30 años del aten­ta­do fas­cis­ta en Bolo­nia que mató a 85 per­so­nas: Ope­ra­ción Gla­dio- Anti​fei​xis​tes​.org

Matan­za de Bolonia

La matan­za de Bolo­nia (en ita­liano, stra­ge di Bolog­na) tuvo lugar el sába­do 2 de agos­to de 1980. Se tra­ta de uno de los actos terro­ris­tas más gra­ves que haya sufri­do Ita­lia tras la Segun­da Gue­rra Mun­dial, en el que murie­ron 85 per­so­nas y más de 200 resul­ta­ron heri­das. La orga­ni­za­ción terro­ris­ta Ordi­ne Nuo­vo fue acu­sa­da de ello, y dos agen­tes del ser­vi­cio secre­to ita­liano (SISMI) y el pre­si­den­te de la Logia Masó­ni­ca P2, Licio Gelli, fue­ron impu­tados por difi­cul­tar la investigación.

A las 10:25 explo­tó en la sala de espe­ra de la esta­ción de tre­nes de esta ciu­dad un arte­fac­to colo­ca­do en una male­ta aban­do­na­da. La deto­na­ción (pro­du­ci­da por una mez­cla de TNT y T4) se oyó en un radio de muchos kiló­me­tros y des­tru­yó gran par­te de la esta­ción embis­tien­do de lleno con­tra el tren Anco­na-Chias­so esta­cio­na­do en el pri­mer andén.

Aquel día la esta­ción esta­ba lle­na de turis­tas y de per­so­nas que ini­cia­ban sus vaca­cio­nes o vol­vían de ellas. La ciu­dad – incré­du­la y no pre­pa­ra­da para este tipo de suce­sos – reac­cio­nó con orgu­llo y rapi­dez: al no ser sufi­cien­tes las ambu­lan­cias para trans­por­tar a los heri­dos a los hos­pi­ta­les de la ciu­dad, se emplea­ron tam­bién auto­bu­ses y taxis.

La inves­ti­ga­ción

Inme­dia­ta­men­te des­pués del aten­ta­do, el Gobierno pre­si­di­do por Fran­ces­co Cos­si­ga y las fuer­zas de poli­cía atri­bu­ye­ron la explo­sión a cau­sas for­tui­tas y, más tar­de, la atri­bu­ye­ron a las Bri­ga­das Rojas.

Se evi­den­ció que estas cau­sas eran fal­sas y que sólo bus­ca­ban entor­pe­cer las inves­ti­ga­cio­nes. En años suce­si­vos, cau­só nume­ro­sas polé­mi­cas y apa­re­cie­ron teo­rías cons­pi­ra­to­rias rela­cio­na­das con la lla­ma­da estra­te­gia de la tensión.

Len­ta­men­te y, gra­cias al impul­so civil de la Aso­cia­ción de fami­lia­res de víc­ti­mas de la matan­za de la esta­ción de Bolo­nia se lle­gó a una sen­ten­cia defi­ni­ti­va de casa­ción el 23 de noviem­bre de 1995. Fue­ron con­de­na­dos a cade­na per­pe­tua, como eje­cu­to­res del aten­ta­do, los terro­ris­tas neo­fas­cis­tas Vale­rio Fio­ra­van­ti y Fran­ces­ca Mam­bro, quie­nes siem­pre se han decla­ra­do ino­cen­tes. Otras muchas per­so­nas fue­ron con­de­na­das a diver­sos años de cár­cel debi­do a las pis­tas fal­sas que proporcionaron.

Los orga­ni­za­do­res de la masa­cre nun­ca se han des­cu­bier­to. Tes­ti­fi­can­do más tar­de en los jui­cios, el neo­fas­cis­ta Vin­cen­zo Vin­ci­gue­rra (quien cum­ple cade­na per­pe­tua por el aten­ta­do de Peteano de 1972) decla­ró que una «estruc­tu­ra ocul­ta», «den­tro del Esta­do mis­mo» y vin­cu­la­da con la OTAN, esta­ba dan­do una «direc­ción estra­té­gi­ca» a todos esos aten­ta­dos. Esta orga­ni­za­ción se dio a cono­cer bajo el nom­bre de Gladio.

El 2 de agos­to está con­si­de­ra­da como la jor­na­da en memo­ria de todas las matan­zas, y la ciu­dad de Bolo­nia jun­to con la Asso­cia­zio­ne tra i fami­lia­ri delle vit­ti­me della stra­ge alla sta­zio­ne di Bolog­na del 2 de agos­to de 1980 (“Aso­cia­ción de fami­lia­res de las víc­ti­mas de la matan­za en la esta­ción de Bolo­nia del 2 de agos­to de 1980”) orga­ni­zan cada año un con­cur­so inter­na­cio­nal de com­po­si­ción musi­cal y un con­cier­to en la Piaz­za Mag­gio­re (“Pla­za Mayor»).

Para recor­dar la matan­za, la recons­truc­ción de la esta­ción pre­vió el man­te­ni­mien­to del agu­je­ro en el muro cau­sa­do por la explo­sión en la sala de espe­ra: de hecho, la aber­tu­ra hoy día sigue estan­do pre­sen­te y visi­ble, así como par­te del sue­lo ori­gi­nal. Ade­más, el sec­tor recons­trui­do pre­sen­ta el enlu­ci­do externo liso y no “almoha­di­lla­do” como en el res­to del edi­fi­cio, para que sea inme­dia­ta­men­te reco­no­ci­ble y más visi­ble. Apar­te, se ha man­te­ni­do intac­to uno de los relo­jes que dan a la pla­za situa­da fren­te a la esta­ción, que se paró a las 10:25, hora del aten­ta­do, y que sigue mar­can­do dicha hora.

Cine y literatura

La matan­za de Bolo­nia for­ma par­te del ima­gi­na­rio colec­ti­vo ita­liano y como tal ha sido evo­ca­da en nume­ro­sas obras cine­ma­to­grá­fi­cas y lite­ra­rias. El cor­to­me­tra­je de Mas­si­mo Mar­te­lli Per non dimen­ti­ca­re (“Para no olvi­dar”, 1992) mues­tra la vida de diver­sas per­so­nas (inter­pre­ta­das por acto­res famo­sos como Giu­sep­pe Ceder­na, Mas­si­mo Dap­por­to, Giu­lia­na De Sio, etc.) en la hora inme­dia­ta­men­te ante­rior a la matan­za. El docu­men­tal Il tren­ta­set­te de Rober­to Gre­co (“El trein­ta y sie­te”, 2005) con­tie­ne los tes­ti­mo­nios de diver­sas per­so­nas que toma­ron par­te en las tareas de soco­rro. Tam­bién ha sido recor­da­da en la nove­la de Gian­car­lo De Catal­do Roman­zo cri­mi­na­le (“Nove­la cri­mi­nal”), así como en la homó­ni­ma pelí­cu­la de Miche­le Pla­ci­do (2005). El trá­gi­co even­to tam­bién fue recor­da­do en la pelí­cu­la Da zero a die­ci (“De cero a diez”), en la cual Libe­ro, uno de los cua­tro pro­ta­go­nis­tas, reve­la que un ami­go suyo per­dió la vida al estar pre­sen­te en la esta­ción de Bolo­nia en el momen­to de la explosión.

Enla­ces de interes

El Gobierno ita­liano olvi­da la matan­za de Bolo­nia (El País)
76 per­so­nas encon­tra­ron la muer­te en la esta­ción de Bolo­nia (El País, 3 d’a­gost de 1980)
Ope­ra­ción Gla­dio (Mini­se­rie de 3 Docu­men­tals de la BBC)
El ejér­ci­to secre­to de la OTAN (Docu­men­tal Canal Historia)
La OTAN, la ope­ra­ción Gla­dio, y la estra­te­gia de la tensión
Las som­bras de la Ope­ra­ción Gla­dio (El País, 2/​11/​1990)
La Gla­dio espa­ño­la (Notí­cias de Navarra)
Reso­lu­ció del Par­la­ment Euro­peu sobre Gla­dio (en anglès)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.