Balan­ce de las pri­me­ras sesio­nes del jui­cio con­tra Udal­bil­tza

Tras las cua­tro sesio­nes de julio, el jui­cio que se sigue en la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la con­tra Udal­bil­tza y con­tra 20 per­so­nas, car­gos elec­tos o tra­ba­ja­do­ras de la ins­ti­tu­ción (Miriam Cam­pos ha que­da­do fue­ra de este pro­ce­so, por haber sido juz­ga­da ya, y Xar­lo Etxe­zaha­rre­ta no será juz­ga­do de momen­to, al no haber com­pa­re­ci­do en la Audien­cia). Tene­mos que recor­dar que el minis­te­rio fis­cal soli­ci­ta penas de entre 10 y 15 años de cár­cel para cada una de esas per­so­nas y la aso­cia­ción Dig­ni­dad y Jus­ti­cia penas de entre 15 y 23 años. Ade­más, ambas acu­sa­cio­nes piden la ile­ga­li­za­ción de Udal­bil­tza, del Con­sor­cio Udal­bil­tza y del Fon­do Vas­co de Cohe­sión y Desa­rro­llo, ade­más de la inha­bi­li­ta­ción de las 20 per­so­nas acu­sa­das.

A la hora de valo­rar lo acon­te­ci­do has­ta el momen­to, las per­so­nas pro­ce­sa­das des­ta­ca­ría­mos los siguien­tes ele­men­tos:

o Una idea prin­ci­pal, gra­ve: Se nos están pidien­do expli­ca­cio­nes sobre una acti­vi­dad polí­ti­ca públi­ca, sobre acti­vi­da­des admi­nis­tra­ti­vas inter­mu­ni­ci­pa­les de carác­ter trans­fron­te­ri­zo ante una cor­te penal. Esto deja bien cla­ro que el obje­ti­vo del Esta­do espa­ñol, en este pro­ce­di­mien­to, es pena­li­zar los cimien­tos de la demo­cra­cia: son los ayun­ta­mien­tos las ins­ti­tu­cio­nes más cer­ca­nas a la ciu­da­da­nía, el sopor­te bási­co de la demo­cra­cia. Y Udal­bil­tza nació de la volun­tad común, com­par­ti­da, de cien­tos de ayun­ta­mien­tos y de elec­tos muni­ci­pa­les. Eso es demo­cra­cia en esta­do puro. Y eso es lo que el Esta­do espa­ñol está juz­gan­do, de for­ma inqui­si­to­rial, a tra­vés de este tri­bu­nal espe­cial. Por lo tan­to, tras un pro­ce­sa­mien­to sin deli­to, esta­mos ante un jui­cio cla­ra­men­te inqui­si­to­rial.

o El que se está siguien­do con­tra UDALBILTZA, es un pro­ce­sa­mien­to guia­do por la expre­sión “todo es ETA”. Pero tene­mos que dejar­lo bien cla­ro: en el jui­cio está que­dan­do bien cla­ro que todo el pro­ce­so está basa­do en una gran men­ti­ra. Han empe­za­do a com­pa­re­cer los poli­cías tes­ti­gos de las acu­sa­cio­nes y, evi­den­te­men­te, no han sido capa­ces de apor­tar prue­ba algu­na que demues­tre la vin­cu­la­ción de UDALBILTZA a ETA. Evi­den­te­men­te por­que lo que no es, no pue­de ser. Una vez más nos encon­tra­mos ante una far­sa que comen­zó a cons­truir­se por el teja­do, pero los fal­sos cimien­tos han comen­za­do a caer tam­bién nada más comen­zar el jui­cio.

o La úni­ca acu­sa­ción que se nos for­mu­la es haber ejer­ci­do o ampa­ra­do dere­chos fun­da­men­ta­les y veri­fi­car ese extre­mo está sien­do el obje­ti­vo prin­ci­pal de la fis­ca­lía y de la acu­sa­ción popu­lar. Una y otra vez, se nos han pedi­do expli­ca­cio­nes acer­ca de hechos que tie­nen que ver con el ejer­ci­cio de dere­chos fun­da­men­ta­les reco­no­ci­dos en la legis­la­ción espa­ño­la o en el dere­cho inter­na­cio­nal, entre otros, sobre si somos res­pon­sa­bles o no de impul­sar la acti­vi­dad de UDALBILTZA, sobre nues­tra par­ti­ci­pa­ción en pro­ce­sos elec­to­ra­les o sobre el ampa­ro al dere­cho a la nacio­na­li­dad. Este es un jui­cio con­tra los dere­chos civi­les y polí­ti­cos. Los dere­chos de las per­so­nas pro­ce­sa­das y del pro­pio pue­blo vas­co. Con este pro­ce­so se nos ha sus­pen­di­do el dere­cho de reu­nión, el dere­cho a ser elegida/​o repre­sen­tan­te legítima/​o de la ciu­da­da­nía y a ejer­cer la labor ins­ti­tu­cio­nal que corres­pon­da, en fun­ción de esa repre­sen­ta­ción. Y en el aspec­to colec­ti­vo, tam­bién han pues­to bajo ame­na­za de cas­ti­go penal, el dere­cho del pue­blo vas­co a crear y desa­rro­llar demo­crá­ti­ca­men­te sus pro­pias ins­ti­tu­cio­nes.

Sobre la fis­ca­lía y la acu­sa­ción popu­lar:

o El minis­te­rio fis­cal man­tie­ne las gra­ves peti­cio­nes de cár­cel, lo cual nos preo­cu­pa pro­fun­da­men­te a las per­so­nas pro­ce­sa­das. La fis­ca­lía tra­ta de ocul­tar el hecho de que el naci­mien­to y acti­vi­dad de UDALBILTZA ha sido debi­do a la volun­tad con­jun­ta de cien­tos de car­gos elec­tos muni­ci­pa­les; tra­ta de demos­trar que sur­gió y se desa­rro­lló a las órde­nes de ETA. Pero, tal y como ya hemos apun­ta­do, no ha apor­ta­do aún prue­ba ni infor­ma­ción algu­na al res­pec­to.

o Aún más inex­pli­ca­ble es la pro­pia exis­ten­cia de la Acu­sa­ción Popu­lar. ¿Quié­nes son las víc­ti­mas o las per­so­nas dam­ni­fi­ca­das por UDALBILTZA? La exis­ten­cia de una acu­sa­ción popu­lar, es uno de los capí­tu­los más absur­dos de este jui­cio injus­to.

El tiem­po no pasa en vano. Otro capí­tu­lo de esta injus­ti­cia: un cas­ti­go anti­ci­pa­do de 7 años.

o Han pasa­do sie­te años y tres meses des­de que comen­zó pesa­di­lla de la ope­ra­ción con­tra­UDAL­BIL­TZA. En pri­mer lugar, este retra­so ya pone, de por sí, en tela de jui­cio la pro­pia rec­ti­tud de la jus­ti­cia. Por otra par­te, supo­ne una serie de penas anti­ci­pa­das. Tene­mos que recor­dar, que muchas de las per­so­nas pro­ce­sa­das, tre­ce, fue­ron dete­ni­das y encar­ce­la­das por su acti­vi­dad en UDALBILTZA y que, aún hoy, des­pués de trans­cu­rri­dos más de sie­te años, con­ti­núan pro­vi­sio­nal­men­te cas­ti­ga­das. Algu­nas, deben acu­dir al juz­ga­do o a la comi­sa­ría cada dos sema­nas a fir­mar; otras ¡cada dos días! Y eso duran­te sie­te años. Igual­men­te, cada vez que quie­ren salir del Esta­do espa­ñol, aun­que sea para mover­se por el res­to de Eus­kal Herria, deben soli­ci­tar un per­mi­so espe­cial con mucha ante­la­ción. Su día a día, pues vie­ne estan­do con­di­cio­na­do des­de hace sie­te años.

o El tiem­po no pasa, en efec­to, en vano. Tam­po­co para las acu­sa­cio­nes, lo que se ha vis­to cla­ra­men­te en los tes­ti­mo­nios de la sema­na pasa­da. “No recuer­do” ha sido la fra­se prin­ci­pal de los poli­cías lla­ma­dos como tes­ti­gos la sema­na pasa­da. Y es nor­mal, cier­ta­men­te, no recor­dar. Ha sido un exabrup­to poli­cial-judi­cial de la era Aznar, del año 2003, el que nos ha traí­do a esta situa­ción, en el 2010.

A las ini­cia­ti­vas de soli­da­ri­dad y denun­cia, una vez más, muchí­si­mas gra­cias y ¡ade­lan­te!

o A la hora de hacer balan­ce, no pode­mos dejar de men­cio­nar las ini­cia­ti­vas ins­ti­tu­cio­na­les, socia­les y/​o popu­la­res de soli­da­ri­dad y denun­cia que se han pues­to en mar­cha fue­ra y den­tro de Eus­kal Herria:

- Las miles de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos, car­gos elec­tos y ex-car­gos elec­tos de un amplio espec­tro de ideas que os habéis suma­do a las con­cen­tra­cio­nes que se han cele­bra­do antes del jui­cio y duran­te el mis­mo bajo el lema UDALBILTZA ASKE! Se han for­ma­do gru­pos de apo­yo en dece­nas de pue­blos y se ha abor­da­do el pro­ce­so con­tra UDALBILTZA de mil mane­ras: en fies­tas, en cele­bra­cio­nes, en prue­bas depor­ti­vas, en con­fe­ren­cias…

- La olea­da de mocio­nes muni­ci­pa­les que está lle­gan­do gota a gota: son ya más de 50 los muni­ci­pios que han denun­cia­do for­mal­men­te el pro­ce­so con­tra UDALBILTZA. Tam­bién refle­jan un amplio espec­tro las fuer­zas polí­ti­cas que han posi­bi­li­ta­do la apro­ba­ción de esos tex­tos: des­de con­ce­ja­les inde­pen­dien­tes, inclu­yen­do todas las fuer­zas polí­ti­cas que tie­nen como refe­ren­te a Eus­kal Herria.

- La soli­da­ri­dad y denun­cia del pro­ce­so con­tra UDALBILTZA lle­gó al Par­la­men­to de Gas­teiz el 2008, este año ha lle­ga­do al Par­la­men­to Euro­peo y ha empren­di­do el camino para lle­gar a Nacio­nes Uni­das.

- Un mani­fies­to de denun­cia y soli­da­ri­dad ha sido sus­cri­to por 52 agen­tes socia­les de todos los ámbi­tos y del con­jun­to de Eus­kal Herria.

- Tam­bién juris­tas y repre­sen­tan­tes ins­ti­tu­cio­na­les inter­na­cio­na­les se han uni­do en torno a un mani­fies­to de denun­cia de este pro­ce­so que están difun­dien­do.

- Se han for­ma­do Gru­pos de Apo­yo en Cata­lu­ña y Madrid. En Madrid, con un gru­po de apo­yo, cuyos inte­gran­tes, ade­más de acom­pa­ñan­tes, son ya nues­tras her­ma­nas y her­ma­nos.

- Un con­jun­to de 33 per­so­nas muy cono­ci­das de Eus­kal Herria ha hecho públi­ca la “Ini­cia­ti­va Soli­da­ria con los pro­ce­sa­dos en el caso UDALBILTZA”, y ha reca­ba­do el apo­yo de otras tan­tas per­so­na­li­da­des, para soli­ci­tar la abso­lu­ción. Tam­bién aquí se ha dado cita un arco ideo­ló­gi­co amplio, com­pren­di­do el con­jun­to del espec­tro aber­tza­le, el PSE y el PSN.

o A todas y a todos, ade­más de vol­ver a expre­sar el enor­me agra­de­ci­mien­to de las y los pro­ce­sa­dos, debe­mos decir­les que están mos­tran­do un camino. Están sien­do ejem­plo de cola­bo­ra­ción que desea­mos se repro­duz­ca en el futu­ro en torno muchos otros temas.

LLAMAMIENTO A VOLVER A FORMAR UNA NUEVA OLA DE SOLIDARIDAD Y DENUNCIA EN SEPTIEMBRE

o Aho­ra el jui­cio que­da sus­pen­di­do, has­ta el 13 de sep­tiem­bre. Todos nos mere­ce­mos un des­can­so, tan­to las per­so­nas pro­ce­sa­das como el res­to de la ciu­da­da­nía.

o Pero que­re­mos hacer un lla­ma­mien­to a reto­mar el tra­ba­jo a comien­zos de sep­tiem­bre, en los pue­blos, en los ayun­ta­mien­tos, en Eus­kal Herria y tam­bién fue­ra.

o Para ello, que­re­mos recor­dar que las pró­xi­mas citas ya están fija­das, para que todas y todos las apun­te­mos en el calen­da­rio:

- La pri­me­ra con­cen­tra­ción silen­cio­sa tras las vaca­cio­nes: 10 de SEPTIEMBRE, a las 12:00 en DONOSTIA, en el QUIOSCO DEL BOULEVARD. Hace­mos un lla­ma­mien­to espe­cial para que acu­dan con­ce­ja­les y ex-con­ce­ja­les, pero es una con­vo­ca­to­ria abier­ta a todas y todos los ciu­da­da­nos.

- 11 de SEPTIEMBRE, MANIFESTACIÓN NACIONAL en BILBAO, a favor de los Dere­chos Civi­les y Polí­ti­cos, con­vo­ca­da por ADIERAZI EH.

- 13 de sep­tiem­bre, el jui­cio se reanu­da­rá en Madrid. Os ani­ma­mos a que con­ti­nuéis con las ini­cia­ti­vas de los Gru­pos de Apo­yo a Udal­bil­tza en todos los pue­blos.

Entre todas y todos, Udal­bil­tza aske! ¡Udal­bil­tza libre!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *