Ari­zo­na: los dio­ses de la hipo­cre­sía – Sil­vio Gon­za­lez

La deci­sión de la jue­za Susan Bol­ton de blo­quear pre­li­mi­nar­men­te las sec­cio­nes más racis­tas y abu­si­vas de la ley SB 1070 es impor­tan­te, pero en la prác­ti­ca sólo es una vic­to­ria par­cial del movi­mien­to favo­ra­ble a los indo­cu­men­ta­dos en Esta­dos Uni­dos que no debe dejar­se con­fun­dir o silen­ciar por esta medi­da.

La con­fluen­cia de estas accio­nes migra­to­rias, con movi­mien­tos de tro­pas hacia la fron­te­ra y la uti­li­za­ción de avio­nes no tri­pu­la­dos ha con­ver­ti­do a Ari­zo­na en el prin­ci­pal labo­ra­to­rio de lo que pue­de con­si­de­rar­se un «apartheid glo­bal» apun­ta el gru­po NACLA.

El repu­bli­cano Pat Bucha­nan lo ve como par­te de una cru­za­da sagra­da nece­sa­ria para que Esta­dos Uni­dos no sea inva­di­do por «hor­das bár­ba­ras de ham­brien­tos extran­je­ros por­ta­do­res de enfer­me­da­des exó­ti­cas».

La deci­sión fue adop­ta­da en momen­tos en que hay movi­li­za­cio­nes, vigi­lias y accio­nes calle­je­ras en las prin­ci­pa­les ciu­da­des, así como un amplio movi­mien­to des­ti­na­do a ini­ciar un con­tun­den­te boi­cot con­tra el esta­do de Ari­zo­na.

La ban­da nor­te­ame­ri­ca­na Rage Against the Machi­ne pre­si­di­rá un con­cier­to cuyas recau­da­cio­nes se entre­ga­rán a orga­ni­za­cio­nes opues­tas a esa ley anti-inmi­gran­tes.

El espec­tácu­lo es una de las prin­ci­pa­les ini­cia­ti­vas del lla­ma­do Sounds­tri­ke (Gol­pe de soni­do), que agru­pa a per­so­na­li­da­des que impug­nan esa ley dis­cri­mi­na­to­ria, y con­ta­rá con gru­pos como Nine Inch Nails, Billy Bragg, Ste­ve Ear­le y Ry Cooder, entre otros.

Por pri­me­ra vez en 10 años los intér­pre­tes de March of Death actua­rán en su ciu­dad natal, en lo que se con­si­de­ra un lla­ma­do a la socie­dad esta­dou­ni­den­se para luchar por la erra­di­ca­ción del códi­go dra­co­niano SB 1070, que ampa­ra la repre­sión con­tra cual­quier per­so­na de aspec­to extran­je­ro.

El gobierno del pre­si­den­te Barack Oba­ma aun­que se opo­ne a la ley ha rea­li­za­do iró­ni­ca­men­te la mayor can­ti­dad de depor­ta­cio­nes y de per­se­cu­cio­nes de los emplea­do­res de indo­cu­men­ta­dos de toda la his­to­ria, apun­ta la coa­li­ción paci­fis­ta ANSWER.

En lugar de las depor­ta­cio­nes masi­vas, el gobierno del pre­si­den­te Oba­ma debe tra­ba­jar en favor de una refor­ma migra­to­ria abar­ca­do­ra y jus­ta que ofrez­ca a más de 12 millo­nes de indo­cu­men­ta­dos sus dere­chos cons­ti­tu­cio­na­les fun­da­men­ta­les, publi­ca el sitio Drud­ge Report.

Otros esta­dos obser­van con aten­ción la bata­lla en Ari­zo­na para imple­men­tar ellos tam­bién medi­das legis­la­ti­vas incons­ti­tu­cio­na­les simi­la­res, apun­ta el New York Times.

El Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia ini­ció bajo la pre­sión popu­lar un pro­ce­so de impug­na­ción de la SB 1070 por con­si­de­rar que ese esta­do se atri­bu­ye pode­res de com­pe­ten­cia fede­ral.

La Agen­cia Fede­ral de Inmi­gra­ción y Adua­nas, cono­ci­da por sus siglas ICE, espe­ra depor­tar este año más de 400 mil irre­gu­la­res, o lo que es un 25 por cien­to más que los depor­ta­dos en el 2007 duran­te el gobierno del ex pre­si­den­te Geor­ge W. Bush.

Ya en el 2005 se crea­ron las con­di­cio­nes para la imple­men­ta­ción de leyes incons­ti­tu­cio­na­les racis­tas cuan­do el Depar­ta­men­to de Segu­ri­dad de la Patria lan­zó la Ope­ra­ción Stream­li­ne que cri­mi­na­li­za­ba la inmi­gra­ción ile­gal y deja­ba de asu­mir­la como una vio­la­ción menor.

Con esta moda­li­dad se pro­ce­sa­ban masi­va­men­te a los cap­tu­ra­dos al rit­mo de más de 70 en una hora que podían reci­bir sen­ten­cias de 30 días a 6 meses de pri­sión y si eran rein­ci­den­tes entre dos y has­ta 20 años.

Todos ellos que­da­rían con serios ante­ce­den­tes pena­les en Esta­dos Uni­dos de por vida lo que impe­di­ría que pudie­ran emi­grar legal­men­te.

Los con­de­na­dos irían a pri­sio­nes pri­va­das en Ari­zo­na las cua­les son una de las pocas indus­trias flo­re­cien­tes en ese esta­do gol­pea­do seve­ra­men­te por la actual depre­sión social y finan­cie­ra según el Wall Street Jour­nal.

De acuer­do con Caro­li­na Isaacs, direc­to­ra de la orga­ni­za­ción cuá­que­ra Ame­ri­can Friends Ser­vi­ce Comi­tee tan­to la Ope­ra­ción Stream­li­ne como la ley SB 1070 pro­vo­ca­ron que se apli­quen injus­ta­men­te a empo­bre­ci­dos irre­gu­la­res, solu­cio­nes simi­la­res a la que se toman con­tra con­no­ta­dos delin­cuen­tes.

Las mis­mas des­ata­ron una inne­ce­sa­ria e injus­ta gue­rra con­tra los ile­ga­les que aho­ra has­ta deben pagar los gas­tos car­ce­la­rios en que incu­rran mien­tras que están dete­ni­dos según apun­ta el sitio Por­tsi­de.

Los pagos que deben hacer los dete­ni­dos al sis­te­ma car­ce­la­rios pri­va­do inclu­yen tam­bién penas adi­cio­na­les por con­tra­ban­do, por escon­der o emplear a los ile­ga­les.

Issac dice que cuan­do se ana­li­za la SB1070 se nota que han com­pri­mi­do den­tro de la mis­ma al menos otras 40 legis­la­cio­nes des­ti­na­das a hos­ti­gar y depor­tar a los extran­je­ros sin docu­men­ta­ción. En 1993 la Patru­lla Fron­te­ri­za de Esta­dos Uni­dos lan­zó una serie de ope­ra­cio­nes de bús­que­da y cap­tu­ra como por ejem­plo La Ope­ra­ción Defi­ne la Linea en El Paso, la Ope­ra­ción Por­te­ro de la Ver­ja en San Die­go y la Ope­ra­ción Sal­va­guar­da en todo el esta­do de Ari­zo­na.

Esto dio por resul­ta­do que con la uti­li­za­ción de arte­fac­tos de alta tec­no­lo­gía la Patru­lla cerró los prin­ci­pa­les cru­ces que uti­li­zan los inmi­gran­tes en las ciu­da­des de Noga­les y Dou­glas don­de se levan­tó un muro de 16 pies de altu­ra.

Los Acuer­dos de Libre Comer­cio des­ata­ron un éxo­do masi­vo de mexi­ca­nos que cru­za­ban la fron­te­ra hacia Esta­dos Uni­dos a un pro­me­dio de 500 mil anua­les duran­te el gobierno de Bill Clin­ton y muchos de ellos pere­cie­ron en el desier­to de Ari­zo­na a un pro­me­dio de 200 cada año según NACLA.

Al con­ver­tir­se Ari­zo­na en el labo­ra­to­rio con­tra inmi­gran­tes por exce­len­cia apa­re­cie­ron las pri­sio­nes pri­va­das y los gru­pos para­mi­li­ta­res como los Ranch Res­cues y los Minu­te­man com­pues­tos por blan­cos de ten­den­cias nazis­tas.

El she­riff del Con­da­do de Mari­co­pa, Joseph Arpaio, en lugar de repri­mir las acti­vi­da­des de los extre­mis­tas para­mi­li­ta­res comen­zó a imi­tar­las y creó una par­ti­da de volun­ta­rios para lite­ral­men­te salir a cazar fami­lias ente­ras de indo­cu­men­ta­dos.

Este señor creó una ciu­dad de car­pas con capa­ci­dad para dos mil pri­sio­ne­ros y los obli­ga­ba a poner­se uni­for­mes rosa­dos para bur­lar­se de la mas­cu­li­ni­dad de los encar­ta­dos por sus hues­tes.

En una entre­vis­ta con la cade­na tele­vi­si­va Fox News, Arpaio decla­ró que levan­ta­ría una ciu­dad de car­pas des­de Ari­zo­na has­ta Méxi­co si fue­ra nece­sa­rio.

El Pho­neix Times apun­ta que la SB 1070 sen­ci­lla­men­te lega­li­za la bru­ta­li­dad repre­si­va que ya Arpaio lle­va­ba a cabo con abso­lu­ta impu­ni­dad de las auto­ri­da­des esta­ta­les.

El Pre­mio Nobel de la Paz, Des­mond Tutú, decla­ró que los ren­co­res como el apartheid no empie­zan por toda la pobla­ción que de pron­to se vuel­ve inhu­ma­na, sino que comien­zan dis­cri­mi­nan­do por carac­te­rís­ti­cas racia­les.

El geó­gra­fo Joseph Nevins dijo en una entre­vis­ta con la revis­ta Znet que las polí­ti­cas racia­les diri­gi­das con­tra un seg­men­to pobla­cio­nal rela­ti­va­men­te pobre y de color que deben arries­gar sus vidas para poder con­se­guir el sus­ten­to en los paí­ses ricos, con­tras­ta con aque­llos pri­vi­le­gios de los que son blan­cos, que pue­den via­jar legal­men­te a tra­vés de las fron­te­ras inter­na­cio­na­les.

El gobierno del pre­si­den­te Oba­ma aun­que impug­na la SB1070 sigue com­pro­me­ti­do con la depor­ta­ción masi­va de indo­cu­men­ta­dos y con las polí­ti­cas de mili­ta­ri­za­ción fron­te­ri­za.

Lo cier­to es que esa ley no deten­drá la inmi­gra­ción ile­gal sino que cana­li­za­ra a miles de pri­sio­ne­ros a las cár­ce­les par­ti­cu­la­res otor­gán­do­le a estas la mate­ria pri­ma huma­na para obte­ner sus ganan­cias, seña­la Todd Miller edi­tor asis­ten­te en NACLA.

(*) El autor es jefe del Depar­ta­men­to de Difu­sión de Pren­sa Lati­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *