¡Cobar­des!- Comi­té de Empre­sa UPS Vallekas

Ampa­rán­do­se en la bru­tal refor­ma labo­ral recien­te­men­te apro­ba­da, la direc­ción de UPS ha escri­to hoy una de las pági­nas más negras en su ya lar­go camino de atro­pe­llos a los tra­ba­ja­do­res. Des­pués de dos EREs y sus corres­pon­dien­tes recur­sos de alza­da recha­za­dos con reso­lu­cio­nes que nega­ban rotun­da­men­te la exis­ten­cia de cau­sa algu­na para los des­pi­dos; de un recur­so con­ten­cio­so admi­nis­tra­ti­vo que toda­vía está tra­mi­tán­do­se; y un ter­cer ERE que se han vis­to, hace ape­nas una sema­na, obli­ga­dos a reti­rar para no reci­bir otro vara­pa­lo como en los dos ante­rio­res, hoy vier­nes y en ple­nas y más que mere­ci­das vaca­cio­nes, UPS ha envia­do car­ta de des­pi­do a NUEVE compañeros/​as.

Esta mul­ti­na­cio­nal lle­va muchos años, y espe­cial­men­te los tres últi­mos, apli­can­do una polí­ti­ca de aco­so y derri­bo, de hos­ti­ga­mien­to sin lími­te con­tra los trabajadores/​as de Valle­cas. En esta lucha sin tre­gua con­tra los pla­nes de la empre­sa ya per­di­mos un com­pa­ñe­ro, Joa­quín, y sobre la cabe­za de esta direc­ción de tira­nos y su cor­te de mise­ra­bles recae y recae­rá toda la res­pon­sa­bi­li­dad por los gra­ví­si­mos daños físi­cos y sico­ló­gi­cos que están sufrien­do muchos trabajadores/​as de UPS Valle­cas. Con esta medi­da pre­ten­den que cun­da el mie­do y el des­áni­mo. Por eso no es casua­li­dad que los nue­ve com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras despedidos/​as sean de la pri­me­ra línea de lucha, prác­ti­ca­men­te todos afi­lia­dos al sin­di­ca­to COBAS y reconocidos/​as no sola­men­te por el res­to de com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo, sino por haber par­ti­ci­pa­do acti­va­men­te en nume­ro­sas acti­vi­da­des y mani­fes­ta­cio­nes con­tra los des­pi­dos en UPS, pero tam­bién con­tra la refor­ma labo­ral o el pen­sio­na­zo. Algu­nas de ellas fue­ron las encar­ga­das de leer los comu­ni­ca­dos uni­ta­rios en las recien­tes mani­fes­ta­cio­nes cele­bra­das en Madrid. Los direc­ti­vos de UPS son valien­tes para, des­de sus des­pa­chos, urdir entre gallos y media noche sus sinies­tros pla­nes y jugar así con el pan y la vida de 100 fami­lias, pero se vuel­ven extre­ma­da­men­te cobar­des cuan­do tie­nen que dar la cara ante los tra­ba­ja­do­res. Por eso, inca­pa­ces de hacer­lo ellos mis­mos, tuvie­ron que man­dar a la nave a entre­gar las car­tas de des­pi­do a vigi­lan­tes de segu­ri­dad. Aho­ra con­vier­ten a los vigi­lan­tes de segu­ri­dad, con sus mal­di­tas car­tas, en “emi­sa­rios del demo­nio”. Si estos des­pi­dos tie­nen el pro­pó­si­to, como todo indi­ca, de disua­dir­nos a todos y ter­mi­nar con la lucha de los tra­ba­ja­do­res de UPS Valle­cas, se vuel­ven a equi­vo­car de pun­ta a pun­ta. Esta­mos dolidos/​as, sí; furiosos/​as, sí; pero fir­mes en la lucha y aho­ra con NUEVE razo­nes más para seguir en pie de gue­rra. Y así se lo vamos a demos­trar a esta gen­te, que tie­ne mucho dine­ro pero muy poqui­ta ver­güen­za… y valentía.

Comi­té de Empre­sa de UPS Vallecas

Madrid, 30 de julio de 2010

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.