Balan­ce de las pri­me­ras sesio­nes del jui­cio con­tra Udalbiltza

Tras las cua­tro sesio­nes de julio, el jui­cio que se sigue en la Audien­cia Nacio­nal espa­ño­la con­tra Udal­bil­tza y con­tra 20 per­so­nas, car­gos elec­tos o tra­ba­ja­do­ras de la ins­ti­tu­ción (Miriam Cam­pos ha que­da­do fue­ra de este pro­ce­so, por haber sido juz­ga­da ya, y Xar­lo Etxe­zaha­rre­ta no será juz­ga­do de momen­to, al no haber com­pa­re­ci­do en la Audien­cia). Tene­mos que recor­dar que el minis­te­rio fis­cal soli­ci­ta penas de entre 10 y 15 años de cár­cel para cada una de esas per­so­nas y la aso­cia­ción Dig­ni­dad y Jus­ti­cia penas de entre 15 y 23 años. Ade­más, ambas acu­sa­cio­nes piden la ile­ga­li­za­ción de Udal­bil­tza, del Con­sor­cio Udal­bil­tza y del Fon­do Vas­co de Cohe­sión y Desa­rro­llo, ade­más de la inha­bi­li­ta­ción de las 20 per­so­nas acusadas.

A la hora de valo­rar lo acon­te­ci­do has­ta el momen­to, las per­so­nas pro­ce­sa­das des­ta­ca­ría­mos los siguien­tes elementos:

o Una idea prin­ci­pal, gra­ve: Se nos están pidien­do expli­ca­cio­nes sobre una acti­vi­dad polí­ti­ca públi­ca, sobre acti­vi­da­des admi­nis­tra­ti­vas inter­mu­ni­ci­pa­les de carác­ter trans­fron­te­ri­zo ante una cor­te penal. Esto deja bien cla­ro que el obje­ti­vo del Esta­do espa­ñol, en este pro­ce­di­mien­to, es pena­li­zar los cimien­tos de la demo­cra­cia: son los ayun­ta­mien­tos las ins­ti­tu­cio­nes más cer­ca­nas a la ciu­da­da­nía, el sopor­te bási­co de la demo­cra­cia. Y Udal­bil­tza nació de la volun­tad común, com­par­ti­da, de cien­tos de ayun­ta­mien­tos y de elec­tos muni­ci­pa­les. Eso es demo­cra­cia en esta­do puro. Y eso es lo que el Esta­do espa­ñol está juz­gan­do, de for­ma inqui­si­to­rial, a tra­vés de este tri­bu­nal espe­cial. Por lo tan­to, tras un pro­ce­sa­mien­to sin deli­to, esta­mos ante un jui­cio cla­ra­men­te inquisitorial.

o El que se está siguien­do con­tra UDALBILTZA, es un pro­ce­sa­mien­to guia­do por la expre­sión “todo es ETA”. Pero tene­mos que dejar­lo bien cla­ro: en el jui­cio está que­dan­do bien cla­ro que todo el pro­ce­so está basa­do en una gran men­ti­ra. Han empe­za­do a com­pa­re­cer los poli­cías tes­ti­gos de las acu­sa­cio­nes y, evi­den­te­men­te, no han sido capa­ces de apor­tar prue­ba algu­na que demues­tre la vin­cu­la­ción de UDALBILTZA a ETA. Evi­den­te­men­te por­que lo que no es, no pue­de ser. Una vez más nos encon­tra­mos ante una far­sa que comen­zó a cons­truir­se por el teja­do, pero los fal­sos cimien­tos han comen­za­do a caer tam­bién nada más comen­zar el juicio.

o La úni­ca acu­sa­ción que se nos for­mu­la es haber ejer­ci­do o ampa­ra­do dere­chos fun­da­men­ta­les y veri­fi­car ese extre­mo está sien­do el obje­ti­vo prin­ci­pal de la fis­ca­lía y de la acu­sa­ción popu­lar. Una y otra vez, se nos han pedi­do expli­ca­cio­nes acer­ca de hechos que tie­nen que ver con el ejer­ci­cio de dere­chos fun­da­men­ta­les reco­no­ci­dos en la legis­la­ción espa­ño­la o en el dere­cho inter­na­cio­nal, entre otros, sobre si somos res­pon­sa­bles o no de impul­sar la acti­vi­dad de UDALBILTZA, sobre nues­tra par­ti­ci­pa­ción en pro­ce­sos elec­to­ra­les o sobre el ampa­ro al dere­cho a la nacio­na­li­dad. Este es un jui­cio con­tra los dere­chos civi­les y polí­ti­cos. Los dere­chos de las per­so­nas pro­ce­sa­das y del pro­pio pue­blo vas­co. Con este pro­ce­so se nos ha sus­pen­di­do el dere­cho de reu­nión, el dere­cho a ser elegida/​o repre­sen­tan­te legítima/​o de la ciu­da­da­nía y a ejer­cer la labor ins­ti­tu­cio­nal que corres­pon­da, en fun­ción de esa repre­sen­ta­ción. Y en el aspec­to colec­ti­vo, tam­bién han pues­to bajo ame­na­za de cas­ti­go penal, el dere­cho del pue­blo vas­co a crear y desa­rro­llar demo­crá­ti­ca­men­te sus pro­pias instituciones.

Sobre la fis­ca­lía y la acu­sa­ción popular:

o El minis­te­rio fis­cal man­tie­ne las gra­ves peti­cio­nes de cár­cel, lo cual nos preo­cu­pa pro­fun­da­men­te a las per­so­nas pro­ce­sa­das. La fis­ca­lía tra­ta de ocul­tar el hecho de que el naci­mien­to y acti­vi­dad de UDALBILTZA ha sido debi­do a la volun­tad con­jun­ta de cien­tos de car­gos elec­tos muni­ci­pa­les; tra­ta de demos­trar que sur­gió y se desa­rro­lló a las órde­nes de ETA. Pero, tal y como ya hemos apun­ta­do, no ha apor­ta­do aún prue­ba ni infor­ma­ción algu­na al respecto.

o Aún más inex­pli­ca­ble es la pro­pia exis­ten­cia de la Acu­sa­ción Popu­lar. ¿Quié­nes son las víc­ti­mas o las per­so­nas dam­ni­fi­ca­das por UDALBILTZA? La exis­ten­cia de una acu­sa­ción popu­lar, es uno de los capí­tu­los más absur­dos de este jui­cio injusto.

El tiem­po no pasa en vano. Otro capí­tu­lo de esta injus­ti­cia: un cas­ti­go anti­ci­pa­do de 7 años.

o Han pasa­do sie­te años y tres meses des­de que comen­zó pesa­di­lla de la ope­ra­ción con­tra­UDAL­BIL­TZA. En pri­mer lugar, este retra­so ya pone, de por sí, en tela de jui­cio la pro­pia rec­ti­tud de la jus­ti­cia. Por otra par­te, supo­ne una serie de penas anti­ci­pa­das. Tene­mos que recor­dar, que muchas de las per­so­nas pro­ce­sa­das, tre­ce, fue­ron dete­ni­das y encar­ce­la­das por su acti­vi­dad en UDALBILTZA y que, aún hoy, des­pués de trans­cu­rri­dos más de sie­te años, con­ti­núan pro­vi­sio­nal­men­te cas­ti­ga­das. Algu­nas, deben acu­dir al juz­ga­do o a la comi­sa­ría cada dos sema­nas a fir­mar; otras ¡cada dos días! Y eso duran­te sie­te años. Igual­men­te, cada vez que quie­ren salir del Esta­do espa­ñol, aun­que sea para mover­se por el res­to de Eus­kal Herria, deben soli­ci­tar un per­mi­so espe­cial con mucha ante­la­ción. Su día a día, pues vie­ne estan­do con­di­cio­na­do des­de hace sie­te años.

o El tiem­po no pasa, en efec­to, en vano. Tam­po­co para las acu­sa­cio­nes, lo que se ha vis­to cla­ra­men­te en los tes­ti­mo­nios de la sema­na pasa­da. “No recuer­do” ha sido la fra­se prin­ci­pal de los poli­cías lla­ma­dos como tes­ti­gos la sema­na pasa­da. Y es nor­mal, cier­ta­men­te, no recor­dar. Ha sido un exabrup­to poli­cial-judi­cial de la era Aznar, del año 2003, el que nos ha traí­do a esta situa­ción, en el 2010.

A las ini­cia­ti­vas de soli­da­ri­dad y denun­cia, una vez más, muchí­si­mas gra­cias y ¡ade­lan­te!

o A la hora de hacer balan­ce, no pode­mos dejar de men­cio­nar las ini­cia­ti­vas ins­ti­tu­cio­na­les, socia­les y/​o popu­la­res de soli­da­ri­dad y denun­cia que se han pues­to en mar­cha fue­ra y den­tro de Eus­kal Herria:

- Las miles de ciu­da­da­nas y ciu­da­da­nos, car­gos elec­tos y ex-car­gos elec­tos de un amplio espec­tro de ideas que os habéis suma­do a las con­cen­tra­cio­nes que se han cele­bra­do antes del jui­cio y duran­te el mis­mo bajo el lema UDALBILTZA ASKE! Se han for­ma­do gru­pos de apo­yo en dece­nas de pue­blos y se ha abor­da­do el pro­ce­so con­tra UDALBILTZA de mil mane­ras: en fies­tas, en cele­bra­cio­nes, en prue­bas depor­ti­vas, en conferencias…

- La olea­da de mocio­nes muni­ci­pa­les que está lle­gan­do gota a gota: son ya más de 50 los muni­ci­pios que han denun­cia­do for­mal­men­te el pro­ce­so con­tra UDALBILTZA. Tam­bién refle­jan un amplio espec­tro las fuer­zas polí­ti­cas que han posi­bi­li­ta­do la apro­ba­ción de esos tex­tos: des­de con­ce­ja­les inde­pen­dien­tes, inclu­yen­do todas las fuer­zas polí­ti­cas que tie­nen como refe­ren­te a Eus­kal Herria.

- La soli­da­ri­dad y denun­cia del pro­ce­so con­tra UDALBILTZA lle­gó al Par­la­men­to de Gas­teiz el 2008, este año ha lle­ga­do al Par­la­men­to Euro­peo y ha empren­di­do el camino para lle­gar a Nacio­nes Unidas.

- Un mani­fies­to de denun­cia y soli­da­ri­dad ha sido sus­cri­to por 52 agen­tes socia­les de todos los ámbi­tos y del con­jun­to de Eus­kal Herria.

- Tam­bién juris­tas y repre­sen­tan­tes ins­ti­tu­cio­na­les inter­na­cio­na­les se han uni­do en torno a un mani­fies­to de denun­cia de este pro­ce­so que están difundiendo.

- Se han for­ma­do Gru­pos de Apo­yo en Cata­lu­ña y Madrid. En Madrid, con un gru­po de apo­yo, cuyos inte­gran­tes, ade­más de acom­pa­ñan­tes, son ya nues­tras her­ma­nas y hermanos.

- Un con­jun­to de 33 per­so­nas muy cono­ci­das de Eus­kal Herria ha hecho públi­ca la “Ini­cia­ti­va Soli­da­ria con los pro­ce­sa­dos en el caso UDALBILTZA”, y ha reca­ba­do el apo­yo de otras tan­tas per­so­na­li­da­des, para soli­ci­tar la abso­lu­ción. Tam­bién aquí se ha dado cita un arco ideo­ló­gi­co amplio, com­pren­di­do el con­jun­to del espec­tro aber­tza­le, el PSE y el PSN.

o A todas y a todos, ade­más de vol­ver a expre­sar el enor­me agra­de­ci­mien­to de las y los pro­ce­sa­dos, debe­mos decir­les que están mos­tran­do un camino. Están sien­do ejem­plo de cola­bo­ra­ción que desea­mos se repro­duz­ca en el futu­ro en torno muchos otros temas.

LLAMAMIENTO A VOLVER A FORMAR UNA NUEVA OLA DE SOLIDARIDAD Y DENUNCIA EN SEPTIEMBRE

o Aho­ra el jui­cio que­da sus­pen­di­do, has­ta el 13 de sep­tiem­bre. Todos nos mere­ce­mos un des­can­so, tan­to las per­so­nas pro­ce­sa­das como el res­to de la ciudadanía.

o Pero que­re­mos hacer un lla­ma­mien­to a reto­mar el tra­ba­jo a comien­zos de sep­tiem­bre, en los pue­blos, en los ayun­ta­mien­tos, en Eus­kal Herria y tam­bién fuera.

o Para ello, que­re­mos recor­dar que las pró­xi­mas citas ya están fija­das, para que todas y todos las apun­te­mos en el calendario:

- La pri­me­ra con­cen­tra­ción silen­cio­sa tras las vaca­cio­nes: 10 de SEPTIEMBRE, a las 12:00 en DONOSTIA, en el QUIOSCO DEL BOULEVARD. Hace­mos un lla­ma­mien­to espe­cial para que acu­dan con­ce­ja­les y ex-con­ce­ja­les, pero es una con­vo­ca­to­ria abier­ta a todas y todos los ciudadanos.

- 11 de SEPTIEMBRE, MANIFESTACIÓN NACIONAL en BILBAO, a favor de los Dere­chos Civi­les y Polí­ti­cos, con­vo­ca­da por ADIERAZI EH.

- 13 de sep­tiem­bre, el jui­cio se reanu­da­rá en Madrid. Os ani­ma­mos a que con­ti­nuéis con las ini­cia­ti­vas de los Gru­pos de Apo­yo a Udal­bil­tza en todos los pueblos.

Entre todas y todos, Udal­bil­tza aske! ¡Udal­bil­tza libre!

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.