[Video] ¿Se ale­jan las ame­na­zas del impe­ria­lis­mo des­pues de la cum­bre de San­ta Mar­ta?- Tri­bu­na Popular

Acuer­do Chá­vez-San­tos y las Bases Militares.-

Cara­cas, 11 ago. 2010, Tri­bu­na Popu­lar TP.- El día mar­tes 4 de agos­to del 2009, duran­te la ins­ta­la­ción de una cum­bre de gene­ra­les en la ciu­dad de Car­ta­ge­na, Colom­bia, don­de par­ti­ci­pan mili­ta­res de varios paí­ses de la región, el gene­ral Freddy Padi­lla de León, minis­tro de Defen­sa encar­ga­do del enton­ces gobierno de Uri­be, anun­ció la lis­ta com­ple­ta de las bases mili­ta­res que las fuer­zas arma­das nor­te­ame­ri­ca­na podrán utilizar.

Esta deci­sión, que se había cono­ci­do varias sema­nas antes, pro­vo­có serias reac­cio­nes de paí­ses veci­nos y en toda Sura­mé­ri­ca. Vene­zue­la, deci­dió reti­rar su emba­ja­dor y a casi todo el per­so­nal diplo­má­ti­co de Bogo­tá, al con­si­de­rar una ame­na­za para su segu­ri­dad la acti­vi­dad de mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses en Colom­bia. Así mis­mo, el mis­mo día que se ins­ta­la­ba esta cum­bre en ciu­dad de Car­ta­ge­na, el ex pre­si­den­te Álva­ro Uri­be comen­za­ría una gira por los paí­ses de la Unión de Nacio­nes Sur­ame­ri­ca­nas (UNASUR) para “acla­rar los alcan­ces de esta pre­sen­cia”, situa­ción que no logró, ya que nun­ca dio a cono­cer los tér­mi­nos del acuer­do con el gobierno norteamericano.

En Qui­to, el 10 de agos­to del 2009, hace exac­ta­men­te un año, los pre­si­den­tes de la UNASUR acor­da­ron rea­li­zar una cum­bre extra­or­di­na­ria para ana­li­zar el peli­gro de la uti­li­za­ción de bases mili­ta­res colom­bia­nas por Esta­dos Unidos.

El 29 de agos­to en Bari­lo­che, Repú­bli­ca Argen­ti­na, des­pués de sie­te horas de deba­te los 12 pre­si­den­tes de los paí­ses miem­bros de la Unión de Nacio­nes Sud­ame­ri­ca­nas (UNASUR), varios de los cua­les recha­za­ron con argu­men­tos con­tun­den­tes la pre­sen­cia de bases mili­ta­res de Esta­dos Uni­dos en terri­to­rio colom­biano, acor­da­ron un tex­to en defen­sa de la no inje­ren­cia en asun­tos inter­nos de los pue­blos para garan­ti­zar la inte­gra­ción regio­nal y se pro­nun­cia­ron por la paz y la pre­ser­va­ción de los recur­sos natu­ra­les, en un docu­men­to cali­fi­ca­do moderado.

Asi­mis­mo se citó a una reu­nión de can­ci­lle­res en la pri­me­ra quin­ce­na de sep­tiem­bre de ese año, para dise­ñar medi­das de fomen­to en mate­ria de con­fian­za y segu­ri­dad y avan­zar en una estra­te­gia sud­ame­ri­ca­na de lucha con­tra el nar­co­trá­fi­co, y con­vo­car al Con­se­jo de Defen­sa de la UNASUR para ana­li­zar la estra­te­gia mili­tar de Esta­dos Uni­dos en la región.

Ha pasa­do un año de dichos even­tos y nos encon­tra­mos sin una cla­ra posi­ción de los paí­ses de UNASUR, con res­pec­to a la ins­ta­la­ción de las Bases mili­ta­res en Colom­bia y en Lati­noa­me­ri­ca, que para muchos no hay ele­men­to alguno que jus­ti­fi­que la ins­ta­la­ción de este tipo de bases en terri­to­rio lati­no­ame­ri­cano: como seña­ló la pre­si­den­ta de Argen­ti­na, Cris­ti­na Fer­nán­dez, el nar­co­trá­fi­co y el terro­ris­mo se tie­nen que com­ba­tir, entre otras cosas, con medi­das de inte­li­gen­cia y con­tra­in­te­li­gen­cia, no con el esta­ble­ci­mien­to de encla­ves mili­ta­res, y los pro­pios colom­bia­nos debe­rían saber, tras la expe­rien­cia de la apli­ca­ción del desas­tro­so Plan Colom­bia, que la estra­te­gia anti­nar­co ofre­ci­da des­de Washing­ton no arro­ja sal­dos par­ti­cu­lar­men­te posi­ti­vos y sí poten­cia el desa­rro­llo de esce­na­rios de tin­tes béli­cos y de vio­la­cio­nes sis­te­má­ti­cas a los dere­chos humanos.

En cam­bio, exis­ten razo­nes de peso para sus­ten­tar el recha­zo de los gobier­nos sud­ame­ri­ca­nos a la pre­sen­cia mili­tar de la super­po­ten­cia en Colom­bia: his­tó­ri­ca­men­te, Washing­ton ha brin­da­do apo­yo a gol­pes de Esta­do que aso­la­ron la región el siglo pasa­do y ha res­pal­da­do la impo­si­ción de gobier­nos títe­res, ha man­te­ni­do un cons­tan­te inje­ren­cis­mo eco­nó­mi­co en estos paí­ses, y ha empren­di­do ofen­si­vas sis­te­má­ti­cas en con­tra de la inte­gri­dad terri­to­rial y el pleno usu­fruc­to de los recur­sos natu­ra­les de las nacio­nes al sur del río Bra­vo. Por lo demás, sería per­ti­nen­te que Bogo­tá pres­ta­ra aten­ción a lo expre­sa­do en la cum­bre extra­or­di­na­ria de UNASUR por el pro­pio Rafael Correa, cuan­do, al recor­dar que Esta­dos Uni­dos ocu­pó duran­te años la base de Man­ta, en terri­to­rio ecua­to­riano, con­clu­yó: “No nos enga­ñe­mos: no hay cómo con­tro­lar lo que los esta­dou­ni­den­ses hagan en las bases que les cede­rá Colombia”.

La nue­va pro­vo­ca­ción colom­bia­na y rom­pi­mien­to de relaciones

Vene­zue­la rom­pe rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con Colombia

El 22 de julio pasa­do, el pre­si­den­te de Vene­zue­la, Hugo Chá­vez, anun­ció el rom­pi­mien­to de las rela­cio­nes con Colom­bia, lue­go de negar rotun­da­men­te las acu­sa­cio­nes de este últi­mo país sobre la supues­ta pre­sen­cia de gue­rri­lle­ros colom­bia­nos en Venezuela.

El emba­ja­dor de Colom­bia en la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA), Alfon­so Hoyos, afir­mó duran­te reu­nión extra­or­di­na­ria de ese orga­nis­mo, que la pre­sen­cia en Vene­zue­la de gru­pos gue­rri­lle­ros se ha con­so­li­da­do, es acti­va y cre­cien­te. El vecino país, dijo, se ha con­ver­ti­do en un sitio de reu­nión de cri­mi­na­les inter­na­cio­na­les don­de pla­nean aten­ta­dos, tra­fi­can con dro­gas y armas y eje­cu­tan secues­tros, refi­rió el dia­rio El Tiempo.

Tras des­men­tir tales acu­sa­cio­nes, el man­da­ta­rio boli­va­riano afir­mó que «no nos que­da por dig­ni­dad más que rom­per total­men­te las rela­cio­nes diplo­má­ti­cas con la her­ma­na Repú­bli­ca de Colombia».

Los máxi­mos repre­sen­tan­tes del poder legis­la­ti­vo y elec­to­ral de Vene­zue­la res­pal­da­ron la deci­sión de Chávez.

El repre­sen­tan­te per­ma­nen­te de Vene­zue­la en la OEA, Roy Cha­der­ton Matos, al repli­car a Hoyos, ase­gu­ró que el Gobierno del pre­si­den­te colom­biano, Álva­ro Uri­be Vélez, ha sido reite­ra­ti­vo en la pre­sen­ta­ción de «mon­ta­jes» para inten­tar invo­lu­crar al Gobierno del pre­si­den­te vene­zo­lano, Hugo Chá­vez, en un supues­to apo­yo a las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia (FARC), sin que nun­ca haya podi­do demos­trar la vera­ci­dad de tales acu­sa­cio­nes, rese­ñó AVN.

Des­de Ciu­dad de Méxi­co, don­de cum­plía una gira por la región, el pre­si­den­te elec­to de Colom­bia, Juan Manuel San­tos, no qui­so emi­tir nin­gu­na decla­ra­ción sobre el rom­pi­mien­to de rela­cio­nes entre su país y Vene­zue­la, refie­re Mile​nio​.com.

Des­de Los Pinos, lugar don­de se entre­vis­tó con el pre­si­den­te mexi­cano Feli­pe Cal­de­rón, San­tos men­cio­nó que «la mejor con­tri­bu­ción que pode­mos hacer es no pronunciarnos».

Reanu­da­ción de rela­cio­nes con el nue­vo gobierno

Tras la fir­ma de la decla­ra­ción de prin­ci­pios entre los pre­si­den­tes de Vene­zue­la, Hugo Chá­vez Frías, y de Colom­bia, Juan Manuel San­tos, rea­li­za­da este mar­tes en la ciu­dad neo­gra­na­di­na de San­ta Mar­ta, se selló el relan­za­mien­to de la rela­ción entre ambas nacio­nes, con base en un diá­lo­go trans­pa­ren­te y direc­to, hecho que per­mi­ti­rá reto­mar la diplo­ma­cia y for­ta­le­cer el inter­cam­bio comer­cial, rese­ño AVN.

El jefe de Esta­do vene­zo­lano, Hugo Chá­vez Frías, seña­ló: “Hemos colo­ca­do la pie­dra fun­da­men­tal para esta nue­va rela­ción. Oja­lá que ese fuer­te lega­do de Bolí­var sir­va para ilu­mi­nar­nos el camino que hoy esta­mos comen­zan­do. A noso­tros nos con­vie­ne una Colom­bia esta­ble, una Colom­bia en desarrollo».

Ambos pre­si­den­tes acor­da­ron avan­zar en la inte­gra­ción bila­te­ral, para bene­fi­cio de ambos pue­blos y, en espe­cial, de las comu­ni­da­des fronterizas.

Tam­bién se esta­ble­ció la crea­ción de cin­co comi­sio­nes de tra­ba­jo para aten­der diver­sos asun­tos de inte­rés mutuo.

Entre los temas que se abor­da­rán en las comi­sio­nes, se encuen­tran el pago de la deu­da a los expor­ta­do­res colom­bia­nos y el reim­pul­so de las rela­cio­nes comer­cia­les; un acuer­do de com­ple­men­ta­ción eco­nó­mi­ca; el desa­rro­llo de un plan de tra­ba­jo de inver­sión social en la zona de fron­te­ra y la eje­cu­ción de obras de infra­es­truc­tu­ra y seguridad.

Asi­mis­mo, el pre­si­den­te Chá­vez con­si­de­ra que la res­ti­tu­ción de las rela­cio­nes colom­bo-vene­zo­la­nas cons­ti­tu­ye un nue­vo comien­zo, debi­do a que ambos paí­ses cuen­tan con petró­leo, gas, agri­cul­tu­ra y un pue­blo trabajador.

“Ambos tene­mos un poten­cial, como hay pocos en este pla­ne­ta: dos paí­ses veci­nos que en el fon­do somos el mis­mo gran país. Esta reu­nión cae como una ben­di­ción para Surá­me­ri­ca”, mani­fes­tó el pre­si­den­te Chávez.

Sin embar­go, lue­go de que el Gobierno vene­zo­lano deci­die­ra con­ge­lar las rela­cio­nes comer­cia­les entre ambos paí­ses, a raíz de la deci­sión del gobierno colom­biano de per­mi­tir la ins­ta­la­ción de sie­te bases mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses en su terri­to­rio, nada se dice en el docu­men­to de acuerdo.

Es por ello que nues­tras pre­gun­tas son: ¿Se ha acep­ta­do táci­ta­men­te la ins­ta­la­ción de las 7 Bases mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas en terri­to­rio colom­biano?; ¿Ya no son una ame­na­za para la región?

El Par­ti­do Comu­nis­ta de Vene­zue­la (PCV), afir­mó este lunes que la oli­gar­quía colom­bia­na y el impe­ria­lis­mo logra­ron el reco­no­ci­mien­to táci­to, o a lo menos, bajar la exi­gen­cia de los paí­ses lati­no­ame­ri­cano sobre la ins­ta­la­ción de las Bases mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­na en Colombia.

“Lo que se trans­for­mó en un con­flic­to per­so­nal entre el ex pre­si­den­te Uri­be y el Pre­si­den­te Chá­vez, y el nue­vo pre­si­den­te San­tos, apa­re­ce como si no tuvie­ra nada que ver con ello”, seña­ló el dipu­tado Caro­lus Wim­mer, miem­bro del Buró Político.

Tam­bién afir­mó el diri­gen­te comu­nis­ta que “No pode­mos espe­rar ese cam­bio que, tan­to el pue­blo colom­biano y el pue­blo vene­zo­lano, espe­ra­mos. No va a venir a tra­vés de la pre­si­den­cia de San­tos”, y advir­tió el no caer en “eufo­ria” con el rele­vo en el gobierno neo­gra­na­dino, ya que no repre­sen­ta un real cam­bio en la polí­ti­ca segui­da por Uri­be y con­ti­nua­rá las direc­tri­ces del gobierno norteamericanos.

Pron­to vere­mos cómo con­ti­nua esta his­to­ria, con­si­de­ran­do lo seña­la­do por el diri­gen­te comu­nis­ta colom­biano, Nel­son Fajar­do, recien­te­men­te de visi­ta en Cara­cas para reu­nir­se con el Buró Polí­ti­co del PCV y sacar una decla­ra­ción con­jun­ta, en la que seña­ló que duran­te 100 días, el gobierno de Juan Manuel San­tos, tra­ta­rá de refle­jar mediá­ti­ca­men­te una dife­ren­cia entre él y Uri­be, pero que al final desa­rro­lla­rá las polí­ti­cas que le impon­ga el impe­ria­lis­mo norteamericano.

Ver Video:



Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.