Ari­zo­na: los dio­ses de la hipo­cre­sía – Sil­vio Gonzalez

La deci­sión de la jue­za Susan Bol­ton de blo­quear pre­li­mi­nar­men­te las sec­cio­nes más racis­tas y abu­si­vas de la ley SB 1070 es impor­tan­te, pero en la prác­ti­ca sólo es una vic­to­ria par­cial del movi­mien­to favo­ra­ble a los indo­cu­men­ta­dos en Esta­dos Uni­dos que no debe dejar­se con­fun­dir o silen­ciar por esta medida.

La con­fluen­cia de estas accio­nes migra­to­rias, con movi­mien­tos de tro­pas hacia la fron­te­ra y la uti­li­za­ción de avio­nes no tri­pu­la­dos ha con­ver­ti­do a Ari­zo­na en el prin­ci­pal labo­ra­to­rio de lo que pue­de con­si­de­rar­se un «apartheid glo­bal» apun­ta el gru­po NACLA.

El repu­bli­cano Pat Bucha­nan lo ve como par­te de una cru­za­da sagra­da nece­sa­ria para que Esta­dos Uni­dos no sea inva­di­do por «hor­das bár­ba­ras de ham­brien­tos extran­je­ros por­ta­do­res de enfer­me­da­des exóticas».

La deci­sión fue adop­ta­da en momen­tos en que hay movi­li­za­cio­nes, vigi­lias y accio­nes calle­je­ras en las prin­ci­pa­les ciu­da­des, así como un amplio movi­mien­to des­ti­na­do a ini­ciar un con­tun­den­te boi­cot con­tra el esta­do de Arizona.

La ban­da nor­te­ame­ri­ca­na Rage Against the Machi­ne pre­si­di­rá un con­cier­to cuyas recau­da­cio­nes se entre­ga­rán a orga­ni­za­cio­nes opues­tas a esa ley anti-inmigrantes.

El espec­tácu­lo es una de las prin­ci­pa­les ini­cia­ti­vas del lla­ma­do Sounds­tri­ke (Gol­pe de soni­do), que agru­pa a per­so­na­li­da­des que impug­nan esa ley dis­cri­mi­na­to­ria, y con­ta­rá con gru­pos como Nine Inch Nails, Billy Bragg, Ste­ve Ear­le y Ry Cooder, entre otros.

Por pri­me­ra vez en 10 años los intér­pre­tes de March of Death actua­rán en su ciu­dad natal, en lo que se con­si­de­ra un lla­ma­do a la socie­dad esta­dou­ni­den­se para luchar por la erra­di­ca­ción del códi­go dra­co­niano SB 1070, que ampa­ra la repre­sión con­tra cual­quier per­so­na de aspec­to extranjero.

El gobierno del pre­si­den­te Barack Oba­ma aun­que se opo­ne a la ley ha rea­li­za­do iró­ni­ca­men­te la mayor can­ti­dad de depor­ta­cio­nes y de per­se­cu­cio­nes de los emplea­do­res de indo­cu­men­ta­dos de toda la his­to­ria, apun­ta la coa­li­ción paci­fis­ta ANSWER.

En lugar de las depor­ta­cio­nes masi­vas, el gobierno del pre­si­den­te Oba­ma debe tra­ba­jar en favor de una refor­ma migra­to­ria abar­ca­do­ra y jus­ta que ofrez­ca a más de 12 millo­nes de indo­cu­men­ta­dos sus dere­chos cons­ti­tu­cio­na­les fun­da­men­ta­les, publi­ca el sitio Drud­ge Report.

Otros esta­dos obser­van con aten­ción la bata­lla en Ari­zo­na para imple­men­tar ellos tam­bién medi­das legis­la­ti­vas incons­ti­tu­cio­na­les simi­la­res, apun­ta el New York Times.

El Depar­ta­men­to de Jus­ti­cia ini­ció bajo la pre­sión popu­lar un pro­ce­so de impug­na­ción de la SB 1070 por con­si­de­rar que ese esta­do se atri­bu­ye pode­res de com­pe­ten­cia federal.

La Agen­cia Fede­ral de Inmi­gra­ción y Adua­nas, cono­ci­da por sus siglas ICE, espe­ra depor­tar este año más de 400 mil irre­gu­la­res, o lo que es un 25 por cien­to más que los depor­ta­dos en el 2007 duran­te el gobierno del ex pre­si­den­te Geor­ge W. Bush.

Ya en el 2005 se crea­ron las con­di­cio­nes para la imple­men­ta­ción de leyes incons­ti­tu­cio­na­les racis­tas cuan­do el Depar­ta­men­to de Segu­ri­dad de la Patria lan­zó la Ope­ra­ción Stream­li­ne que cri­mi­na­li­za­ba la inmi­gra­ción ile­gal y deja­ba de asu­mir­la como una vio­la­ción menor.

Con esta moda­li­dad se pro­ce­sa­ban masi­va­men­te a los cap­tu­ra­dos al rit­mo de más de 70 en una hora que podían reci­bir sen­ten­cias de 30 días a 6 meses de pri­sión y si eran rein­ci­den­tes entre dos y has­ta 20 años.

Todos ellos que­da­rían con serios ante­ce­den­tes pena­les en Esta­dos Uni­dos de por vida lo que impe­di­ría que pudie­ran emi­grar legalmente.

Los con­de­na­dos irían a pri­sio­nes pri­va­das en Ari­zo­na las cua­les son una de las pocas indus­trias flo­re­cien­tes en ese esta­do gol­pea­do seve­ra­men­te por la actual depre­sión social y finan­cie­ra según el Wall Street Journal.

De acuer­do con Caro­li­na Isaacs, direc­to­ra de la orga­ni­za­ción cuá­que­ra Ame­ri­can Friends Ser­vi­ce Comi­tee tan­to la Ope­ra­ción Stream­li­ne como la ley SB 1070 pro­vo­ca­ron que se apli­quen injus­ta­men­te a empo­bre­ci­dos irre­gu­la­res, solu­cio­nes simi­la­res a la que se toman con­tra con­no­ta­dos delincuentes.

Las mis­mas des­ata­ron una inne­ce­sa­ria e injus­ta gue­rra con­tra los ile­ga­les que aho­ra has­ta deben pagar los gas­tos car­ce­la­rios en que incu­rran mien­tras que están dete­ni­dos según apun­ta el sitio Portside.

Los pagos que deben hacer los dete­ni­dos al sis­te­ma car­ce­la­rios pri­va­do inclu­yen tam­bién penas adi­cio­na­les por con­tra­ban­do, por escon­der o emplear a los ilegales.

Issac dice que cuan­do se ana­li­za la SB1070 se nota que han com­pri­mi­do den­tro de la mis­ma al menos otras 40 legis­la­cio­nes des­ti­na­das a hos­ti­gar y depor­tar a los extran­je­ros sin docu­men­ta­ción. En 1993 la Patru­lla Fron­te­ri­za de Esta­dos Uni­dos lan­zó una serie de ope­ra­cio­nes de bús­que­da y cap­tu­ra como por ejem­plo La Ope­ra­ción Defi­ne la Linea en El Paso, la Ope­ra­ción Por­te­ro de la Ver­ja en San Die­go y la Ope­ra­ción Sal­va­guar­da en todo el esta­do de Arizona.

Esto dio por resul­ta­do que con la uti­li­za­ción de arte­fac­tos de alta tec­no­lo­gía la Patru­lla cerró los prin­ci­pa­les cru­ces que uti­li­zan los inmi­gran­tes en las ciu­da­des de Noga­les y Dou­glas don­de se levan­tó un muro de 16 pies de altura.

Los Acuer­dos de Libre Comer­cio des­ata­ron un éxo­do masi­vo de mexi­ca­nos que cru­za­ban la fron­te­ra hacia Esta­dos Uni­dos a un pro­me­dio de 500 mil anua­les duran­te el gobierno de Bill Clin­ton y muchos de ellos pere­cie­ron en el desier­to de Ari­zo­na a un pro­me­dio de 200 cada año según NACLA.

Al con­ver­tir­se Ari­zo­na en el labo­ra­to­rio con­tra inmi­gran­tes por exce­len­cia apa­re­cie­ron las pri­sio­nes pri­va­das y los gru­pos para­mi­li­ta­res como los Ranch Res­cues y los Minu­te­man com­pues­tos por blan­cos de ten­den­cias nazistas.

El she­riff del Con­da­do de Mari­co­pa, Joseph Arpaio, en lugar de repri­mir las acti­vi­da­des de los extre­mis­tas para­mi­li­ta­res comen­zó a imi­tar­las y creó una par­ti­da de volun­ta­rios para lite­ral­men­te salir a cazar fami­lias ente­ras de indocumentados.

Este señor creó una ciu­dad de car­pas con capa­ci­dad para dos mil pri­sio­ne­ros y los obli­ga­ba a poner­se uni­for­mes rosa­dos para bur­lar­se de la mas­cu­li­ni­dad de los encar­ta­dos por sus huestes.

En una entre­vis­ta con la cade­na tele­vi­si­va Fox News, Arpaio decla­ró que levan­ta­ría una ciu­dad de car­pas des­de Ari­zo­na has­ta Méxi­co si fue­ra necesario.

El Pho­neix Times apun­ta que la SB 1070 sen­ci­lla­men­te lega­li­za la bru­ta­li­dad repre­si­va que ya Arpaio lle­va­ba a cabo con abso­lu­ta impu­ni­dad de las auto­ri­da­des estatales.

El Pre­mio Nobel de la Paz, Des­mond Tutú, decla­ró que los ren­co­res como el apartheid no empie­zan por toda la pobla­ción que de pron­to se vuel­ve inhu­ma­na, sino que comien­zan dis­cri­mi­nan­do por carac­te­rís­ti­cas raciales.

El geó­gra­fo Joseph Nevins dijo en una entre­vis­ta con la revis­ta Znet que las polí­ti­cas racia­les diri­gi­das con­tra un seg­men­to pobla­cio­nal rela­ti­va­men­te pobre y de color que deben arries­gar sus vidas para poder con­se­guir el sus­ten­to en los paí­ses ricos, con­tras­ta con aque­llos pri­vi­le­gios de los que son blan­cos, que pue­den via­jar legal­men­te a tra­vés de las fron­te­ras internacionales.

El gobierno del pre­si­den­te Oba­ma aun­que impug­na la SB1070 sigue com­pro­me­ti­do con la depor­ta­ción masi­va de indo­cu­men­ta­dos y con las polí­ti­cas de mili­ta­ri­za­ción fronteriza.

Lo cier­to es que esa ley no deten­drá la inmi­gra­ción ile­gal sino que cana­li­za­ra a miles de pri­sio­ne­ros a las cár­ce­les par­ti­cu­la­res otor­gán­do­le a estas la mate­ria pri­ma huma­na para obte­ner sus ganan­cias, seña­la Todd Miller edi­tor asis­ten­te en NACLA.

(*) El autor es jefe del Depar­ta­men­to de Difu­sión de Pren­sa Latina.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.