Ata­que a Irán – Phi­lip Giral­di

La «gue­rra con­tra el terro­ris­mo» y la cam­pa­ña de odio diri­gi­da con­tra los musul­ma­nes, que se ha vis­to impul­sa­da en los últi­mos meses, tie­ne una rela­ción direc­ta con la «Bata­lla de petró­leo en Orien­te Medio». ¿Cuál es el mejor modo de con­quis­tar estas vas­tas reser­vas de petró­leo ubi­ca­das en paí­ses habi­ta­dos por musul­ma­nes? Cons­truir un con­sen­so polí­ti­co con­tra los paí­ses musul­ma­nes, des­cri­bién­do­los como «inci­vi­li­za­dos», deni­gran­do su cul­tu­ra y reli­gión, apli­can­do per­fi­les étni­cos con­tra los musul­ma­nes en los paí­ses occi­den­ta­les, fomen­tan­do el odio y el racis­mo con­tra los habi­tan­tes de las nacio­nes pro­duc­to­ras de petró­leo.

«Hay un virus de extre­mis­mo que sale del cóc­tel del fana­tis­mo reli­gio­so y la repre­sión polí­ti­ca en Orien­te Medio, que está sien­do expor­ta­do al res­to del mun­do.» “Sólo ase­gu­ra­re­mos nues­tro futu­ro, si se tra­ta de cada aspec­to de ese pro­ble­ma. Nues­tra segu­ri­dad futu­ra depen­de del tra­ta­mien­to de la esta­bi­li­dad de esa región «.» Nun­ca se pue­de decir nun­ca jamás en nin­gu­na de estas situa­cio­nes.” (Tony Blair. Cita­do en The Mirror, el 7 de febre­ro de 2006)
 
El plan inclu­ye un asal­to aéreo a gran esca­la con­tra Irán emplean­do tan­to armas nuclea­res tác­ti­cas como con­ven­cio­na­les. Den­tro de Irán hay más de 450 obje­ti­vos estra­té­gi­cos prin­ci­pa­les, inclu­yen­do nume­ro­sos y pre­sun­tos sitios don­de se desa­rro­llan pro­gra­mas de armas nuclea­res. Muchas de estas zonas son de difí­cil acce­so o se encuen­tran a mucha pro­fun­di­dad bajo tie­rra y no podrían ser ata­ca­das por armas con­ven­cio­na­les, de ahí la opción nuclear. Al igual que en el caso de Irak, la res­pues­ta no está con­di­cio­na­da a la actual impli­ca­ción de Irán en actos de terro­ris­mo diri­gi­dos con­tra los Esta­dos Uni­dos. Varios altos ofi­cia­les de la Fuer­za Aérea que han par­ti­ci­pa­do en la pla­ni­fi­ca­ción de estos infor­mes, mues­tran su cons­ter­na­ción por las con­se­cuen­cias de lo que se está hacien­do – Irán está sien­do pre­pa­ra­do para un ata­que nuclear no pro­vo­ca­do- pero nadie está dis­pues­to a dañar su carre­ra al plan­tear obje­cio­nes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *