[Videos y Fotos] Men­sa­je a la Asam­blea Nacio­nal del Coman­dan­te en Jefe Fidel Cas­tro Ruz

Intervención del Comandante en Jefe, Fidel Castro (centro), durante la Sesión Extraordinaria de la Asamblea del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de la Habana, Cuba, el 7 de agosto de 2010. AIN Foto: Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZInter­ven­ción del Coman­dan­te en Jefe, Fidel Cas­tro (cen­tro), duran­te la Sesión Extra­or­di­na­ria de la Asam­blea del Poder Popu­lar, en el Pala­cio de Con­ven­cio­nes de la Haba­na, Cuba, el 7 de agos­to de 2010. AIN Foto: Mar­ce­lino VAZQUEZ HERNANDEZ

Al prin­ci­pio, hace sólo ocho sema­nas, pen­sé que el peli­gro inmi­nen­te de gue­rra no tenía solu­ción posi­ble. Tan dra­má­ti­co era el cua­dro que tenía delan­te, que no veía otra sali­da como no fue­ra una super­vi­ven­cia, tal vez pro­ba­ble, en la par­te de este hemis­fe­rio que no tenía moti­vo para ser blan­co de ata­que direc­to y en algu­nas regio­nes ais­la­das del pla­ne­ta.

Era muy difí­cil, sabien­do que el ser humano se afe­rra siem­pre a una pers­pec­ti­va por remo­ta que sea.

A pesar de todo, lo inten­té.

Por for­tu­na, no tar­dé mucho en per­ca­tar­me de que había una espe­ran­za, y muy pro­fun­da por cier­to. Más, si la opor­tu­ni­dad se per­día, el desas­tre adqui­ría la peor de las con­se­cuen­cias. La espe­cie huma­na no ten­dría enton­ces sal­va­ción posi­ble.

Ten­go sin embar­go la segu­ri­dad de que no será así y, por el con­tra­rio, se están crean­do en estos momen­tos las con­di­cio­nes para una situa­ción ni siquie­ra soña­da has­ta hace muy poco.

Un hom­bre ten­drá que tomar la deci­sión en soli­ta­rio: el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos. Con segu­ri­dad, por sus múl­ti­ples ocu­pa­cio­nes, no se ha dado cuen­ta toda­vía, pero sus ase­so­res sí empie­zan a com­pren­der­lo, se pue­de ver por pasos sen­ci­llos como lo fue el cese de las tor­tu­ras a Gerar­do, un hecho que no se había pro­du­ci­do en 12 años de impla­ca­ble odio del sis­te­ma con­tra Cuba y con­tra él. Hoy se podría pre­de­cir que el pró­xi­mo paso será la auto­ri­za­ción a Adria­na para visi­tar­lo, o su libe­ra­ción inme­dia­ta, o ambas cosas. Por ella supe que su esta­do de áni­mo es el mejor en 12 años de injus­ta y cruel pri­sión.

Pues­to que Irán no cede­rá un ápi­ce fren­te a las exi­gen­cias de Esta­dos Uni­dos e Israel, que ya han movi­li­za­do varios de los medios de gue­rra que dis­po­nen para hacer­lo, ten­drían que rea­li­zar el ata­que tan pron­to ven­za la fecha acor­da­da por el Con­se­jo de Segu­ri­dad el 9 de junio del 2010, seña­lan­do las nor­mas y los requi­si­tos esta­ble­ci­dos.

Todo cuan­to el hom­bre pre­ten­de tie­ne un lími­te que no pue­de sobre­pa­sar.

En este caso crí­ti­co, el Pre­si­den­te Barack Oba­ma es el que ten­dría que dar la orden del tan anun­cia­do y pre­go­na­do ata­que, siguien­do las nor­mas del gigan­tes­co impe­rio.

Mas, en ese mis­mo ins­tan­te en que die­ra la orden, que es ade­más la úni­ca que podría dar debi­do al poder, la velo­ci­dad y el incon­ta­ble núme­ro de pro­yec­ti­les nuclea­res acu­mu­la­dos en una absur­da com­pe­ten­cia entre las poten­cias, esta­ría orde­nan­do la muer­te ins­tan­tá­nea no sólo de cien­tos de millo­nes de per­so­nas, entre ellas, un incal­cu­la­ble núme­ro de habi­tan­tes de su pro­pia Patria, sino tam­bién de los tri­pu­lan­tes de todos los navíos de la flo­ta de Esta­dos Uni­dos en los mares en torno a Irán. Simul­tá­nea­men­te, la con­fla­gra­ción esta­lla­ría en el Cer­cano y el Lejano Orien­te, y en toda Eura­sia.

Qui­so el azar que, en ese ins­tan­te pre­ci­so, el Pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos sea un des­cen­dien­te de afri­cano y de blan­co, de maho­me­tano y cris­tiano. ¡¡¡NO LA DARÁ!!!, si se logra que tome con­cien­cia de ello. Es lo que esta­mos hacien­do aquí.

Los líde­res de los paí­ses más pode­ro­sos del mun­do, alia­dos o adver­sa­rios, con excep­ción de Israel, lo exhor­ta­rían a que no lo haga.

El mun­do le ren­di­rá des­pués todos los hono­res que le corres­pon­dan.

El orden actual esta­ble­ci­do en el pla­ne­ta no podrá per­du­rar, e inevi­ta­ble­men­te se derrum­ba­rá de inme­dia­to.

Las lla­ma­das divi­sas con­ver­ti­bles per­de­rán su valor como ins­tru­men­to del sis­te­ma que ha impues­to un apor­te de rique­zas, de sudor y sacri­fi­cios sin lími­tes a los pue­blos.

Nue­vas for­mas de dis­tri­bu­ción de los bie­nes y ser­vi­cios, edu­ca­ción y direc­ción de los pro­ce­sos socia­les sur­gi­rán pací­fi­ca­men­te, pero si la gue­rra esta­lla­ra, el orden social vigen­te des­apa­re­ce­rá abrup­ta­men­te y el pre­cio sería infi­ni­ta­men­te mayor.

La pobla­ción del pla­ne­ta pue­de ser regu­la­da; los recur­sos no reno­va­bles, pre­ser­va­dos; el cam­bio cli­má­ti­co, evi­ta­do; el tra­ba­jo útil de todos los seres huma­nos, garan­ti­za­do; los enfer­mos, asis­ti­dos; los cono­ci­mien­tos esen­cia­les, la cul­tu­ra y la cien­cia al ser­vi­cio del hom­bre, ase­gu­ra­dos. Los niños, los ado­les­cen­tes y los jóve­nes del mun­do no pere­ce­rán en ese holo­caus­to nuclear.

Es lo que desea­ba tras­mi­tir­les, que­ri­dos com­pa­ñe­ros de nues­tra Asam­blea Nacio­nal.

Estoy aho­ra en dis­po­si­ción de ren­dir cuen­ta por estas pala­bras, res­pon­der a las pre­gun­tas que deseen hacer­me y escu­char las opi­nio­nes de uste­des.

Muchas gra­cias

El Comandante en Jefe, Fidel Castro (der.), junto Ricardo Alarcón (izq.), Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, participa durante la Sesión Extraordinaria de la Asamblea del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de la Habana, Cuba, el 7 de agosto de 2010. AIN Foto: Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZEl Coman­dan­te en Jefe, Fidel Cas­tro (der.), jun­to Ricar­do Alar­cón (izq.), Pre­si­den­te de la Asam­blea Nacio­nal del Poder Popu­lar, par­ti­ci­pa duran­te la Sesión Extra­or­di­na­ria de la Asam­blea del Poder Popu­lar, en el Pala­cio de Con­ven­cio­nes de la Haba­na, Cuba, el 7 de agos­to de 2010. AIN Foto: Mar­ce­lino VAZQUEZ HERNANDEZ
El Comandante en Jefe, Fidel Castro (izq.), junto al General de Ejercito, Raúl Castro (der.), Presidente de los Concejos de Estado y de Ministros, participa durante la Sesión Extraordinaria de la Asamblea del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de la Habana, Cuba, el 7 de agosto de 2010. AIN Foto: Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZEl Coman­dan­te en Jefe, Fidel Cas­tro (izq.), jun­to al Gene­ral de Ejer­ci­to, Raúl Cas­tro (der.), Pre­si­den­te de los Con­se­jos de Esta­do y de Minis­tros, par­ti­ci­pa duran­te la Sesión Extra­or­di­na­ria de la Asam­blea del Poder Popu­lar, en el Pala­cio de Con­ven­cio­nes de la Haba­na, Cuba, el 7 de agos­to de 2010. AIN Foto: Mar­ce­lino VAZQUEZ HERNANDEZ
El Comandante en Jefe, Fidel Castro, participa durante la Sesión Extraordinaria de la Asamblea del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de la Habana, Cuba, el 7 de agosto de 2010. AIN Foto: Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZEl Coman­dan­te en Jefe, Fidel Cas­tro, par­ti­ci­pa duran­te la Sesión Extra­or­di­na­ria de la Asam­blea del Poder Popu­lar, en el Pala­cio de Con­ven­cio­nes de la Haba­na, Cuba, el 7 de agos­to de 2010. AIN Foto: Mar­ce­lino VAZQUEZ HERNANDEZ

Men­sa­je de Fidel a la Asam­blea Nacio­nal

Fidel res­pon­de pre­gun­tas en la Asam­blea Nacio­nal

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *