El gigan­te de las sie­te leguas (Par­te 1) — Fidel Cas­tro

Lo supe por Aris­tó­te­les, el más famo­so filó­so­fo de la his­to­ria del hom­bre.

El ser humano es capaz de accio­nes mara­vi­llo­sas o de las peo­res iniqui­da­des.

Su asom­bro­sa inte­li­gen­cia es capaz de usar las leyes inal­te­ra­bles de la natu­ra­le­za para hacer el bien o el mal.

Con mucho menor expe­rien­cia que la que hoy poseo, en los días en que se ges­ta­ba nues­tra lucha arma­da en las mon­ta­ñas de Cuba, en la gran nación mexi­ca­na ‑don­de cual­quier cubano vio siem­pre algo pro­pio- vivi­mos un fugaz pero inol­vi­da­ble perío­do en que todas las mara­vi­llas se reu­nían en un rin­cón de la Tie­rra.

No ten­dría for­ma ni pala­bras para des­cri­bir mis impre­sio­nes como lo hizo un mexi­cano que, no en bal­de, es la per­so­na de más auto­ri­dad para hablar de la tra­ge­dia de ese país, ya que fue elec­to gober­na­dor del impor­tan­tí­si­mo dis­tri­to elec­to­ral de la Ciu­dad de Méxi­co, Capi­tal de la Repú­bli­ca, y en las pasa­das elec­cio­nes del 2006 fue el can­di­da­to de la “Coa­li­ción por el bien de todos”.

Se pre­sen­tó a las elec­cio­nes y ganó la mayo­ría de los votos fren­te al can­di­da­to del PAN. Mas el impe­rio no le per­mi­tió asu­mir el man­do.

Yo cono­cía, como otros diri­gen­tes polí­ti­cos, cómo Washing­ton había ela­bo­ra­do las ideas del “neo­li­be­ra­lis­mo” que ven­dió a los paí­ses de Amé­ri­ca Lati­na y el res­to de los paí­ses del Ter­cer Mun­do como la quin­tae­sen­cia de la demo­cra­cia polí­ti­ca y el desa­rro­llo eco­nó­mi­co, pero nun­ca tuve una idea tan níti­da de la for­ma con que el impe­rio uti­li­za­ba esa doc­tri­na para des­tro­zar y devo­rar las rique­zas de un impor­tan­tí­si­mo país, rico en recur­sos natu­ra­les y hogar de un pue­blo heroi­co que tuvo cul­tu­ra pro­pia des­de antes de la era pre cris­tia­na, hace más de dos mil años.

Andrés Manuel López Obra­dor, una per­so­na con la que nun­ca hablé, ni sos­tu­ve con él rela­ción de amis­tad, es el autor de un peque­ño volu­men que aca­ba de ser edi­ta­do, a quien agra­dez­co la bri­llan­te expo­si­ción que hace de lo que está suce­dien­do en ese her­mano país. Su títu­lo es “La mafia que se adue­ñó de Méxi­co… y el 2012″.

Lle­gó a mis manos hace cua­tro días, el 7 de agos­to, en horas de la tar­de, des­pués que regre­sé de mi reu­nión con los dipu­tados de la Asam­blea Nacio­nal del Poder Popu­lar de Cuba. Lo leí con enor­me inte­rés. Des­cri­be la for­ma en que Esta­dos Uni­dos devo­ra a den­te­lla­das un país her­mano de este hemis­fe­rio, al que ya una vez arre­ba­tó más del 50% de su terri­to­rio, las mayo­res minas de oro con altí­si­ma ley, y la rique­za petro­le­ra explo­ta­da inten­sa­men­te duran­te más de un siglo, de la que se extraen toda­vía casi tres millo­nes de barri­les dia­rios. Omi­to la refe­ren­cia a su enor­me extrac­ción de gas, por igno­rar los datos.

En el capí­tu­lo 1 expli­ca el extra­ñí­si­mo fenó­meno de que en Méxi­co haya des­apa­re­ci­do el ferro­ca­rril, que fue crea­do en tiem­pos de Beni­to Juá­rez, cuan­do se ini­ció el pri­mer tra­mo de Ciu­dad Méxi­co a Vera­cruz.

Duran­te la admi­nis­tra­ción de Por­fi­rio Díaz se exten­dió en más de 20 mil kiló­me­tros, esfuer­zo que con pos­te­rio­ri­dad la Revo­lu­ción Mexi­ca­na amplió con­si­de­ra­ble­men­te.

Hoy exis­te un ferro­ca­rril que “va de Chihuahua, Chihuahua a Los Mochis, Sina­loa. En un abrir y cerrar de ojos, los tec­nó­cra­tas aca­ba­ron con la ilu­sión de los libe­ra­les del siglo XIX, que veían en la comu­ni­ca­ción por ferro­ca­rril la vía idó­nea para hacer pro­gre­sar a Méxi­co” ‑rela­ta el libro de Obra­dor.

“La lle­ga­da de Fox a la Pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca sólo sir­vió para recom­po­ner el vie­jo régi­men y con­ti­nuar con la mis­ma corrup­ción. En reali­dad se tra­tó del sexe­nio del gato­par­dis­mo, esa manio­bra en que, en apa­rien­cia, todo cam­bia para que todo siga igual. Fox, des­de antes de que toma­ra pose­sión de la pre­si­den­cia, se subor­di­nó a los orga­nis­mos finan­cie­ros inter­na­cio­na­les y, obvia­men­te, con­ti­nuó sir­vien­do a los poten­ta­dos del país. Es más, no sólo man­tu­vo inal­te­ra­ble la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca, sino que se apo­yó en el mis­mo gru­po de tec­nó­cra­tas que venía actuan­do des­de la épo­ca de Sali­nas.”

Algu­nas pági­nas más ade­lan­te el autor seña­la “…hoy día, casi todas las ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias per­te­ne­cen a extran­je­ros, no otor­gan cré­di­tos para fomen­tar el desa­rro­llo del país, invier­ten en valo­res guber­na­men­ta­les, cobran las tasas de inte­rés más altas del mun­do, obtie­nen ganan­cias fabu­lo­sas y son fuen­te fun­da­men­tal de tras­la­do de recur­sos a sus matri­ces en Espa­ña, Esta­dos Uni­dos e Ingla­te­rra.”

“Con Fox se siguie­ron entre­gan­do los bie­nes del pue­blo y de la nación a par­ti­cu­la­res, nacio­na­les y extran­je­ros […] con Fox se exten­dió sin lími­tes la entre­ga del terri­to­rio nacio­nal para la explo­ta­ción del oro, la pla­ta y el cobre […] se modi­fi­có la Ley Mine­ra, para otor­gar con­ce­sio­nes úni­cas en explo­ra­ción y explo­ta­ción con vigen­cia has­ta de 50 años y con la posi­bi­li­dad de pro­rro­gar­se […] has­ta diciem­bre de 2008, se habían con­ce­sio­na­do 24 millo­nes 816 mil 396 hec­tá­reas, 12 por cien­to del terri­to­rio nacio­nal, equi­va­len­te a la exten­sión del esta­do de Chihuahua, el más gran­de del país.”

Algo ver­da­de­ra­men­te asom­bro­so y sor­pren­den­te, inclu­so para los que tie­nen la peor opi­nión del neo­li­be­ra­lis­mo, son los datos que ofre­ce López Obra­dor en la par­te final del capí­tu­lo 1 de su libro.

Duran­te el Gobierno de Fox, afir­ma: “…en 2005, duran­te el Foxis­mo, se vol­vió a modi­fi­car la Ley de impues­to sobre la ren­ta, para de nue­vo con­ce­der el 100 por cien­to de los bene­fi­cios a las gran­des cor­po­ra­cio­nes. Para com­pren­der mejor lo que eso sig­ni­fi­ca, ten­ga­mos pre­sen­te que, en 2008, según cifras ofi­cia­les, 400 gran­des mono­po­lios que obtu­vie­ron ingre­sos por cin­co billo­nes de pesos, ‑según cifras ofi­cia­les- más de la mitad del pro­duc­to interno bru­to de ese año, sólo paga­ron 1,7 por cien­to del impues­to sobre la ren­ta y del impues­to empre­sa­rial a tasa úni­ca (IETU).”

“Adi­cio­nal­men­te, duran­te el Gobierno de Fox, fue cuan­do más devo­lu­cio­nes de impues­tos se rea­li­za­ron a favor de los lla­ma­dos gran­des con­tri­bu­yen­tes y, como es obvio, tan­to los gobier­nos del PRI como los del PAN han que­ri­do jus­ti­fi­car esta canon­jía fis­cal con la fala­cia del fomen­to a la inver­sión. Nada más que si esto fue­se cier­to, en los últi­mos 27 años habría­mos teni­do cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y no la pará­li­sis que ha pre­va­le­ci­do. Así mis­mo se pue­de demos­trar que las devo­lu­cio­nes de impues­tos son supe­rio­res al incre­men­to de la inver­sión pri­va­da; sólo en el perío­do 2001 – 2005, mien­tras que la inver­sión pri­va­da se incre­men­tó en 279 000 millo­nes de pesos, las devo­lu­cio­nes de impues­tos alcan­za­ron 604 000 millo­nes, o sea, más del doble. Está tan ofi­cia­li­za­da la corrup­ción en la cúpu­la del poder, que el Ins­ti­tu­to Fede­ral de Acce­so a la Infor­ma­ción Públi­ca (IFAI) resol­vió man­te­ner en secre­to por 12 años ‑has­ta 2019- los nom­bres de las empre­sas que en 2005 resul­ta­ron bene­fi­cia­das por el Ser­vi­cio de Admi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria (SAT) con la devo­lu­ción mul­ti­mi­llo­na­ria de impues­tos.”

Esas fue­ron las pala­bras que pro­nun­ció exac­ta­men­te Car­los Ahu­ma­da, cuan­do lo arres­ta­mos en Cuba por vio­la­ción de nues­tras leyes. López Obra­dor las cono­ce por­que le envia­mos el acta jun­to al depor­ta­do Car­los Ahu­ma­da, el 28 de abril de 2004.

El hecho cons­ti­tu­yó sin duda la esta­fa polí­ti­ca más gran­de de la his­to­ria de Amé­ri­ca. Hay algu­nos pun­tos más que acla­ra­ré con total pre­ci­sión.

En el pro­pio capí­tu­lo 1, bajo el títu­lo “Los amos de Méxi­co”, López Obra­dor escri­be: “Duran­te el tiem­po que fui Jefe de Gobierno de la ciu­dad de Méxi­co (2000−2005), cono­cí a casi todos los inte­gran­tes de esta éli­te…”

La opi­nión de López Obra­dor sobre Car­los Slim, tam­bién la com­par­to. Yo tam­bién lo cono­cí. Me visi­tó siem­pre cuan­do fui a Méxi­co y una vez me visi­tó en Cuba. Me obse­quió un tele­vi­sor ‑lo más moderno enton­ces- que con­ser­vé en mi casa has­ta hace ape­nas un año. No lo hizo con inten­ción de sobor­nar­me. No le pedí nun­ca tam­po­co favor alguno. A pesar de ser el más rico de todos, con una for­tu­na que supera los 60 mil millo­nes de dóla­res, es un hom­bre inte­li­gen­te que cono­ce todos los secre­tos de las bol­sas y meca­nis­mos del sis­te­ma capi­ta­lis­ta.

Habría mul­ti­mi­llo­na­rios, con Sali­nas y sin Sali­nas, con Fox o sin Fox, aun­que des­de lue­go, nun­ca tan­to como lo fue bajo la mafia que se adue­ñó de Méxi­co. López Obra­dor los va inclu­yen­do en su libro e iden­ti­fi­can­do el poder de la mafia que se adue­ñó del país.

El Capí­tu­lo 2 lo titu­la “Aban­dono, corrup­ción y pobre­za”. Seña­la el PIB de los paí­ses del mun­do en el perío­do 1982 – 2009; con admi­ra­ción se refie­re al de Chi­na: 10,1. Es más, dice en párra­fo apar­te el PIB en el 2009. Seña­la que “por si fue­se poco ‑ese año- Méxi­co ocu­pó, en esta mate­ria, el últi­mo lugar entre todos los paí­ses del con­ti­nen­te ame­ri­cano y, aun­que parez­ca increí­ble, estu­vi­mos por deba­jo de Hai­tí”.

“Los tec­nó­cra­tas han actua­do como fun­da­men­ta­lis­tas. No sólo aca­ta­ron la orto­do­xia de los orga­nis­mos finan­cie­ros inter­na­cio­na­les, sino que con­vir­tie­ron en ideo­lo­gía sus reco­men­da­cio­nes.”

“El Méxi­co rural ha sido el más afec­ta­do con las lla­ma­das polí­ti­cas neo­li­be­ra­les. El aban­dono del cam­po es dra­má­ti­co. Toda­vía recuer­do que Pedro Aspe, secre­ta­rio de Hacien­da en el gobierno de Sali­nas, se ufa­na­ba dicien­do que no tenía impor­tan­cia el fomen­to de las acti­vi­da­des pro­duc­ti­vas del sec­tor agro­pe­cua­rio por­que en un mun­do glo­ba­li­za­do era más eco­nó­mi­co com­prar en el extran­je­ro lo que con­su­mi­mos.”

“El con­jun­to de polí­ti­cas neo­li­be­ra­les apli­ca­das al cam­po ha ori­gi­na­do un gra­ve reza­go pro­duc­ti­vo del sec­tor agro­pe­cua­rio en rela­ción con el cre­ci­mien­to de la pobla­ción. Del trie­nio 1980 – 1982 al de 2007 – 2009, el PIB agro­pe­cua­rio, fores­tal y pes­que­ro por habi­tan­te se redu­jo en 15.2 por cien­to. En otras pala­bras, en tan­to la pro­duc­ción total de ali­men­tos avan­zó a un rit­mo anual de 1.5 por cien­to, la pobla­ción del país cre­ció, en el perío­do de refe­ren­cia, a una tasa de 1.7 por cien­to anual.”

“A par­tir de 1996, la pro­duc­ción de petró­leo siguió en aumen­to has­ta lle­gar en el 2004 a la cifra récord de mil 231 millo­nes 145 mil barri­les. Entre 1996 y 2004, las expor­ta­cio­nes de cru­do se ele­va­ron de 563 a 683 millo­nes de barri­les al año. Este incre­men­to coin­ci­dió con la sobre­ex­plo­ta­ción del com­ple­jo Can­ta­rell, que de 2000 a 2004 incre­men­tó su pro­duc­ción de 47 a 61 por cien­to de la pro­duc­ción nacio­nal, con­vir­tién­do­se en el cam­po petro­le­ro de mayor ren­di­mien­to en la his­to­ria del mun­do.”

“Mien­tras la extrac­ción de petró­leo iba en aumen­to, las reser­vas pro­ba­das regis­tra­ron una estre­pi­to­sa dis­mi­nu­ción: en 1982 éstas eran de 48 mil 300 millo­nes de barri­les; sin embar­go, en el 2009 caye­ron a 10 mil millo­nes. Sólo duran­te el gobierno de Fox se con­su­mió una ter­ce­ra par­te de las reser­vas pro­ba­das.”

“Tam­bién esta absur­da polí­ti­ca tec­no­crá­ti­ca pro­du­jo estra­gos en la refi­na­ción, el gas y la petro­quí­mi­ca. A las empre­sas vin­cu­la­das a estas acti­vi­da­des se les pri­vó de recur­sos para su expan­sión y moder­ni­za­ción. Des­de 1979 no se cons­tru­ye una nue­va refi­ne­ría en el país. Recien­te­men­te, por nues­tro movi­mien­to, Cal­de­rón se vio obli­ga­do a decir que haría una; sin embar­go, han pasa­do dos años des­de que lo anun­ció y toda­vía no pegan un ladri­llo.”

“Y al mis­mo tiem­po se esta­ble­ció como pre­cio de refe­ren­cia el asig­na­do en Esta­dos Uni­dos, que es el más caro del mun­do. Por esta cau­sa, nos hemos con­ver­ti­do en impor­ta­do­res de gas.”

“En el caso de la petro­quí­mi­ca, ante la fal­ta de inver­sión y el aban­dono, lo úni­co que se ha hecho es redu­cir ‘las pér­di­das’ de los com­ple­jos petro­quí­mi­cos median­te la sus­pen­sión de líneas de pro­duc­ción.”

“…las gran­des cor­po­ra­cio­nes empre­sa­ria­les y finan­cie­ras, han opta­do por con­fis­car a Pemex todos sus ingre­sos. De 2000 a 2009, esta empre­sa regis­tró ven­tas acu­mu­la­das por ocho billo­nes 841 mil millo­nes de pesos y pagó impues­tos por seis billo­nes 185 mil millo­nes de pesos, es decir, el equi­va­len­te a 70 por cien­to de sus ven­tas. […] la inver­sión públi­ca direc­ta en Pemex (sin incluir deu­da) fue de 437 mil millo­nes de pesos, cifra que repre­sen­ta cin­co por cien­to de sus ven­tas tota­les.”

“Como es lógi­co, a par­tir de la adop­ción de la polí­ti­ca neo­li­be­ral, se vin­cu­ló estre­cha­men­te al sec­tor ener­gé­ti­co con los intere­ses exter­nos. En este perío­do se ale­jó más la posi­bi­li­dad de inte­grar­lo y uti­li­zar­lo como palan­ca de desa­rro­llo nacio­nal, y todos los gobier­nos neo­li­be­ra­les han man­te­ni­do la idea y el pro­pó­si­to de pri­va­ti­zar tan­to la indus­tria eléc­tri­ca como la indus­tria petro­le­ra.”

“No acep­ta­mos nin­gu­na ocu­pa­ción a nues­tro terri­to­rio. Méxi­co debe seguir sien­do un país libre, inde­pen­dien­te y sobe­rano. No que­re­mos con­ver­tir­nos en colo­nia.”

“…en esa oca­sión ter­mi­né recor­dán­do­les lo que una vez dijo el Gene­ral Láza­ro Cár­de­nas del Río: ‘Gobierno o indi­vi­duo que entre­ga los recur­sos nacio­na­les a empre­sas extran­je­ras trai­cio­na a la Patria’. Sin embar­go, en estos tiem­pos, des­gra­cia­da­men­te, pue­de más la corrup­ción que el patrio­tis­mo.”

“Uno de los nego­cios más jugo­sos en bene­fi­cio de fun­cio­na­rios y con­tra­tis­tas ha sido la com­pra de gas a empre­sas extran­je­ras. Por esta razón, a los tec­nó­cra­tas nun­ca les ha impor­ta­do real­men­te ni extraer el gas ni evi­tar que se des­per­di­cie. Méxi­co es el país petro­le­ro que más gas que­ma a la atmós­fe­ra.”

“En estos días lo que más preo­cu­pa a la gen­te es la fal­ta de tra­ba­jo. El des­em­pleo es alar­man­te. El reza­go ha ido cre­cien­do de mane­ra expo­nen­cial. Se cal­cu­la que cada año ingre­sa al mer­ca­do de tra­ba­jo un millón de jóve­nes y los nue­vos pues­tos que se han veni­do crean­do en la eco­no­mía for­mal no satis­fa­cen ni siquie­ra 25 por cien­to de la deman­da.”

“Aún los que han podi­do con­ser­var su empleo tie­nen ingre­sos que no les alcan­za ni siquie­ra para lo más indis­pen­sa­ble. En un repor­te de inves­ti­ga­ción, de enero de 2010, el Cen­tro de Aná­li­sis Mul­ti­dis­ci­pli­na­rio de la Facul­tad de Eco­no­mía de la UNAM sos­tie­ne que 17 millo­nes 776 mil per­so­nas, que reci­ben menos de dos sala­rios míni­mos y repre­sen­tan 41 por cien­to de la pobla­ción eco­nó­mi­ca­men­te acti­va, per­ci­ben ingre­sos que no les per­mi­ten adqui­rir una canas­ta ali­men­ta­ria reco­men­da­ble, con­si­de­ran­do aspec­tos nutri­ti­vos, cul­tu­ra­les y eco­nó­mi­cos.”

“En cuan­to a la edu­ca­ción, el reza­go es impre­sio­nan­te: la pobla­ción de 15 años o más sin pri­ma­ria com­ple­ta alcan­za 34 por cien­to y el anal­fa­be­tis­mo es de 9.46 por cien­to, pero en esta­dos con mayor gra­do de mar­gi­na­ción como Oaxa­ca, Gue­rre­ro y Chia­pas lle­ga a ser has­ta de 23 por cien­to.”

“En Méxi­co, solo dos de cada 10 jóve­nes tie­nen acce­so a la edu­ca­ción supe­rior, el 20 por cien­to. La UNESCO ha esta­ble­ci­do como pará­me­tro de refe­ren­cia para este nivel, entre 40 y 50 por cien­to.”

“En febre­ro de 2010, el doc­tor José Narro Robles, rec­tor de la UNAM, infor­mó que de los 115 mil 736 estu­dian­tes que pre­sen­ta­ron examen de ingre­so, sólo fue­ron selec­cio­na­dos 10 mil 350: 8.9 por cien­to.

“En los últi­mos 20 años como con­se­cuen­cia del aban­dono de la edu­ca­ción supe­rior por par­te del Esta­do, la matrí­cu­la de escue­las pri­va­das cre­ció de 16 a 37 por cien­to.”

En el capí­tu­lo 3 López Obra­dor reafir­ma: “…La oli­gar­quía, la mafia del poder, se sin­tió ame­na­za­da y no le impor­tó echar aba­jo lo poco que se había cons­trui­do para esta­ble­cer la demo­cra­cia en Méxi­co.”

“El tiem­po y la reali­dad han demos­tra­do que el frau­de cau­só un daño inmen­so: las­ti­mó los sen­ti­mien­tos de millo­nes de mexi­ca­nos, soca­vó a las ins­ti­tu­cio­nes, envi­le­ció por ente­ro a la lla­ma­da socie­dad polí­ti­ca…”

“Hoy, 9 de mar­zo de 2009, aquí, en Tama­zu­la, Duran­go, don­de nació el pri­mer pre­si­den­te de Méxi­co, Gua­da­lu­pe Vic­to­ria, ter­mino el reco­rri­do por los dos mil 38 muni­ci­pios de régi­men de par­ti­do que exis­ten en el país. Aho­ra, sólo me fal­tan los 418 muni­ci­pios indí­ge­nas de usos y cos­tum­bres del esta­do de Oaxa­ca, que visi­ta­ré en el últi­mo cua­tri­mes­tre de este año.”

“Duran­te 430 días tran­si­ta­mos por 148 mil 173 kiló­me­tros de cami­nos pavi­men­ta­dos y de terra­ce­ría, para lle­gar a los pue­blos más apar­ta­dos de Méxi­co.”

“Es noto­ria la caren­cia de infra­es­truc­tu­ras y ser­vi­cios bási­cos en los muni­ci­pios. De los dos mil 38 que visi­té, 108 no cuen­tan con cami­nos pavi­men­ta­dos a sus cabe­ce­ras muni­ci­pa­les. El esta­do más atra­sa­do en este aspec­to es Oaxa­ca; de sus 152 muni­ci­pios de régi­men de par­ti­do, hay 36 sin pavi­men­to. Le sigue pue­bla con 15; allí y en la región de la mon­ta­ña de Gue­rre­ro, cons­ta­té no solo el mal esta­do de los cami­nos, vi que los nue­vos, los que ape­nas están cons­tru­yen­do, son de tan mala cali­dad que a más tar­dar en un año vol­ve­rán a ser terra­ce­ría.”

“Es iló­gi­co que se con­su­ma tan­ta Coca-Cola o su equi­va­len­te…”

“Creo que este con­su­mo de refres­co, cal­cu­la­do en un millón de litros dia­rios, se debe fun­da­men­tal­men­te a la publi­ci­dad y ha lle­ga­do a ser, en cier­tas regio­nes, algo que da esta­tus.”

“Es indis­pen­sa­ble eli­mi­nar la actual polí­ti­ca eco­nó­mi­ca que ni en tér­mi­nos cuan­ti­ta­ti­vos ha dado resul­ta­do. Méxi­co es uno de los paí­ses del mun­do que menos ha cre­ci­do en los últi­mos años.”

“Es nece­sa­rio cam­biar la for­ma de hacer polí­ti­ca. Este noble ofi­cio se ha per­ver­ti­do por com­ple­to. Hoy la polí­ti­ca es sinó­ni­mo de enga­ño, arre­glos cupu­la­res y corrup­ción. Los legis­la­do­res, líde­res y fun­cio­na­rios públi­cos están ale­ja­dos de los sen­ti­mien­tos del pue­blo; sigue pre­va­le­cien­do la idea de que la polí­ti­ca es cosa de los polí­ti­cos y no asun­to de todos.”

“La trans­for­ma­ción que nece­si­ta el país no sólo debe tener como pro­pó­si­to alcan­zar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, la demo­cra­cia, el desa­rro­llo y el bien­es­tar. Impli­ca tam­bién y sobre todo, cris­ta­li­zar una nue­va corrien­te de pen­sa­mien­to sus­ten­ta­da en la cul­tu­ra de nues­tro pue­blo, en su voca­ción de tra­ba­jo y en su inmen­sa bon­dad; aña­dien­do valo­res como el de la tole­ran­cia, el res­pe­to a la diver­si­dad y la pro­tec­ción al medio ambien­te.”

“En mar­zo de 2009 con­cluí mi reco­rri­do por los dos mil 38 muni­ci­pios de régi­men de par­ti­do del país, con ese moti­vo ela­bo­ré un tex­to lla­ma­do ‘El país des­de aba­jo: apun­tes de mi gira por Méxi­co’. El 20 de noviem­bre ter­mi­né de visi­tar los 418 muni­ci­pios indí­ge­nas, de usos y cos­tum­bres del esta­do de Oaxa­ca…”

“El pue­blo de Oaxa­ca ha podi­do sobre­vi­vir de esa cul­tu­ra. De ella ema­nan su mís­ti­ca de tra­ba­jo, su talen­to y sus fuer­tes rela­cio­nes fami­lia­res y comu­ni­ta­rias. Les ayu­da su vin­cu­la­ción con la tie­rra en el man­te­ner una eco­no­mía de auto­con­su­mo sus­ten­ta­da en la pro­duc­ción de maíz, fri­jol y aves de corral, así como el cul­ti­vo del café, el apro­ve­cha­mien­to de los bos­ques, el teji­do del peta­te y del som­bre­ro, las arte­sa­nías y otras acti­vi­da­des. En las ciu­da­des del país, en los cam­pos agrí­co­las del nor­te y en el extran­je­ro, es muy apre­cia­da su crea­ti­vi­dad y su fuer­za de tra­ba­jo. En Esta­dos Uni­dos los mix­te­cos se han gana­do a pul­so la fama de ser de los mejo­res obre­ros del mun­do.”

“Por el aban­dono del gobierno, Oaxa­ca es el esta­do con más pobre­za y mar­gi­na­ción en el país. Y en estos tiem­pos lo están resin­tien­do más. Par­ta­mos del hecho de que la gen­te tie­ne tres fuen­tes fun­da­men­ta­les para el sus­ten­to: la eco­no­mía de auto­con­su­mo, los apo­yos guber­na­men­ta­les y el dine­ro que pro­vie­ne de la migra­ción. En el pri­mer caso, lo prin­ci­pal es el cul­ti­vo del maíz. Esta ben­di­ta plan­ta es lo que ase­gu­ra que no fal­ten los ali­men­tos bási­cos, entre otros, la tor­ti­lla, que se com­ple­men­ta con fri­jol, chi­le, nopal y per­mi­te paliar el ham­bre. Sin embar­go, en 2009, por el retra­so de las llu­vias, se per­die­ron las cose­chas y han teni­do que com­prar el maíz.”

“Por últi­mo, la ter­ce­ra fuen­te de ingre­sos son las reme­sas, que en 2009 han dis­mi­nui­do alre­de­dor de 18 por cien­to, debi­do a la cri­sis eco­nó­mi­ca en Esta­dos Uni­dos y en nues­tro país. En 2008 por este con­cep­to se reci­bie­ron en Oaxa­ca mil 456 millo­nes de dóla­res y en 2009 se esti­ma que ape­nas se obtu­vie­ron mil 194 millo­nes de dóla­res.”

“Me par­tió el alma ver a hom­bres llo­ran­do cuan­do me expre­sa­ban la difí­cil situa­ción que pade­cen y el aban­dono en que se encuen­tran.”

“En mate­ria de salud la cons­tan­te tam­bién es el aban­dono. Hay muni­ci­pios sin médi­co y aun­que en las cabe­ce­ras haya clí­ni­cas de pri­mer nivel, los médi­cos sólo tra­ba­jan de lunes a vier­nes y en todas par­tes se care­ce de medi­ca­men­tos.”

“En cuan­to a la edu­ca­ción, a pesar del esfuer­zo de alum­nos y maes­tros, es nota­ble el reza­go. Las escue­las están aban­do­na­das, con techos en malas con­di­cio­nes, fal­tan piza­rro­nes, mesa-ban­cos, hay aulas cons­trui­das con mate­ria­les pre­ca­rios. Y lo más lamen­ta­ble es que muchos niños y ado­les­cen­tes cami­nan has­ta dos horas para asis­tir a la escue­la y casi todos lle­gan sin desa­yu­nar.”

“En lo per­so­nal he sido tacha­do de mesiá­ni­co y de loco. Aquí abro un parén­te­sis para con­tar que recien­te­men­te par­ti­ci­pé en un ciclo de con­fe­ren­cias en El Cole­gio de Méxi­co y el his­to­ria­dor Loren­zo Meyer me pre­gun­tó que si tenía pen­sa­do hacer algo para con­tra­rres­tar los ata­ques en mi con­tra, por­que si en 2006 me habían aso­cia­do con Chá­vez, a quien ni conoz­co, no era des­ca­be­lla­do pen­sar que, con miras a la elec­ción pre­si­den­cial de 2012, lle­ga­ran a com­pa­rar­me con Osa­ma Bin Laden.”

“Ha lle­ga­do a tan­to la cam­pa­ña en con­tra de noso­tros que muchos die­ron por bue­nos los rumo­res de que ten­go bas­tan­te dine­ro y lujo­sas resi­den­cias en el país y en el extran­je­ro. Unos, ofus­ca­dos por su dere­chis­mo, y otros, de plano mani­pu­la­dos por com­ple­to, no pue­den acep­tar que no soy corrup­to y que lucho por idea­les y prin­ci­pios, lo que esti­mo más impor­tan­te en mi vida.”

“Sin embar­go, es moti­vo de orgu­llo que, a pesar de que han que­ri­do des­truir­nos, no lo han logra­do ni lo logra­rán. No sólo por­que tene­mos auto­ri­dad moral, sino por­que las muje­res y los hom­bres que par­ti­ci­pa­mos en esta lucha, pro­fe­sa­mos un pro­fun­do amor por nues­tros seme­jan­tes y, más allá de ale­vo­sías y fren­te a todo tipo de adver­si­da­des, man­te­ne­mos la fir­me con­vic­ción de cons­truir una socie­dad más jus­ta, más huma­na y más igua­li­ta­ria.”

En ese capí­tu­lo final López Obra­dor seña­la 10 obje­ti­vos como sín­te­sis de su pen­sa­mien­to polí­ti­co:

“1. Res­ca­tar al esta­do y poner­lo al ser­vi­cio del pue­blo y de la Nación.

“2. Demo­cra­ti­zar los medios masi­vos de comu­ni­ca­ción.

“3. Crear una nue­va eco­no­mía.

“4. Com­ba­tir las prác­ti­cas mono­pó­li­cas.

“5. Abo­lir los pri­vi­le­gios fis­ca­les.

“6. Ejer­cer la polí­ti­ca como impe­ra­ti­vo éti­co y lle­var a la prác­ti­ca la aus­te­ri­dad repu­bli­ca­na.

“7. For­ta­le­cer al sec­tor ener­gé­ti­co.

“8. Alcan­zar la sobe­ra­nía ali­men­ta­ria.

“9. Esta­ble­cer el esta­do de bien­es­tar.

“10. Pro­mo­ver una nue­va corrien­te de pen­sa­mien­to.”

Se pre­gun­ta: “¿Qué hace­mos con la mafia?”

“…nues­tra pre­gun­ta sobre qué hace­mos con la mafia, o más bien, qué hare­mos con los oli­gar­cas, va en otro sen­ti­do y par­te de nues­tra con­cep­ción de que el prin­ci­pal pro­ble­ma de Méxi­co es, pre­ci­sa­men­te, el pre­do­mi­nio de un puña­do de per­so­nas que deten­tan el poder y son los res­pon­sa­bles de la actual tra­ge­dia nacio­nal. Y, como es obvio, si esta­mos empe­ña­dos en esta­ble­cer la demo­cra­cia y trans­for­mar al país, es mejor que des­de aho­ra se sepa qué haría­mos con los oli­gar­cas al triun­fo de nues­tra cau­sa.”

“…des­gra­cia­da­men­te, lo que ha pre­do­mi­na­do en el país es la codi­cia y el hacer dine­ro a toda cos­ta, sin escrú­pu­los mora­les de nin­gu­na índo­le. Es decir, pre­va­le­ce la cul­tu­ra del agan­da­lle y la máxi­ma de que ‘el que no tran­za, no avan­za’.”

Fina­li­za en la pági­na 205, con las siguien­tes pala­bras:

“Está en mar­cha, pues, la revo­lu­ción de las con­cien­cias para cons­truir la nue­va Repú­bli­ca. La tarea es subli­me, nada en el terreno de lo públi­co pue­de ser más impor­tan­te que lograr el rena­ci­mien­to de Méxi­co. Nin­gu­na otra acti­vi­dad pro­du­ce más satis­fac­ción que la de luchar en bien de otros. Es un tim­bre de orgu­llo vivir con arro­jo y ade­más tener la dicha de hacer his­to­ria.”

Su libro es una valien­te e irre­ba­ti­ble denun­cia con­tra la mafia que se apo­de­ró de Méxi­co.

1.- No se men­cio­na el hecho de que en Esta­dos Uni­dos se ha crea­do un colo­sal mer­ca­do de dro­gas y su indus­tria mili­tar sumi­nis­tra las más sofis­ti­ca­das armas, que han con­ver­ti­do a Méxi­co en la pri­me­ra víc­ti­ma de una san­grien­ta gue­rra en la que están murien­do ya cada año más de 5 mil jóve­nes mexi­ca­nos. Aun­que com­pren­do que un hom­bre que ince­san­te­men­te reco­rre los más apar­ta­dos muni­ci­pios del país, no podría abor­dar ese asun­to. No obs­tan­te, de mi par­te, con­si­de­ro un deber recor­dar­le al pue­blo mexi­cano que este pro­ble­ma se suma a los hechos seña­la­dos en la valien­te denun­cia de López Obra­dor.

2.- No se con­sig­na tam­po­co el hecho de que el cam­bio cli­má­ti­co se ha con­ver­ti­do en un colo­sal peli­gro para la super­vi­ven­cia de la espe­cie, que ya, de hecho, está crean­do gra­ví­si­mos pro­ble­mas como el que sufre actual­men­te Rusia, don­de el núme­ro de víc­ti­mas del calor y el humo de los incen­dios que pro­vo­ca en los bos­ques y en la tur­ba, han más que dupli­ca­do el núme­ro de per­so­nas que requie­ren los ser­vi­cios fune­ra­les en Mos­cú y otras ciu­da­des. Méxi­co es, pre­ci­sa­men­te, el país don­de ten­drá lugar la futu­ra Cum­bre del Cam­bio Cli­má­ti­co y otras muchas acti­vi­da­des rela­cio­na­das con este.

3.- Se omi­te toda refe­ren­cia al inmi­nen­te ries­go de una gue­rra nuclear que podría hacer des­apa­re­cer nues­tra espe­cie. Sin embar­go, es jus­to seña­lar que el 24 de mayo de 2010, cuan­do López Obra­dor fina­li­zó su libro, el Con­se­jo de Segu­ri­dad de Nacio­nes Uni­das no había adop­ta­do la Reso­lu­ción 1929 del 9 de junio de 2010, don­de orde­na la ins­pec­ción de los buques mer­can­tes ira­níes y crea una situa­ción de la que no podría ya esca­par.

Sin embar­go, López Obra­dor será la per­so­na de más auto­ri­dad moral y polí­ti­ca de Méxi­co cuan­do el sis­te­ma se derrum­be y, con él, el impe­rio. Su con­tri­bu­ción a la lucha por evi­tar que el Pre­si­den­te Oba­ma des­ate esa gue­rra será de gran valor

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *