[Vídeo y Fotos ] Fidel con los jóve­nes: “El hom­bre no pue­de per­der la opor­tu­ni­dad de sobre­vi­vir con todo lo que sabe hoy- Cuba­de­ba­te

A las 11 de la maña­na, ni un minu­to más ni un minu­to menos, Fidel lle­ga a la sala del Pala­cio de las Con­ven­cio­nes ves­ti­do con una fres­ca cami­sa a cua­dros rojos y blan­cos. Salu­da con la mano, son­ríe a todos, avan­za has­ta la mesa don­de repo­san una agen­da azul y varios folios de docu­men­tos.

Lo espe­ran, con vivos aplau­sos, un cen­te­nar de jóve­nes, enca­be­za­dos por el Buró Nacio­nal de la UJC y su pri­me­ra secre­ta­ria, Liud­mi­la Ála­mo Due­ñas, tra­ba­ja­do­res, estu­dian­tes, artis­tas e inte­lec­tua­les, com­ba­tien­tes de las FAR y el MININT y en un lugar espe­cial, Elián Gon­zá­lez y su fami­lia.

“Ten­go unas cuan­tas cosas que decir­les”, anun­cia. Habla­rá del tema que vie­ne aten­dien­do de mane­ra insis­ten­te des­de hace casi dos meses, inclu­so antes de recu­pe­rar­se total­men­te. “No hace mucho real­men­te, libré las últi­mas bata­llas para encon­trar­me como me encuen­tro hoy”.

Recuer­da que duran­te ese tiem­po escri­bió once Refle­xio­nes, la pri­me­ra de ellas el 1 de junio pasa­do, titu­la­da “El impe­rio y la gue­rra” y la más recien­te “La vic­to­ria estra­té­gi­ca”, a la que segui­rá una que sal­drá publi­ca­da el pró­xi­mo mar­tes 3 de agos­to, pero de la que no quie­re ade­lan­tar ni el títu­lo, aun­que sí advier­te que su con­te­ni­do va a nutrir­se de los acon­te­ci­mien­tos y noti­cias que deben pro­du­cir­se en las pró­xi­mas horas.

Liud­mi­la abre el diá­lo­go por par­te de los jóve­nes, comen­tan­do el modo en que la orga­ni­za­ción reci­bió el aler­ta con­te­ni­do en la Refle­xión del 24 de junio -”Cómo me gus­ta­ría estar equi­vo­ca­do”- y la nece­si­dad de que, aun en perio­do vaca­cio­nal, estu­dian­tes y jóve­nes en gene­ral, se man­ten­gan infor­ma­dos “para que los acon­te­ci­mien­tos no nos sor­pren­dan”.

Tras un bre­ve preám­bu­lo en el cual se refie­re a la preo­cu­pa­ción mar­tia­na por el equi­li­brio del mun­do, Yoel­kis Sán­chez, perio­dis­ta y direc­tor de la revis­ta “Alma Mater” pre­gun­ta a Fidel, toman­do en cuen­ta los peli­gros sobre los que él advier­te, si cree que de los actua­les con­flic­tos reemer­ge­rá la bipo­la­ri­dad o se pro­fun­di­za­rá la uni­po­la­ri­dad en el mun­do.

“Digo que el con­flic­to es inevi­ta­ble, sin embar­go, hay una fór­mu­la por la que debe­mos luchar y se abre una espe­ran­za. Sería muy tris­te pen­sar que esta­mos luchan­do sin otra alter­na­ti­va”, res­pon­de Fidel y agre­ga que ahí radi­ca pre­ci­sa­men­te la impor­tan­cia de la bata­lla que esta­mos libran­do.

En el mun­do se están movien­do muchas fuer­zas, “la opi­nión de inte­lec­tua­les, gen­te que pien­sa, que ven el peli­gro y que no están pen­dien­tes de resul­ta­dos de elec­cio­nes ni nada de eso”, afir­ma.

“Yo con­fío mucho en las fuer­zas de todo ese pen­sa­mien­to. Vamos a ver si aque­llos de los cua­les depen­de, en un pun­to deter­mi­na­do decidirán…lo que tene­mos que obli­gar­los a que hagan. Pare­ce extra­ño, pero no, no es con una pis­to­la. Es con una evi­den­cia mun­dial.”

TODO ES NUEVO

Yai­lín Orta Rive­ra, perio­dis­ta de Juven­tud Rebel­de y pro­fe­so­ra de la Facul­tad de Comu­ni­ca­ción de la Uni­ver­si­dad de La Haba­na, des­pués de hablar­le del rego­ci­jo nacio­nal e inclu­so uni­ver­sal por ver­lo recu­pe­ra­do, le pide a Fidel sus reco­men­da­cio­nes para los jóve­nes de Cuba y el mun­do fren­te a las crí­ti­cas con­di­cio­nes del con­tex­to actual.

En su res­pues­ta, el líder de la Revo­lu­ción la remi­te al Men­sa­je que lee­rá al final del encuen­tro y al mis­mo tiem­po sen­ten­cia: “No pode­mos enfo­car el futu­ro con los con­cep­tos y las imá­ge­nes del pasa­do. Todo es nue­vo. Hay que poner a volar la ima­gi­na­ción”.

Se pre­gun­ta que pue­de ocu­rrir si se des­ata una gue­rra nuclear y el mer­ca­do mun­dial des­apa­re­ce. “El hom­bre no pue­de per­der la opor­tu­ni­dad de sobre­vi­vir con todo lo que sabe hoy.”

Expre­sa su espe­ran­za de que se apro­ve­chen todas las gran­des rea­li­za­cio­nes de la inte­li­gen­cia huma­na para el bien y no para exter­mi­nio de la espe­cie, la mis­ma espe­cie que con toda razón está acu­sa­da de haber enca­mi­na­do al pla­ne­ta a su extin­ción, des­tru­yén­do­lo todo.

Cerran­do el tema, Fidel se remon­ta a los posi­bles cami­nos de la sal­va­ción de la espe­cie huma­na y sen­ten­cia: “ten­dría que repen­sar­se todo o no val­dría la pena luchar aho­ra. Cuán­tas cosas pue­den ocu­rrir en la infi­ni­dad del tiem­po. No se sabe ni siquie­ra qué es el tiem­po. Es un inven­to del hom­bre.”

GERARDO EN EL HUECO: ¡ESO ES TORTURA!

Ayer en nues­tra Asam­blea Nacio­nal (Ricar­do) Alar­cón expli­có el caso de Gerar­do, afir­ma Fidel. “Es machu­car­se uno el cora­zón pen­sar a ese hom­bre en este momen­to. Pen­sé en los datos que Alar­cón dio sobre Gerar­do, un hom­bre con ideas polí­ti­cas que lle­va 12 años sepa­ra­do de su fami­lia (…) Son per­so­nas que sufren hace 12 años. Los sufri­mien­tos de esas per­so­nas, ¿no cuen­tan?, ¿no valen nada?”

El 26 de Julio, des­pués del encuen­tro en el Memo­rial, Fidel con­ver­só con la espo­sa de Gerar­do, Adria­na Pérez O’Connor. “Yo no sabía que él esta­ba en el hue­co. Ya ni me acor­da­ba qué era el hue­co ese. No solo está en una cár­cel de alta segu­ri­dad, que ya es un hue­co pro­fun­dí­si­mo, sino que está en un ‘hue­co den­tro del hue­co’.”

Com­pa­ra su expe­rien­cia en la pri­sión des­pués del Asal­to al Cuar­tel Mon­ca­da, con el caso de los Cin­co y reco­no­ce que él ha cono­ci­do “tibia­men­te lo que es estar en una pri­sión, y de lo que se sufre en una pri­sión por la injus­ti­cia que se está come­tien­do… Es un pali­dí­si­mo refle­jo de lo que es estar pre­so. Me pon­go men­tal­men­te en el lugar de un hom­bre en las con­di­cio­nes en las que está Gerar­do.”

“Hay dos hom­bres en un espa­cio que tie­ne un metro de ancho”, dice y mide con las manos la mesa fren­te a la que está sen­ta­do, jun­to a Liud­mi­la. “¡Dos per­so­nas! Debe tener un agu­je­ro por don­de entra el aire. No sé si tie­nen luz o no, y si la tie­nen, debe­rán encen­der­la y apa­gar­la (los car­ce­le­ros) cuan­do les da la gana. ¿Qué comen?”

Por lo que expre­só Alar­cón ‑y este vier­nes salió publi­ca­do en la pren­sa nacio­nal e internacional-”se sabe inclu­so que está enfer­mo, que podría tener una bac­te­ria, que nece­si­ta aten­ción médi­ca. Aquí esta­ría en un hos­pi­tal, aten­di­do, com­ba­tien­do la bac­te­ria esa.” Y enfa­ti­za: “¡Es una per­so­na que nece­si­ta asis­ten­cia médi­ca!”

No hay razón algu­na para este encie­rro. “¿Hizo algo? ‑pre­gun­ta Fidel-. No, nada.” Y este cas­ti­go no lo deci­dió la pri­sión. “Se reu­nie­ron cua­tro ofi­cia­les del FBI para deci­dir y deci­die­ron. ¡Eso es tor­tu­ra!”

Ocu­rre impu­ne­men­te, tal y como pasó cuan­do con­de­na­ron injus­ta­men­te a los Cin­co en los tri­bu­na­les nor­te­ame­ri­ca­nos. “Está ocu­rrien­do a la vis­ta de todo el mun­do, inclu­so ante el ilus­tre Pre­si­den­te de los Esta­dos Uni­dos, que los pudo haber sol­ta­do, como aca­ban de sol­tar a un mon­tón de gen­te, que dije­ron eran espías rusos ‑los rusos tam­bién sol­ta­ron a unos nor­te­ame­ri­ca­nos-.” Y rema­ta la fra­se con una iro­nía: “Están pro­te­gien­do la segu­ri­dad de los Esta­dos Uni­dos.”

Mien­tras, pre­sio­nan a Cuba para que suel­te a uno que otro espía, “que jamás esta­rán en una pri­sión de esas, que jamás serían tor­tu­ra­dos”, enfa­ti­za Fidel .

ME HE CONVERTIDO EN UN CAZADOR DE NOTICIAS

Fidel mues­tra una hoja impre­sa con la foto del sol­da­do nor­te­ame­ri­cano que fil­tró videos y docu­men­tos sobre la gue­rra de EEUU en Afga­nis­tán al sitio en Inter­net Wiki­Leaks. El joven de 22 años se lla­ma “Brad­ley Man­ning, un valien­te sol­da­do, ana­lis­ta de inte­li­gen­cia que entre­gó 260 000 docu­men­tos de Inte­li­gen­cia, de los cua­les se han uti­li­za­do 92 000.” Los tri­bu­na­les “tie­nen docu­men­tos para estar acu­san­do a este gobierno has­ta el Jui­cio Final, que es lo que mere­cen.”

Sin embar­go, acu­san a cual­quie­ra, sea este joven sol­da­do o a los Cin­co, de poner en ries­go la Segu­ri­dad de ese país. “Esta­dos Uni­dos está come­tien­do un horri­ble cri­men con esos com­pa­ñe­ros, y espe­cial­men­te con Gerar­do”.

Hay con­cien­cia de esta situa­ción y todos los días se ofre­cen múl­ti­ples noti­cias que van des­en­mas­ca­ran­do al gobierno nor­te­ame­ri­cano. Fidel mues­tra, por ejem­plo, el bole­tín de noti­cias extraí­das de la Inter­net de este 29 de julio de 2010. “Me he con­ver­ti­do en un caza­dor de noti­cias”, son­ríe. “Estoy bus­can­do noti­cias todos los días, fiján­do­me en pun­tos y comas”.

Lee algu­nos de los titu­la­res que apa­re­cen en el índi­ce del bole­tín: “Esta­dos Uni­dos blo­quea el acce­so a los ser­vi­do­res de Inter­net des­de la Isla”, “Lo que es legí­ti­mo en Ale­ma­nia, es ile­gí­ti­mo en Cuba”; “¿Por qué a Vene­zue­la?”, “Víncu­los entre bases y eje­cu­cio­nes extra­ju­di­cia­les”; “Esta­dos Uni­dos pre­ten­de mani­pu­lar las pró­xi­mas elec­cio­nes en Hai­tí”; “Esta­dos Uni­dos des­car­ga la ban­ca­rro­ta capi­ta­lis­ta sobre los inmi­gran­tes”; “La fil­tra­ción de secre­tos mili­ta­res aco­rra­la a Oba­ma”, “Noti­cia cen­su­ra­da: ¿Quién hun­dió al buque sur­co­reano Cheo­nan?”… Las fuen­tes son muy diver­sas, medios ofi­cia­les, agen­cias de pren­sa, sitios de infor­ma­ción alter­na­ti­va…

“¿Cuá­les de estos pro­ble­mas ‑pre­gun­ta- no han sido seña­la­dos en las Refle­xio­nes? Yo no me puse de acuer­do con nadie para hablar de estos temas. Hablo de lo que la gen­te escri­be.” Cie­rra las car­pe­tas que ha esta­do repa­san­do. “Creo que lle­va­mos rato hablan­do aquí… ¿Cuán­to lle­va­mos?” Cin­cuen­ta y cin­co minu­tos, res­pon­den des­de el audi­to­rio. “Pues voy a leer el Men­sa­je”.

Se levan­ta, cami­na has­ta el podio. Lee con voz vibran­te su “Men­sa­je a los jóve­nes”. La mano dere­cha se apo­ya en el bor­de de la pla­ta­for­ma de made­ra. La aprie­ta con la mis­ma fuer­za con­que lan­za las pala­bras. Esta alo­cu­ción dura seis minu­tos con 28 segun­dos que escu­cha­mos en vilo. “Pre­fe­ri­mos afe­rrar­nos a la espe­ran­za”, una fra­se de doble sig­ni­fi­ca­do, por­que le habla a los jóve­nes y por­que Fidel, como siem­pre, con­fía en el ser humano, su refe­ren­te esen­cial.

Los aplau­sos se pro­lon­gan toda­vía cuan­do ha sali­do al pasi­llo del Pala­cio de las Con­ven­cio­nes. Nos acer­ca­mos a Elián. El ado­les­cen­te es quien pone la el pun­to final de esta nota con sen­ci­llas pala­bras: “Fue muy emo­cio­nan­te vol­ver a encon­trar al Coman­dan­te… Extra­ña­ba ver­lo y me ale­gró mucho. Fue muy impor­tan­te para mí, para todos.”

Men­sa­je a los Jóve­nes Cuba­nos

Duran­te 57 años, dos gene­ra­cio­nes de cuba­nos, la que nos pre­ce­dió y la nues­tra, que diri­gió ambas des­de el Pri­me­ro de Enero de 1959 has­ta hoy, hemos lucha­do con­tra el más pode­ro­so impe­rio que ha cono­ci­do la huma­ni­dad.

No alber­go temor alguno de pare­cer exa­ge­ra­do, lo digo con modes­tia, e inclu­so pena. Due­le ver como cien­tos de millo­nes de jóve­nes en el mun­do no pudie­ron siquie­ra apren­der a leer y escri­bir, o son semi­anal­fa­be­tos, o care­cen de tra­ba­jo e igno­ran todo lo que se refie­re a los dere­chos inalie­na­bles del ser humano.

Un colo­sal cri­men se come­te con miles de millo­nes de ado­les­cen­tes y jóve­nes de ambos sexos, cuyas mara­vi­llo­sas inte­li­gen­cias son mani­pu­la­das por los medios masi­vos de infor­ma­ción, e inclu­so muchos de ellos, fun­da­men­tal­men­te varo­nes, son con­ver­ti­dos en sol­da­dos para morir en gue­rras injus­tas y geno­ci­das que se lle­van a cabo en cual­quier par­te del pla­ne­ta Tie­rra.

El sis­te­ma eco­nó­mi­co que ha pre­va­le­ci­do es incom­pa­ti­ble con los intere­ses de la huma­ni­dad. Debe cesar y cesa­rá.

Las nue­vas gene­ra­cio­nes de jóve­nes cuba­nos harán lle­gar su men­sa­je, que nació de la expe­rien­cia vivi­da por su Patria, cum­pli­rán un deber sagra­do que le impu­so la épo­ca que les corres­pon­dió vivir. Lo harán con humil­dad y con la ver­dad en la mano, sin la estú­pi­da creen­cia en supe­rio­ri­da­des racia­les o nacio­na­les de índo­le algu­na.

Me he pre­gun­ta­do muchas veces: ¿Por qué tie­nen que morir nues­tros niños y nues­tros ado­les­cen­tes?

¿Por qué tie­nen que morir nues­tros jóve­nes?

¿Por qué tie­nen que des­apa­re­cer las inte­li­gen­cias don­de tan­tas vir­tu­des podrían sem­brar­se y cul­ti­var­se?

¿Por qué tie­nen que morir sus padres en gue­rras fra­tri­ci­das?

Ima­gi­nen que el sitio Web Glo­bal Research no mere­ce cré­di­to alguno; que la teo­ría de Gre­gory Rys­kin, inge­nie­ro bio­quí­mi­co de la Uni­ver­si­dad North­wes­tern, sobre la bur­bu­ja de metano que el arti­cu­lis­ta Terren­ce Aym aso­ció al derra­me petro­le­ro de la Bri­tish Petro­leum en el Gol­fo de Méxi­co, no mere­ce aten­ción algu­na y nos invi­tan a dor­mir tran­qui­los.

En el Glo­bal Research se publi­có la úni­ca expli­ca­ción posi­ble del hun­di­mien­to del Cheo­nan, un sofis­ti­ca­do buque anti­sub­ma­rino capaz de detec­tar una nave de este tipo a 185 kiló­me­tros de dis­tan­cia. Obvia­men­te, no podía ser hun­di­do por un vie­jo sub­ma­rino de fabri­ca­ción rusa, cons­trui­do hace más de 50 años.

Noso­tros pre­fe­ri­mos afe­rrar­nos a la espe­ran­za de que los razo­na­mien­tos emplea­dos en la Refle­xión que se publi­ca­rá el mar­tes 3 de agos­to, se ajus­ten a la reali­dad.

De lo con­tra­rio, el otro peli­gro de que una gue­rra esta­lle, que de inme­dia­to se vol­ve­rá nuclear, sería la úni­ca alter­na­ti­va, y por lo tan­to, este men­sa­je se vol­ve­rá más impor­tan­te que nun­ca.

Ni siquie­ra exis­te una posi­bi­li­dad en mil, en diez mil, en cual­quier cifra que se desee, de que Esta­dos Uni­dos o Israel renun­cien a las san­cio­nes ya esta­ble­ci­das por el Con­se­jo de Segu­ri­dad de las Nacio­nes Uni­das, con lími­tes rigu­ro­sos de tiem­po, ni de que Irán acep­te que sus bar­cos sean ins­pec­cio­na­dos.

Un cie­go lo vería con cla­ri­dad meri­dia­na.

No nos ren­di­re­mos, ni le per­mi­ti­re­mos al impe­rio enga­ñar al mun­do.

Julio 30 de 2010

Foto: Roberto ChileFoto: Rober­to Chi­le
Foto: Roberto ChileFoto: Rober­to Chi­le
Foto: Roberto ChileFoto: Rober­to Chi­le
Foto: Roberto ChileFoto: Rober­to Chi­le
Detalle. Foto: Roberto ChileDeta­lle. Foto: Rober­to Chi­le
Foto: Roberto ChileFoto: Rober­to Chi­le
Roberto ChileRober­to Chi­le
Fidel y Liudmila. Foto: Estudios RevoluciónFidel y Liud­mi­la. Foto: Estu­dios Revo­lu­ción
Fidel saluda a Yailín Orta. Foto: Estudios RevoluciónFidel salu­da a Yai­lín Orta. Foto: Estu­dios Revo­lu­ción
Fidel muestra la imagen del joven soldado que entregó a Wikileaks los documentos comprometedores de la guerra de EEUU en Afganistán. Foto: Estudios RevoluciónFidel mues­tra la ima­gen del joven sol­da­do que entre­gó a Wiki­leaks los docu­men­tos com­pro­me­te­do­res de la gue­rra de EEUU en Afga­nis­tán. Foto: Estu­dios Revo­lu­ción
Foto: Estudios RevoluciónFoto: Estu­dios Revo­lu­ción
Fidel lee el Mensaje a los jóvenes cubanos. Foto: Estudios RevoluciónFidel lee el Men­sa­je a los jóve­nes cuba­nos. Foto: Estu­dios Revo­lu­ción

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *