Un gru­po de [email protected] lla­ma a mani­fes­tar­se en Donos­tia por los dere­chos de Eus­kal Herria

Un gru­po de [email protected] cono­ci­dos en diver­sos ámbi­tos de la socie­dad vas­ca ha con­vo­ca­do una mani­fes­ta­ción para el 14 de agos­to, en defen­sa de los dere­chos de Eus­kal Herria, que par­ti­rá des­de el Bule­bar de Donos­tia a las 17.30 y bajo el lema «Eus­kal Herria­ren esku­bi­deen alde». Como ya es habi­tual, año tras año, el pri­mer día del Aste Nagu­sia donos­tia­rra será jor­na­da de pro­tes­ta y rei­vin­di­ca­ción, «por­que los ciu­da­da­nos tene­mos mucho que decir».

Iña­ki Ega­ña, his­to­ria­dor y escri­tor, e Iratxe Reto­la­za, licen­cia­da en Filo­lo­gía Vas­ca y pro­fe­so­ra de la UPV, ejer­cie­ron de por­ta­vo­ces de una dece­na de donos­tia­rras entre los que se encon­tra­ban el lin­güis­ta, escri­tor y polí­ti­co Jose Luis Alva­rez Enpa­ran­tza, Txi­llar­de­gi, el ber­tso­la­ri Unai Gaz­te­lu­men­di, Juan Mari Bel­da­rrain, de Eguz­ki, o la encau­sa­da en la pie­za eco­nó­mi­ca del caso Egun­ka­ria Ainhoa Albisu.

En la rue­da de pren­sa cele­bra­da en el Kafe Antzo­kia Doka de Donos­tia y ante un núme­ro de perio­dis­tas ele­va­do para este tipo de con­vo­ca­to­rias, los ciu­da­da­nos denun­cia­ron que «Eus­kal Herria es un pue­blo que al no ser due­ño de su pre­sen­te, no es due­ño de su futu­ro». Acu­sa­ron a los nacio­na­lis­mos espa­ñol y fran­cés de «negar» el pre­sen­te y el futu­ro de Eus­kal Herria y, por con­si­guien­te, «negar los dere­chos que nos corres­pon­den como pue­blo». «En nom­bre de la razón de Esta­do, nie­gan dere­chos que son acep­ta­dos a nivel inter­na­cio­nal», decían.

Reto­la­za y Ega­ña des­ta­ca­ron que son estos dos esta­dos los que «con­di­cio­nan cons­tan­te­men­te» el pre­sen­te de Eus­kal Herria, «gol­pean­do en aque­llas áreas que son los pila­res de nues­tro pue­blo: el eus­ka­ra, la cul­tu­ra, la edu­ca­ción, la eco­no­mía o el depor­te, entre otras».

En esa línea, remar­ca­ron que en los últi­mos años se han dado «evi­den­tes retro­ce­sos en el ámbi­to de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos». Men­cio­na­ron dere­chos fun­da­men­ta­les como la liber­tad de expre­sión, los dere­chos de reu­nión y mani­fes­ta­ción o el pro­pio dere­cho al sufra­gio. «Pade­ce­mos res­tric­cio­nes de dere­chos que nos hacen vivir en una situa­ción de excep­ción no decla­ra­da», decían.

Sin embar­go, fren­te a este pano­ra­ma «tan negro», los por­ta­vo­ces con­si­de­ra­ron que se está abrien­do un nue­vo ciclo de «ilu­sión» y «espe­ran­za» que lle­va a «la fase de la solu­ción y la demo­cra­cia», al tiem­po que se feli­ci­ta­ron por­que «se están dan­do avan­ces en la acu­mu­la­ción de fuer­zas y acti­va­ción popular».

Ambos repre­sen­tan­tes valo­ra­ron como un hecho posi­ti­vo que diver­sas fuer­zas polí­ti­cas vas­cas hayan sali­do de «la trin­che­ra de la des­con­fian­za» y hayan empren­di­do el camino del tra­ba­jo polí­ti­co en común, toman­do como base aque­llo que les une. En este sen­ti­do, mani­fes­ta­ron que en Eus­kal Herria son «mayo­ría» los que apues­tan por supe­rar «la actual situa­ción de blo­queo, con­flic­to y nega­ción», a lo que aña­die­ron que tam­bién son mayo­ría quie­nes desean «cons­truir un futu­ro basa­do en el reco­no­ci­mien­to de los dere­chos de Eus­kal Herria y de los vascos».

Para los donos­tia­rras que se reu­nie­ron en torno a esta con­vo­ca­to­ria, la cons­truc­ción de «un nue­vo futu­ro» requie­re de la «recu­pe­ra­ción de la sobe­ra­nía»; sien­do posi­ble así, en su opi­nión, defi­nir polí­ti­cas socio-eco­nó­mi­cas de Eus­kal Herria, supe­rar la corrup­ción polí­ti­ca, desa­rro­llar el eus­ka­ra, ges­tio­nar ade­cua­da­men­te el patri­mo­nio cul­tu­ral o los recur­sos natu­ra­les para vivir en armo­nía con nues­tro entorno, garan­ti­zar la igual­dad de géne­ro o que selec­cio­nes depor­ti­vas de Eus­kal Herria pue­dan com­pe­tir de for­ma ofi­cial, entr otros aspectos.

Con­ven­ci­dos de que ni el Esta­do espa­ñol ni el fran­cés «van a rega­lar nada», creen que en Eus­kal Herria exis­te una masa social crí­ti­ca dis­pues­ta a dar pasos y a salir a la calle en defen­sa de los dere­chos del pueblo.

Final­men­te, ani­ma­ron a la acu­mu­la­ción de fuer­zas, por­que ven que es posi­ble que, «al igual que en la déca­da de los 70», la recu­pe­ra­ción de los dere­chos ven­ga de la unión y de la movi­li­za­ción popular.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.