nece­si­ta­ba asis­ten­cia y los poli­cías no me deja­ron estar allá.
Des­pués de la ope­ra­ción ella lo que que­ría era ir a la cár­cel, por­que en la cár­cel esta­ba más aten­di­da que en el hos­pi­tal. Cuan­do apa­re­ci­mos al día siguien­te a las nue­ve de la maña­na, la poli­cía nos dijo que nos mar­chá­ra­mos, nos dije­ron que iban a pasar los médi­cos, nos des­pa­cha­ron, nos saca­ron casi a empu­jo­nes. Cuan­do mar­cha­ba ella con ellos y se la lle­va­ban de nue­vo a la cár­cel, nos dijo ella “que no ha veni­do el médi­co, ¡eh!”, señal de que nos había men­ti­do la policía.

Nago­re: En 24 horas la tras­la­da­ron de la pri­sión al hos­pi­tal, la ope­ra­ron para qui­tar­le el tumor, sin pasar del todo la anes­te­sia la tras­la­da­ron a otro hos­pi­tal, y a la maña­na siguien­te la vol­vie­ron a lle­var a la cár­cel de Jaén.

Has­ta ahora…¿qué tra­ta­mien­to ha tenido?¿Y en qué condiciones?

Jose Luis: Ha teni­do tra­ta­mien­to de unas pas­ti­llas, y con esas pas­ti­llas se le hin­chan las pier­nas, son pas­ti­llas que las tie­ne que tomar todos los días, pas­ti­llas que son fuer­tes. Ha reci­bi­do radio­te­ra­pia aun­que la empe­zó tres sema­nas más tar­de de lo que reco­men­da­ban los médi­cos, o sea que no le han dado el tra­ta­mien­to como los médi­cos decían. Aho­ra tam­bién está reci­bien­do un tra­ta­mien­to median­te inyec­cio­nes, un tra­ta­mien­to de hormonoterapia.

Nago­re: El tra­ta­mien­to de radio­te­ra­pia ha sido muy duro para [email protected] Si para cual­quier per­so­na lo es, pues ima­gí­na­te en con­di­cio­nes en las que lo ha teni­do que reci­bir ella. Tenía que ir todos los días al hos­pi­tal con la Guar­dia Civil, pero muchos días tuvo pro­ble­mas. Un día no le que­rían qui­tar las espo­sas para reci­bir la radio­te­ra­pia y el médi­co les dijo que así no se la podía dar y vol­vió a la cár­cel sin haber­la reci­bi­do. Algu­nas veces cuan­do iban a reco­ger­la para lle­var­la a la visi­ta no podía mover el bra­zo para atrás y le obli­ga­ban para poner­le las espo­sas, otro día casi la tiran esca­le­ras aba­jo esposada…en esas con­di­cio­nes ella se negó a salir. Otros días por­que le han dicho que la máqui­na esta­ba rota, u otros por­que sim­ple­men­te no venían a por ella, por una cosa o por otra a per­di­do varias sesiones.

¿Cuál ha sido la acti­tud del a pri­sión de Jaén con el tema del a enfermedad?

Jose Luis: Ella lo que es en la cár­cel no ha teni­do que­jas de lo que es el tra­to direc­to, le han deja­do que le acom­pa­ñe Joxe­pa (com­pa­ñe­ra vas­ca que está con ella) y le deja­ban la puer­ta abier­ta para que la otra le ayu­de… Al prin­ci­pio, la cár­cel soli­ci­tó la liber­tad abso­lu­ta, o abso­lu­ta con un fami­liar, estu­vie­ron con mi her­mano, con el de Donos­ti y… bueno, vis­to aho­ra ten­go la sen­sa­ción de que nos toma­ron bas­tan­te el pelo. Por par­te de la cár­cel en prin­ci­pio todos vota­ron por una­ni­mi­dad que se iría a casa. En la Jun­ta de Tra­ta­mien­to que son seis u ocho (el sub­di­rec­tor médi­co, el direc­tor, el sub­di­rec­tor…) vota­ron por una­ni­mi­dad basán­do­se en el esta­do de salud. No es que le harían nin­gún favor, sim­ple­men­te es lo que le per­te­ne­ce a la gen­te que está como está ella, a los pre­sos enfer­mos gra­ves, el artícu­lo 92. Eso fue a prin­ci­pios de julio, des­pués de la operación.

¿O sea que la jun­ta de tra­ta­mien­to de la cár­cel de Jaén soli­ci­ta su liber­tad, o sea la apli­ca­ción del artícu­lo 92?

Nago­re: Sí, en un prin­ci­pio sí, pues­to que es una enfer­ma gra­ve, y según ese artícu­lo, los pre­sos con enfer­me­da­des gra­ves tie­nen de salir en libertad.

Jose Luis: Pero en cuan­to lle­gó eso a Madrid, se cono­ce que lo vie­ron y… e! esta es pre­sa polí­ti­ca y a estos no se les apli­ca la ley. Y enton­ces les man­da­ron algún rollo para que cam­bia­ran de opi­nión, cam­bia­ron todos de opi­nión, excep­to el médi­co que dijo que ellos serán lo que sean, pero que él es médi­co y esa enfer­ma debe estar en casa, y no en la cár­cel, que la cár­cel no es el sitio ade­cua­do para que esté.

Nago­re: Lo curio­so de este caso es eso no, que la mis­ma pri­sión pedía su liber­tad por su esta­do de salud, pero lue­go a los pocos días, pues eso, les dan un toque des­de arri­ba y cam­bian todos el voto para dar­lo en con­tra menos el médico.

Recien­te­men­te hemos sabi­do que se le ha dene­ga­do la apli­ca­ción del artícu­lo 92 des­de Madrid. ¿En qué se basan?

Nago­re: La cues­tión es que la res­pues­ta vino en tér­mi­nos polí­ti­cos, y no médi­cos. El dic­ta­men del juez en vez de res­pon­der al artícu­lo 92, es una exi­gen­cia de arre­pen­ti­mien­to, y lue­go al final argu­men­ta que “has­ta que no se pre­vea en bre­ves un des­en­la­ce fatal” pues que no le van a apli­car el articu­lo. Ade­más, yo creo que tam­bién hay que comen­tar que Gotzo­ne las tres cuar­tas par­tes de la con­de­na las cum­plió en el 2004 y debe­ría estar en liber­tad des­de entonces.

Jose Luis: La asis­ten­ta social fue don­de ella con un papel para que fir­ma­ra, arre­pin­tién­do­se de todo lo que ha hecho, pidien­do per­dón a las víc­ti­mas, y ade­más que tie­ne que denun­ciar a [email protected] [email protected] que han hecho algo… o sea, una car­ta inaguantable.
Como man­da­ron un infor­me de que toda la jun­ta esta­ba de acuer­do, y a los dos días el infor­me lo cam­bia­ron, la Audien­cia Nacio­nal que­dó con el fis­cal que iba a man­dar un médi­co foren­se para que valo­ra­ra la situa­ción de enfer­me­dad de Gotzone…ese foren­se ni ha lle­ga­do, ni va a lle­gar, o sea, ya lo toma­ron por asun­to polí­ti­co, así que el foren­se sobra­ba. O sea la enfer­me­dad de ella para ellos es lo de menos, para ellos el asun­to es polí­ti­co, enton­ces la enfer­me­dad no cuen­ta. El juez ya ha man­da­do el vere­dic­to que han hecho, en el cual le dice que como no se está murien­do pue­de estar en la cár­cel; que si se esta­ría murien­do ten­dría que ir a casa casi a morir. Y como te digo…ahora hemos pues­to un recur­so, pero ese recur­so yo pien­so que se lo van a pasar por…

Y la situa­ción actual de ella…está en un módu­lo normal…

Nago­re: Sí, está en un módu­lo de régi­men de vida nor­mal, lo que pasa es que como está bas­tan­te débil por las sesio­nes está de baja, así pue­de que­dar­se a las tar­des en la celda.

Jose Luis: Hay otra cosa…que le pusie­ron en ter­cer gra­do, cuan­do la cár­cel en un prin­ci­pio pidió la liber­tad, por­que para la apli­ca­ción del artícu­lo 92 el pre­so tie­ne que estar por obli­ga­ción en ter­cer gra­do. Y de momen­to está, si no le qui­tan, está.

Cla­ro, lo curio­so tam­bién es, que estan­do en ter­cer gra­do la apli­ca­ción de las tres par­tes es auto­má­ti­ca, ¿no?

Jose Luis: Sí, la apli­ca­ción de la ley, pero cla­ro, aquí la ley no se apli­ca. Te dicen cla­ro, que no está pre­pa­ra­da, por­que no está arre­pen­ti­da, por­que no ha fir­ma­do… eso es lo que le achacan.

¿Cómo está vivien­do ella la enfer­me­dad? ¿Y la familia?

Nago­re: Pues bueno, en gene­ral duran­te todo este tiem­po hemos teni­do una gran des­in­for­ma­ción. Por un lado los infor­mes del médi­co nos han lle­ga­do tar­de, inclu­so tuvi­mos difi­cul­ta­des para con­se­guir­los tan­to noso­tros como ella, por­que cuan­do sale al médi­co los infor­mes se los dan a la poli­cía y no a ella. Ade­más cuan­do su médi­co de con­fian­za Mati Itu­rral­de ha pedi­do infor­ma­ción, con auto­ri­za­ción expre­sa de Gotzo­ne, no se le ha dado la sufi­cien­te, y le han pues­to pro­ble­mas. Y por otro lado lo hemos vivi­do con mucha impo­ten­cia, ¿no? Al final nos han esta­do marean­do tan­to a ella como a [email protected] y cada día del tra­ta­mien­to era una nue­va aven­tu­ra por­que no sabía­mos lo que le iba a supo­ner reci­bir­lo. Lo que para ella era una cues­tión de vida o muer­te, ellos la ponían en una tesi­tu­ra en la que tenía que deci­dir entre no reci­bir el tra­ta­mien­to o aguan­tar cual­quier cosa. Enton­ces pues vivir eso des­de casa, des­de la lejanía…pues te crea una sen­sa­ción de impo­ten­cia enor­me. Y ella tam­bién pues…¡imagínate! por un lado su sufri­mien­to y esa impo­ten­cia y dolor de [email protected] que la queremos…pues ha sido duro. Tener que pen­sar cada día si me saca­ran o no, en qué con­di­cio­nes, como lo reci­bi­ré o no…sabiendo la impor­tan­cia que tie­ne el tratamiento.

Y ¿aho­ra tie­ne ella el infor­me del médico?

Nago­re: Sí, en su día le die­ron un infor­me en el que ade­más de diag­nos­ti­car­le el cán­cer, le decían que le habían encon­tra­do un nue­vo nódu­lo en la pleu­ra del pul­món. Le dije­ron que como tenía que empe­zar con el tra­ta­mien­to de radio­te­ra­pia no se lo podían mirar enton­ces, y que tenían que ver cuál ere su evo­lu­ción. Hoy toda­vía no le han mira­do lo que es, no sabe­mos lo que es; aho­ra se supo­ne que esta­mos en eso, que empe­za­ran a hacer­le las prue­bas de eso.

Una últi­ma pre­gun­ta, que sería un poco que nos con­ta­rais que podría hacer cual­quier agu­rain­da­rra, o cual­quier per­so­na que le haya cono­ci­do o lo que sea,…

Jose Luis: Pues no sé, lo que les pedi­mos a [email protected] agu­rain­da­rras pues es soli­da­ri­dad, y pues algún día, entre [email protected], no sé de qué for­ma pero pre­sen­tar algu­na moción o… pero bueno, cual­quier cosa que se os ocu­rra… esta­rá bien.

Nago­re: Sí, yo creo que es labor de [email protected] denun­ciar la situa­ción, todo el mun­do debe­ría saber en qué situa­ción está…al fin y al cabo en los medios de comu­ni­ca­ción siem­pre hablan de sufri­mien­to, pero el sufri­mien­to de [email protected] no apa­re­ce en nin­gu­na par­te, pare­ce que el sufri­mien­to de [email protected] no exis­te en esta socie­dad. Por eso creo que es impor­tan­te que la gen­te conoz­ca la situa­ción de Gotzo­ne hoy en día, y ade­más de denun­ciar­lo yo creo que tene­mos que exi­gir [email protected] su liber­tad, ya pue­de ser toman­do par­te en las movi­li­za­cio­nes o en otro tipo de ini­cia­ti­vas, por otro lado el tra­ba­jo que se pue­da hacer en el Ayuntamiento…puede haber muchas for­mas. Bueno, y por otra par­te, yo creo que no esta­ría demás, de algu­na for­ma un poco más per­so­nal hacer­le lle­gar la soli­da­ri­dad y el calor de sus [email protected] median­te algu­nas letri­cas de vez en cuando…unos áni­mos o unos mimitos…todo el mun­do lo agra­de­ce­mos ese tipo de cosas, y Gotzo­ne… pues tam­bién ¡cla­ro! Jus­to aho­ra en diciem­bre es su cum­plea­ños así que…¡es una bue­na oportunidad!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.