Can­di­da­tu­ras ile­ga­li­za­das- Txe­ma Diaz

Es usted una per­so­na que dis­po­ne de todos sus dere­chos civi­les y polí­ti­cos, de todos los pun­tos de su car­né de con­du­cir por­que es usted un con­duc­tor res­pe­tuo­so con las nor­mas, care­ce de ante­ce­den­tes pena­les, paga sus impues­tos pun­tual­men­te, se acuer­da de todos los ani­ver­sa­rios, cede el asien­to a las emba­ra­za­das en el tran­vía, es usted lo que esta hipó­cri­ta socie­dad con­si­de­ra un ciu­da­dano ejemplar.

Y en eso que usted, hacien­do uso de sus dere­chos y de la legis­la­ción en vigen­te, pro­mue­ve una can­di­da­tu­ra elec­to­ral a fin de con­se­guir una legí­ti­ma repre­sen­ta­ción en el par­la­men­to de su comu­ni­dad autó­no­ma. Y usted pue­de hacer­lo, sin nin­gún obs­tácu­lo ni tra­ba… sal­vo que usted sea vas­co e inde­pen­den­tis­ta. Enton­ces ya no. Su can­di­da­tu­ra será decla­ra­da ile­gal. No es, ojo, que su can­di­da­tu­ra y sus cir­cuns­tan­cias hayan come­ti­do una ile­ga­li­dad y en con­se­cuen­cia se ile­ga­li­za, sino que es ile­ga­li­za­da y lue­go el Esta­do bus­ca­rá las excu­sas nece­sa­rias para pro­ce­der a esa ile­ga­li­za­ción. Por ejem­plo, que alguno de los inte­gran­tes de esa can­di­da­tu­ra fue hace un cuar­to de siglo inter­ven­tor en una mesa elec­to­ral en repre­sen­ta­ción de un par­ti­do polí­ti­co enton­ces legal, pero que vein­te años des­pués fue ile­ga­li­za­do en vir­tud de una ley total­men­te injus­ta, pero vigen­te al fin y al cabo.

O por­que a un miem­bro de una orga­ni­za­ción arma­da ile­gal se le encuen­tra un papel en el que se dice que es nece­sa­rio que los ciu­da­da­nos inde­pen­den­tis­tas dis­pon­gan de una opción inde­pen­den­tis­ta y de izquier­das más a la hora de dar su voto en las elec­cio­nes. Y a usted, que cree que Tita­di­ne es una mar­ca de bibe­ro­nes y lo más cer­ca que ha esta­do de un arma fue cuan­do un guar­dia civil le apun­tó a la cabe­za con su metra­lle­ta en un con­trol de carre­te­ra, el Esta­do le ile­ga­li­za la can­di­da­tu­ra por com­par­tir los obje­ti­vos de una orga­ni­za­ción arma­da ile­gal. Sabi­do es que esa mis­ma orga­ni­za­ción, en uno de los pun­tos de una famo­sa alter­na­ti­va, era par­ti­da­ria de mejo­rar las con­di­cio­nes labo­ra­les de los tra­ba­ja­do­res, por lo que, según la mis­ma lógi­ca del Esta­do, todos los sin­di­ca­tos debe­rían ser ile­ga­li­za­dos ya mis­mo, inclui­do el de con­tro­la­do­res aéreos (de la ile­ga­li­za­ción de éste has­ta yo me ale­gra­ría). Es urgen­te soli­ci­tar a esa orga­ni­za­ción arma­da ile­gal que no se le ocu­rra hacer un lla­ma­mien­to a luchar con­tra el ham­bre en el mun­do, pues sien­do un pro­ble­ma terri­ble, sólo fal­ta­ba que el Esta­do espa­ñol se dedi­ca­ra a per­se­guir a los pocos que luchan por resolverlo.

Como excu­sas para defen­der una ile­ga­li­za­ción, no son muy bue­nas. Aten­dien­do a la pri­me­ra, el Par­ti­do Popu­lar debe­ría ser ile­gal ya mis­mo, pla­ga­do como está de here­de­ros ideo­ló­gi­cos y bio­ló­gi­cos de los fas­cis­tas que gober­na­ron Espa­ña y sus colo­nias duran­te cua­ren­ta años. Tam­bién eran lega­les enton­ces (a tiros, pero lo eran), y siguien­do esa lógi­ca per­ver­sa antes alu­di­da, no podrían pre­sen­tar una can­di­da­tu­ra elec­to­ral por cul­pa de ese pasa­do tan impresentable.

Así pues, a usted no le dejan pre­sen­tar una can­di­da­tu­ra, que es lo que ocu­rría en los últi­mos tiem­pos (AuB, Auke­ra Guz­tiak, can­di­da­tu­ras loca­les…). Lo cual no deja de ser una putada, pero no pasa­ba de ahí. Pero el Esta­do espa­ñol, here­de­ro bio­ló­gi­co y en muchas cosas ideo­ló­gi­co del régi­men fran­quis­ta, ha deci­di­do ir más allá, y no sólo no le deja pre­sen­tar­se, sino que ade­más lo detie­ne, lo tie­ne pre­so duran­te meses, lo libe­ra sólo tras pagar una fian­za y, de cara a un jui­cio en la Audien­cia Nacio­nal, here­de­ra bio­ló­gi­ca e ideo­ló­gi­ca del Tri­bu­nal de Orden Públi­co fran­quis­ta, le pide nue­ve años de su vida por inte­gra­ción en orga­ni­za­ción arma­da ile­gal y sie­te si de lo que le acu­san es de cola­bo­ra­ción. A usted, que se ha limi­ta­do a ejer­cer sus dere­chos y cum­plir la lega­li­dad vigen­te median­te una fir­ma en un papel.

Ésta es la no vio­len­cia de un gobierno, y un esta­do, que hace unos días reci­bía al pre­si­den­te del Gobierno geno­ci­da de Ruan­da, y que man­tie­ne exce­len­tes rela­cio­nes diplo­má­ti­cas y comer­cia­les con el Gobierno geno­ci­da de Israel, por poner un par de ejem­plos cogi­dos al vue­lo. Ésa es la paz y la jus­ti­cia que pre­di­can éstos, que enci­ma pre­ten­den dar lec­cio­nes de demo­cra­cia y liber­tad a los demás. Aupa Txi­ki. Aupa bes­teak. Ira­ba­zi­ko dugu.



Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.