El Gobierno Mun­dial (Segun­da par­te)- Fidel Cas­tro

“ABC del trá­fi­co de dro­gas”

“El opio se cul­ti­va en diver­sas regio­nes del mun­do: Suda­mé­ri­ca, el Trián­gu­lo de Oro de Laos, Bur­ma y Tai­lan­dia, Afga­nis­tán, Pakis­tán y Asia cen­tral, en una zona cono­ci­da como la Media Luna dora­da. La gran mayo­ría de ama­po­las de opio cre­cen en una estre­cha zona mon­ta­ño­sa de unos seis mil kiló­me­tros que va des­de el sur de Asia a Tur­quía pasan­do por Pakis­tán y Laos.”

“A estas altu­ras que­da cla­ro que los bil­der­ber­gers no se encar­gan per­so­nal­men­te de trans­por­tar las dro­gas ni de lavar el dine­ro de los bene­fi­cios. De eso se encar­ga la CIA…”

“…Neil Clark seña­la lo siguien­te: ‘Soros está enfa­da­do no con los obje­ti­vos de Bush ―exten­der la Pax Ame­ri­ca­na y hacer que el mun­do resul­te más segu­ro para capi­ta­lis­tas glo­ba­les como él―, sino con la bur­da y gro­se­ra mane­ra que emplea Bush para con­se­guir­lo’.”

“‘El “Plan Marshall” pro­pues­to para los Bal­ca­nes es una ilu­sión […] Finan­cia­do por el Ban­co Mun­dial y el Ban­co Euro­peo de Desa­rro­llo (EBRD), así como por acree­do­res pri­va­dos, bene­fi­cia­rá prin­ci­pal­men­te a las empre­sas mine­ras, petro­le­ras y cons­truc­to­ras, e infla­rá la deu­da exter­na has­ta bien entra­do el ter­cer mile­nio’.”

“Inter­ven­ción mili­tar de la OTAN”

“La con­so­li­da­ción del poder de la OTAN en el sur de Euro­pa y el Medi­te­rrá­neo tam­bién cons­ti­tu­ye un paso hacia la amplia­ción de la esfe­ra de influen­cia geo­po­lí­ti­ca del Bil­der­berg más allá de los Bal­ca­nes hacia el área del mar Cas­pio, Asia Cen­tral y Asia Occi­den­tal.”

“El fan­tas­ma de Tra­vis”

“La pri­me­ra sema­na de noviem­bre de 1999 reci­bí lo que en prin­ci­pio pare­cía ser una pos­tal envia­da des­de Ladis­pol, un peque­ño pue­blo en la región del Lazio, Roma, en la cos­ta medi­te­rrá­nea.”

“El día 30 de mar­zo de 1980 era la fecha en la que nos fui­mos ofi­cial­men­te de la Unión Sovié­ti­ca. Mien­tras está­ba­mos en Ita­lia, nos esta­ble­ci­mos en Ladis­pol, pue­ble­ci­to que sería nues­tro hogar duran­te el año siguien­te.”

Salí a la calle. Llo­viz­na­ba. Dos niños peque­ños sal­ta­ban y cha­po­tea­ban de char­co en char­co encan­ta­dos, dejan­do las hue­llas de sus zapa­tos en las ace­ras. Cru­cé la ele­gan­te calle bajo los nuba­rro­nes y abrí la puer­ta del pub de la esqui­na de mi casa. 29 de noviem­bre de 1999. ¿Qué demo­nios sig­ni­fi­ca­ba todo eso? Vol­ví a leer el tex­to. ‘Me lo estoy pasan­do bien. Oja­lá estu­vie­ras aquí.’ Fir­ma­do: Fasho­da. ¿Quién demo­nios era ese tipo?”

“‘¡Fasho­da no es una per­so­na sino un lugar!’ Podía sen­tir cómo me bom­bea­ba el cora­zón. 29 de noviem­bre de 1999 […] De repen­te me incor­po­ré en mi asien­to. ‘¡¡¡Fasho­da, Tra­vis Read!!!’.”

“Tra­vis era un malean­te al que había cono­ci­do duran­te la reu­nión del Club Bil­der­berg en King City en 1996. Era un ladrón de poca mon­ta, indis­ci­pli­na­do y detes­ta­ble […] Tra­vis era pro­pen­so a ser arres­ta­do y, casi con la mis­ma rapi­dez, a ser pues­to en liber­tad.”

“Como supe más tar­de, Tra­vis Read se había con­ver­ti­do en delin­cuen­te para tra­ba­jar con los delin­cuen­tes.”

“Fue envia­do a Sudán por con­tac­tos que tra­ba­ja­ban tan­to para la CIA como para la Poli­cía Nacio­nal de Cana­dá, la RCMP […] Nun­ca se reve­la­ron los deta­lles de su via­je a Sudán, pero al igual que en 1899, ese lugar deja­do de la mano de Dios atraía a todos los tipos más inapro­pia­dos por los moti­vos más apro­pia­dos.”

“‘Si Tra­vis quie­re ver­me, esto se va a con­ver­tir en un buen lío’, me dije a mí mis­mo.”

“Debo admi­tir que cuan­do las cosas se ponían mal, siem­pre con­fia­ba en los anti­guos fun­cio­na­rios sovié­ti­cos. Algo intrín­se­co en ellos hacía que no se fia­ran de Occi­den­te y no se deja­ban com­prar fácil­men­te, al con­tra­rio de lo que los perió­di­cos de masas y los infor­mes de pren­sa quie­ren hacer creer.”

“No eran la cla­se de gen­te a la que te gus­ta­ría trai­cio­nar. Yo sabía que esta­ba a sal­vo con ellos. Mi abue­lo había arries­ga­do su pro­pia vida a prin­ci­pios de la déca­da de 1950 para sal­var las vidas de los padres de estos hom­bres, agen­tes del KGB…”

“El 27 de noviem­bre, a últi­ma hora de la tar­de, sonó mi móvil. Era Tra­vis. Esta­ba alo­ja­do en algún antro de las afue­ras de Roma.”

“-Piaz­za della Repub­bli­ca a las cin­co y media de la tar­de ‑le inte­rrum­pí.

“-Yo pon­go las reglas ‑voci­fe­ró Tra­vis.”

“- ¿Quie­res la infor­ma­ción o no? ‑pre­gun­tó Tra­vis.”

“-No lo sufi­cien­te como para que me maten ‑dije fría­men­te.”

“Tra­vis no se pre­sen­tó a la reu­nión. Hacia las ocho y media de la tar­de, nos diri­gi­mos rápi­da­men­te a su resi­den­cia, si es que pue­de lla­mar­se así, pis­to­las en mano. El antro de una sola habi­ta­ción esta­ba total­men­te saquea­do. Aun así, no había ras­tro de for­ce­jeos ni man­chas de san­gre ni el cadá­ver de Tra­vis Read. Por lo que yo sé, nun­ca más se oyó hablar de él.”

“De vez en cuan­do, el fan­tas­ma de Tra­vis se apa­re­ce en los rin­co­nes más pro­fun­dos de mi memo­ria, un recuer­do mór­bi­do de la fra­gi­li­dad y fali­bi­li­dad del espí­ri­tu humano.”

Así con­clu­ye Estu­lin el capí­tu­lo 3.

CAPITULO 4”

“Bil­der­berg y la gue­rra secre­ta en Afga­nis­tán”

«Las cau­sas por las que se des­atan las gue­rras se enraí­zan en la ideo­lo­gía refle­ja­da en los libros de tex­to esco­la­res: las nacio­nes van a la gue­rra por perío­dos terri­ble­men­te lar­gos de tiem­po fun­da­men­tán­do­se en men­ti­ras, como lo han demos­tra­do la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial y cada uno de los con­flic­tos del siglo XX.

“El famo­so his­to­ria­dor Edmund Mor­gan escri­bió lo siguien­te: ‘La his­to­ria nun­ca se repi­te. Eso sólo les pare­ce a aque­llos que no cono­cen los deta­lles.’”

“La cuen­ca del mar Cas­pio y Asia Cen­tral son las cla­ves de la ener­gía en el siglo XXI. Dos ter­ce­ras par­tes de las reser­vas de petró­leo se encuen­tran en aque­lla región […] ‘Amé­ri­ca quie­re que la región esté bajo un total domi­nio esta­dou­ni­den­se’, según afir­ma James Donan en un artícu­lo publi­ca­do en la revis­ta comer­cial Oil & Gas Jour­nal el 9 de octu­bre de 2001.”

“‘…Made­lei­ne Albright [la enton­ces secre­ta­ria de Esta­do bajo la Admi­nis­tra­ción Clin­ton y una de las per­so­nas res­pon­sa­bles de la gue­rra de Koso­vo] con­clu­yó que “tra­ba­jar para mol­dear el futu­ro del área es una de las cosas más apa­sio­nan­tes que pode­mos hacer”’, según infor­ma el núme­ro de mayo de 1998 de la revis­ta Time.

“La gue­rra del Gol­fo per­mi­tió que el Pen­tá­gono esta­ble­cie­ra nume­ro­sas bases mili­ta­res en Ara­bia Sau­dí, en los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos y en otros luga­res.”

“Como ha docu­men­ta­do el pro­fe­sor Michel Chos­su­dovsky en War and Glo­ba­li­za­tion, la alian­za GUUAM (Geor­gia, Ucra­nia, Uzbe­kis­tán, Azer­bai­yán, Mol­da­via) for­ma­da por la OTAN en 1999, está sobre el meo­llo de la rique­za cas­pia de petró­leo y de gas. Fun­da­men­tal en GUUAM es Geor­gia, un Esta­do clien­te de Esta­dos Uni­dos, don­de Mikhail Saa­kash­vi­li sus­ti­tu­yó como pre­si­den­te al ex minis­tro de Asun­tos Exte­rio­res sovié­ti­co Eduard She­vard­nad­ze median­te un gol­pe de Esta­do ama­ña­do por los ame­ri­ca­nos y pre­sen­ta­do como una revuel­ta popu­lar y espon­tá­nea.”

“Según Pro­ject Under­ground […] anti­guos miem­bros de los sóviets, de la KGB y del Polit­bu­ró se apro­ve­chan de la rique­za del petró­leo, jun­to con «una colec­ción for­mi­da­ble de impor­tan­tes figu­ras de la Gue­rra Fría, pro­ce­den­tes, prin­ci­pal­men­te, del gabi­ne­te de Geor­ge [H. W.] Bush». Los juga­do­res son los anti­guos con­se­je­ros de Reagan, Bush y Clin­ton, como James Baker III (ex secre­ta­rio de Esta­do de la Admi­nis­tra­ción Bush padre), Dick Che­ney (vice­pre­si­den­te) y John Sunu­nu (ex jefe de Per­so­nal de la Casa Blan­ca).”

“…Peter Suther­land (de la Bri­tish Petro­leum), la rei­na Eli­za­beth II de Ingla­te­rra (accio­nis­ta prin­ci­pal de Bri­tish Petro­leum, cabe­za del Comi­té de los 300), que están luchan­do por el con­trol sobre los recur­sos petro­le­ros y los corre­do­res de los oleo­duc­tos que salen de la cuen­ca del mar Cas­pio. En 1998, des­pués de la reu­nión secre­ta del Club Bil­der­berg en Esco­cia, infor­mé en los medios inde­pen­dien­tes que la OTAN, siguien­do las órde­nes del Club que la fun­dó, dio car­ta blan­ca a Rusia para bom­bar­dear Che­che­nia, sabien­do que con eso aumen­ta­rían aún más las hos­ti­li­da­des entre esos dos paí­ses cuyo odio mutuo tie­ne más de tres­cien­tos años.”

“El oleo­duc­to afgano no era sim­ple­men­te un nego­cio, sino un com­po­nen­te cla­ve de una agen­da geo­es­tra­té­gi­ca más amplia: con­trol mili­tar y eco­nó­mi­co total de Eura­sia (Orien­te Medio y las anti­guas Repú­bli­cas sovié­ti­cas de Asia Cen­tral). Geor­ge Mon­biot lo con­fir­ma­ba en The Guar­dian el 23 de octu­bre de 2001: ‘El petró­leo y el gas no tie­nen nin­gún valor si no se tras­la­dan. La úni­ca ruta que tie­ne sen­ti­do tan­to polí­ti­co como eco­nó­mi­co es a tra­vés de Afga­nis­tán…’.”

“Des­pués de la caí­da de la Unión Sovié­ti­ca, la com­pa­ñía petro­lí­fe­ra argen­ti­na Bri­das, diri­gi­da por su ambi­cio­so pre­si­den­te, Car­los Bulghe­ro­ni, fue la pri­me­ra empre­sa en explo­tar los yaci­mien­tos petro­lí­fe­ros de Turk­me­nis­tán, don­de se encuen­tran unas de las mayo­res reser­vas de gas natu­ral del mun­do […] Afga­nis­tán es la ruta más cor­ta hacia el gol­fo para trans­por­tar los recur­sos de gas de Turk­me­nis­tán y Uzbe­kis­tán des­de Asia del Nor­te Cen­tral y Asia Occi­den­tal Cen­tral.”

“Con gran cons­ter­na­ción para Bri­das, UNOCAL se diri­gió direc­ta­men­te a los líde­res regio­na­les con su pro­pia ofer­ta. UNOCAL for­mó su pro­pio con­sor­cio com­pe­ti­dor, diri­gi­do por Esta­dos Uni­dos, patro­ci­na­do por Washing­ton, que incluía a Del­ta Oil de Ara­bia Sau­dí, jun­to con el prín­ci­pe sau­dí Abdu­llah y el rey Fahd.”

«Según Ahmed Rashid, ‘la ver­da­de­ra influen­cia de UNOCAL sobre los tali­ba­nes se basa­ba en que su pro­yec­to tenía la posi­bi­li­dad de ser reco­no­ci­do por Esta­dos Uni­dos, algo que los tali­ba­nes que­rían ase­gu­rar­se a toda cos­ta’. […] En la pri­ma­ve­ra de 1996, eje­cu­ti­vos de UNOCAL lle­va­ron al líder uzbe­co gene­ral Abdul Rashid Dos­tum (un ase­sino de masas res­pon­sa­ble de la masa­cre de Dasht-i-Lei­li en diciem­bre de 2001, cuan­do cien­tos de pri­sio­ne­ros tali­ba­nes fue­ron asfi­xia­dos inten­cio­na­da­men­te en con­te­ne­do­res de camión metá­li­cos mien­tras eran con­du­ci­dos por sol­da­dos ame­ri­ca­nos y de la Alian­za del Nor­te a la pri­sión de Kun­duz, Afga­nis­tán) a Dallas para dis­cu­tir el paso de oleo­duc­to por sus terri­to­rios del nor­te, con­tro­la­dos por la Alian­za del Nor­te.”

“La com­pe­ten­cia entre UNOCAL y Bri­das, según la des­cri­be Rashid, ‘empe­zó a refle­jar la com­pe­ten­cia den­tro de la fami­lia real sau­dí’. En 1997, fun­cio­na­rios tali­ba­nes via­ja­ron dos veces a Washing­ton y a Bue­nos Aires para ser aga­sa­ja­dos por UNOCAL y Bri­das.”

“Una vez más, la vio­len­cia cam­bia­ría el cur­so de los acon­te­ci­mien­tos. En res­pues­ta al bom­bar­deo de las emba­ja­das esta­dou­ni­den­ses en Nai­ro­bi y Tan­za­nia (atri­bui­do a Osa­ma bin Laden, aun­que, según fuen­tes de Inte­li­gen­cia fran­ce­sas, el aten­ta­do ha sido tra­ba­jo del Mos­sad israe­lí), el pre­si­den­te Bill Clin­ton dis­pa­ró misi­les de cru­ce­ro a una tien­da vacía en Afga­nis­tán y Sudán el 20 de agos­to de 1998. La Admi­nis­tra­ción, enton­ces, rom­pió las rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con los tali­ba­nes y las Nacio­nes Uni­das impu­sie­ron san­cio­nes.”

“Duran­te el res­to de la pre­si­den­cia de Clin­ton, no hubo reco­no­ci­mien­to ofi­cial de Afga­nis­tán por par­te de Esta­dos Uni­dos ni de las Nacio­nes Uni­das. Y nin­gún avan­ce en el tema del oleo­duc­to.

“Por aquel tiem­po, Geor­ge W. Bush entró en la Casa Blan­ca.

“Duran­te los meses fina­les de la Admi­nis­tra­ción Clin­ton, los tali­ba­nes eran ofi­cial­men­te un gru­po terro­ris­ta. Des­pués de casi una déca­da de com­pe­ti­ción feroz entre el con­sor­cio UNO­CAL-Cent­Gas apo­ya­do por Esta­dos Uni­dos y Bri­das de Argen­ti­na, nin­gu­na empre­sa había con­se­gui­do un acuer­do para cons­truir un oleo­duc­to en Afga­nis­tán […] Geor­ge W. Bush rees­ta­ble­ció las rela­cio­nes con los tali­ba­nes. No hay que extra­ñar­se, pues, dado que en 1998 y en 2000, el ex pre­si­den­te Geor­ge H. W. Bush via­jó a Ara­bia Sau­dí en nom­bre del gru­po pri­va­do Carly­le Group, el undé­ci­mo mayor con­tra­tis­ta de Defen­sa en Esta­dos Uni­dos, don­de se reu­nió en pri­va­do con la fami­lia real sau­dí y con la fami­lia de Osa­ma bin Laden, según la edi­ción del 27 de sep­tiem­bre de 2001 de The Wall Street Jour­nal.”

“En uno de los epi­so­dios más surrea­lis­tas y kaf­kia­nos de los acon­te­ci­mien­tos pre­vios al 11‑S, The Washing­ton Post cita a Milt Bear­den, agen­te de la CIA, que ayu­dó a esta­ble­cer a los muyahi­di­nes afga­nos, lamen­tan­do el hecho de que Esta­dos Uni­dos no se tomó tiem­po para enten­der a los tali­ba­nes cuan­do afir­mó: ‘Nun­ca oímos lo que inten­ta­ban decir­nos […]. No hablá­ba­mos una len­gua común. Noso­tros decía­mos “entre­gad a Bin Laden”. Ellos decían: “Hagan algo para ayu­dar­nos a entre­gar­lo”’. Pero hay mucho más.”

«De hecho, la rela­ción entre la Admi­nis­tra­ción Bush y el ‘terro­ris­ta’ y líder de Al Qae­da, Osa­ma bin Laden, nun­ca fue mejor.”

“La evi­den­cia de que la gue­rra en Afga­nis­tán, don­de la ava­ri­cia mul­ti­na­cio­nal se mez­cla con la ava­ri­cia y la cruel­dad de los gran­des del petró­leo (BP, Shell, Exxon, Mobil, Che­vron, etc.) es sim­ple­men­te irre­fu­ta­ble. Asus­ta pen­sar que un rin­cón deja­do de la mano de Dios, con­tro­la­do por terro­ris­tas, pue­da con­ver­tir­se en un pun­to don­de se com­bi­nan los intere­ses de la Admi­nis­tra­ción Bush, Bri­das, UNOCAL, la CIA, los tali­ba­nes, Enron, Ara­bia Sau­dí, Pakis­tán, Irán, Rusia e India.”

Bajo el epí­gra­fe Un vaque­ro en la Casa Blan­ca, Daniel Estu­lin seña­la que:

“Bush for­mó su gabi­ne­te con per­so­na­jes de la indus­tria de la ener­gía con estre­chos víncu­los en Asia Cen­tral (Dick Che­ney, de Halli­bur­ton; Richard Armi­ta­ge, de UNOCAL; Con­do­lee­za Rice, de Che­vron) y lle­gó al poder gra­cias a la gene­ro­si­dad de las cor­po­ra­cio­nes con dere­chos adqui­ri­dos en la región como Enron.”

“La par­ti­ci­pa­ción de la fami­lia Bush en la polí­ti­ca petro­lí­fe­ra de Orien­te Medio y Asia Cen­tral y sus víncu­los pro­fun­dos con la fami­lia real sau­dí y la fami­lia Bin Laden exis­ten des­de hace gene­ra­cio­nes.”

Cómo los bil­der­ber­gers crea­ron la gue­rra del Yom Kip­pur con el obje­ti­vo de inter­na­cio­na­li­zar el petró­leo.

“…Los miem­bros del Bil­der­berg no dejan nin­gún cabo suel­to. No tra­ba­jan sobre un plan quin­que­nal. Pla­nean a más lar­go pla­zo. A prin­ci­pios de los años seten­ta, pre­pa­ra­ron un plan B, un plan de repar­to de petró­leo que incluía a Esta­dos Uni­dos y a otros o­nce impor­tan­tes paí­ses indus­tria­li­za­dos, esta­ble­cien­do un meca­nis­mo bajo el que Allen sos­tie­ne lo siguien­te: ‘El petró­leo pro­du­ci­do en el inte­rior de Esta­dos Uni­dos por pri­me­ra vez en la his­to­ria ame­ri­ca­na sería com­par­ti­do y asig­na­do en caso de que hubie­ra otro embar­go del petró­leo de Orien­te Medio’.”

Epí­lo­go del capí­tu­lo 4.

“La ‘prue­ba’ de 1973, pre­pa­ra­da por los miem­bros del Bil­der­berg, demues­tra cla­ra­men­te que el petró­leo será uti­li­za­do como arma de con­trol. Lo que pasó en 1973 aler­tó ‘a la pobla­ción ame­ri­ca­na y le hizo ver cuán­to con­trol podían ejer­cer los gobier­nos extran­je­ros y las cor­po­ra­cio­nes mul­ti­na­cio­na­les sobre la nación’, escri­be David A. Rive­ra en Final War­ning: A His­tory of the New World Order.”

En el capí­tu­lo 5 se abor­da:

MATRIX: Bases de Datos y Pro­gra­ma de Cono­ci­mien­to Total de Infor­ma­ción” Por lo gene­ral resul­ta mucho más fácil alcan­zar un acuer­do si no hay oyen­tes. No es una cues­tión de secre­tis­mo, sino de la capa­ci­dad de actuar de una mane­ra más efi­caz.

NEIL KINNOCK comi­sa­rio de la Unión Euro­pea y miem­bro del Bil­der­berg

“El Pro­gra­ma de Cono­ci­mien­to Total de Infor­ma­ción (Total Infor­ma­tion Awa­re­ness, TIA) del Pen­tá­gono es un sis­te­ma que par­te de una fra­se codi­fi­ca­da e impli­ca la diso­lu­ción gra­dual de las pre­cia­das liber­ta­des indi­vi­dua­les de Amé­ri­ca defen­di­das por la Cons­ti­tu­ción en favor de un Esta­do glo­bal, tota­li­ta­rio. La mayor par­te de los deta­lles de este gigan­tes­co sis­te­ma de espio­na­je sigue sien­do un mis­te­rio. Tras los aten­ta­dos del 11 de sep­tiem­bre de 2001, TIA se ha con­ver­ti­do en una red de vigi­lan­cia que es ‘repre­sen­ta­ti­va de una mayor ten­den­cia que ha apa­re­ci­do en Esta­dos Uni­dos y en Euro­pa: el flu­jo apa­ren­te­men­te inexo­ra­ble hacia una socie­dad bajo vigi­lan­cia’.”

“El eje prin­ci­pal de la red de Vigi­lan­cia Total es una nue­va y extra­or­di­na­ria moda­li­dad deno­mi­na­da «mine­ría de datos» o des­cu­bri­mien­to de cono­ci­mien­to, que supo­ne la extrac­ción auto­ma­ti­za­da de infor­ma­ción pre­dic­ti­va ocul­ta a par­tir de bases de datos.”

“Ponien­do en prác­ti­ca una capa­ci­dad incom­pa­ra­ble para pro­ce­sar miles de millo­nes de regis­tros por segun­do, Accu­rint ha com­pi­la­do el mayor regis­tro de datos de con­tac­to acce­si­ble del mun­do. Accu­rint bus­ca más de 20.000 millo­nes de regis­tros que cubren des­de mudan­zas recien­tes has­ta direc­cio­nes anti­guas que se remon­tan a más de 30 años atrás.”

“…cuan­do se les soli­ci­tó más infor­ma­ción, los res­pon­sa­bles de la empre­sa se nega­ron a reve­lar deta­lles más espe­cí­fi­cos sobre la natu­ra­le­za y las fuen­tes de los datos.”

“Según Chris­topher Cala­bre­se, del Con­se­jo del Pro­gra­ma de Tec­no­lo­gía y Liber­tad de la Unión de Liber­ta­des Civi­les Ame­ri­ca­na, ‘Matrix […] con­vier­te a cada esta­dou­ni­den­se en un sos­pe­cho­so’.”

“Asso­cia­ted Press ha des­ve­la­do que, en enero de 2003, el gober­na­dor de Flo­ri­da, Jebb Bush, infor­mó al vice­pre­si­den­te Dick Che­ney, a Tom Rid­ge, que esta­ba a pun­to de jurar su car­go como secre­ta­rio del nue­vo Depar­ta­men­to de Segu­ri­dad Nacio­nal, y al direc­tor del FBI, Robert Mue­ller, sobre el pro­yec­to secre­to que demos­tra­ría cómo las Fuer­zas de Segu­ri­dad podrían usar un pro­gra­ma infor­má­ti­co para cap­tu­rar ‘terro­ris­tas’.”

Aero­lí­neas Ibe­ria”

«Por otra par­te, Ibe­ria, la prin­ci­pal com­pa­ñía aérea espa­ño­la, ha sido acu­sa­da de ceder infor­ma­ción con­fi­den­cial de sus pasa­je­ros al gobierno de Esta­dos Uni­dos…”

“‘Esta­dos Uni­dos obli­ga a las líneas aéreas a pro­por­cio­nar datos sobre los via­je­ros’, Andy Sulli­van, Reuters, 17 de mar­zo de 2004.”

“De la mis­ma mane­ra, la NASA tam­bién pidió y reci­bió infor­ma­ción con­fi­den­cial sobre datos de pasa­je­ros de millo­nes de clien­tes de North­west Air­li­nes como nom­bres, direc­cio­nes, iti­ne­ra­rios de via­je y núme­ros de la tar­je­ta de cré­di­to, para un estu­dio simi­lar de mine­ría de datos […] inci­den­tes han gene­ra­do doce­nas de liti­gios. Esto repre­sen­ta­ba tam­bién una vio­la­ción de su pro­pia polí­ti­ca.”

“‘North­west Air­li­nes entre­ga a la NASA infor­ma­ción per­so­nal sobre millo­nes de pasa­je­ros; la cesión vio­la la polí­ti­ca de pri­va­ci­dad’, Elec­tro­nic Pri­vacy Infor­ma­tion Cen­ter, 18 de enero de 2004.

“‘North­west Air­li­nes cede datos de los pasa­je­ros al gobierno’, Jon Swartz, USA Today, 19 de enero de 2004.”

Un epí­gra­fe lo dedi­ca a:

“Deta­lles pri­va­dos a la vis­ta de todos”

“El comi­sa­rio Almu­nia, el pre­si­den­te Borrell y el pre­si­den­te de la Comi­sión Euro­pea, José Manuel Barro­so, otro bil­der­ber­ger habi­tual, hicie­ron una gran cam­pa­ña en favor de la apro­ba­ción de los dere­chos fun­da­men­ta­les, supues­ta­men­te con­sa­gra­dos en la Cons­ti­tu­ción Euro­pea […] Lo que nun­ca han dicho ni Borrell, ni Almu­nia, ni Barro­so al buen ciu­da­dano euro­peo es que todos y cada uno de los dere­chos, según el artícu­lo 51, pue­den ser sus­pen­di­dos si así lo requie­ren ‘­los intere­ses de la Unión’.”

“Sin embar­go, hay mucho más por con­tar en cuan­to a la ver­gon­zo­sa demos­tra­ción de trai­ción por par­te de la Comi­sión Euro­pea con res­pec­to a sus pro­pios ciu­da­da­nos.”

«Con­trol euro­peo de las tele­co­mu­ni­ca­cio­nes: vota­ción en el Par­la­men­to Euro­peo para acep­tar la reten­ción de datos y la vigi­lan­cia por par­te de las fuer­zas de segu­ri­dad.

“La vota­ción sobre la reten­ción de datos del 30 de mayo de 2002 (En la ante­rior legis­la­ción Euro­pea, los votos del PPE y PSE reu­nie­ron a 526 euro­dipu­tados de un total de 626).

“Sta­te­watch y Repor­te­ros sin Fron­te­ras fue­ron las úni­cas orga­ni­za­cio­nes que infor­ma­ron sobre lo que resul­ta­ron ser deci­sio­nes que afec­tan a cien­tos de millo­nes de euro­peos.”

“Bási­ca­men­te, la gran­di­lo­cuen­cia y desa­fío de los socia­lis­tas sobre cues­tio­nes de ley nacio­nal e inter­na­cio­nal son una far­sa. La alian­za de los gru­pos del PPE y el PSE en el Par­la­men­to Euro­peo ha demos­tra­do que ellos apo­yan las exi­gen­cias de los gobier­nos de la UE, en lugar de actuar en defen­sa de la gen­te y defen­der los dere­chos de ciu­da­da­nos a la pri­va­ci­dad y liber­ta­des civi­les.”

“Javier Sola­na Mada­ria­ga, miem­bro cla­ve del Gru­po Bil­der­berg, anti­guo secre­ta­rio gene­ral de la OTAN y secre­ta­rio gene­ral del Con­se­jo de la Unión Europea/​Alto Repre­sen­tan­te para la Polí­ti­ca Común de Segu­ri­dad y Defen­sa, en una deci­sión que la Fede­ra­ción Inter­na­cio­nal de Perio­dis­tas sim­ple­men­te bau­ti­zó como «un gol­pe de Esta­do de verano». Recuer­da, lec­tor, que per­so­na­jes como Javier Sola­na no repre­sen­tan tu inte­rés ni los intere­ses de Espa­ña.”

Des­pués Estu­lin lo docu­men­tó todo a lo lar­go de 16 pági­nas.

Su libro inclu­ye un epí­gra­fe nomi­na­do “Mi final”.

“La memo­ria crea­ti­va es el opo­nen­te más sutil del his­to­ria­dor. El pre­tex­to de olvi­dar gobier­na y defor­ma todo lo que deci­di­mos recor­dar abier­ta­men­te. La exis­ten­cia y el mun­do pare­cen jus­ti­fi­car­se sólo como fenó­meno esté­ti­co. Sólo esté­ti­co impli­ca no la vida por la vida, sino un con­tras­te agu­do a la inter­pre­ta­ción moral de la exis­ten­cia y del mun­do.

“Amos Oz, pro­ba­ble­men­te el nove­lis­ta israe­lí más cono­ci­do, hizo esta obser­va­ción: ‘Allí don­de la gue­rra se lla­ma paz; allí don­de la opre­sión y la per­se­cu­ción se deno­mi­nan segu­ri­dad, y el ase­si­na­to, libe­ra­ción, la con­ta­mi­na­ción del len­gua­je pre­ce­de y pre­pa­ra la cont

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *