Ya no que­da nada de la paro­dia demo­crá­ti­ca, ¿ qué hacer?

Archivo

Boltxe Kolek­ti­boa

Edi­to­ria­la

La refor­ma del mer­ca­do labo­ral es el últi­mo gol­pe, por aho­ra, a las posi­bi­li­da­des de vida dig­na de las cla­ses popu­la­res en el esta­do espa­ñol. Los ban­cos recu­pe­ran bene­fi­cio de mane­ra veri­ti­gi­no­sa en tan­to la pobla­ción tra­ba­ja­do­ra se empo­bre­ce y el peque­ño comer­cio está acer­cán­do­se al pre­ci­pi­cio de la rui­na eco­nó­mi­ca.

Así están las cosas, aun­que los que se sal­van de la cri­sis siem­pre son los mer­ce­na­rios que han con­ver­ti­do su ads­crip­ción polí­ti­ca en una apues­ta pro­fe­sio­nal. Si, los polí­ti­cos se sal­van de la que­ma por­que en ple­na cri­sis, imi­tan­do a los gatos, tie­nen sie­te vidas y siem­pre caen de pie. La apro­ba­ción en la Comi­sión Par­la­men­ta­ria de la refor­ma labo­ral ha sido uno de los actos más cana­llas de los últi­mos tiem­pos. El PSOE ha logra­do impo­ner sus refor­mas empre­sa­ria­les con la abs­ten­ción del PNV y de CiU. Como bien han defi­ni­do LAB y ELA, el PNV es el car­ni­ce­ro de los dere­chos de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras. Car­ni­ce­ro si, aun­que Egi­bar sal­ga a la pales­tra tra­tan­do de mos­trar el lado ama­ble del apa­ra­to ultra­de­re­chis­ta y ultra­li­be­ral que gobier­na el par­ti­do – nego­cio.

No pue­de refu­tar Egi­bar la legis­la­ción que su par­ti­do ha deja­do pasar, ya que ade­más a él, un tibu­rón más del apa­ra­to, ni le va ni le vie­ne, ellos tie­nen sus coti­za­cio­nes eli­tis­tas y sus jubi­la­cio­nes dora­das, los demás no.

Para el 29 – S fían las cúpu­las del sin­di­ca­lis­mo pese­bre­ro espa­ñol la res­pues­ta a la Ley que se apro­ba­rá el 9 – S con con­te­ni­dos que rozan el escla­vis­mo en muchos de sus artícu­los, hay por ahí pan­car­tas que CC.OO. ha deja­do col­ga­das con­vo­can­do a las 19,30 en algu­na pla­za públi­ca a una mag­na mani­fes­ta­ción obre­ra den­tro de dos meses des­pués de que no han movi­do con UGT ni un solo dedo mien­tras las éli­tes polí­ti­cas pre­pa­ra­ban la pun­ti­lla a los ya exiguos dere­chos labo­ra­les, pan­car­tas que con­vier­ten ese lla­ma­mien­to en la pri­me­ra huel­ga mile­na­ris­ta de la his­to­ria.

Den­tro de tres meses te espe­ro aquí, indi­can. Y la cla­se tra­ba­ja­do­ra entre tan­to se acuer­da de las fami­lias de las buro­cra­cias sin­di­ca­les, cons­cien­tes de que su vida dia­ria pasa a ser un cal­va­rio mien­tras los apa­rat­chik se van de vaca­cio­nes. Los nue­vos ricos sin­di­ca­les no per­do­nan, se com­po­tan como si fue­sen estre­llas de Holly­wood.

La cla­se tra­ba­ja­do­ra, las cla­ses popu­la­res tie­ne que recons­truir sus orga­ni­za­cio­nes, recu­pe­rar la uni­dad polí­ti­co – sin­di­cal de cla­se, com­ba­ti­va. Aquí no sobra ni una sola mano para la ingen­te tarea de recu­pe­rar en los terre­nos sin­di­ca­les y polí­ti­co aque­llo que nos ha sido arre­ba­ta­do por la par­ti­to­cra­cia neo­fran­quis­ta y neo libe­ral. Diga­mos no al robo, diga­mos no a la impu­ni­dad.

Mien­tras la cla­se tra­ba­ja­do­ra rea­li­za su pro­pia catár­sis los pue­blos opri­mi­dos del esta­do espa­ñol con­ti­nuan ade­lan­te en la lar­ga mar­cha empren­di­da hacia la sobe­ra­nía nacio­nal. Cata­lun­ya avan­za fir­me en la con­fi­gu­ra­ción de una socie­dad abier­ta por los dere­chos de todos los seg­men­tos de la socie­dad, con una ilu­sio­nan­te deci­sión de prohi­bir la bar­ba­ri­dad de las corri­das de toros en tan­to rei­vin­di­ca el dere­cho a deci­dir. Nos sen­ti­mos orgu­llo­sos de que colec­ti­va­men­te el pue­blo de Cata­lun­ya des­afie a los bár­ba­ros espa­ño­lis­tas, idó­la­tras peren­mes de la vio­len­cia, la igno­ra­cia y la chu­le­ria.

Tam­bién Gali­za ha sido obje­to de inca­li­fi­ca­le vio­len­cia poli­cial espa­ño­la cuan­do su pue­blo, su juven­tud se mani­fies­ta por los dere­chos nacio­na­les y de los pre­sos y pre­sas polí­ti­cos gale­gos, porra­zos, pali­zas, vio­len­cia que los media del esta­blis­ment han tra­ta­do de ocul­tar sin lograr­lo.

En Eus­kal Herria con­ti­núa la mar­cha ade­lan­te que la Izquier­da Aber­tza­le y otras fuer­zas tra­tan de desa­rro­llar. Ade­más la refor­ma labo­ral ha deja­do a ELA sin estra­te­gia, su renun­cia escan­da­lo­sa a impul­sar el cam­bio polí­ti­co e ins­ti­tu­cio­nal, su ale­ja­mien­to de las pro­pues­tas de la Izquier­da Aber­tza­le toca a su fin. Sus acuer­dos con Patxi López y Ares en el sec­tor públi­co se han que­da­do en nada, los con­ve­nios colec­ti­vos, su eter­na can­ción han muer­to con la lega­li­za­ción de las clau­su­las de des­cuel­gue en los con­ve­nios colec­ti­vos, arde­mos en deseos de cono­cer que aná­li­sis polí­ti­co y que pasos va a dar la timo­ra­ta y frus­tran­te direc­ción del vie­jo sin­di­ca­to peneu­vis­ta, inca­paz de con­ver­tir­se en una cen­tral sin­di­cal popu­lar de nues­tro tiem­po.

El tiem­po en que viví­mos es el de la Inde­pen­den­cia y nada más. En este tiem­po, des­de Eus­kal Herria debe­mos denun­ciar los des­pi­dos de nue­ve tra­ba­ja­do­res en UPS – Cua­lla­dó (Madrid), en una empre­sa que res­pon­de des­pi­dien­do a la espe­ra de un juez sica­rio que les per­mi­ta des­ha­cer­se de la mejor gen­te tra­ba­ja­do­ra de su empre­sa. Esta denu­cia y la soli­da­ri­dad se la envia­mos a las tra­ba­ja­do­ras y taba­ja­do­res de Valle­kas quie­nes nos mani­fes­ta­mos comu­nis­tas, aber­tza­les e inde­pen­den­tis­tas vas­cos.

El gran capi­tal espa­ñol, con el apo­yo del PNV y de CiU ha empren­di­do el camino hacia la pobre­za abso­lu­ta de los sec­to­res popu­la­res, sin cali­dad de vida, la paro­dia demo­crá­ti­ca es una ofen­sa a la inte­li­gen­cia, se aca­bó la fic­ción con­su­mis­ta para los sec­to­res popu­la­res que han sucum­bi­do a los can­tos de sire­na de la eco­no­mía esta­fa de los tiem­pos de las hipo­té­cas y el ladri­lla­zo, esos tiem­pos jamás vol­ve­rán.

El dile­ma sigue sien­do el de siem­pre, socia­lis­mo o pobre­za extre­ma, pre­ca­rie­dad y bar­ba­rie. En esta direc­ción nos lle­van y es tiem­po de luchar uni­ta­ria­men­te, sobran los sec­ta­rios al ser­vi­cio del capi­tal.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *