29 mapu­che siguen en huel­ga de ham­bre en pro­tes­ta por la Ley Anti­te­rro­ris­ta- Mapuex­pres

mapuches_huelga.jpg

Pre­sos polí­ti­cos mapu­ches ini­cia­ron una huel­ga de ham­bre para pro­tes­tar con­tra la Ley Anti­te­rro­ris­ta, que los man­tie­ne encar­ce­la­dos

Resu­men Latinoamericano/​Adital - Hace casi 20 días, pre­sos polí­ti­cos mapu­ches ini­cia­ron una huel­ga de ham­bre en Angol, Con­cep­ción, Temu­co y Val­di­via, en Chi­le, para pro­tes­tar con­tra la apli­ca­ción de la Ley Anti­te­rro­ris­ta, que los man­tie­ne pre­sos, y para pedir la des­mi­li­ta­ri­za­ción de las zonas don­de las comu­ni­da­des mapu­ches rei­vin­di­can dere­chos terri­to­ria­les. Todos los indí­ge­nas están en pri­sión pre­ven­ti­va, algu­nos hace más de un año y medio.

La Ley Anti­te­rro­ris­ta per­mi­te que los acu­sa­dos, con­si­de­ra­dos como gra­ve ame­na­za a la segu­ri­dad de la pobla­ción, con­ti­núen pre­sos pre­ven­ti­va­men­te por has­ta dos años; tam­bién impi­de que los abo­ga­dos de la defen­sa ten­gan acce­so a la inves­ti­ga­ción y per­mi­te la pre­sen­ta­ción de tes­ti­gos «pro­te­gi­dos», cuya iden­ti­dad y fac­ción se man­tie­nen en secre­to.

La apli­ca­ción de la Ley per­mi­te que la Fis­ca­lía tra­te a los sos­pe­cho­sos como ‘enemi­gos peli­gro­sos de la socie­dad’ y los man­ten­ga dete­ni­dos inclu­so con pocas prue­bas sobre la vera­ci­dad de la acu­sa­ción. La inser­ción de ‘tes­ti­gos sin ros­tro’ y las inves­ti­ga­cio­nes secre­tas ter­mi­nan sacán­do­les a los acu­sa­dos el dere­cho y la posi­bi­li­dad de tener una defen­sa ade­cua­da. En este caso, la pre­sun­ción de ino­cen­cia (el acu­sa­do es ino­cen­te has­ta que se demues­tre lo con­tra­rio) es inver­ti­da y algu­nas con­de­nas por deli­tos leves lle­gan a tri­pli­car sus penas.

Has­ta el momen­to, la infor­ma­ción es que 29 mapu­ches ya adhi­rie­ron a la huel­ga de ham­bre. Los indí­ge­nas infor­ma­ron que pre­ten­den lle­var la pro­tes­ta ‘has­ta las últi­mas con­se­cuen­cias’ a fin de con­se­guir la aten­ción sobre sus deman­das. Según infor­ma­cio­nes de la Coor­di­na­ción de Orga­ni­za­cio­nes Autó­no­mas Mapu­che San­tia­go, des­pués de 13 días de huel­ga de ham­bre líqui­da los pre­sos ya habían per­di­do entre 3kg y 7kg.

Los pre­sos polí­ti­cos exi­gen fun­da­men­tal­men­te la devo­lu­ción de sus tie­rras ances­tra­les, la des­mi­li­ta­ri­za­ción de esos terri­to­rios, el fin de la apli­ca­ción de la Ley Anti­te­rro­ris­ta, la liber­tad de todos los pre­sos polí­ti­cos del pue­blo mapu­che y el tra­ta­mien­to igua­li­ta­rio en la jus­ti­cia. Sin embar­go, gran par­te de las pro­tes­tas rea­li­za­das has­ta el momen­to plan­tean exi­gen­cias sobre la deman­da terri­to­rial y fue­ron res­pues­tas a la fal­ta de volun­tad del Esta­do de Chi­le para deba­tir con los mapu­ches su auto­no­mía terri­to­rial y sus dere­chos polí­ti­cos.

36 per­so­nas ya fue­ron pro­ce­sa­das en Chi­le por la Ley Anti­te­rro­ris­ta debi­do a los con­flic­tos por las deman­das por tie­rras. Gran par­te está pre­sa por actos de vio­len­cia duran­te las pro­tes­tas por sus tie­rras ances­tra­les. Otra par­te de los pre­sos fue­ron libe­ra­dos sin expli­ca­ción algu­na, juz­ga­mien­to o indem­ni­za­ción.

Las comu­ni­da­des indí­ge­nas tam­bién están movi­li­zán­do­se por sus pre­sos polí­ti­cos. El pró­xi­mo día 2, fami­lia­res de los pre­sos de Con­cep­ción rea­li­za­rán una mar­cha en el cen­tro de la loca­li­dad para soli­ci­tar que las auto­ri­da­des se mani­fies­ten y hagan algo por los pre­sos. En Val­di­via, las mani­fes­ta­cio­nes tam­bién comen­za­rán en agos­to y subirán «poco a poco de tono» si el gobierno no los escu­cha.

Más de 105 indí­ge­nas mapu­ches están pre­sos, con­de­na­dos o fue­ron pro­ce­sa­dos en Chi­le en vir­tud de los con­flic­tos por la deman­da terri­to­rial. Según el infor­me de la Comi­sión de Éti­ca con­tra la Tor­tu­ra, del 2 de julio, el núme­ro se dupli­có en casi un año, ya que había ante­rior­men­te 59 per­so­nas encua­dra­das en estas situa­cio­nes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *