Res­pues­ta a la dere­cha vene­zo­la­na – Oli­ver Stone

Leo­pol­do López, líder de la dere­cha opo­si­to­ra en Vene­zue­la que apo­yó el derro­ca­mien­to mili­tar del gobierno demo­crá­ti­ca­men­te ele­gi­do allí en 2002, se que­ja de mi pelí­cu­la (Al Sur de la fron­te­ra), ha dicho que “el señor Sto­ne sos­tie­ne que el asal­to a los dere­chos huma­nos es de preo­cu­pa­ción secundaria “.

Pero mi pelí­cu­la afir­ma lo con­tra­rio. Es que el asal­to “a los dere­chos huma­nos” en Vene­zue­la ha veni­do de la dere­cha, del Sr. López y sus alia­dos. Uno de los pri­me­ros decre­tos del gobierno gol­pis­ta que el Sr. López apo­yó fue la abo­li­ción del Con­gre­so elec­to y del Tri­bu­nal Supre­mo. Los mani­fes­tan­tes fue­ron acri­bi­lla­dos, y los fun­cio­na­rios del gobierno cons­ti­tu­cio­nal arres­ta­dos. Y las víc­ti­mas de la vio­len­cia polí­ti­ca en Vene­zue­la en el día de hoy tam­bién son víc­ti­mas de la dere­cha – en su mayo­ría cam­pe­si­nos pobres de orga­ni­za­cio­nes a favor de la Refor­ma Agra­ria, ase­si­na­dos por los terratenientes.

El com­ba­te que se libra en Vene­zue­la no lo pro­ta­go­ni­za un solo hom­bre, el pre­si­den­te Hugo Chá­vez, como la dere­cha nos quie­ren hacer creer. Se tra­ta de una bata­lla polí­ti­ca entre la izquier­da y la dere­cha. No es sor­pren­den­te, como en el res­to de Amé­ri­ca del Sur, que la dere­cha ten­ga el peor récord en mate­ria de dere­chos huma­nos y en cues­tio­nes de demo­cra­cia. Y es la dere­cha la que repre­sen­ta a los ricos – López fue ex alcal­de de una de las zonas más ricas de Cara­cas -, en con­tra de la mayo­ría de la gen­te, al igual que en los Esta­dos Unidos.

López ofre­ce como alter­na­ti­va un “Tea Party” de Vene­zue­la, en el que todo lo que está mal en el país es cul­pa del gobierno de izquier­da, y Chá­vez – al igual que Oba­ma para estos “patrio­tas del té”- es un “dic­ta­dor”. López es muy selec­ti­vo en el uso de esta­dís­ti­cas. Él no le dice al lec­tor que des­de que el gobierno Chá­vez obtu­vo el con­trol sobre la indus­tria petro­le­ra nacio­nal, la pobre­za se ha redu­ci­do a la mitad, la pobre­za extre­ma a más de un 70 por cien­to, y miles de médi­cos se han incor­po­ra­do al sec­tor públi­co para pres­tar aten­ción de salud a los pobres .

Algu­nas de sus esta­dís­ti­cas son enga­ño­sas. Por ejem­plo, el aumen­to de un 650 por cien­to en los pre­cios que él refie­re, tie­ne un pro­me­dio de 19 por cien­to de infla­ción anual. Esto es alto, pero mucho menor que los años ante­rio­res a Chá­vez, don­de la infla­ción pasó del 100 por cien­to, en 1996. Más impor­tan­te aún es el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co real; no es el nivel de los pre­cios, lo que impor­ta, y la infla­ción no ha impe­di­do el aumen­to del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co des­de 2003 – 2008, que ha per­mi­ti­do recor­tar el des­em­pleo a la mitad y sacó a muchí­si­ma gen­te de la pobre­za. La mayo­ría de los vene­zo­la­nos están en mejor situa­ción, ya que tie­nen un gobierno que deci­dió usar la rique­za petro­le­ra del país en bene­fi­cio de la mayo­ría. Es por eso que Chá­vez ha sido reele­gi­do dos veces para la Pre­si­den­cia, cada vez por un mar­gen más grande.

Como ha reco­no­ci­do otro miem­bro de la opo­si­ción a la que per­te­ne­ce el Sr. López, su cole­ga Teo­do­ro Pet­koff, la opo­si­ción vene­zo­la­na sigue una estra­te­gia “que bus­có abier­ta­men­te un gol­pe mili­tar” des­de 1999 has­ta 2003. Es la estra­te­gia de la dere­cha – que ha con­ta­do con el apo­yo de Washing­ton – la que ha pre­sen­ta­do la mayor ame­na­za para la demo­cra­cia y los dere­chos huma­nos en Venezuela.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.