Un gru­po de [email protected] lla­ma a mani­fes­tar­se en Donos­tia por los dere­chos de Eus­kal Herria

Un gru­po de [email protected] cono­ci­dos en diver­sos ámbi­tos de la socie­dad vas­ca ha con­vo­ca­do una mani­fes­ta­ción para el 14 de agos­to, en defen­sa de los dere­chos de Eus­kal Herria, que par­ti­rá des­de el Bule­bar de Donos­tia a las 17.30 y bajo el lema «Eus­kal Herria­ren esku­bi­deen alde». Como ya es habi­tual, año tras año, el pri­mer día del Aste Nagu­sia donos­tia­rra será jor­na­da de pro­tes­ta y rei­vin­di­ca­ción, «por­que los ciu­da­da­nos tene­mos mucho que decir».

Iña­ki Ega­ña, his­to­ria­dor y escri­tor, e Iratxe Reto­la­za, licen­cia­da en Filo­lo­gía Vas­ca y pro­fe­so­ra de la UPV, ejer­cie­ron de por­ta­vo­ces de una dece­na de donos­tia­rras entre los que se encon­tra­ban el lin­güis­ta, escri­tor y polí­ti­co Jose Luis Alva­rez Enpa­ran­tza, Txi­llar­de­gi, el ber­tso­la­ri Unai Gaz­te­lu­men­di, Juan Mari Bel­da­rrain, de Eguz­ki, o la encau­sa­da en la pie­za eco­nó­mi­ca del caso Egun­ka­ria Ainhoa Albi­su.

En la rue­da de pren­sa cele­bra­da en el Kafe Antzo­kia Doka de Donos­tia y ante un núme­ro de perio­dis­tas ele­va­do para este tipo de con­vo­ca­to­rias, los ciu­da­da­nos denun­cia­ron que «Eus­kal Herria es un pue­blo que al no ser due­ño de su pre­sen­te, no es due­ño de su futu­ro». Acu­sa­ron a los nacio­na­lis­mos espa­ñol y fran­cés de «negar» el pre­sen­te y el futu­ro de Eus­kal Herria y, por con­si­guien­te, «negar los dere­chos que nos corres­pon­den como pue­blo». «En nom­bre de la razón de Esta­do, nie­gan dere­chos que son acep­ta­dos a nivel inter­na­cio­nal», decían.

Reto­la­za y Ega­ña des­ta­ca­ron que son estos dos esta­dos los que «con­di­cio­nan cons­tan­te­men­te» el pre­sen­te de Eus­kal Herria, «gol­pean­do en aque­llas áreas que son los pila­res de nues­tro pue­blo: el eus­ka­ra, la cul­tu­ra, la edu­ca­ción, la eco­no­mía o el depor­te, entre otras».

En esa línea, remar­ca­ron que en los últi­mos años se han dado «evi­den­tes retro­ce­sos en el ámbi­to de los dere­chos civi­les y polí­ti­cos». Men­cio­na­ron dere­chos fun­da­men­ta­les como la liber­tad de expre­sión, los dere­chos de reu­nión y mani­fes­ta­ción o el pro­pio dere­cho al sufra­gio. «Pade­ce­mos res­tric­cio­nes de dere­chos que nos hacen vivir en una situa­ción de excep­ción no decla­ra­da», decían.

Sin embar­go, fren­te a este pano­ra­ma «tan negro», los por­ta­vo­ces con­si­de­ra­ron que se está abrien­do un nue­vo ciclo de «ilu­sión» y «espe­ran­za» que lle­va a «la fase de la solu­ción y la demo­cra­cia», al tiem­po que se feli­ci­ta­ron por­que «se están dan­do avan­ces en la acu­mu­la­ción de fuer­zas y acti­va­ción popu­lar».

Ambos repre­sen­tan­tes valo­ra­ron como un hecho posi­ti­vo que diver­sas fuer­zas polí­ti­cas vas­cas hayan sali­do de «la trin­che­ra de la des­con­fian­za» y hayan empren­di­do el camino del tra­ba­jo polí­ti­co en común, toman­do como base aque­llo que les une. En este sen­ti­do, mani­fes­ta­ron que en Eus­kal Herria son «mayo­ría» los que apues­tan por supe­rar «la actual situa­ción de blo­queo, con­flic­to y nega­ción», a lo que aña­die­ron que tam­bién son mayo­ría quie­nes desean «cons­truir un futu­ro basa­do en el reco­no­ci­mien­to de los dere­chos de Eus­kal Herria y de los vas­cos».

Para los donos­tia­rras que se reu­nie­ron en torno a esta con­vo­ca­to­ria, la cons­truc­ción de «un nue­vo futu­ro» requie­re de la «recu­pe­ra­ción de la sobe­ra­nía»; sien­do posi­ble así, en su opi­nión, defi­nir polí­ti­cas socio-eco­nó­mi­cas de Eus­kal Herria, supe­rar la corrup­ción polí­ti­ca, desa­rro­llar el eus­ka­ra, ges­tio­nar ade­cua­da­men­te el patri­mo­nio cul­tu­ral o los recur­sos natu­ra­les para vivir en armo­nía con nues­tro entorno, garan­ti­zar la igual­dad de géne­ro o que selec­cio­nes depor­ti­vas de Eus­kal Herria pue­dan com­pe­tir de for­ma ofi­cial, entr otros aspec­tos.

Con­ven­ci­dos de que ni el Esta­do espa­ñol ni el fran­cés «van a rega­lar nada», creen que en Eus­kal Herria exis­te una masa social crí­ti­ca dis­pues­ta a dar pasos y a salir a la calle en defen­sa de los dere­chos del pue­blo.

Final­men­te, ani­ma­ron a la acu­mu­la­ción de fuer­zas, por­que ven que es posi­ble que, «al igual que en la déca­da de los 70», la recu­pe­ra­ción de los dere­chos ven­ga de la unión y de la movi­li­za­ción popu­lar.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *