[Fotos] Emo­ti­va des­pe­di­da a un comu­nis­ta enor­me, a Iña­ki Kua­dra- Kimetz

Boltxe Kolek­ti­boa, se suma a las mues­tras de res­pe­to y recuer­do por Iña­ki. Agur ta Oho­re, Iñaki!!
Boltxe Kolek­ti­boa kide guztiak

En la tar­de del mar­tes 27 de julio, en el tana­to­rio de Bara­kal­do, en un home­na­je civil, se jun­ta­ron algo más de 150 per­so­nas para des­pe­dir a Iña­ki. Su fére­tro esta­ba cubier­to con la iku­rri­ña, la ban­de­ra comu­nis­ta y la de la Repú­bli­ca popu­lar. Ade­más, entre el públi­co se por­ta­ban ban­de­ras con cres­po­nes negros de las ante­rior­men­te cita­das y galle­gas. Asis­tie­ron ade­más varios soli­da­rios galle­gos y anda­lu­ces com­pa­ñe­ros de lucha de Iñaki.

Ini­ció el acto Peri­ko Sola­ba­rria, his­tó­ri­co mili­tan­te de la izquier­da aber­tza­le, que repa­só la bio­gra­fía de Iña­ki, pues le cono­ció muy de cer­ca, e hizo un reco­rri­do por el sem­blan­te de sus años de entre­ga y com­pro­mi­so. Citó pasa­jes de un Padre­nues­tro anta­gó­ni­co, el de los pobres, los tor­tu­ra­dos, los repre­sa­lia­dos, y en que los peca­dos eran el capi­ta­lis­mo y la opre­sión. Recor­dó a la fami­lia de Iña­ki, entre ellos a su her­mano Enri­que, ausen­te a la fuer­za pues se encuen­tra pre­so polí­ti­co en Sevilla.
.
Le siguió en la inter­ven­ción un mili­tan­te comu­nis­ta vas­co de Kimetz, en nom­bre de su orga­ni­za­ción, leyen­do un párra­fo en home­na­je a Iña­ki, basa­do en el libro de Gor­ki “La Madre”, en el que se refie­re a la entre­ga a la cau­sa revo­lu­cio­na­ria has­ta el últi­mo aliento.
.
Un com­pa­ñe­ro de Iña­ki, leyó el comu­ni­ca­do urgen­te que el Colec­ti­vo de pre­sos polí­ti­cos anti­fas­cis­tas envió tras cono­cer el falle­ci­mien­to de este comu­nis­ta ínte­gro. Lo pone­mos a continuación:

.
“Iña­ki, cama­ra­da, se nos hace tan difí­cil con­den­sar en 4 líneas urgen­tes lo que es toda una vida, la tuya, dedi­ca­da a la lucha, que tra­ta­re­mos de ser muy con­ci­sos. Y ade­más, cuan­do la salud se empe­ña­ba en no acom­pa­ñar­te. ¡Cuán­to hemos habla­do de tu situa­ción!, como de la del res­to de cama­ra­das enfermos…
Así que nos vas a per­mi­tir que pla­gie­mos a los poe­tas de la resis­ten­cia, para decir de ti, que tú, has sido uno de los que aco­mo­da­ron su paso al de la his­to­ria de la lucha de cla­ses, de los que han piso­tea­do el impe­ria­lis­mo que se derrum­ba, de los que han edi­fi­ca­do el futuro.
Has sido uno de los humil­des héroes de hoy, pre­go­ne­ro del mañana.
Y es que Iña­ki, cama­ra­da, somos los que no alcan­za­re­mos el mar, pero per­ma­ne­ce­re­mos en la lluvia.
Cama­ra­da, nues­tro más pro­fun­do res­pe­to y cari­ño, todo nues­tro amor y fuer­za para ti.
Iña­ki, bada­ki­zu… beti jo eta ke, ira­ba­zi arte!!”
.
Colec­ti­vo de pre­sos y pre­sas polí­ti­cas del Soco­rro Rojo Inter­na­cio­nal, del Par­ti­do Comu­nis­ta de Espa­ña recons­ti­tui­do y de los Gru­pos de Resis­ten­cia Anti­fas­cis­ta Pri­me­ro de Octubre

.
Otro par­ti­ci­pan­te en el home­na­je de ayer leyó una car­ti­ta escri­ta por sus ami­gos y ami­gas más cer­ca­nos, que aquí os acompañamos:

.
“Kai­xo Iñaki!!!
Aún recor­da­mos cómo hace poco más de 2 meses, en la comi­da últi­ma que tuvi­mos con­ti­go y aún cuan­do la enfer­me­dad ya esta­ba car­co­mién­do­te por den­tro, la con­ver­sa­ción deri­vó a las tres patas que para noso­tros han defi­ni­do tu vida, tu entre­ga, tus sueños:
Habla­mos de la lucha, ¡cómo no! Y fres­cas están aún tus pala­bras: “sin comu­nis­mo, la huma­ni­dad está con­de­na­da al sufri­mien­to y al despojo”.
Habla­mos de los y las com­pa­ñe­ras pre­sas, de los pro­ble­mas que tie­ne la gen­te humil­de, los tra­ba­ja­do­res. Siem­pre has sabi­do estar al lado de la gen­te, pre­gun­tan­do, vol­can­do empa­tía y solidaridad.
Y reí­mos, por­que muy poca gen­te hay que con tan­tos y tan­tos dolo­res y enfer­me­da­des, aún tuvie­ra siem­pre buen humor y una son­ri­sa que compartir.
Y así te que­re­mos recor­dar, cama­ra­da y ami­go Iñaki.
Has esta­do muy pre­sen­te en nues­tras vidas, y esa lla­ma no se apa­ga. Decía el gran escri­tor aque­llo de que hay hom­bres que luchan toda una vida y que esos son los ver­da­de­ros impres­cin­di­bles. Por eso nos sen­ti­mos tan orgu­llo­sos de tí, de tu vida, de tu com­pro­mi­so polí­ti­co, per­so­nal y humano.
Hoy, nos fal­tan las pala­bras, pero el dolor que aho­ga nues­tras gar­gan­tas, no nos impi­de decir, bien alto y claro:
IÑAKI, eus­ko gudaria!!!
IÑA­Ki, semi­lla de libertad!!!
Habla­mos, y el cora­zón rojo nos sale en el alien­to. Te hemos que­ri­do, te que­re­mos y te que­rre­mos. Siem­pre esta­rás en nues­tros corazones”
.

Se des­pi­dió el cuer­po de Iña­ki con los sones al txis­tu del Agur Jau­nak, y se can­tó el Eus­ko Guda­riak y la Internacional.
Ter­mi­nó el home­na­je con goras a Iña­ki y a la lucha.
Biografia:
Nació en Bara­kal­do (Biz­kaia) hace 49 años. De fami­lia pro­le­ta­ria y lucha­do­ra, pron­to sufre la repre­sión en car­nes pro­pias. Con 17 años, es bru­tal­men­te apa­li­za­do por la Guar­dia Civil ‑en una deten­ción ile­gal y no comu­ni­ca­da- para inten­tar sacar­le infor­ma­ción sobre el para­de­ro clan­des­tino de su her­mano Enri­ke, mili­tan­te del Par­ti­do Comu­nis­ta de Espa­ña (recons­ti­tui­do).
A par­tir de enton­ces, vol­ca­do con los pre­sos polí­ti­cos y la soli­da­ri­dad anti­rre­pre­si­va, sufre con­ti­nuos epi­so­dios de gue­rra sucia para­po­li­cial. Pasa a la clan­des­ti­ni­dad con 22 años y se incor­po­ra a los GRAPO.
El 19 de enero de 1985 es dete­ni­do cuan­do se halla­ba ingre­sa­do muy enfer­mo en el hos­pi­tal de Cór­do­ba. En esa macro ope­ra­ción es dete­ni­do y encar­ce­la­do jun­to a otros 17 mili­tan­tes antifascistas.
Es con­de­na­do a 52 años de pri­sión en varios juicios-farsa.
Su salud des­de su encar­ce­la­mien­to se agra­va con­si­de­ra­ble­men­te, con repe­ti­dos ata­ques epi­lép­ti­cos, pro­ble­mas neu­ro­ló­gi­cos, de estó­ma­go, pán­creas y afec­ción cró­ni­ca de riñón. Se pasa la pri­sión en pri­mer gra­do peni­ten­cia­rio, pero con­ti­nua­men­te ingre­sa­do en las enfer­me­rías peni­ten­cia­rias de Meco, Soria y el Hos­pi­tal de la de Carabanchel..
Es tes­ti­go pre­sen­cial de todas las huel­gas de ham­bre que pro­ta­go­ni­zan los pre­sos polí­ti­cos del PCE ® y de los GRAPO, cuan­do el dete­rio­ro físi­co de estos mili­tan­tes obli­ga al Esta­do a tras­la­dar­los al Hos­pi­tal Peni­ten­cia­rio de Cara­ban­chel. Pese a su deli­ca­da salud, Iña­ki es el que los reci­be, cui­da, mima y ani­ma, con una dedi­ca­ción abso­lu­ta. Alien­ta a los que están deter­mi­na­dos a ir has­ta el final, y alien­ta y con­sue­la a los que la dure­za de las huel­gas de ham­bre les hace des­fa­lle­cer y la abandonan…Todo con un sen­ti­do polí­ti­co y cama­ra­de­ril entrañable. .
En 6 de agos­to de 1992 se le con­ce­de el artícu­lo 60, por enfer­me­dad cró­ni­ca y gra­ve. El Gobierno a tra­vés de la fis­ca­lía pro­tes­ta: “No es el momen­to opor­tuno”, y le es dene­ga­do. Empeo­ra aún más, se le pide de nue­vo dicho artícu­lo y en abril de 1994 se lo denie­gan de nue­vo. Su salud no da mucho más de sí y empeo­ra ostensiblemente..
Tras una enor­me cam­pa­ña de denun­cia impul­sa­da por la AFAPP y otros colec­ti­vos duran­te todo 1994 y meses del 95, se con­si­guen miles de fir­mas exi­gien­do su pues­ta en liber­tad. Le con­ce­den por fin la liber­tad con­di­cio­na­da y sale a la calle el 11 de abril de 1995. La deci­sión pro­vo­có, un enor­me males­tar en el Minis­te­rio de Jus­ti­cia e Inte­rior y, des­de lue­go, en las poli­cías del Esta­do: “Este depar­ta­men­to no comen­ta las deci­sio­nes de los jue­ces de vigi­lan­cia peni­ten­cia­ria, pero es obvio que la liber­tad no se la hemos otor­ga­do noso­tros”, dije­ron lite­ral­men­te. Los medios poli­cia­les con­sul­ta­dos por la pren­sa bur­gue­sa, reco­no­cie­ron, sin embar­go, que “Cua­dra Echean­día está desahu­cia­do. Ya lo esta­ba hace diez años. No cree­mos que ten­ga fuer­zas para nada” (sic)..
Tras más de 10 años de pri­sión, ‑en los que ya esta­ba “desahu­cia­do” según la pro­pia poli­cía- este expre­so polí­ti­co de los GRAPO vuel­ve a casa y se esta­ble­ce en Las Karre­ras (Biz­kaia). Sus enfer­me­da­des mejo­ra­ron o se apa­ci­gua­ron en la calle, con médi­cos no car­ce­le­ros, infi­ni­ta mejor ali­men­ta­ción espe­cial, el cui­da­do fami­liar… pero aún así siem­pre ha esta­do gra­ve­men­te enfer­mo, con hos­pi­ta­li­za­cio­nes y recaídas..
Este “desahu­cia­do” es vigi­la­do cons­tan­te­men­te; de hecho esta­ba en liber­tad con­di­cio­nal con la ame­na­za siem­pre implí­ci­ta de vol­ver a ser encarcelado.
El pasa­do mes de Mar­zo, tras quin­ce años de “liber­tad” vigi­la­da, fir­mó su últi­ma orden de pre­sen­tar­se quin­ce­nal­men­te en los juz­ga­dos. Y duran­te estos quin­ce años, Iña­ki, nun­ca se dejó de sen­tir comu­nis­ta, nun­ca dejó de sen­tir­se vas­co, nun­ca dejó de sen­tir­se inter­na­cio­na­lis­ta, y nun­ca dejó de sen­tir­se mili­tan­te del Par­ti­do Comu­nis­ta del Espa­ña (recons­ti­tui­do). Su con­ti­nuo “lamen­to” era la cons­cien­cia de no poder ser más “útil” a cau­sa de sus enfer­me­da­des, que le limi­ta­ban físi­ca y sicológicamente.

En 2009 se le detec­ta un cán­cer de estó­ma­go, del que es ope­ra­do y some­ti­do a qui­mio y radioterapia.
A prin­ci­pios del mes de junio de 2010 empie­za a sufrir un empeo­ra­mien­to gene­ral, y el 21 de julio ingre­sa en onco­lo­gía del Hos­pi­tal de Cru­ces, Bara­kal­do, don­de le detec­tan metástasis.

Ha falle­ci­do en la pri­me­ra hora del lunes 26 de julio

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.