Res­pues­ta a la dere­cha vene­zo­la­na – Oli­ver Sto­ne

Leo­pol­do López, líder de la dere­cha opo­si­to­ra en Vene­zue­la que apo­yó el derro­ca­mien­to mili­tar del gobierno demo­crá­ti­ca­men­te ele­gi­do allí en 2002, se que­ja de mi pelí­cu­la (Al Sur de la fron­te­ra), ha dicho que “el señor Sto­ne sos­tie­ne que el asal­to a los dere­chos huma­nos es de preo­cu­pa­ción secun­da­ria “.

Pero mi pelí­cu­la afir­ma lo con­tra­rio. Es que el asal­to “a los dere­chos huma­nos” en Vene­zue­la ha veni­do de la dere­cha, del Sr. López y sus alia­dos. Uno de los pri­me­ros decre­tos del gobierno gol­pis­ta que el Sr. López apo­yó fue la abo­li­ción del Con­gre­so elec­to y del Tri­bu­nal Supre­mo. Los mani­fes­tan­tes fue­ron acri­bi­lla­dos, y los fun­cio­na­rios del gobierno cons­ti­tu­cio­nal arres­ta­dos. Y las víc­ti­mas de la vio­len­cia polí­ti­ca en Vene­zue­la en el día de hoy tam­bién son víc­ti­mas de la dere­cha – en su mayo­ría cam­pe­si­nos pobres de orga­ni­za­cio­nes a favor de la Refor­ma Agra­ria, ase­si­na­dos por los terra­te­nien­tes.

El com­ba­te que se libra en Vene­zue­la no lo pro­ta­go­ni­za un solo hom­bre, el pre­si­den­te Hugo Chá­vez, como la dere­cha nos quie­ren hacer creer. Se tra­ta de una bata­lla polí­ti­ca entre la izquier­da y la dere­cha. No es sor­pren­den­te, como en el res­to de Amé­ri­ca del Sur, que la dere­cha ten­ga el peor récord en mate­ria de dere­chos huma­nos y en cues­tio­nes de demo­cra­cia. Y es la dere­cha la que repre­sen­ta a los ricos – López fue ex alcal­de de una de las zonas más ricas de Cara­cas -, en con­tra de la mayo­ría de la gen­te, al igual que en los Esta­dos Uni­dos.

López ofre­ce como alter­na­ti­va un “Tea Party” de Vene­zue­la, en el que todo lo que está mal en el país es cul­pa del gobierno de izquier­da, y Chá­vez – al igual que Oba­ma para estos “patrio­tas del té”- es un “dic­ta­dor”. López es muy selec­ti­vo en el uso de esta­dís­ti­cas. Él no le dice al lec­tor que des­de que el gobierno Chá­vez obtu­vo el con­trol sobre la indus­tria petro­le­ra nacio­nal, la pobre­za se ha redu­ci­do a la mitad, la pobre­za extre­ma a más de un 70 por cien­to, y miles de médi­cos se han incor­po­ra­do al sec­tor públi­co para pres­tar aten­ción de salud a los pobres .

Algu­nas de sus esta­dís­ti­cas son enga­ño­sas. Por ejem­plo, el aumen­to de un 650 por cien­to en los pre­cios que él refie­re, tie­ne un pro­me­dio de 19 por cien­to de infla­ción anual. Esto es alto, pero mucho menor que los años ante­rio­res a Chá­vez, don­de la infla­ción pasó del 100 por cien­to, en 1996. Más impor­tan­te aún es el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co real; no es el nivel de los pre­cios, lo que impor­ta, y la infla­ción no ha impe­di­do el aumen­to del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co des­de 2003 – 2008, que ha per­mi­ti­do recor­tar el des­em­pleo a la mitad y sacó a muchí­si­ma gen­te de la pobre­za. La mayo­ría de los vene­zo­la­nos están en mejor situa­ción, ya que tie­nen un gobierno que deci­dió usar la rique­za petro­le­ra del país en bene­fi­cio de la mayo­ría. Es por eso que Chá­vez ha sido reele­gi­do dos veces para la Pre­si­den­cia, cada vez por un mar­gen más gran­de.

Como ha reco­no­ci­do otro miem­bro de la opo­si­ción a la que per­te­ne­ce el Sr. López, su cole­ga Teo­do­ro Pet­koff, la opo­si­ción vene­zo­la­na sigue una estra­te­gia “que bus­có abier­ta­men­te un gol­pe mili­tar” des­de 1999 has­ta 2003. Es la estra­te­gia de la dere­cha – que ha con­ta­do con el apo­yo de Washing­ton – la que ha pre­sen­ta­do la mayor ame­na­za para la demo­cra­cia y los dere­chos huma­nos en Vene­zue­la.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *