Irak a sus pies, Mar­be­lla a los de su seño­ra- Fede de los Rios

Mien­tras la pri­me­ra dama del mun­do real, Miche­lle Oba­ma, y su hija Sasha vera­nean en una par­te del mun­do vir­tual, Mar­be­lla, su espo­so, el negro con alma blan­ca, ha decla­ra­do que sus mari­nes lati­no­ame­ri­ca­nos ves­ti­dos y arma­dos como nor­te­ame­ri­ca­nos aban­do­na­rán Irak. Des­ac­ti­va­das las armas quí­mi­cas de des­truc­ción masi­va; lin­cha­do, como en uno de sus wes­terns, el ante­rior jefe de Esta­do y desa­rro­lla­da la demo­cra­cia como for­ma de orga­ni­za­ción polí­ti­ca ¿qué más pue­den hacer por sus habi­tan­tes? No es hora de pater­na­lis­mos. Es labor de los pro­pios ira­quíes el res­ta­ble­cer las vías de comu­ni­ca­ción, la paz entre suníes y chiíes, la recons­truc­ción del país devas­ta­do por la acción huma­ni­ta­ria del ami­go occi­den­tal. Al fin y al cabo jamás la pobla­ción ira­quí vivió con tan­ta liber­tad como la que aho­ra dis­fru­tan, una vez libe­ra­dos de Sad­dam Hus­sein. Pasa­ron los tiem­pos en los que el impe­rio se dedi­ca­ba a desa­rro­llar infra­es­truc­tu­ras o a la admi­nis­tra­ción de los nue­vos terri­to­rios colo­nia­les como hicie­ran los roma­nos. Al estu­dio de las cos­tum­bres y las tra­di­cio­nes del colo­ni­za­do para su mejor con­trol y explo­ta­ción como los bri­tá­ni­cos, que para ello inven­ta­ron la antro­po­lo­gía.

Para los nor­te­ame­ri­ca­nos el res­to del mun­do, lugar don­de habi­ta­mos los otros mor­ta­les, care­ce de exis­ten­cia real, obje­ti­va. El mun­do más allá de sus fron­te­ras, y del que no tie­nen ni puta idea ni ganas de tener­la, cons­ti­tu­ye una espe­cie de esce­na­rio don­de satis­fa­cer sus intere­ses (por cier­to cons­ta­ta­bles y cla­ra­men­te obje­ti­vos, reales). Por ello deben ser defen­di­dos por enci­ma de cual­quier con­tra­tiem­po. El esti­lo de vida ame­ri­cano, «Ame­ri­can way of life» lo lla­man, es la moder­na demo­cra­cia con la que debe­mos cola­bo­rar. Para lo cual es nece­sa­rio aca­bar con todo lo que pue­da resul­tar un impe­di­men­to para su con­se­cu­ción, inclu­si­ve las posi­bles ame­na­zas que el impe­rio con­si­de­re, sean de gigan­tes o de moli­nos de vien­to. Lo des­tro­za­ron todo, ase­si­na­ron a todo el que pudie­ra resul­tar inasi­mi­la­ble y a todo el que se pusie­ra por medio, des­tru­ye­ron los víncu­los cul­tu­ra­les de gen­tes con orí­ge­nes diver­sos, eso que lla­man en Occi­den­te pac­tos socia­les, que no son sino otros rela­tos míti­cos, pero de igual impor­tan­cia social. Todo lo jodie­ron y aho­ra que los piel­ro­jas care­cen de una socie­dad estruc­tu­ra­da, ellos, tran­qui­los por no ver ame­na­za­do su esti­lo de vida, con­tro­la­do el petró­leo, su ener­gía, regre­san a Fort Knox.

En Mar­be­lla, las auto­ri­da­des, han enmo­que­ta­do has­ta las calles en una nue­va ver­sión de «Bien­ve­ni­do Mís­ter Marshall». A Miss Oba­ma, la seño­ra del Jefe, hay que ren­dir­le los hono­res y, tan­to pai­sa­je como pai­sa­na­je, deben estar a su ser­vi­cio. ¿Aun­que sea negra, pre­gun­ta­rá más de un demó­cra­ta del PP? Sí, pero esta­dou­ni­den­se, con­tes­ta­rá algún demó­cra­ta socia­lis­ta. Son cosas de la nue­va demo­cra­cia moder­na. Une mucho a sus gen­tes.

Cam­bia­rá Irak, Mar­be­lla y lo que sea menes­ter. Lo impor­tan­te es que se sien­tan cómo­dos y no ame­na­za­dos. Acor­da­ros de Hiroshi­ma. Hubo un tiem­po en que hubo ven­ce­do­res y ven­ci­dos, aho­ra todo pare­ce redu­cir­se a ven­de­do­res y ven­di­dos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *